arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Valencia
Críticas de CCBaxter
Ordenadas por:
93 críticas
1 2 3 4 5 10 19 >>
10
12 de julio de 2007
84 de 89 usuarios han encontrado esta crítica útil
Seguramente "La escopeta nacional" es la película de Berlanga que mezcla las dos maneras de abordar una película que han destacado en su filmografía. Por una parte, es una crítica feroz a las altas esferas y poderes en la época del dictador Franco, y podría considerarse que con "El verdugo" y "Plácido", esta película cierra la trilogía más crítica de Berlanga. Y por otra parte, la historia empieza a derivar en esa locura y en esos momentos disparatados que el director valenciano empezó a mostrarnos una vez pasada la dictadura, por otra parte, momentos antológicos, y es que esos personajes berlanguianos de "París-Tombuctú", "La vaquilla" o de la trilogía del marqués de Leguineche tienen una frescura y falta de amargura que no tenían los personajes de "El verdugo" o "Plácido".
La historia cuenta cuando Jaime Canivell (Sazatornil) y su amante (Mónica Randall) van a una cacería que paga el primero para intentar vender unos porteros electrónicos y así hacer negocio, o crear una nueva fuente de beneficio para el país. Allí, es donde se encuentra a: un cura con muy mala leche, un marqués putero con la mejor colección de la historia del cine, un hijo del marqués que quiere ser como su padr y con un ayudante en su tarea onanista, una tuerta, un fanfarrón llamado Cerrillo, un ministro, una actriz del destape,...y es que posiblemente junto a "La colmena" y "Tiovivo c. 1950" es uno de los mejores repartos de la historia del cine español. A parte del mencionado Saza (fantástico como empresario patético catalán) en el reparto están: Luis Escobar cortando pelos de coño parecidos al bisón, José Luis López Vázquez masturbándose por las esquinas, Luis Ciges como mano derecha del marqués junior, Rafael Alonso como siempre genial, Antonio Ferrandis como ministro fanfarrón, Agustín González siempre soberbio y si es como cura mejor tiene esa frase de : "lo que yo he unido en la tierra no lo separa ni Dios en el cielo", Barbara Rey en la única interpretación importante de su carrera, Amparo Soler Leal destructora de la colección del marqués,...
Y es que si por algo destaca la manera de filmar del gran director valenciano es por la de hacer escenas de diez minutos y películas corales sin apenas notar ningún tipo de fallo, todo parece natural. Y es que Berlanga en mi opinión es uno de los mejores directores de la historia del cine español y que nos ha dejado películas muy importantes.
En resumen, una película que te deja gran sabor de boca y que ofrece una crítica sobre los poderes que en España habían (y hay) y que demuestra que siempre habrán pobres y ricos, explotadores y explotados, ministros y administrados.

Lo mejor: El reparto. La dirección de Berlanga. El guión. La colección del marqués.

Lo peor: que Berlanga en estos días sea visto como un director vicioso y guarro teniendo en cuenta las grandes películas que ha hecho. En fin, los más grandes a veces son los más críticados. Pero que le quiten lo bailao.
CCBaxter
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
1 de julio de 2007
42 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
La historia de esta película gira en torno a Paul Sheldon (James Caan), un escritor famoso por su colección de novelas sobre un personaje llamado Misery. Un día, al acabar su última novela sobre la popular mujer, se marcha a la ciudad para ver a su editora (una Lauren Bacall con un personaje bastante corto en la historia), pero en mitad del trayecto tiene un accidente a causa de la tormenta de nieve. El escritor es recogido por Annie Wilkes (Kathy Bates) una mujer obsesionada por el personaje de la novela y con profundos desequilibros mentales. Cuando ésta se entera que en la nueva novela de Sheldon, Misery muere le pide que la queme y que empieze una nueva.
Es entonces cuando descubrimos que Annie es una mujer capaz de hacer cualquier cosa, y el calvario de Sheldon se transmite de una manera muy veraz al espectador.
"Misery" es una película que desde el principio hasta el final mantiene un suspense como en las mejores películas de Hitchcock, y es que el papel del escritor bebe mucho del James Stewart de "La ventana indiscreta", ya que ambos tiene grandes dificultades de desplazamiento, van en silla de ruedas y se ven amenzados por distintos peligros, en el caso de esta película, por una enfermera loca que retiene al escritor en su casa.
Sin duda, Kathy Bates hace la interpretación de su vida, que le valió un merecido Globo de Oro y Oscar a la mejor actriz. Y es que la evolución hacia la más clara locura de su personaje la lleva con gran acierto, sobre todo, en las escenas en las que sufre más grandes desvaríos y empieza a gritar.
El personaje del escritor Paul Sheldon está interpretado por un increíble James Caan, que muestra el terror que tiene por su loca enfermera, y que pasa un calvario tremendo de pinchazos, caídas,...
Destacar también a un correcto Richard Farnsworth en el papel de jefe de policía.
Por cierto, el guionista es William Goldman, un señor que entre otros guiones tiene "Dos hombres y un destino", "Todos los hombres del presidente" o "Marathon man".

Lo mejor: el duelo interpretativo entre Kathy Bates y James Caan. La dirección de Rob Reiner. El guión. La escena del mazo.

Lo peor: que no la hiciera Hitchcock.
CCBaxter
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
19 de agosto de 2007
38 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
En mi opinión, "Una noche en la ópera" es junto a "Sopa de ganso" las grandes muestras de la genialidad de los inigualables Hermanos Marx. En ambas la frescura de su humor es superior que en películas posteriores como "El hotel de los líos" o "Un día en las carreras" que ya notaban el paso de los años y se notaba la falta de directores con mano maestra para la comedia como Sam Wood y Leo McCarey.
Otis B. Driftwood (Groucho Marx) tiene poca habilidad para los negocios y viaja hasta Nueva York junto a las estrellas de la Ópera de Milán, lo único que no sabe es que tres polizones viajan en su bául: Roberto Lasparri (Alan Jones), Tomasso (Harpo) y Fiorello (Chico). A partir de entonces, todos ellos intentan acaparar la atención de la compañía utilizando cualquier artimaña.
La película es una buena muestra de los famosos hermanos Marx. Groucho en mi opinión destaca por encima de todos, es un rey de la comedia y junto a Woody Allen posiblemente la persona más destacada del siglo pasado. Su humor irónico, sus respuestas rápidas e incisivas han creado escuela y una filosofía muy particular de la vida.
Chico es de los tres hermanos Marx el que menos gracia me hace, creo que tiene un humor más absurdo y menos gracioso. Pero bueno, tiene la fantástica escena de "y también dos huevos duros".
Harpo en mi opinión, es una especia de niño grande y se encarga de trastadas. Es el que tiene el humor más físico por así decirlo.
Cierran el reparto la fantástica Margaret Dumont, de la que Groucho dijo que "era una gran dama. Que murió en la miseria y que actuaba junto a él porque no entendia sus chistes".
Resumiendo, una de las mejores comedias de todos los tiempos y con la esencia de los hermanos Marx más fresca y viva que nunca con ese gran genio llamado Groucho Marx del que hoy se celebra el trigésimo aniversario de su muerte. Simplemente una película que hay que ver una vez al año para recordarnos la maravilla que puede ser el cine.

Lo mejor: todo.

Lo peor: nada.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
CCBaxter
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
24 de agosto de 2007
29 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
De lo poco que he visto del cine de Carlos Saura creo que es un director que en algunas ocasiones cae en un cierto misterio del que algunas veces sale absuelto y otras (como en ciertas partes de esta película) peca de ello, y ese misterio que intenta crear con largos silencios y cortos diálogos pueden inquietar al espectador.
La historia cuenta la infancia de Ana (Ana Torrent) cuando encuentra a su padre (Héctor Alterio) muerto en la cama creyendo ella que es por un veneno que había puesto en el vaso de leche que se tomó. A partir de entonces y cuidada por su tía (Mónica Randall) Ana cree tener un poder para controlar la vida y la muerte de los que la rodean mientras recuerda a su madre que murió hace tiempo.
La película está protagonizada por una de las mejores niñas prodigios del cine español. Ana Torrent que venía de deslumbrarnos en "El espíritu de la colmena" logra a sus entonces 10 años hacer de su personaje una mezcla de inquietud y bondad. La actriz actúa de una manera genial y creando un personaje muy bien llevado por la sabia mano de su director. Al igual que Ana Torrent, hay que destacar a las niñas que interpretan a sus hermanas: Conchi Pérez y Maite Sánchez.
Los padres de las tres niñas están interpretados por unos solventes aunque cortos Héctor Alterio y Geraldine Chaplin. Posiblemente, los personajes que ambos hacen están un poco desaprovechados, pero teniendo en cuenta el protagonismo de sus hijas y que ambos interpretan a personajes muertos pues....
Florinda Chico vuelve a interpretar a la chacha de la función, en esta ocasión menos caricaturesca y socarrona que en otras ocasiones y más nostálgica por la madre de las niñas y resentida con la actual tutora de ellas. Destacar el destete de la famosa actriz como uno de los más arriesgados del cine español por no ser una actriz deseada fisicamente. ¡Bravo por Florinda!
Mónica Randall interpreta a la tía de las niñas, una mujer obligada a educar a sus sobrinas y con mucho trabajo por hacer.

Lo mejor: Ana Torrent sin duda. La canción de Jeannette. El increíble destete de Florinda Chico.

Lo peor: que el guión tenga algún que otro altibajo y lo de que Geraldine Chaplin interprete dos personajes, que puede liar un poco al espectador.
CCBaxter
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
1 de agosto de 2007
29 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
En ocasiones como esta es cuando te das cuenta que aquellas películas sin ningún tipo de efecto especial, sin apenas recursos, con muy pocos aunque geniales actores y con un escenario casi único están a años luz de lo que actualmente se cree que es buen cine. Era un cine de sentimientos, que hablaba de personas, que hablaba de situaciones reales y sobretodo, que te llegaba adentro de una manera única.
"Adivina quién viene esta noche" empieza cuando Joana (Katharine Houghton) y el Doctor Prentice (Sidney Poitier) llegan a la ciudad en busca de los padres de ella para decirles que se van a casar en fechas próximas. Todo en un principio parece ir como la seda, hasta que conocen a los padres: Cris (Katharine Hepburn) y Matt (Spencer Tracy). A partir de entonces, las decisiones de unos, la incomprensión de la nueva situación y otros muchas situaciones divertidas y otras que te hacen pensar se suceden a lo largo de toda la película.
La película está protagonizada por tres actores en continuo estado de gracia. El padre está interpretado por un Spencer Tracy en su testamento interpretativo, y en esta ocasión vuelve a reafirmar que es uno de los más grandes actores de todos los tiempos. Hay que decir que el cine a veces tiene esos caprichos, y es que en la última ocasión en que él y su pareja la señora Katharine Hepburn compartieron pantalla era una declaración de amor en toda regla que iba más allá de la ficción de la película. En el momento en el que ambos se miran y Tracy dice: "si ellos se quieren la mitad de lo que nosotros nos quisimos será suficiente" se puede ver algo más que una interpretación.
La mujer de Matt está interpretada por Katharine Hepburn, que ganó el segundo de sus cuatro Oscar en dura pugna con Anne Bancroft por "El graduado" y Faye Dunaway por "Bonnie y Clyde". Como siempre está increíble y ofrece algo que es muy importante y es que parece que está a la sombra de su marido pero siempre tiene su papel en la relación entre su hija y su pareja.
Sidney Poitier le tocó en esta ocasión un papel correcto que en mi opinióne es más de presencia que de diálogo, está muy comedido cuando se encuentra ante sus futuros suegros.
Los tres actores están muy bien secundados por un Cecil Kellaway como párroco gorrón, Katharine Houghton radiante y feliz, Beah Richards con una cara que es un poema, un serio Roy Glenn y una divertídisma sirvienta que está interpretada por Isabel Sanford.
La película a parte del Oscar a miss Hepburn obtuvo el de mejor guión original para William Rose, y a parte estuvo nominada en las siguientes categorías: mejor película, director, actor (Spencer Tracy), secundarios (Cecil Kellaway y Beah Richards), dirección artística, montaje y música.

Lo mejor: los tres actores principales, sobretodo un Spencer Tracy con un monólogo final inolvidable.

Lo peor: que Tracy no ganara el Oscar.

Datos interesantes: poco después de terminar el rodaje de la película, Spencer Tracy murió por un ataque al corazón.
CCBaxter
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 19 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados