arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Avile´s
Críticas de magoxulin
Ordenadas por:
52 críticas
1 2 3 4 5 10 11 >>
6
28 de julio de 2020
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
El cine ruso se hace cada vez más hueco en las pantallas españolas, aunque por lo general vemos los estrenos directamente en vídeo o en streaming. Yo solo recuerdo haber visto una en el cine, que fue “Guardianes de la Noche” de Timur Bekmambetov. Lo malo de este cine, como ya dije en la crítica de “Abigail”, es que visualmente suele ser muy espectacular, hablando siempre de ciencia ficción, pero narrativamente deja mucho que desear. Los guiones casi siempre son flojos y menos las dos ya comentadas y esta que comento ahora, las demás no llegué a terminarlas.

La premisa va de un hombre que entra en coma, al principio no sabemos por qué, y llega a un mundo al que van todas aquellas personas que están en coma, es decir, cuando vemos en el hospital a una persona en coma, su mente anda viajando por ese mundo fantástico, donde las reglas de la física son un pelín diferentes de lo normal, y por eso hay edificios, vehículos y cachosde terreno flotando por todas partes en perspectivas distintas, confiriéndole un aspecto similar a los dibujos de Escher. Para más información buscad en Google “dibujos de Escher”.

Y en este mundo hay, como siempre, una guerra, entre los que están en coma, otros que también están en coma, y unos bichos negros a los que llaman “Los segadores”. Algunas de esas personas en coma tienen ciertos poderes en ese mundo, y el prota debe descubrir cuál es el suyo para poder sobrevivir en ese caos, uniéndose a un grupo de guerrilleros que buscan la manera de evitar a los segadores y adaptarse a las circunstancias mientras sigan en coma.

Pero luego la película te da un pequeño giro y descubres que hay mucho más detrás de todo eso, por qué el protagonista está en coma, quienes son los que le acompañan y cuál es el motivo que lo envuelve todo. Y ahí, a pesar de que esta película sigue siendo algo lenta, con mucha acción, pero también con momentos pausados muy largos, tiene una factura argumental mucho mejor que otras, se deja ver, no aburre en ningún momento y, como el resto, visualmente es impactante.

Así que “Koma” es una buena propuesta para pasar un rato entretenido. Os la recomiendo.

LO MEJOR: El espectacular entorno del mundo fantástico en el que viven las personas en coma.

LO PEOR: A ratos se queda muy parada, como si no supiera por dónde tirar, pero son momentos breves.
magoxulin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
3 de mayo de 2018
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Buscando, buscando, me encuentro cosas como esta, un film divertido con una premisa no demasiado original pero sí lo bastante para hacer que no perdiese la atención. He visto varias películas en las que se enfrentan asesinos a sueldo, pero ninguna en la que varios asesinos uniesen sus fuerzas para intentar matar al mejor asesino de todos. Esta película nos muestra esa premisa bajo la perspectiva del humor y el patetismo.

El patetismo de una serie de asesinos a cada cual más hábil y más torpe a la vez, pues al enfrentarse al mejor de todos, lo tienen bastante crudo, especialmente un asesino que si ve sangre se marea. ¿Que cómo mata a sus víctimas? Con veneno. Frasquitos de veneno. Frasquitos pequeñitos.

“Asesinos Internacionales”, en el título original “Killing Gunther” va dando giros a cada secuencia, por lo que no te esperas cuál será la siguiente aparición de Gunther, que es el asesino al que todos quieren matar, qué flashback del pasado (la película está llena de ellos) revelará qué datos ocultos de qué personajes, y cómo será la siguiente muerte y quién morirá. Porque no para de palmar gente.

Además, el objetivo de los asesinos es alguien muy conocido de los espectadores. En el cartel original sale su careto en primer plano, cuando en la película solo aparece durante los últimos treinta minutos. Y sí, qué carajo de spoiler si en el póster te plantan el careto a lo bestia, es Arnold Schwarzenegger, parodiando sus personajes de acción y convirtiendo esos 30 minutos finales en los más divertidos de toda la película.

Debo destacar el formato, que no es el de una película al uso, sino el de un mockumentary, que para quienes no lo sepan, es un falso documental con cámara en mano, todo el rato acompañando al grupo de asesinos a sueldo mientras intentan encontrar a Gunther y cargárselo.

Pero mira tú por donde, que incluso la historia de este mockumentary tiene un giro final que no pienso revelar, porque la película merece la pena verse, aunque no es para tirar cohetes, pero como ya digo, los minutos con Schwarzenegger haciendo lo que hace, sobre todo en el final, cuando ya.... no puedo decir nada. Vedla. Ah, y sale Hannah Simone, que es todo un bellezón. Así que vedla. Sí.

LO MEJOR: Schwarzenegger y Hannah Simone.

LO PEOR: Los asesinos (menos Hannah Simone) son demasiado panolis. Aunque la película esté en todo de comedia, podían haber hecho a los personajes más eficientes.
magoxulin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
9 de mayo de 2018
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
No soy de ver documentales, aunque esporádicamente me encuentro alguno que merece la pena. Uno de ellos es “Océanos”, todo un despliegue de vida y fantásticas imágenes sobre la fauna que habita en los mares, una pasada que os recomiendo ver.

Y claro, cuando descubrí un documental sobre cómo se hizo algo tan grande como el Episodio VIII de “Star Wars”, titulado “Los Últimos Jedi”, sabía que debía verlo. Un making off de hora y media donde se desvelan muchos aspectos del rodaje, desde los bocetos iniciales, los diseños y conceptos de los alienígenas, los vehículos los decorados, la búsqueda de localizaciones, los castings de personajes secundarios, la lectura de diálogos por parte de los protagonistas, las luchas, los efectos especiales, la fotografía, la iluminación, el vestuario, el maquillaje... hasta el propio rodaje del film, y siempre con Rian Johnson analizando y dando el último vistazo a cada detalle de todo eso. Menos de la música, parece ser que dejó vía libre total a John Williams.

Obvia decir, aunque voy a hacerlo igualmente, que no podéis ver este documental (ni leer esta crítica) hasta que hayáis visto la película, porque se revelan muchas cosas del argumento.

“Star Wars” es algo más que una simple saga de películas contando una historia galáctica. Ha traspasado su misma existencia para convertirse en un fenómeno de culto con millones de seguidores y viendo este documental te das cuenta de lo grande que es “Star Wars” y aprendes a amar la saga aún más. Hay momentos impagables como las escenas con Mark Hamill y Carrie Fisher, los emblemáticos personajes de la saga original que aún permanecían con vida, tras la muerte de Han Solo en el episodio VII (que espero ya hayan visto quienes lean esta crítica, de lo contrario, ups, acabo de soltar un spoiler).

Imaginaos conocer a la princesa Leia poco antes de que la actriz falleciese. Imaginaos la emotividad de que estéis rodando sus escenas con ese legendario personaje, que antes de que se estrene la película fallezca y sepas que no volverá a estar en el siguiente capítulo. Al menos no en forma física, porque ahora con la animación virtual se puede recrear lo que te dé la gana.

Se nota el respeto tanto por Leia como por Luke Skywalker, cuando un extra, disfrazado como un alienígena con un cabezón que apenas deja ver al actor, tropieza con él y se da cuenta de que es ÉL. Imaginaos su reacción.

Imaginaos también crear a Yoda y poner a Frank Oz, quien le dio la voz original, de nuevo tras el personaje. Pero no crear un Yoda digital, sino físico, al tamaño auténtico del personaje, porque esa es otra. Muchas de las criaturas que aparecen en la película no son virtuales, sino animatronics hechos a tamaño real, algunos muy grandes, pero mucho, e interactuan con ellos. Tiene que ser una experiencia alucinante.

Imaginaos también la ilusión, la expectación y la diversión de un Rian Johnson ajeno a una saga tan mítica que de pronto se ve formando parte de ella, que tiene en sus manos el material para hacer uno de los episodios de la saga eje, porque ahora hay spin-offs y esas cosas, pero no, el capítulo VIII nada menos. Imaginaos la presión de tener eso entre tus manos y tener que llevarlo a buen término, manteniendo el espíritu de la saga original y, afortunadamente, no teniendo ninguna relación con los desastrosos episodios I, II y III que dirigió Lucas.

Y por último, imaginaos el vacío que se debe sentir cuando tras meses de rodaje, de edición, de composición, de dirección, de algarabía y diversión, de momentos emotivos, de no terminar de creerse que estás haciendo “Star Wars”, llega el final. Has rodado todas las escenas, estás contento con el resultado y tienes que decir adiós. Adiós a Rey, a Poe Dameron, a Kylo Ren, a la princesa Leia, a Luke Skywalker, a BB8, a todos ellos.

En el fondo sabes que habrá más episodios y la saga no morirá nunca, mientras haya vida sobre este planeta. Pero tu labor sí, ha terminado. Incluso yo, viendo el documental, he sentido ese vacío. Ese dejar la fantasía y volver a la dura realidad, donde no hay Estrellas de la Muerte (por fortuna), no hay naves espaciales, no hay alienígenas, no hay stormtroopers, no hay espadas láser...

Por eso Rian Johnson ha anunciado que prepara otra trilogía sobre el universo Star Wars, porque siente que aquello que vivió durante su infancia, y que volvió a sentir en el rodaje de “Los Últimos Jedi”, debe plasmarlo para que otros también lo sientan, y porque se lo pasó tan bien haciendo este episodio que no quiere desconectarse y seguir haciendo otras películas ajenas a la saga. Que probablemente las hará, pero sin dejar de formar parte de ese universo al que se ha enganchado de una forma tan directa como es dirigiendo uno de sus episodios.

Solo me queda decir ¡Star Wars Forever! Ah, sí, y que la fuerza os acompañe.

LO MEJOR: El espíritu de la saga que también impregna este documental, y ver las interacciones entre el equipo técnico y el artístico, principalmente Carrie Fisher y Mark Hamill.

LO PEOR: No poder formar parte de esa maravilla que es Star Wars.
magoxulin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
22 de mayo de 2018
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
No veo mucho cine español, más allá de las películas de Álex de la Iglesia y J.A. Bayona, aunque este suele realizar producciones más al estilo americano, y alguna que otra de Amenábar, porque la de “Regresión” no me la pude tragar más de diez minutos. No es que el cine español sea malo, tiene buenos actores y buenos directores, pero en lo que falla mucho es en los guiones.

Es raro encontrar un guión de una película española que merezca la pena, e incluyo títulos como “Ocho Apellidos Vascos”, que va de graciosa pero a mí no me ha hecho la mínima gracia. Sí me han gustado títulos sueltos como “Anacleto”, “REC” y esta que me ocupa, una muy divertida comedia que muestra el lado más cómico de algo que suele ser bastante duro de llevar, el TOC o Trastorno Obsesivo Compulsivo.

Tal vez el secreto de que me haya gustado esta película es precisamente el guión, que no es español, sino la adaptación de una obra de teatro del autor francés Laurent Baffie, y es que los franceses, esto lo digo porque es así, tienen más ingenio para el humor, y como ejemplo ved las películas “Salir del Armario”, “Bienvenidos al Norte” o “Intocable”, por poner tres ejemplos más o menos recientes.

En “Toc Toc” se reúne a un elenco de personas afectadas por síndromes como el de contabilizarlo todo, desde los escalones que tiene una escalera hasta los segundos que pasan desde que has nacido hasta el momento presente, o el de tener pánico por ensuciarse mínimamente y limpiarse las manos diez veces por minuto, o el de no pisar ni una sola raya del suelo y tener una obsesión insana por la simetría, e incluso el famoso Síndrome de Tourette que te impulsa a decir palabrotas de forma inconsciente.

Y en la interacción entre estas seis personas y sus síndromes, e incluso en la interacción con la recepcionista de la clínica a la que van de consulta, se desarrolla la comedia. Una comedia rápida, fresca y con muchos gags que se acentúan en los momentos en que cada uno hace gala de su TOC. Tiene una supuesta sorpresa final que yo ya me esperaba desde tiempo antes que finalizase, pero es porque he visto mucho cine y los finales inesperados tipo Shyamalan ya no me cogen tan de sopetón, aunque a veces me sorprendo con alguno que otro.

Y sí, es muy divertida, tanto como para recomendársela a un amigo, a quien solo le paso las películas que yo considero muy por encima de la media, y esta, aunque de guión francés, está dirigida y protagonizada (y supongo que también producida) por españoles como Paco León, Alexandra Jiménez y Rossy de Palma, que encabezan el reparto. Esto me ha animado para ver la última de La Iglesia, “Perfectos Desconocidos”, otra adaptación, esta vez de una comedia italiana, y es que los italianos también tienen mucho gusto para las comedias. Encabezados por Roberto Benigni, del que hace tiempo que no sé nada. Así que a ver “Toc Toc” y a disfrutar con su locura.

LO MEJOR: El momento en que cada uno de los afectados es ayudado por los otros cinco a intentar superar su TOC, y un insulto inconsciente que se le escapa al del Síndrome de Tourette hacia la recepcionista y que nunca olvidaré: “puta del orto”. Es lo que más me hizo reír, no solo porque el hombre es argentino y lo dice con acento, sino porque lo hace en el momento más inesperado.

LO PEOR: Pues eso, que no es un guión español, sino francés, como si los españoles no fuéramos capaces de escribir guiones así de buenos. Pues claro que lo somos. Ahora solo falta que alguno lo haga y lo lleve al cine.
magoxulin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
3 de mayo de 2018
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vivimos una época en la que todos nos creemos políticos, científicos, botánicos, sexólogos y sobre todo, críticos de cine. Yo no soy crítico de cine, hago críticas, sí, pero no soy crítico, simplemente comento lo que veo y me gusta. Pero hay mucha gente que por hacer eso, se cree que es crítico de cine y hasta cobra por ello, que es mucho peor. Para algunos, ser crítico es usar palabras rimbombantes que no todo el mundo entiende, para hacerse los sabihondos, poner a parir cualquier película comercial, que a veces son buenas, y la mayoría de ellas sin ni siquiera haberlas visto, y calificar como obra maestra a cualquier rollo que te produce sueño a los cinco minutos de empezar.

Hay críticos que han dicho de “The Orville” que es un plagio de Star Trek. No. No es ni un plagio ni una parodia como yo creía. Parodia lo fue la serie de los 70 “Quark”, aquí traducida como “La Escoba Espacial”, que narraba las aventuras de la tripulación de una nave que recuperaba los restos de satélites que orbitaban por el espacio, inundado de basura tecnológica. Y os hablo de los años 70, imaginad cómo estará la órbita terrestre ahora mismo.

Aquella serie parodiaba la estética y hasta la música. “The Orville” no. Lo que hace “The Orville” es RECUPERAR la estética de la original “Star Trek” y actualizarla.

Por otro lado, hay críticos que han dicho que si “The Orville” no va a ninguna parte, que si le queda mucho trabajo. Mentira. “The Orville” es, conociendo a Seth McFarlane, creador y protagonista de la serie, lo que Seth McFarlane quería que fuese. Al ser también el creador de la serie “Padre de Familia” y de las películas “Ted” y “Mil Maneras de Morder el Polvo”, pensé que “The Orville” estaría plagada del humor de referencia sexual de esos trabajos. Y sí que tiene algo, pero muy puntualmente. Por lo general, “The Orville” tiene tramas serias y coherentes autoconclusivas, es decir, que empiezan y terminan en cada capítulo, e incluye subtramas que tienen continuidad durante toda o casi toda la temporada, como la relación entre el capitán y su segunda de a bordo, o los amoríos que pretende una forma gelatinosa que también está entre los miembros de la tripulación y la doctora de la nave. Por cierto, “The Orville” se refiere al nombre de la nave, por si no estaba claro. Ah, y hay que señalar los cameos de estrellas como Charlize Theron o Liam Neeson que oh, casualidad, trabajan con él en "Mil Maneras de Morder el Polvo".

Por otro lado, es cierto que viendo esta serie se reconocen lugares comunes de “Star Trek”, sobre todo el puente de mando, donde están sentados en el centro el capitán y la subcapitana o teniente o como se diga, y alrededor determinadas personas de diversas razas galácticas operando la nave e informando de cualquier cosa que se mueva en el espacio. Eso sí es igual que en la serie, pero no es plagio, ya lo dije, es la recuperación o el homenaje de una serie mítica con millones de fans. La sintonía original es original, no se parece, los personajes también son originales. Lo que sí se parece bastante es el uniformado de la tripulación. Y ahora que J.J. Abrams actualizó “Star Trek” para el cine, es bueno que alguien mantenga el espíritu original en la televisión.

Pero “The Orville” no es tan aburrida como “Star Trek”, porque sí, a mí me resultaba aburrida, y las películas originales del cine mucho más, especialmente la primera. Tres cuartos de hora mostrando una nave espacial no es divertido, es un peñazo. Eso de la ciencia ficción contemplativa no cuela.

Y bien, “The Orville” me ha gustado más de lo que esperaba y me ha sorprendido para bien, porque creía que iba a ser todo risa y más risa, y no. Hay tramas muy interesantes y se tocan temas polémicos llevados a nivel interplanetario, como el machismo, la discriminación racial, el control de la ciudadanía, la libertad de expresión y etc. Así que os recomiendo que veáis al menos los cinco primeros capítulos. Si no os gusta, la dejáis de ver, pero sospecho que llegaréis hasta el final, un poco desaborío, pero también con tema polémico, en este caso el poder y la influencia de la religión en los ciudadanos atontados que se creen cualquier cosa.

LO MEJOR: Que las tramas son serias y de vez en cuando hay algún gag de humor estilo McFarlane, que es lo que la diferencia realmente de la serie que homenajea. Además de unas tramas puestas al día y más humanas que galácticas. Y eso mola.

LO PEOR: Que el último capítulo es uno más, no te da un gran final ni un final abierto para una siguiente temporada, lo que me hace sospechar que igual ya no hacen más temporadas. Y eso no mola.
magoxulin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 11 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados