Haz click aquí para copiar la URL

AIR: La historia detrás del logo

Drama La historia narra la improbable y revolucionaria asociación que a mediados de los 80 se firmó entre Michael Jordan -un novato en ese momento- y la incipiente sección de baloncesto de la empresa de calzado deportivo Nike; un acuerdo que revolucionaría el mundo del deporte y la cultura contemporánea con la marca Air Jordan. La historia narra la atrevida apuesta que definió la carrera de un equipo empresarial poco convencional, la visión ... [+]
<< 1 2 3 4 10 16 >>
Críticas 80
Críticas ordenadas por utilidad
5 de abril de 2023
21 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es probable que el tándem Affleck–Damon sea sinónimo de éxito para muchos. Y en este caso, el triunfo es rotundo, pues la dirección de Ben Affleck logra sacar el mayor partido a la historia de la relación entre Nike y Michael Jordan.

Bajo su batuta, el film está lleno de decisiones acertadas: el deslumbrante casting –habría que apreciar a los actores uno a uno–, las diferentes conversaciones, los escenarios, las canciones icónicas. La ambientación en los 80 es una delicia y un gran envoltorio para el homenaje a su protagonista, que acaba siendo también una oda al sueño americano.

Este relato deportivo no es solo una muestra de admiración y cariño hacia su estrella. Por ello, hace bien en arrancar con la decadencia de Nike, antes de convertirse en la popular marca que todos conocemos. A partir de ahí, construye la evolución de todos sus personajes, gente que fue capaz de cambiar las reglas del juego, y deja, además, un precioso retrato de una madre que luchó por defender a su hijo.

www.contraste.info
Revista Contraste
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de abril de 2023
16 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desde que supe de la existencia de ‘Air‘, sabía que era de obligado visionado. Atención: Ben Affleck en la dirección, uniéndose también al reparto con su amigo Matt Damon, y rostros tan llamativos como Viola Davis, Chris Tucker o Jason Bateman. Las críticas han sido maravillosas, aunque parece que no ha despertado demasiado interés entre el público. Y es una lástima, porque creo que estamos ante un clásico instantáneo y ante una de las mejores películas del año. Pero mejor empezar desde el principio.

El guion es cortesía de Alex Convery, siendo éste su debut en el cine. El libreto lo escribió con tal sólo veinte años, y después de años dando vueltas por Hollywood, y sin que se le hiciese mucho caso, alguien reparó en él. Ese alguien era el señor Ben Affleck, poniéndose tras las cámaras después de muchos años en el retiro. Por algo será, porque el bueno de Ben no nació ayer, y si ha llamado a su amigo Damon, es porque aquí había oro puro. Y vaya si lo hay.

La historia versa sobre el contrato multimillonario de Nike con Michael Jordan, el cual supuso un antes y un después, cambiando las reglas del juego. Sobre el papel quizás genere rechazo en algunos espectadores, ajenos a este mundo, pero os aseguro que lo que se nos cuenta te mantiene pegado a la butaca durante todo el metraje, porque este biopic se aferra con fuerza a la clave del género: contar las cosas con ritmo y sin perder la atención del espectador.

Affleck quiere atraparte y no soltarte, con un ritmo trepidante y que jamás invita al bostezo, así como unos personajes que son oro puro, además de una historia que sobre el papel quizás sorprenda que dé para una película, pero que acaba siendo una radiografía fascinante sobre el mundo de los negocios. Y que no se preocupen los escépticos, porque no hace falta ser aficionado al basket o al calzado deportivo, ya que esta propuesta se disfruta igual. Y es que estamos ante una cinta rabiosamente entretenida, con algo qué contar, y confirmando el buen ojo que tiene el señor Ben Affleck.

En cuanto al reparto, tenemos a un maravilloso Matt Damon, a una estupenda Viola Davis, a la cual pidió el mismísimo Michael Jordan para interpretar a su madre, a un genial Ben Affleck, que hace años que ha cerrado la boca de sus detractores, a un hilarante Chris Tucker, a un anecdótico pero igualmente sensacional Marlon Wayans, a un espléndido Jason Bateman, o a un sorprendente Chris Messina. Todos están perfectos y todos se merecen su nominación, en un conjunto perfecto y a la altura del resto de apartados.

Ésa es la clave de Air, siendo una película en la que todo funciona, y siendo imposible encontrarle un solo contra. Uno de esos biopics que sientan cátedra, y que confirman el buen estado del género (menuda racha de fabulosos biopics estamos teniendo), además del buen hacer de Ben Affleck como cineasta. La pena es que esté pasando algo desapercibida, a la espera de que aterrice en Amazon Prime, ya que es la productora, y entonces el público quizás encuentre un hueco para hacerle caso. Pues oye, mientras descubran una cinta tan maravillosa, nada que objetar.

Cine hecho con pasión y cariño. Cine del que ya no se hace y que necesitamos con urgencia. Gracias, señor Affleck. Gracias, señor Convery. Y ya que estamos, gracias, señor Jordan, que al fin y al cabo es el motor de la historia, aunque nunca le veamos la cara. La magia del cine. Y ‘Air‘ es precisamente eso, magia. Lo dicho, clásico instantáneo.

Más críticas: ocioworld.net
Youtube: Javi McClane
Javi McClane
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de abril de 2023
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película es curiosa, por un lado es interesante y entretenida. Está tan bien hecha que consiguen hacer que me emocione con que una empresa multimillonaria consiga un contrato multimillonario.

Por otro lado pues eso, a ver, ¿y a mí qué me importa que una condenada empresa multimillonaria que explota trabajadores en Indonesia consiga un contrato multimillonario? Además es bastante tramposa, ponen como si fuera muy grave no conseguir el contrato con Jordan. Que a retrospectiva sí, pero en ese momento, si no lo consiguen pues siguen teniendo su dinero para invertir en los jugadores peores que tenían en reserva. Entonces, lo grave era darle toda esa pasta a MJ y que luego no se comiera un colín, se lesionara o algo. Al loro que nos están engañando.

Pero bien, éticas, vendehumismos y engañifas aparte, muy buen ritmo, actuaciones (más Viola Davis por favor) y diálogos. Menos los típicos que se explican entre ellos cosas que ya saben para el bien del público, que aquí es una cosa exagerada. Otra cosa pelín exagerada, el amigo Affleck se asegura de que nos enteremos que estamos en 1984 metiendo un collage con 20 o 30 referencias de la época. Tranquilo Ben, que ya lo pillamos. Y alguna buena enseñanza se puede sacar, como por ejemplo: no pierdas el tiempo haciendo vídeos para tus reuniones importantes.

Gustará a: Dale Carnegie, gurús del baloncesto, Arthur Ashe
No gustará a: Adidas, Melvin Turpin, podófobos
eristuff
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de abril de 2023
14 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hoy vengo a hablar de una película que vi ayer en el cine y me pareció grata y entretenida. Se trata de AIR (Ben Affleck, 2023), un relato sobre la creación de la marca Air Jordan, esa lucrativa colaboración entre el mejor baloncestista de todos los tiempos y la empresa de ropa deportiva Nike. La cinta llegó a las salas españolas el 5 de abril, miércoles santo. Entre vacaciones y tal, era difícil sacar un momento para verla, pero este fin de semana ha sido ideal para acercarse al cine y presenciar esta entretenida crónica pop, apadrinada por el conocido tándem de estrellas Matt Damon - Ben Affleck; el primero como protagonista; el segundo en la dirección.

Como apuntaba en las primeras líneas, AIR es una película sobre una marca de ropa. Sin embargo, la aproximación que se hace al género es muy distinta a la practicada en otros films como La casa Gucci (R. S., 2021) o El hilo invisible (P. T. A., 2017). Si bien en aquellos se utilizaba el mundo de la moda como una excusa para contar historias más profundas, en AIR la ropa lo es todo; es el principio, el final y la razón de ser de la película. De hecho, a lo largo de las casi dos horas de metraje, no llegamos a saber casi ningún aspecto personal de la vida de los protagonistas, y la mayor parte de la trama se desarrolla en las oficinas de Nike en Oregón. Todo va sobre moda, baloncesto y negocios, con la idea del sueño americano presente en cada rincón de la trama.

Más allá de vendernos la cultura del esfuerzo y la meritocracia, AIR no busca hacer pensar, remover conciencias o hallar recovecos oscuros en la historia. Desde la primera escena, al ritmo del Money for Nothing de los Dire Straits sabemos que al cine hemos venido a disfrutar y no a comernos la cabeza.

En cuanto al reparto, como decía antes, al protagonista lo interpreta Matt Damon. Su personaje se llama Sonny Vaccaro y es el ojeador de Nike baloncesto. En el resto de papeles destacados tenemos a Viola Davis como la madre de Michael Jordan, a Jason Bateman como el jefe del departamento de Vaccaro, al delirante Chris Tucker como relaciones públicas de la marca y a Ben Affleck, que además de dirigir se reserva un papel en la historia como el presidente de Nike. Un cásting bastante acertado, aunque se echan en falta personajes que aporten contrapuntos al relato, porque si bien es divertido y ameno, también se puede calificar de lineal y predecible.

Al verla, que nadie espere una película sobre Michael Jordan repleta de alucinantes escenas de baloncesto. AIR es más bien el relato de un puñado de perdedores que con valor y perseverancia sacan su sueño adelante. Es una obra hecha para disfrutar; con diálogos ágiles, música de la buena y un diseño de producción que nos recuerda lo mucho que molaban los años 80. Tras los títulos de crédito, no saldrás del cine conmovido o dándole vueltas a la cabeza, solamente satisfecho por haber presenciado una historia amena. Algo que se echa en falta en estos tiempos en los que las obras estúpidas y/o pretenciosas colonizan la cartelera.

Conclusión

Esta película me parece de lo más atractivo de la cartelera actual y creo que es muy recomendable, sobre todo para la gente que le molan las marcas de ropa deportiva. Se puede atragantar si no conoces bien el contexto del guión; es decir, hay que tener algo de cultura general de los 80 y, sobre todo, de baloncesto. Dejando eso a un lado, es una muy buena opción para ver en el cine con amigos en un ambiente distendido.

La producción, que en un primer momento se iba a estrenar exclusivamente en Prime Video, está teniendo un rendimiento en salas por debajo de lo esperado, aunque aceptable. Su mayor hándicap es que quizás está destinada a un público muy específico. No obstante, la película es buena y desde aquí le apuntamos un tanto a la sociedad Damon - Affleck, que desde que sorprendieron al mundo con la conmovedora El indomable Will Hunting (G.V. S., 1997) no han dejado de aportar cosas buenas a la industria.

https://noesmasquecine.blogspot.com/2023/04/air-entretenida-y-pintoresca-historia.html
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Eduardo García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de mayo de 2023
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una película sobre Michael Jordan donde no aparece Michael Jordan? Excepto de espaldas, tapado por los demás, en contados segundos...
Donde su madre aparece más que él... Nunca sabemos lo que él piensa, por qué no le gusta Nike, por qué finalmente cambia... ni una palabra, ni un diálogo suyo... Pero esto qué es?
Cuentan que no consiguieron los derechos de su imagen, y que por eso esto es un pastiche y la madre tuvo que ser la protagonista en lugar de él.

Pero claro, entonces de qué va la cosa, cuando el máximo protagonista no puede salir ni decir nada?

Podrían haberle puesto tejemanejes entre empresas para darle algo de interés... pero no.

La única tensión es excesivamente impuesta y sin fundamento: que no pueden dormir porque Sonny podría perder su empleo... es la máxima tensión de la película. Cuando en realidad no se debería acabar ahí: nunca se sabe cuándo un deportista de élite puede salir rana o no.
Y además Nike era ya entonces una empresa multimillonaria. Que hubiese conseguido el contrato o no no la iba a dejar en la bancarrota.

Por cierto, y saliéndome de la película: podría haber visto Nike esta película antes de fastidiarla de la misma manera con Stephen Curry, que precisamente se fue a Under Armour y la revolucionó porque los de Nike y otras empresas lo trataron de pardillo, como en la película hacen Converse y Adidas con Jordan.

Pero volviendo:
no hay ninguna tensión legítima en la película, excepto saber si Sonny se va a la calle o no: los otros no se juegan nada.
Michael no sale ni piensa ni dice, siendo su madre la que hace de vocera.
Finalmente el clímax es anticlimático, y además increíble: todos sabemos lo que pasó después con Michael Jordan, pero en aquél momento no se sabía. Y habría sido quizás más interesante una segunda parte donde se mostrase cómo Nike creó un nuevo concepto supeditando el producto a la estrella y elevando a esta mucho más allá del deporte con una estrategia empresarial y de márketing que revolucionó el sector.

El 3 se lo pongo porque me encanta Matt Damon, aunque el pobre se esfuerza en mantener una historia que no tiene por dónde arrastrarla.
lachistera
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 10 16 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow