arrow
Haz click aquí para copiar la URL

¡A ganar!

5.1
417
votos
Sinopsis
Basado en la historia real del equipo de voleibol femenino de West High School. Tras la trágica muerte de la jugadora estrella de la escuela, Caroline 'Line' Found, las jugadores restantes deberán unirse bajo la dirección de su dura entrenadora (Helen Hunt) con la esperanza de ganar el campeonato estatal. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
19 de octubre de 2018
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lágrimas forzadas

Familia perfecta con circunstancia trágica ajena a la bondad de sus corazones, padre abnegado y cariñoso, buenas notas, capitana del equipo adorada por sus compañeras… incluso tiene a Kell (Erin Moriarty) la amiga ‘guapa pero no tanto’ a la que eclipsar sin querer. Tiene esa inocencia que da una vida feliz.

The miracle season no nos deja un minuto de respiro en el que enjugarnos las lágrimas, y lo hace a conciencia. Pero, pese a que la intención queda más que clara no podemos evitar dejarnos llevar. Comenzamos con la voz en off que reflexiona sobre la amistad al principio de la cinta, empalmando con veinte minutos de la chirriante felicidad de Line y rematando con un videoclip digno de una balada pop de MTV donde nos muestra a un derrumbado padre y a una comunidad que ha perdido a su estrella.

Esta cinta sabe lo que quiere de nosotros y nos lo sacará aunque sea a golpes. Por eso acaba resultando un cúmulo de tópicos, como el de bajar la trágica canción para que la madre de la fallecida pronuncie una frase que pretende ser dilapidaria y solo resulta ser cargante. Aun así, no podremos evitar dejarnos llevar por el momento.

El deporte, un gran recurso

No hay nada más arraigado entre los americanos que el espíritu competitivo. Sean neoyorkinos o de Iowa, nada mejor que una buena competición para hablar de superar adversidades y recargarnos de coraje y alma yanki. Y The miracle season se aprovecha de ello de un modo casi soez. Agitamos la cocktelera y ya tenemos un relato de esos que casi deberían tener género cinematográfico propio.

A menudo procura hacerse en un tono humorístico y desenfadado por el público al que va dirigido (“Dando la nota” o “Somos los mejores“) o bien se opta por un aire más romántico (“Entre el amor y el juego”) pasando por el simple interés por el deporte en cuestión y la superación personal del protagonista (“Rocky” o “The fighter”). Lo que es seguro es que desde el “Slap shot” de Paul Newman la competición ha formado parte del cine como un personaje más, empatizando así, de forma sencilla, con el público.

Lo mejor de todo esto es, precisamente, que no nos llevaremos ninguna sorpresa. Sabemos que, riendo o llorando, veremos a un grupo de protagonistas y secundarios que deberan superar varias pruebas (físicas, personales o de ambos tipos) para alcanzar ese momento de satisfacción plena en el que nuestros sueños se tornan palpables y que a todos nos gustaría sentir. Con esto juega The miracle season.

Sabemos que vamos a llorar, sabemos la tortura interna que presenciaremos en cada personaje. Las historias personales de cada uno son lo de menos. Porque el guión de The miracle season pretende dejar pinceladas sutiles sobre los conflictos de cada personaje pero precisamente por mostrar todas sus cartas inmediatamente no consigue que el espectador empatice lo bastante con las vidas trágicamente normales de los protagonistas.

‘A ganar’ entre oscarizados

Dos caras conocidas capitanean este barco. Helen Hunt (Oscar a Mejor Actriz por “Mejor…imposible”) y William Hurt (Oscar al Mejor Actor por “El beso de la mujer araña“). Dos pesos pesados de la interpretación que, pese a sus galardones y a ser caras conocidas por todos, nunca han despuntado especialmente entre el público.

En The miracle season vemos a una Helen Hunt que parece eternamente enfadada actuando, quizá porque colocó el piloto automático para esta interpretación o quizá porque su personaje, la entrenadora Kathy “Brez” Bresnahan, es otro cúmulo de tópicos; una mujer entrada en la cuarentena, recién divorciada y centrada en su trabajo que, ¡oh, sorpresa!, la encasilla en “mujer en un mundo de hombres” y que la obliga a endurecer su malherido corazoncito incluso para dirigirse a un grupo de adolescentes en pleno duelo. El único trasfondo de este personaje es “Debo sacar lo mejor de estas chicas para que mi vida tenga algún sentido”.

El personaje de William Hurt, por el contrario, solo rompe el tópico tan amasado en el género de instituto de padre ausente. Por el contrario, el progenitor de la joven fallecida no solo es atento y cariñoso con su hija y sigue besando a su esposa como si tuvieran veinte años, si no que cuando la tragedia se ceba con él, sigue mostrando la entereza de un padre coraje acartonado y pusilánime. Su interpretación es mucho más intensa que la de Hunt, aunque es muy probable que simplemente no hayan tenido un gran guión sobre el que trabajar.

Con estos dos grandes sin reconocimiento entre el público general nos encontramos a Danika Yarosh en el papel de la fallecida Line que, pese a que en ocasiones su interpretación es algo histriónica y casi parece una adolescente dopada de chutes de felicidad, esto queda cubierto por el carácter efusivo del personaje y casi justificado.

Por el contrario tenemos a Erin Moriarty en el papel de Kell, la mejor amiga de Line. Moriarty, como su personaje, es más delicada en su trabajo. Su actuación acaricia con suavidad al personaje de Kell y es el único personaje al que podemos acompañar en una verdadera evolución. Puede que las veamos más adelante o puede que queden en el olvido, sea como sea, estas dos jóvenes actrices han sabido mantener el tipo y capitanear las caras desconocidas de la cinta.

Hoy necesito emocionarme

En definitiva, The miracle season es perfecta para una de esas noches en las que nos cobijamos bajo la manta y no queremos pensar demasiado. Es perfecta si buscamos una excusa para dejar caer unas cuantas lágrimas y disfrutar de una pequeña historia en la que apenas se narra nada. The miracle season pretende parecer humilde y sencilla pero resulta algo pomposa abusando tanto de los colores cálidos de Iowa como de sus perfectas protagonistas de largas melenas rubias y de una comunidad de vecinos utópica. Si no te importa sentirte manipulado para sacar los pañuelos esta es tu película.

Escrito por Gabrielle
https://cinemagavia.es/pelicula-the-miracle-season-a-ganar/
Cinemagavia
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de octubre de 2018
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es un tipo de cine necesario para los tiempos que vivimos pero, como en otras ocasiones, muy pobre en lo cinematográfico. Este cine cristiano aún tratando de ser profesional, haber contratado a actores casi olvidados o que tuvieron mejores momentos, flojea en los guiones que tratando de ser políticamente correctos se hacen ñoños y aburridos. Pero es que tampoco pretenden otra cosa que moralizar y animar a un público concreto y atraer a otro público que pueda captar el mensaje y aprovechar lo bueno que hay en el.
William Hurt sobresale dentro del reparto y el resto del reparto está correcto y con entusiasmo.
Una película de sobremesa de fin de semana en televisión. Y con esa comparación sale ganando.
LuisOrtiz
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de octubre de 2018
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
El veterano productor y director de televisión Sean McNamara nos presenta su nuevo trabajo, siempre ha estado ligado al drama familiar, es sin duda su género preferido. Casi toda su obra la ha dedicado a retratar la vida de varios jóvenes norteamericanos en ambientes muy distintos. Aquí nos muestra una historia real que conmocionó a Iowa.

Después de ganar el campeonato estatal de 2010, el equipo de voleibol femenino West High Scool sufre tras una fiesta, la pérdida de su capitana Caroline, una chica muy querida por todo el grupo. A partir de ese momento todo se vendrá abajo y solo el plan y la pertinencia de la entrenadora y de la mejor amiga de Caroline hará posible seguir adelante e intentar por ella volver a ganar el campeonato.

El director consigue que el espectador entre rápidamente en la acción, mostrando el ambiente y como se van moviendo las jugadoras tanto en su día a día en el instituto como en su vida familiar. Este dinamismo hace que la primera parte de la cinta fluya de manera correcta y agradable. A partir de ese momento y cuando se muestra todo lo relacionado con los partidos de las protagonistas es cuando la película decae, se hace repetitiva y pesada.

Destaca la fuerza y la personalidad del personaje que interpreta Helen Hunt, es lo más reconocible y lo mejor de la cinta. En definitiva un drama que busca la lagrima fácil y poco más, no supera otros trabajos anteriores del director.

Lo mejor: Helen Hunt y la primera parte.
Lo peor: Le falta fuerza y un guion más bien elaborado.

Pueden leer esta crítica con imágenes y contenidos adicionales en: http://www.filmdreams.net
LASO83
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de mayo de 2019
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuando alguien se dispone a ver esta película puede encontrar críticas variadas. En las de la parte negativa siempre se hace hincapié en la misma cuestión; demasiado drama, demasiada sensiblería. Pero es que realmente no se puede esperar menos. ¡A Ganar! es una historia real muy dramática. La capitana de un equipo de voleyball femenino de instituto muere en un accidente y sus compañeras, entrenadora, familia... tienen que reponerse a base de ganar partido a partido por ella, tal y como dicen en numerosas ocasiones, por Line. Entonces yo me pregunto, sabiendo de sobra (el suceso fue noticia mundial) de lo que va la película; ¿Qué esperas? Por supuesto que hay drama, por supuesto que hay sensiblería, la película se sustenta en ello y, por otra parte en las escenas de partidos de voleyball que son realmente espectaculares.

Pocas veces se puede asistir en el cine a ver una película de deportes respetuosa y bien tratada. Mucho menos de un equipo femenino y estoy por jurar que es la primera ambientada en el mundo del voleyball. Solo por eso merece la pena echarle un vistazo. Por supuesto que tiene cosas que fallan; las actrices jóvenes no son Meryl Streep (aunque se nota que ponen corazón, a sabiendas de que tienen que hacer honor a la historia) y es predecible (algo de lo que pecan las historias reales) pero no por ello menos admirable. Hay miles de películas de instituto peores que ¡A Ganar! y también las hay mejores pero es, sin duda, especial por lo que supuso en su momento este equipo de adolescentes.

Lo mejor: Helen Hunt. Las escenas de juego son realmente impresionantes y la historia real es inspiradora. Pocas veces vemos películas de deportes tan bien rodadas en el momento de la acción.

Lo peor: puede resultar demasiado predecible a veces.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Elegarvi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados