arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Estados Unidos Estados Unidos · NewYork
Críticas de LouReed
Ordenadas por:
60 críticas
1 2 3 4 5 10 12 >>
5
7 de enero de 2016
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los valores de una sociedad cocinada a fuego lento.


Burnt es una película- producto, que se deja ver- consumir con facilidad. No sé cómo le ha ido o irá en taquilla, pero imagino que no demasiado mal. Bradley Cooper, supongo un icono del momento para jóvenes ardientes, encarna al Chef de nuestra historia. No sólo es atractivo su aspecto, sino que su personaje desarrolla todos las fantasías eróticas y mentales del macho del momento, del prototipo del hombre de hoy en día, el que fascinará a la mujer en general: exitoso, ambicioso y egomaníaco. Así miles de mujeres ya lo tendrán todo hecho en cuando te conozcan, ya sabrán hasta dónde y con quién. La historia es esta: Bradley llego a la cima, una vez allí no supo asimilarlo, hace dos años que no bebe y llega a Londres con ambición renovada para volver a cocinar y demostrarse a sí mismo y al mundo entero lo grande que es. Es en definitiva una historia de redención personal y cuenta con una trama al uso, que no tiene mucha fuerza pero si la suficiente para pasar el rato. Después el usuario, a pesar de lo elitista del personaje, cuenta con su bendición si ha cenado en Burger King antes de la película o si decide hacerlo después. Es un producto autocomplaciente con el mundo que lo parió. El conglomerado situación laboral- romance si bien es tópico aguanta el tipo gracias a unos actores a la altura de las circunstancias. En el spoiler puede que desvele partes importantes de la trama.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
LouReed
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
22 de diciembre de 2015
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Adaptación a la gran pantalla del cuento clásico a su vez adaptado por Perrault a la forma literaria a finales del siglo XVII. Aunque su origen primitivo no está demasiado claro, ya hay fuentes que hablan un origen chino alrededor siglo IX. La película de Branagh muestra la fábula a modo de fresco romántico lleno de un colorido emocionalmente cálido. La narración discurre sobre todo por las virtudes dulces de la protagonista: belleza, generosidad, valentía. En contraposición, tenemos el mal liderado por una Cate Blanchett convincente, pero como decía, la belleza y la bondad llevan la historia, y te puedes quedar con las ganas de un poco más de maldad. La madrastra es muy mala y retorcida, pero nunca se hace con el control de la narración, se queda en personaje secundario. Así la película te lleva por una comarca de fábula europea, con imágenes poderosas, de una belleza nostálgica, con ciertos matices, y una profundidad que va más allá de una estética, o de unos efectos visuales logrados. El espíritu de Cenicienta invade las imágenes de Branagh y es fácil dejarse seducir por Lily James, una Cenicienta hermosa, y golosa. Una actriz a la altura de las circunstancias que se apodera por completo de la historia. En definitiva, un rato muy agradable y profundo en la medida del espectador. Branagh demuestra que tiene corazón, valentía, y capacidad artística para lograr una película que supera en todo momento el cliché infantil. El tiempo dirá cual es su sitio. De momento, es una película disfrutable para cualquier público, aunque lo disfrutará más el género femenino en general, tanto las niñas buenas como las malas.
LouReed
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
9 de junio de 2015
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Interesante paseo social por una norteamérica de principios de los 90. La voluntad de Richard de mostrar un paisaje humano y emocional lleno de realismo sociológico encuentra su recompensa en el espectador. No hace falta ser un público 'freak' ni 'gafapasta' para encontrar un lugar en esta película. Sospecho que los que eso afirman se consideran a si mismos 'freaks', y realmente lo son al reengendrar esas categorias en su pensamiento cotidiano. Los personajes que desfilan por el metraje ofrecen su propio reflejo de esa norteamérica tan lejana y auténtica como cercana y locuaz en sus posiciones. Recomendable para las masas, dejemos que las personas de una en una vayan decidiendo qué opinan.
LouReed
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
23 de marzo de 2015
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
La nueva película de Clint narra la vida de un notable francotirador, que a lo largo de su servicio al ejército norteamericano, ostenta el dudoso honor de ser el más letal de su historia. 182 muertos certificados , en unos 1000 días de servicio, divididos estos días en diferentes campañas, que Clint utiliza en su narración cinematográfica para orquestar la película en cuatro actos, cuatro campañas de guerra, con sus respectivos retornos al hogar. Aquí vemos la evolución de los personajes, es decir, el desarrollo de su relación matrimonial. En realidad sus relaciones no avanzan mucho, más allá de embarazos, y niños creciendo. Nuestro francotirador, “La leyenda” como le llaman sus compañeros, es víctima de la pasión que dirige su vida, y donde reposa su mayor talento: matar. La película nos cuenta por medio de flashback, de donde proviene esta naturaleza, que pretende ser noble. Él es un espíritu que se piensa “perro pastor”, él es un cuidador de su país y de sus compañeros. Él quiere defender algo en lo que cree firmemente. Así, matar, se convierte en su verdadero talento y pasión. Una pasión absorbente que le mantiene alejado de su familia, sobre todo cuando esta junto a ella. Siempre inmerso en sus ensoñaciones de guerra, absorbido por el eco de los tiros, y añorando, en realidad, una nueva campaña, un nuevo disparo con su fusil, seguir protegiendo al mundo a golpe de gatillo.
Durante el desarrollo de la película, tenemos la sensación que se hace cada vez más evidente, de que conocemos ya esta historia. Desde la frialdad de la narración vemos violencia y guerra, donde como siempre la vida norteamericana vale por 100 o por 1000 vidas de los demás. La película está bien realizada, y tal vez se acerque en su tono a la psicología de su personaje, un tipo que en su ingenuidad pueril, resulta frío y distante, y auto conmovido por su faceta de héroe, dónde nunca se atreve a cuestionarse la verdadera naturaleza y el sentido de sus actos. Matar para él, es dogma de fe. El actor, más seco que un palo, siempre lleva cada pelo de su barba perfectamente recortado. Él siempre está un paso por encima de los demás, que para eso él es el perro guardián, el pastor, que defiende a sus ovejas y dispara a los “malos”—así los llaman muchas veces durante la película—, ya sean estos mujeres, niños o ancianos. Ya sea irrumpiendo en las casas de las familias a golpe de culata de fusil. La película se cuida de no dar explicación alguna en cuanto a las misiones que les son encomendadas, no se explica en absoluto, el conflicto bélico en el que están inmersos ni el desarrollo del mismo. El espectador lo vive como su personaje, ajeno a cualquier lógica más allá del siguiente y necesario disparo. La motivación del personaje también se sustenta, en unas breves imágenes del 11S y a ese antiguo recuerdo de su padre, donde los hombre se dividen en lobos (los malos), ovejas (casi todos) y perros pastores (los héroes como él). En fin, una historia fría en su absurdo, que a mí me deja frío y ligeramente aburrido.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
LouReed
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
11 de marzo de 2015
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
El hombre de las pistolas de oro, es una película de corte clásico, tanto en la forma como en el fondo. Con el aliciente de unos actores notables, que aportan a las historia ciertos matices que profundizan en su psicología. Una película para aficionados al cine, o para viejos que ven una de vaqueros por la tarde. La cosa no va mucho más allá. A Fonda se le da bien disparar, y viaja con su amigo Anthony de pueblo en pueblo instaurando el orden. Warlock parece otro pueblo más. “Estaremos poco tiempo” dice Quinn. “Veremos” dice Fonda.
Entramos en el pueblo, y en la película. Por la noche van a venir los bandidos, a los que hay que poner en orden. A Fonda le va el estilo tranquilo y racionalista. Le gusta charlar con los rebeldes, y evitar la violencia en la medida de lo posible. Es un ejercicio de estilo por su parte, porque sabe que esa violencia siempre va a volver. Es la forma de ser que tienen las cosas.

Una obra de personajes y de situaciones, irregular, pero con cierto encanto turbio.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
LouReed
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 12 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados