arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Villajoyosa
Voto de MiniBerrios:
8
6,7
66.457
votos
Sinopsis
Nueva York, 1863. La ciudad está dominada por la corrupción política, y la guerra entre bandas provoca muertos y disturbios. En este contexto, el joven inmigrante irlandés Amsterdam Vallon (Leonardo DiCaprio) quiere vengarse de William Cutting, "Bill el carnicero" (Daniel Day-Lewis), el hombre que mató a su padre (Liam Neeson). (FILMAFFINITY)
22 de abril de 2017
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Probablemente “Gangs of New York” sea una de las mejores películas de mafias hechas hasta la fecha, con permiso de otras que también son de Scorsese, véase “Uno de los nuestros” o “Casino”. Porque lo cierto es que Scorsese tiene una mano para hacer películas de este estilo que seguramente nadie, cinematográficamente hablando, tenga. Esta tan infravalorada película no merece la fama que tiene; un 6,7 en Filmaffinity, nada más y nada menos, una película con una historia, una atmósfera, unos personajes, una dirección, unas actuaciones, un vestuario, una puesta en escena y una ambientación que están hechas al detalle, mínimamente cuidados y perfectamente detallados. Una obra maestra en toda regla. Como digo, una película infravaloradísima. Me vais a perdonar, pero ya digo que tengo una cierta predilección por el bueno de Scorsese y por este género, con lo cual esta crítica va desde un punto de vista totalmente subjetivo, pero con mucha razón.

Empecemos por el principio. La película empieza con una secuencia protagonizada por el carismático Liam Neeson y su hijo, que más tarde será interpretado por Di Caprio. Empieza con una secuencia de acción dirigida con el mayor cuidado posible por el gran Scorsese. Esa secuencia no es solo efectos especiales y sangre al estilo Michael Bay, todo lo contrario, Scorsese decide presentarte cómo se vive en Five Points, las diferentes bandas y los diferentes bandos de las mismas, decide no hacer una trifulca en la que tu admires su sangriento y caótico escenario, aunque lo hace más tarde cuando acaba el conflicto para que se vea la barbarie mediante un plano cenital, decide meterte dentro de la batalla, decide que mediante movimientos de cámara, golpes, sangre y muertos no te va a dejar descansar, ni tampoco te va a dejar apartar la mirada de la pantalla un solo segundo.

Scorsese aquí decide meter una elipsis y hacerte ver al hijo de Neeson, ya algo mayor e interpretado por el gran Di Caprio, uno de los actores fetiche del tito Marty. Te hace ver, mediante los ojos de Di Caprio, y al más puro estilo “Casino”, cómo ha cambiado Five Points hasta la fecha, haciendo que tú mismo seas el mismo protagonista, te describe, con una ágil calidad narrativa el peculiar lugar y consigue atraparte al completo, sin soltarte ni un segundo hasta que aparecen los créditos.

A partir de aquí empieza la magnífica travesía del protagonista, su paso por la mafia de aquel entonces, su adaptación al lugar y a la gente, la variedad de historias que se cuentan a la vez, desde la guerra de secesión,hasta la inmigración y el racismo, el romance del protagonista, la venganza o la mafia y organización de la época, por lo que no puedo contar más para no hacer spoiler.

Ahora hablemos de los pintorescos personajes y sus interpretaciones, donde incluso el señor Scorsese hace un pequeño cameo de unos pocos segundos.

Primero hablemos del magnífico Daniel Day-Lewis y su sobresaliente trabajo, con el que se quedó a las puertas del Oscar, por desgracia, ya que hace un trabajo increíble metiéndose en el papel de Bill el carnicero. Además del actor, el personaje también es increíble, que carisma, que respeto y que simpatía, aún siendo un asesino racista, te transmite ese personaje.

Di Caprio hace un trabajo más que correcto con ese papel de bueno y vengativo Amsterdam Vallon. Ves la Nueva York del siglo XIX desde sus propios ojos y vivencias, sientes lo mismo que él en todo momento y tienes sus mismas ambiciones.

Cameron Diaz hace de ladrona esta vez, y además muy bien hecho. Su función es más que evidente, sirve de detonante de algunas situaciones, en una en específico extrema e imprescindible, para que actúe de una forma u otra el protagonista, sirve para que Amsterdam se plantee y replantee más sus acciones y que forma de hacerlo, vaya mano que tiene Scorsese para tratar y dirigir a sus actores y actrices.

La puesta en escena de la película es espectacular. En todo momento tienes que estar atento, nada ni nadie está puesto por casualidad o por rellenar la pantalla, que belleza de fotografía. Y a eso voy, que fotografía más brillante, que colores, que planos, en especial los finales que son oro puro, como juega con la iluminación, los tonos amarillos y naranjas del fuego, como narra con la fotografía, como en los momentos más duros para el protagonista la fotografía pasa a un tono más oscuro. Que maravillas hacía el difunto y gran Michael Ballhaus, quien ya trabajó con Scorsese en otras ocasiones haciendo increíbles trabajos.

El vestuario y la ambientación son sublimes, no tengo palabras para definir semejante trabajo. Como representa las clases sociales con el vestuario, metiéndote de lleno en el Nueva York del s. XIX, como te hacen pasear incluso por esas mismas calles. Es impresionante.

Con eso quiero decir que quién no haya visto esta maravillosa película aún, no sé a qué está esperando. Un espectáculo tanto visual como narrativo con una increíble habilidad tras las cámaras del gran Scorsese.
MiniBerrios
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados