arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Lo que una chica quiere

4.3
4,778
votos
Sinopsis
Daphne Reynolds es una adolescente que viaja de Nueva York a Londres para ver a su padre, un político que pertenece a la aristocracia y que proyecta casarse con una mujer detestable. Lo que Daphne se propone es conseguir que sus padres vuelvan a estar juntos de nuevo. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 >>
25 de enero de 2007
38 de 53 usuarios han encontrado esta crítica útil
Otra película americana en la que una adolescente insoportable lleva muy mal lo de haberse criado en una familia monoparental y echa de menos la figura del padre (aunque, subconscientemente, lo que busca es novio). Estas películas sobre la nostalgia del pene (hablo en términos psicoanalíticos) son las favoritas de la Continental-Auto. Cualquier viaje desde el norte a la capital de España se convierte así en un acto de exaltación familiar y llegamos los viajeros dando vivas a San José y la Sagrada Familia, todos con las pupilas dilatadas por estos finales llorones de reconciliación entre padres e hijos y de elogio de la castidad y la fidelidad conyugal (estas películas, pese a su estética ñoña y enrollada, tienen un fondo ultraconservador).
La de hoy, aparte de lo dicho, sirve también para contraponer la frescura democrática de América a la rigidez ridícula de Europa: una joven lechoncilla neoyorkina viaja a Londres con el propósito de conocer a su papá y su desenvoltura pone patas arriba a la aristocracia británica. Por salir, sale hasta la familia real (a este paso Isabel II se va a convertir en un icono cinematográfico de primera magnitud, quién lo iba a decir...).
La película es un bodrio y lo mejor es que uno se da cuenta de ello desde el primer fotograma.
Macarrones
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de mayo de 2010
18 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
En la película, Bynes es una joven americana que ha sido criada únicamente por su madre. Su padre (Colin Firth) es inglés, y, obviamente, como todos los americanos saben, si tu padre es inglés, es un lord. Así, Firth vive en un palacio... en medio de LONDRES. ¡Obviamente!
La cinta se regodea en las diferencias culturales entre estadounidenses y británicos. Los estadounidenses son simpáticos, abiertos y buenas personas, mientras que los británicos son unos estirados, y se dividen entre manipuladores y mangoneados. Además no se pueden creer que alguien sea... ¡¡de Nueva York!! Bueno, en una frase: no la veáis. Si os gusta Gran Bretaña os hará hervir la sangre, y si os gusta el cine, también.
Mire
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de septiembre de 2008
16 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si tienes entre 14 ó 16 años de edad mental, es posible que sea la pelicula de tu vida. No apta para mayores de edad puede causar daños cerebrales irreparables. Estoy seguro de que tienes un millón de cosas mejores que hacer antes de ver esta pelicula.
almanxa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de diciembre de 2008
10 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Dulzona comedia juvenil sin mucha relevancia. La vi sin apenas inmutarme, y no es que sea mala sino que es una historia para niños demasiadas veces vista. Bastante previsible. Lo más impactante es ver a Colin Firth, actor que me encanta, en su supuesta época juvenil en este film. ¡Felices Palomitas¡.
olimpo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de marzo de 2011
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hay películas que se hacen con la única pretensión de amenizar una sobremesa de sofá. Viéndolas, uno se pregunta si se estrenaron alguna vez en cine o fueron concebidas con la calidad estrictamente necesaria para acompañar una siesta de domingo. Esta comedieta pertenece a ese género. El argumento es simplón, plagado de topicazos sobre el amor paterno-filial, las clases sociales, la aristocracia o el amor verdadero, y para colmo predecible desde el minuto uno. Las interpretaciones son cansinas, como si los actores no se esforzaran porque no lo exigiese el producto. Sorprende la intervención del oscarizado Colin Firth, supongo que en horas bajas en aquellos momentos (si no no se entiende su participación en el film). Pese a todo, el tono es familiar e inofensivo, incapaz de enganchar pero tampoco de desagradar. En definitiva, un producto que cumple con su cometido: entretener una soporífera tarde de domingo.
Vista el 13 de marzo de 2011, TV. Madrid.
retalesculturales
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados