arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Los años más bellos de una vida

6.2
143
votos
Sinopsis
Un hombre y una mujer, hace años, vivieron una historia de amor fulgurante, inesperada, atrapada en un paréntesis convertido en un mito. En la actualidad, él, antiguo piloto de carreras, se pierde un poco por los caminos de su memoria. Su hijo entonces intenta ayudarle a encontrar a la mujer que su padre no supo guardar junto a él, pero a quien rememora continuamente... Secuela de "Un hombre y una mujer" (1966) que a su vez tuvo otra ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
14 de septiembre de 2019
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Primero los handicaps:

1.- No hay que ir al cine en festivo si se trata de una sala a precios económicos (mogollón, mogollón).

2.- Si alguien se sienta en tu butaca y tiene que levantarse lo correcto es que pida disculpas y no resople al hacerlo (mal, muy mal).

3.- No discrimines con los trailers prestando una falta absoluta de atención salvo si se trata del regreso de Downton Abbey (no y no).

Al loro: que me ha interesado y conmovido por momentos el revisitar la habitación nº 26 de Deauville donde Anne/Anouk y Jean-Louis/Jean-Louis empezaron la historia de su amor frustrado en casi todos los sentidos, prácticamente hablando, pero nunca jamás en teoría. Y eso marca.

Sus veteranos actores cumplen al hilo de esos recuerdos donde Lelouch les retrata con respeto y corrección. Quizás me sobre el que las canciones sean pretexto de fondo a veces y se hagan un poco largas, como el uso recurrente de los flash-backs pero cabe reconocer que el público de mediana edad, y más que eso también, se regodea con ellos.

De paso le agradezco a Trintignant que tenga un nieto como el que tiene -Roman Kolinka- y que resista, a su edad, los embates de una enfermedad que no ha borrado del todo cierta socarronería en ocasiones a la par que lucidez. Y también ese plano sostenido del principio que es un señor alegato de lo que se expresa, pensando.
Rebeca
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de septiembre de 2019
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Antes de nada, no os precupéis si no habéis visto la secuela de 1986, "Un hombre y una mujer, 20 años después", ya que en esta película hacen como si nunca hubiera existido. Supongo que Lelouch es consciente de que no la vio nadie, ni ganas. Pues yo la vi antes por si acaso, y la verdad es que no es tan mala, quizás era demasiado ambiciosa y al final no funcionó.

Esta de ahora es bastante peor, es un ejercicio de nostalgia que da un poco de vergüenza ajena. Con una excusa muy barata, Aimée y Trintignant se reúnen a recordar tiempos pasados. De los 90 minutos que dura, unos 30 o así son escenas de "Un hombre y una mujer", las más famosas y las no tan famosas, incluyendo la zancadilla de Jean-Louis a su hijo, merecedora, mínimo, de tarjeta amarilla.

Las escenas rodadas actualmente no tienen ningún interés e incluso son más falocéntricas que la original.

En lugar de ver esta película, recomiendo revisar la propia "Un hombre y una mujer", o "Arrugas" si os apetece ver algo de residencias y Alzheimer, y el corto "C'était un rendez-vous", que sin ninguna justificación sólida, también aparece íntegro en este mejunje. Aunque he de reconocer que esto último ha sido una sorpresa positiva. Nunca pensé que iba a ver el famoso corto de Lelouch en pantalla grande y ya me ha valido el precio de la entrada. Las escenas de carretera desde el punto de vista del conductor son como pornografía para mí, y ver los 8 minutos sin cortes de "C'était un rendez-vous" es fascinante.

Si fuera solo por guión le ponía un cerapio, pero aunque sea por la bella pareja protagonista y la música, la dejo en regulera.

No quiero acabar sin mencionar algo: amigos, el chascarrillo de <<viejo en las últimas diciéndole a cuidadora que quiere acostarse con ella, jajaj, qué simpático el viejo, qué cosas tiene este hombre>> está ya muy trasnochado. Lelouch tiene 80 años y la chanza aún le hace tanta gracia como para meterla 3 veces en su película, bueno, pero vosotros que sois más jóvenes, si sois guionistas o directores o algo, no lo hagáis, por favor.

Gustará a: Calogero, pilotos de carreras jubilados, Verlaine
No gustará a: geriátricos, McTaggart, gendarmes
eristuff
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de septiembre de 2019
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sentarse en el cine a disfrutar de este, probablemente, último “recital” interpretativo de un monstruo de la escena y la pantalla como es y será, por siempre, el gran Jesn-Louis Trintignant, es un placer sin culpa. Poco importa el guión, poco importan los detalles porque sabemos que estamos ante un homenaje merecido al actor y a ese público que eran mis padres y los tuyos y disfrutaron con la primera también dirigida por el maestro Lelouch y con la elegante belleza de Anouk Aimée...sin olvidar la bella melodía de Francis Lai.
De la primera disfruté en el cine club universitario y, todo hay que decirlo, me pareció un pastelazo francés que a mi novia de aquel entonces la entusiasmó. Me acuerdo perfectamente de la película pero no de mi novia. No pude nunca olvidar aquella pegadiza canción ni la elegancia de sus dos protagonistas. Una semana después, en la misma sala, repetía Trintignant como el juez de la extraordinaria película de Costa-Gavras “Z” y se convertía en uno de mis actores franceses preferidos.
Hoy le veía en la pantalla con esa vejez serena y elegante y me daba cuenta de que el cine siempre ha estado en los momentos más bellos de mi vida.
Grandes maestros que forman parte ya de la historia del séptimo arte...de nuestra historia.
LuisOrtiz
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de octubre de 2019
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Muchos han sido los cineastas obsesionados con el paso del tiempo, lo cual no es nada extraño si atendemos a la esencia del cine como arte. Y es que una cámara cinematográfica, ya sea en formato analógico o digital, es capaz de atrapar ese paso del tiempo de la forma más objetiva posible. Se diferencia de la fotografía en que esta solo capta un instante, mientras que el cine captura varios instantes por segundo. A su vez se distingue de la música en que esta solo graba el sonido.

Por tanto no estamos exagerando cuando afirmamos que el cine es el arte del tiempo por excelencia, en cuanto es el que más fielmente lo guarda y lo reproduce. Por supuesto que todas las ramas artísticas tienen algo temporal, ya que como seres temporales que somos no podemos huir de el tiempo y de sus condicionamientos. Aunque de nuevo repito que el cine es el arte que nos da más herramientas para atraparlo y parecer que podemos vencerlo, para lograr un atisbo de lo que es la eternidad.

Pero en el fondo se trata de una falsa victoria, ya que la única forma de vencer al tiempo es con la muerte. Así es como realmente escapamos de la dimensión que nos atrapa, dimensión que mientras vivimos se materializa a través de los recuerdos. El presente prácticamente no existe puesto que se nos escapa entre los dedos continuamente. La memoria es en cambio aquello que nos conforma como personas, ya que es la experiencia de lo vivido lo que nos moldea y nos prepara para enfrentarnos a futuras situaciones.

Y todo ello es lo que Claude Lelouch plasma, queriendo o no, en su trilogía comenzada en 1966 con Un homme et une femme, seguida en 1986 por Un homme et une femme, 20 ans déjà, y completada este mismo año 2019 con Les plus belles années d'une vie.

El hecho de retomar la misma historia y los mismos personajes con tales saltos temporales dota a las obras de un carácter especial. No es posible lograr la misma sensación acudiendo a una ambientación, una decoración y una caracterización realizadas con todo el esmero y cuidado posible. Solo el paso del tiempo real evidenciado en las caras de los actores y en los espacios recorridos pueden crear esa atmósfera mágica.

De hecho hay otros cineastas que han realizado la misma operación consiguiendo idénticas sensaciones en cuanto al paso del tiempo y a la creación de la memoria. François Truffaut lo logró con el ciclo de Antoine Doinel. Richard Linklater lo hizo con su trilogía de películas Antes del y volvió a experimentar con ello en su filme Boyhood. Incluso la hermana pequeña de Trainspotting estrenada hace poco y dirigida también por Danny Boyle funciona de esta manera.

Sin embargo hay que decir que en el caso de Lelouch todo ello cobra una nueva perspectiva cuando la última obra de la trilogía supone además una despedida del mundo cinematográfico de sus tres representantes. Y es que tanto director como pareja protagonista poseen ya una edad muy avanzada. El propio Lelouch tiene ya 81 años, mientras que Anouk Aimée y Jean-Louis Trintignant poseen 87 y 88 años respectivamente. En este sentido podríamos decir que es el equivalente al filme Lucky de Harry Dean Stanton: la despedida de unos genios.

Si nos centramos en las tres películas encontramos un punto de partida muy relacionado con toda la cuestión temporal antes mencionada. Las obras tratan sobre una relación que nunca fue, y que sin embargo se convierte en el mejor recuerdo de los amantes que nunca fueron. Y es por ello que tanto la segunda como la tercera parte acuden constantemente a las imágenes de la primera: no pueden escapar del origen de todo, del pasado.

Ello se ve reforzado también por otro elemento que rodea constantemente a la trilogía y que ayuda a crear ese aura especial, se trata de la canción original compuesta por Francis Lai y que lleva por nombre el título de la primera película, Un homme et une femme.

A pesar de todo lo anterior, cabe decir que Les plus belles années d'une vie carece de la misma fuerza expresiva cinematográfica que sus precedentes. Se hace evidente la edad de Claude Lelouch, quien ya no busca arrebatar con movimientos de cámara o localizaciones espectaculares, sino tan solo centrarse en la historia de dos personas y en lo que estas se cuentan.

Pero es aquí donde se demuestra que, a pesar de que el cine sea una comunión entre el qué se cuenta y como se cuenta, a veces el contenido es más importante que las formas, como es el caso de Les plus belles années d'une vie. Y por ello, al final del todo, Lelouch se permite citar a uno de los cineastas más sencillos que jamás han existido, a un contemporáneo suyo al que sin duda echará de menos al igual que hace Godard, a un genio que no paró de dar vueltas hasta que pudo rodar el famoso rayo verde: Eric Rohmer.

Critica publicada en la Revista Encadenados:
http://www.encadenados.org
Pepe Sapena
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de septiembre de 2019
Sé el primero en valorar esta crítica
En 1966 ganaba la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes, así como los Oscar a la mejor película extranjera y al mejor guión una película romántica titulada "Un hombre y una mujer" la música de Francis Lai que acompañaba la película dio la vuelta al mundo. En 1986 se estrenaba una secuela "Un hombre y una mujer 20 años después" en la que volvíamos a saber algo mas de los protagonistas de aquella historia. 

53 años después se vuelven a reunir Claude Lelouch, Anouk Aimee y Jean Louis Trintignant (exceptuando a Francis Lai que falleció el año pasado) componiendo una historia sentimental de recuerdos y una vida no vivida juntos.  Para esta ocasión Lelouch filmo la película en tan solo 13 días, intentando captar lo mas rápidamente la espontaneidad de los dos actores ya bastante mayores, alternando imágenes del primer film para evocar recuerdos.

El guión es muy sencillo en este derroche de nostalgia, Jean Louis Droc (Trintignant) esta en una residencia de ancianos donde esta perdiendo la memoria, su hijo decide ir buscar a el amor de su vida que fue Anne Gauthier (Aimée) de la que no para de hablar, los dos han vivido vidas separadas y no saben uno del otro. Cuando encuentra a Anne, que tiene una tienda de antigüedades en Beaumont-en-Auge, le ruega que vaya a verle porque según el le hará sentirse mejor...

Todo un emotivo homenaje al séptimo arte y un canto a la vejez con la melancolía de los recuerdos vividos de sus dos actores protagonistas.
Destino Arrakis.com
videorecord
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados