arrow

Power Rangers

4.9
4,431
votos
Año
2017
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Ciencia ficción. Acción | Superhéroes. Robots
Sinopsis
La película sigue a cinco jóvenes predestinados a convertirse en algo extraordinario cuando descubren que tanto su modesto poblado, Angel Grove, como el resto del mundo, están al borde de la aniquilación por una amenaza alienígena. Nuestros héroes descubren rápidamente que son los únicos que pueden salvar al planeta, pero para lograrlo tendrán que superar problemas de la vida real y unirse bajo el nombre de Power Rangers antes de que ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 12 >>
10 de abril de 2017
28 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Cuando todo esto acabe... ¿seremos Power Rangers o seremos amigos?" Trini.

Los adolescentes en cine están muy poco conseguidos. No digo que no se hagan películas para adolescentes pero no se hacen películas con adolescentes. Los personajes de "Los Juegos del Hambre", "Divergente", "El corredor del laberinto" y otras no pueden ser considerados adolescentes. Pueden ser una inspiración (en contadas ocasiones, porque vaya personajes más malos son en ocasiones) pero no son ellos propiamente dichos, ni siquiera en apariencia por elegir como actores a chicos de 20 años o más. Tampoco lo son esos engendros emergidos del canal Disney con su obsesión por conseguir pareja a los 13 años y sus chistes nada graciosos siempre con risas enlatadas, repelentes hasta el hastío.
No, los adolescentes de verdad son aquellos que son normales sin ninguna amenaza épica que los amenace, al menos en un principio. Y eso que a mi algunas de esas películas me gustan, ojo. He disfrutado con los del laberinto hasta el momento, y con otras propuestas como "Soy el número cuatro", pero son pocas las películas que llegan a ese punto de mostrar a un adolescente sin exagerar sus virtudes o defectos. "Power Rangers" es una de esas que lo consiguen, incluso aunque la edad de los actores no case con la de los personajes que interpretan.

Lo cierto es que no es algo que me sorprenda, me lo esperaba al entrar en la sala, y es por un nombre: Dean Israelite. Este tipo, además de que se ve que sabe grabar y que siente aprecio hacia los Rangers, sabe como mostrar chavales sin volverse loco, algo que demostró por completo en su anterior (y primera) película: "Project Almanac", muy recomendable. Lo que me preocupaba es si Israelite conseguiría mantener eso y además ofrecer un buen espectáculo. Y lo ha logrado.
Vale que dos tercios de la película sean ellos uniéndose, conociéndose y demás, y que la batalla final es donde se condensa todo el poderío Ranger, pero es que esas explosiones sin unos personajes mínimamente tridimensionales no sirven para nada. Sí, en cierto modo todos cumplen algún tópico, pero eso no quita que estén bien tratados. Y los chavales actúan bien todos, siendo muy desconocidos. Es la viva reacción de cómo reaccionaría una persona que adquiere esa clase de habilidades de la noche a la mañana.

Por otro lado, tenemos explosiones y elementos de los Power Rangers de sobra. Yo no los conocí mucho pero creo que aquí han sido bien tratados. Me fastidia un poco porque hay gente que parece desear: a) una película súper oscura con violencia y casi un Rated R (se hizo un cortometraje así hace unos años que emocionó a algunos); b) la serie original tal cual, con sus efectos de serie Z y su argumento repetitivo...
Pues no, en este momento crear a unos superhéroes no va así, se necesita darle una seriedad suficiente porque si no se queda en algo solamente para críos y tampoco puedes coger al público objetivo original de los Power Rangers y tirarlo por la borda. Hay un término medio y el director ha sabido encontrarlo.
De hecho, se nota en ocasiones que busca que la puedan ver los niños, como en el uso en repetidas ocasiones de chistes de segundo significado, o dejar la violencia más fuerte fuera de plano (aunque con escenas interesantes en ese aspecto como la de la joyería). Afortunadamente, esto no quita que incluso un adulto la encontrará disfrutable para pasar el rato.

¿Tiene fallos? Pues alguno, claro, pero me lo he pasado bien viéndola y no me da la gana buscárselos. No se le puede pedir a algo que ya conceptualmente es simple que sea una obra maestra del cine, porque no es necesario y porque es una chorrada. Si no le doy más nota es porque no inventa la pólvora, pero ha salido airosa de un inicio que podría haber sido lamentable (muchas sagas no pasan de la primera película) y en cambio les ha salido algo con calidad. Si las próximas son aún mejores yo encantado.

En conclusión, porque esto es "Power Rangers" y no da para más: una película de inicio de unos héroes válida, entretenida y bien hecha. Contiene incluso referencias a otras películas (geniales las de "Jungla de Cristal" y sobre todo "Transformers", por lo bien metidas que están) y no se hace larga durando dos horas. Obviamente anuncia secuelas, pero si siguen por este camino, por mi adelante. Estoy convencido de que a los 13 años esta película me habría vuelto loco.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
AtomS8
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de marzo de 2017
25 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tuve la suerte de asistir hace algunas horas a la Avant Premiere de “Power Rangers” y la verdad es que he salido del cine con una sonrisa en la cara, lo cual ha sido una sorpresa incluso para mí ya que antes de entrar a la sala tengo que admitir que no le tenía mucha fe. De hecho, considerando el dato de que en los últimos años Hollywood, si bien nos ha regalado películas con buenos resultados, en otros casos ha sido simplemente terrible, creo que no hace falta recordar a la tan odiada “Dragonball Evolution” o el reboot de “Fantastic Four” como los máximos exponentes de estas adaptaciones realmente penosas. Con Power Rangers, Saban junto a Lionsgate han anotado un gol de tiro libre y creería que tenemos dos entregas más aseguradas.

Para empezar, hay que tomar en cuenta que la película se ha inspirado directamente en “Mighty Morphin Power Rangers”, la primera versión americana de la en ese entonces exitosa “Super Sentai”. En línea con esto, toma muchos conceptos, nombres, lugares y elementos asociados a esta temporada de la serie, sin embargo, se debe entender que es necesario hacer ciertos ajustes para que estos ingredientes puedan cuadrar en una cinta de 120 minutos. Bajo esta premisa, hace mucho sentido que modifiquen la trama de los personajes y sobre todo si no desvirtúan demasiado el fondo de la historia.
A los protagonistas se les quiso alinear a un perfil de adolescentes menos “perfectos”, con algunos conflictos internos y con más problemas acordes a la edad y en ese sentido los actores respondieron muy bien; no vamos a encontrar personalidades complejas en estos cinco y más allá de todas las situaciones cliché que se nos presentan, tanto cómicas como dramáticas, los personajes hacen ‘click’ y esto es bastante para poder sostener la película. Bryan Cranston, el miembro del elenco con mayor trayectoria, logra una buena caracterización de Zordon y aunque básicamente solo oímos su voz, es lo que más se esperaría de una versión moderna. Elizabeth Banks interpreta de manera genial a una malvada Rita Repulsa que dicho sea de paso decidieron reinventarla poniéndole un aire de 'diva caída' y en algún momento con cierta similitud física a ‘Enchantress’, la bruja de “Suicide Squad” -es imposible no hacer la comparación-. Si bien su caracterización estuvo buena, particularmente creo que le faltó más trasfondo; la mayoría sabemos qué ocurre cuando se nos presenta a un villano con potencial al cual no se nos aclara o se enfatiza el porqué verdadero de su actuar miserable con el mundo. Era un reto difícil para un filme cuyo objetivo es más entretener que obtener un ‘Dark Knight’ con adolescentes, pero creo que un cambio en este detellale hubiera otorgado más peso.

Respecto a la trama no es ni más ni menos de lo que se esperaba. En una buena parte del filme se introduce a los superhéroes, por ende tenemos una menor proporción de momentos de lucha y hasta cierto punto un ritmo más desacelerado -esto tal vez sea el factor decisivo por el que los espectadores puedan tener crítica dividida-. Sin embargo, tener en consideración que es la primera entrega que narra los inicios del nuevo grupo de héroes, por lo que sería complicado para el desarrollo incluir más escenas de acción sin antes solucionar el temas primarios como interiorizar la gestión del 'poder'. Lo que sí, cabe mencionar que es bien predecible, aunque también hay mucho humor y diálogos donde se explora más la cohesión a la que va llegando el grupo, una buena base para las películas que vengan más adelante. Definitivamente no se puede abarcar todo en dos horas pero se ha hecho un esfuerzo por darle algo más de consistencia a la relación del equipo a pesar de que no hablamos de personajes profundos y de los cuales queda pendiente saber más.

Luego, en relación a las escenas de acción, tenemos peleas cuerpo a cuerpo y con uso de artes marciales, algo por lo que los Power Rangers se han caracterizado históricamente y diferenciado respecto a otros héroes. No viene mal. Por otro lado, como vimos en el tráiler, los ‘dinozords’ son los mismos que los originales y nos aseguran un momento “Transformers” muy emocionante. Realmente, por ese lado ves la intención del director por dar guiños a los seguidores históricos de la serie noventera, lo mismo con la implementación de los famosos patrulleros ‘remasterizados’.

Finalmente, puedo decirles que la película está bastante bien y será un exitoso blockbuster. Ha sido pensada para chicos -no tan chicos- y principalmente todos aquellos que tuvieron la oportunidad de disfrutar de la memorable serie de Saban hace casi veinte años. Tiene humor, acción, momentos sentimentales, mensajes positivos para el crecimiento individual como persona y sobre todo, zords. Ojo que el objetivo principal es entretener y tomando en cuenta lo ligera que era la serie –debo admitirlo, aunque sea fanático de la misma- no esperen una cinta de la talla de las de Marvel o DC, el universo de Power Rangers no da para el Oscar precisamente, pero me parece una buena base para lo que puedan desarrollar más adelante.

Nota: 6.4
Hay after-credits. Algunos comentarios finales en Spoilers.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
jdcaceres
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de abril de 2017
22 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tras su primer largometraje hará unos dos años, titulado Project Almanac, el director Dean Israelite se vuelve a colocar detrás de la cámara para llevar a la gran pantalla una nueva aventura de los Power Rangers, basados en una serie de Saban Entertainment emitida durante los años noventa, de la cual originó una película de la que no recuerdo nada. Solamente sé que aún poseo en casa la banda sonora. Vamos a hacer borrón y cuenta nueva. Nos encontramos con este remake, reboot o cómo lo queráis llamar, pero una cosa está muy clara, al menos por mi parte. Me lo he pasado como un enano durante las más de dos horas de metraje. Creía que se me haría lenta y aburrida, y no ha sido ese el caso. El señor Israelite, tal y como hizo con su sobresaliente ópera prima, ha conseguido llevar a buen puerto este suculento proyecto.
La elección de los actores que interpretan a los cinco Power Rangers me parece muy acertada, me han gustado sus actuaciones. Podríamos poner un subtítulo a la película llamado "Los Cinco Fantásticos" y es que, si no fuera por las armaduras y tal, parecería una versión alternativa, de un universo alternativo, de los famosos personajes de la Marvel. Mencionar sobretodo a Naomi Scott como Kimberly o RJ Cyler como Billy. Todos ponen sus notas de humor a la trama, pero creo que Billy es el que los enfatiza más. También podemos ver pululando (por así decirlo) a Bryan Cranston y una gran Elizabeth Banks sacando toda su maldad. Un film que no tiene nada que envidiar a los Transformers de Michael Bay, porque tiene acción por un tubo. El director también sabe de movimientos de cámara algo mareantes, y cuando la veáis sabréis por qué lo digo. Vale, sí, son dos películas que no tienen mucho que ver, nada que ver, pero yo he encontrado algún que otro parecido, y algún que otro guiño por el camino. Con un presupuesto estimado de cien millones de dólares, ya digo que es estimado según alguna fuente, el resultado final es realmente sobresaliente. No me paso para nada, podemos darle dos pulgares hacia arriba. Se nota que se los han gastado con inteligencia, sobretodo en el apartado de los efectos especiales, en los efectos visuales, un trabajo muy elaborado. Con compañías especializadas de la talla de Digital Domain, Pixomondo, ScanlineVFX o la gran Weta Workshop.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
josep
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de abril de 2017
12 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Anda que no era difícil adaptar algo como 'Power Rangers' al año 2017.
Las series y películas originales existían en una parcela muy particular de diversión ingenua y entretenimiento modesto, mucho más fácil de disculpar por la época en la que se crearon que por otra cosa.
Sin embargo, hoy en día es complicado volver a asaltar la pantalla grande, y no venderse al espectáculo fácil o la iconicidad hueca.

Queremos Power Rangers, cuanto antes, ahora mismo, con sus trajes y sus armas, haciendo pedazos el ejército de Rita, sin preocuparnos de los personajes que pueda haber detrás porque... ¿nunca han importado?
Por eso, hay que aplaudir esta nueva versión de los rangers alienígenas: te va a dar luchas contra masillas y destrucciones con megazords, pero antes te va a contar una historia.
Una historia, de hecho, no demasiado original, pero con el suficiente corazón y ganas como para que te acabe ganando. Porque, no hay que olvidarse, estos nuevos Rangers podrán ser más oscuros y violentos con el nuevo milenio... pero siguen siendo adolescentes.

Un aula de castigo de ecos ochenteros junta a Jason, Kimberly y Billy, cada uno de ellos acosados por padres o compañeros de clase, pero todavía haciendo valer esa rebeldía adolescente que les hace ser quiénes son.
Más tarde, se encuentran por casualidad con Zack y Trini, también marginados a su manera, pero igualmente orgullosos de una condición que llevan como una medalla.
El descubrimiento de extraordinarias monedas alienígenas les marcará de un modo que no imaginan, y les dará una razón para quedar después de clase, en una etapa personal en la que tenían pocas razones para hacerlo.
(¿'El Club de los Cinco', eres tú?)

Todos sabemos como sigue.
Y, con toda franqueza, ahí podría haberse quedado.
Pero este no es un capítulo de televisión en el que cuanto antes se calcen el traje mejor.
No, esto es un drama adolescente, de apariencia ingenua, pero que habla de manera sincera y (por qué no) espectacular sobre ese difícil período en el que todavía uno busca su identidad.

El quinteto se topa de repente con la nave de Zordon, refugio contra sus padres y compañeros, y al principio se sienten pletóricos con la extraordinaria misión que se les ha encomendado: ser Power Rangers, tío. Defensores interestelares. Guardianes por la paz.
Se llenan la boca con términos como "superhéroe" mientras una cara cansada y curtida les observa desde la pared, una que sabe de la responsabilidad de su cargo, pero se preocupa porque ve que se permiten bromear con ello.
Y Bryan Cranston da KILOS de personalidad a un mentor que podría haber sido ruido de fondo, pero que gracias a él se convierte en un guerrero en busca de una última batalla que no le corresponde librar a él.
Hay de hecho un momento hermoso en su desarrollo: Jason sintiendo el peso del liderazgo y Zordon sabiendo cuando debe relajar el ritmo porque se ve reflejado en él; un momento de humanidad entre dos Rangers Rojos de diferentes generaciones que empiezan a aceptar la momentánea debilidad como fundación de una fuerte voluntad.

Entonces, el entrenamiento de los cinco adolescentes no es solo para afrontar su titánica tarea, sino que también se gana un fondo más profundo y humano: ser útiles, probar su fuerza, triunfar donde todos les han dicho que han fracasado.
Por eso duele cada golpe que no logran bloquear en la simulación.
Por eso escuece cada mirada desaprobadora de Zordon, cada avance imparable de Rita.
Y por eso destroza cada momento en el que no son capaces de metamorfosearse, para ganarse unos trajes que nos parece que les quedan grandes.
'Power Rangers' flirtea con el desastre, con la arrogancia de unos luchadores que se creen mejores de lo que son y la superioridad de un enemigo que enseguida puede romper sus frágiles ideales o sus inexpertas técnicas.

Por eso, cuando finalmente les vemos enfundados en sus armaduras la recompensa es doble: porque disfrutamos de una espectacular batalla contra las fuerzas del mal, sin perder de vista a unos luchadores que hemos pasado días conociendo.
Y cada inseguridad, cada temor, cada meta a la que no han llegado, se esfuma porque tienen una causa común que defender, y así lo han comprendido.

Probablemente habría pocas opciones de adaptar los 'Power Rangers' a la actualidad.
Pero la escogida, dando importancia a su mitología sin perder de vista su adolescente naturaleza, construyendo personas que no son solo muñecos de acción, parece pura perfección.
Charles
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de abril de 2017
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Dirigida por Dean Israelite, ‘Power Rangers’ se presenta como un intento de lavado de cara y adaptación al siglo XXI, de la serie con el mismo nombre de los años 90 que tantos niños y niñas disfrutamos en su momento. El reto no era fácil, en una era plagada de Blockbusters, donde el cine de Super Héroes tiene más peso con historias mínimamente interesantes y cada vez más complejas, ‘Power Rangers’ es un producto que dado su enfoque en principio más infantil, tendría muy complicado destacar. ¿Lo habrá conseguido?

Cinco jóvenes estudiantes van a descubrir que no sólo su pequeña ciudad, Angel Grove, sino todo el mundo está al borde de la extinción por una amenaza alienígena. Elegidos por el destino, los jóvenes pronto descubrirán que son los únicos que pueden salvar el planeta. Pero para poder lograrlo deberán superar sus diferencias y unirse como los Power Rangers antes de que sea demasiado tarde.

En 1995 ya se estrenó un film con posterior secuela en el que se apostaba por ahondar en los conflictos vividos en la serie y que por tanto no era más que un episodio más largo y con más presupuesto que lo visto en televisión. Con esta nueva versión, Dean Israelite y su equipo parecen no terminar de decidirse en si presentarnos algo totalmente nuevo con toques de la original o simplemente emular lo que ya hacía la del 95, esto es, un capitulo largo y poco más de lo mismo de siempre.

Esta dicotomía, la vemos en los dos únicos actos que nos presenta el film, el primero asemejándose al arquetipo del cine de Super Héroes actual, nos presenta una historia de origen que se aleja bastante de la serie original en cuanto a la relación y personalidad de los protagonistas, los nombres son los mismos pero los conflictos internos que viven e incluso su propia relación son distintos, más actuales y más imperfectos, donde la diversidad va un paso más allá del color de piel y se nos presentan problemas de conducta, trastornos de atención y la problemática de tener una preferencia sexual u otra en una sociedad mayoritariamente intolerante.

En ese sentido es donde el film se hace grande, ya que toda la amalgama de elementos nuevos en cuanto al desarrollo interno de los personajes, hilan muy bien con esos gags y toques a lo ‘fan service’ que homenajean a la serie original. Ese aire a comedia dramática ‘teenager’ es algo que funciona y casa muy bien con el arquetipo Power Ranger.

El problema del film radica en lo que por título lleva, y es cuando los ‘Power Rangers’ ya con sus trajes hacen acto de presencia. En ese momento, todo cambia, el propio concepto de película que se nos desarrollaba en un principio se le da la vuelta para dar paso y casi sin darnos cuenta a un climax de acción donde todo ocurre de forma precipitada y nada tiene sentido, todo sucede porque sí y el espectador acaba sin saber en qué momento esos personajes pasan de un ‘punto A’ a un ‘punto B’ sin una conexión natural y acorde a lo que la primera hora de película ofrecía.

Lo que se denota, es que en la parte del film ‘más Power Ranger’ el director y su equipo no han querido arriesgar y directamente han copiado lo que sería un climax final de un capítulo de la serie y trasladarlo tal cual a un film cuyo desarrollo inicial no pega con algo así, y aún se podría defender si se hiciera como en la serie, pero no, el montaje y dirección de ese climax es horrible, el diseño de los zords es horroroso, apenas se puede ver como son, los trajes igual, no se nos presenta la transición de ensamblaje del mega zord, las coreografías de las escenas de acción son paupérrimas y apenas se pueden seguir con naturalidad, en esto, la serie, que ya es delito decir con el poco presupuesto que tenía, es muy superior al film, igual que el film original del 95. Es tan malo el intento de homenaje del último tercio del film, que la música original se usa de forma escasa y muy burda, casi parece una parodia más que un intento de acercamiento al concepto original.

Pese a todo esto, el film tiene mucho ‘fan service’, sabe jugar con la nostalgia y además pese al último acto, tiene un buen inicio y un desarrollo que aunque ligero y previsible, se hace divertido y más interesante que lo que se nos ofrecía en la serie cuando esos Rangers eran de carne y hueso, por esto, hay alguna esperanza de que finalmente si se hace una secuela, se pueda entregar un producto mejor una vez ya pasado la siempre problemática tarea (hablando de cine de Super Héroes) de contar una historia de origen.

PD: Hay escena a mitad de los créditos

NOTA: 5.0

Más en: cinealacarbonara.blogspot.com
Facebook: Cine a la carbonara
Twitter: @Cinealcarbonara
Kemet
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 12 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados