arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Drácula: Muerto pero feliz

Comedia Drácula abandona su viejo castillo de Transilvania y se traslada a Londres en busca de sangre fresca. Su apetito se despertará cuando conozca a la prometida y a la hermana de un notario. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 >>
24 de marzo de 2006
18 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Y tan contento que se quedó Leslie Nielsen tras encargarse de parodiar la magnífica cinta de Coppola "Bram Stoker's Drácula". El resultado de Mel Brooks con esta película es correcto, consigue una ambientación potable y cuenta con el poderío de Nielsen en lo referente al humor absurdo. Situaciones interesantes como la sombra del conde o la transformación de una bella que prefiero no desvelar completan una cinta que, para amantes de las películas de vampiros -entre los que me incluyo- es correcta y poco más.

Brooks se toma una licencia complicada y, pese a no lograr algo infumable -pues Drácula, un muerto muy contento y feliz entretiene, y bastante- sí se aleja en parte de su calidad en otras producciones. Gustará, especialmente, a los amantes del cine basado en la popular figura, aunque para el resto -y con razón- será una absurdez digna de olvidar.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de junio de 2007
14 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aunque floja y hecha bajo todos los parámetros de lo comercial, resulta ser una buena parodia, entretenida y fácil. Aventaja, pese a su mediocridad, a muchas producciones similares, en tanto no recurre a la obscenidad ni a la chabacanería, y al menos se nota el esfuerzo en cuanto al vestuario, la ambientación y el trabajo de cámaras. La actuación de Nielsen es inolvidable...el resto del elenco, aunque no tan inspirado, colabora en la producción de carcajadas.
David Alberto Campos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de noviembre de 2008
20 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuando en ellas hay vertido un talento y un trabajo infinitamente superiores a las taquilleras SCARY MOVIE, EPIC MOVIE, DATE MOVIE (Dios, qué asco esta última). No son sólo los actores que lo hacen genial (gana Renfield, personaje cachondo donde los haya), o la banda sonora, que da miedo como si la peli fuera realmente de terror, o la puesta en escena, también muy conseguida para ser una parodia. Se trata sobre todo de un guión de comedia mucho más currado que la simple risa extra-fácil de las nuevas, con toques propios y originales, no necesariamente recurriendo siempre a los clásicos en los que se inspira.
Si con las locas de Robin Hood había que ver ROBIN DE LOS BOSQUES y ROBIN HOOD: PRíNCIPE DE LOS LADRONES antes, con D.U.M.M.C.Y.F. antes hay que ver DRáCULA la de Bela Lugosi y DRáCULA de BRAM STOKER la de Coppola, para que la risa despierte a los vecinos.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
JACHi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de marzo de 2010
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Parodia aprovechando el exitoso momento de Drácula, que trae a la pantalla diferentes situaciones ridículas que más de uno habrá pensado y que reúne en una misma película a Leslie Nielsen, a Mel Brooks y al televisivo Peter MacNicol.

Son sin duda estos nombres lo que más sentido da a la película, o lo que más absurdez da, que eso es en el fondo lo que buscan. Sin embargo, la película está muy lejos de los niveles de absurdez de otras películas delbueno de Nielsen como Agárralo como Puedas.

A pesar de que se echan de menos más situaciones absurdas, Nielsen sigue haciéndolo genial, y es su actuación y el personaje de Van Helsing (que no la interpretación de Mel Brooks) la que salvan la película. Ver a Nielsen empieza a resultar entrañable, teniendo en cuenta la carrera el actor y el encasillamiento en comedias absurdas que tiene y lo mal visto que está ese tipo de cine, quizá sea esa sensación el mejor de los reconocimientos a su trayectoria.

La película tiene cierto aire inglés, y se hace bastante amena, sobre todo teniendo en cuenta su escasa duración. El argumento no tiene mayores complicaciones, ya que las ventajas de las parodias de otras películas es que en el fondo la historia ya esta hecha. Es la búsqueda de la risa (fácil o no) la que debe inquietar a los creadores, pero esta vez la búsqueda ha quedado un tanto frustrada por un Mel Brooks un poco en horas bajas.

Decente película, ni la peor ni la mejor del cine de parodias, que vuelve a elevar a Nielsen al nivel de uno de los mejores cómicos (si se le puede llamar así) de la historia del cine. Ojalá Nielsen fuera inmortal como el personaje que encarna, sería la mejor noticia.
NeoJ
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de abril de 2010
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Otra más para agregar a la interminable lista de parodias del éxito de turno protagonizada por Leslie Nielsen. No sé si esta en particular tuvo éxito o no, pero después de verla en la TV, dudo que haya alcanzado mucha popularidad. Mel Brooks, que antes dirigiera comedias geniales como Las Altas Angustias o Los Productores, se rebajó al nivel comercial de las parodias prefabricadas, que ya en la década de los noventa se habían agotado.

Dracula: Dead and loving it no llega a ser aburrida, no es un bodrio, pero está lejos (muy, muy lejos) de resultar una genialidad. El humor que presenta es un poco tonto y el toque de desenfado al que nos tiene acostumbrado Nielsen (típico de The Naked Gun) tampoco logra hacer reír demasiado. Como dije, no es aburrida, pero no esperen que les arranque algo más que una pequeña sonricilla.
Fedexior
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados