arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de Adrián Cantor
Ordenadas por:
32 críticas
1 2 3 4 5 6 7 >>
8
8 de enero de 2017
81 de 99 usuarios han encontrado esta crítica útil
En 1949 se estrena por primera vez "Muerte de un viajante", obra que otorga a Arthur Miller un éxito internacional inmediato. Su crítica del útópico sueño americano y la presentación del núcleo familiar como ente desestructurado situaron a este trabajo en el olimpo de la atemporalidad. El director iraní Asghar Farhadi ha sido el último en unirse al rol de artistas que han bebido de la influencia de Miller para la creación de sus obras. "The Salesman" utiliza el libreto del dramaturgo tanto de manera explícita, mediante la representación meta-cinematográfica de la obra, como implícita, proporcionando a su filme un tratamiento descriptivo, simbólico de la tragedia de un hombre corriente en una sociedad machista sin principios. Aquí Farhadi establece una separación cultural-sexual muy acertada para dejar a la mujer como el elemento razonable dentro de una sociedad brutalizada y arraigada en un patriarcado moderno pero inquebrantable.

Una joven pareja se ve obligada a evacuar su edificio a causa de un inminente derrumbe. Tras escuchar las excusas y el desentendimiento de su casero que no quiere oír hablar de ninguna responsabilidad en el incidente, Emad y Rana se mudan a otra construcción gracias al favor de un conocido que tenía un apartamento en alquiler. El protagonista que ya empieza a adoptar las maneras procedimentales de su alter ego: Willy, opina que una sonrisa puede abrir muchas puertas y, en este caso, su amabilidad con la gente ha dado los resultados deseados obteniendo el “enchufe” para entrar en su nuevo piso. Pero aquí entra en juego lo irónico de la situación descrita por Miller y adaptada por Farhadi, cuando creemos estar saliendo beneficiados por una transacción amistosa, lo más probable es que la otra persona piense lo mismo. Detrás de una sonrisa se ocultan mil miserias. Y llega el trágico suceso desencadenante de toda la trama. Rana escucha sonar el telefonillo antes de darse una ducha y presumiendo que es su marido quien llama (como posiblemente hayamos hecho todos alguna vez) aprieta el botón de abrir sin preguntar, e instintivamente deja la puerta de acceso a la casa entornada para poder seguir con su aseo personal. Instantes después llegaría Emad encontrándose un reguero de sangre en el suelo y la casa vacía; su mujer ha sido atacada y trasladada al hospital con una contusión en la cabeza. Desde ese momento, el protagonista dedicará todo su tiempo a buscar una venganza con la que salvar el honor de su familia o, al menos, eso piensa él.

El daño ya está hecho. El hombre se muestra reacio a indagar en los detalles de la agresión, pues teme encontrar una respuesta que lo suma en un profundo estado de humillación. Su mujer muestra síntomas claros de haber sufrido abusos sexuales, sin embargo, el marido prefiere quitar importancia al asunto y dejar que la pobre Rana pase por la traumática experiencia sólo con su ayuda y el silencio al miedo de qué dirán. Cada vez más alienado por su personaje, la vida mental de Emad y su conducta se rigen por la máxima de alimentar la representación de su familia con una normalidad inaguantable. Recurre para ello a ilusiones y deseos de venganza que, de tanto repetirse, construyen la narrativa de su nueva vida. El comportamiento de los hombres en la película es hereditario de la brutalidad machista hegemónica de su país, seres rencorosos y egoístas que piensan que con la destrucción y la humillación retributiva serán felices; cuando el verdadero motivo de su infelicidad reside en su comportamiento como falla a su estilo de vida ejemplar (en el caso del personaje principal, de docente de un colegio y actor de teatro) y en su incapacidad para olvidar. La mujer, por el contrario, aunque es quien más sufre mentalmente, es piadosa y humilde. Conoce bien que su felicidad no pasa por arruinar la vida de nadie y, en su vergüenza y padecimiento, será la única que pueda poner límite a los accesos violentos masculinos. The Salesman resulta un trabajo demoledor y muy bien dirigido que expone un problema clásico y perenne en la sociedad contemporánea.
Adrián Cantor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
7 de febrero de 2016
49 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
El nacimiento de Euromaidán

Desde que Ucrania logra la independencia de la Unión Soviética en 1991, el país ha estado marcado por presiones internas, la más fuerte originada con el arribo a la presidencia de Viktor Yanukóvich, hombre curioso que primero fue relajado del poder en 2004 por posible fraude en la elecciones, para que es su segundo mandato del 2010 fuera obligado a dejarlo al 2014.
El atentado a los civiles en ese proceso que inicia con marchas pacificas es real, la corrupción del presidente y su equipo de trabajo era evidente, la no firma del tratado o alianza con la unión Europea también, pero ello fue solo un grano de arena en el mar del conflicto.
La parte pro-Europa de la que habla el documental se caracterizó por tomar el poder y ser principalmente una facción de extrema y ultra derecha, un movimiento en esencia neonazi; después del triunfo Kiev argumentó que los neonazis eran parte del ejercito ucraniano y que estos eran controlados por el gobierno, Finalizada la disputa mostrada en el documental algunas regiones de ucrania buscaron su independencia y se aliaron a Rusia, generando una división geográfica y una guerra civil en el país que aún tiene sus consecuencias en la actualidad.
El documental en ese orden es simplista, no enfatiza o invita a los videntes a conocer más de fondo el problema, se centra en mostrar la destrucción y el ataque de la policía en contra de los pro-europeos cuando la división era muy fuerte, muchas personas del país eran pro-rusas ya sea porque estuvieran a favor del presidente o contra él.
Ukraine's Fight For Freedom Es una propaganda bien lograda que les permite llegar a los premios Oscar de la academia, para que personas como yo lo vean y puedan ser fácilmente engañadas o enteradas de una pequeña parte de un conflicto, y esta pequeña parte relatada desde la voz de los manifestantes sin entrar mucho en versiones y tenciones de los aparatos estatales, noticias u otra acción que permita entender o tomar conclusiones propias, ¡pero claro! El poder para el pueblo
No es simplemente que no se quería al presidente, no es solamente que no se firmará con la Unión Europea, ¿porqué? ¿qué compromisos había estipulados en ese pacto? ¿quiénes eran los pro-rusos y que pedían? ¿qué acontecimientos y pronunciamientos políticos se hacían mientras la gente protestaba? ¿ese símbolo que tanto se puede observar en brazaletes, fuego y ropa de los manifestantes es nazi o a qué hace referencia? ¿es una investigación lo que se hace o una propaganda?
El tratamiento de la película es muy bueno, el director sabe en que momento meter imágenes y en que momento cortarlas, sabe que a la gente le gusta el mormo y el amarillismo, lo sabe, pero ¿es un buen investigador? Personalmente no estoy desacuerdo con ello y me sorprende que la academia lo tuviera en cuenta.


Lo mejor: el tratamiento y manejo de las imágenes le dan un estilo atractivo y entrenado a la historia.

Lo peor: el manejo de la información, da la sensación de ser manipulado, además que no enfatiza en las causas del problema y la otra cara del conflicto.
Adrián Cantor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
24 de marzo de 2016
29 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
El regreso a Casa de Zhang Yimou no podría poseer menos elementos para hacer una película de tan grande potencial, a pesar de que Gui Lai no se compare a sus películas más emblemáticas a la Maldición de la Flor Dorada (2006), La Casa De Las Dagas Voladoras (2004), Hero (2002) o Vivir (1994). A lo que yo llamaría “realismo mágico” (si así se le permite llamar) del entamado cultural chino, y a eso me refiero a batallas épicas donde predomina un sentido espiritual como saltos irreales, fuerza demoledora, paisajes de ensueño marcados de simbolismo chino, la película tiene una fuerte carga política, social en la narrativa propia de las mejores historias del cine o por que, la literatura.
La película posee un argumento poderoso, Zhang Yimou se remonta a los 70’s y el final de la revolución cultural China; la guerra popular que se prolongo por más de diez años por toda el territorio, con la intención de acallar a intelectuales y lideres políticos que pondrían en peligro el control que Mao Zedong, que aunque se le atribuyan ideas filosóficas del materialismo dialectico, aciertos económicos a nivel rural y urbano, aciertos en materia militar, y aciertos sociales muy positivos, los más fervientes maoístas no podrían negar el atentado ocasionado contra miles de personas por el hecho de pensar diferente o simplemente entender un poco de arte y cultura de Europa principalmente.
Y es que así inicia la historia, Lu un hombre capturado y que pasa diez años en prisión, logra escapar e intenta reunirse con su familia: Yu su esposa y Dandan la hija que dejo a los tres años de edad, el partido que logra en Dandan insertar un discurso de “Verdad” que permite que está le sea fiel al partido y por ende atente contra la vida de sus padres, traicionándolos.
Finalizada la revolución cultural, los presos políticos retoman su libertad y pueden regresar con sus familias, es ahí donde el dolor es aún más fuerte, ya nada vuelve a ser igual. Dandan se enfrenta al sufrimiento y el fracaso de lo que ella consideraba el mundo que deseaba, mientras los personajes se plantean el dilema del perdón y el eterno regreso.
La vejez resulta ser en ese orden de ideas el asunto principal, de forma violenta y visceral Zhang Yimou carga al espectador con un exceso de melancolía e ira ante aquel demonio llamado tiempo y las herramientas que nos atan a él, la poesía, la música, el recuerdo de un tiempo mejor están siempre presente como un fantasma ante la recursividad humana y el instinto de resistencia y esperanza.
Pero claro, nadie escapa a esta desazón, ni siquiera Yang, personaje responsable de parte del dolor de los tres personas principales y de su propia familia ante la inclemencia de la razón y el control político.
Adrián Cantor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2
7 de marzo de 2016
38 de 59 usuarios han encontrado esta crítica útil
El atractivo que generan las mitologías, su enriquecida literatura que permite tomar miles de elementos para entender el mundo y su funcionamiento, permiten entre otras cosas crear historias de diversa índole. Lo difícil en ello, es que la invención de estas historias lleven a una película a enriquecer el mundo cinematográfico y generar debate ante un tema trascedente para el mundo o por lo menos formador de personas.
El primer error de la película, radica en lo que debería ser su fuerte, la ambientación parece más de los capítulos I, II y III de Star Wars, un Egipto antiguo que dista mucho del real, unos efectos que llegan hacer ridículos, absurdos, y una edición sobrecargada de elementos propios de una película de humor y sátira. El guión, es pobre y se burla de un momento y una cultura que le ha brindado a la humanidad más de lo que se suele creer, o saber por ahora.
difícilmente se le rescate algo a esta película, no suelo escribir sobre ellas, pero es triste perder el tiempo con estas cosas cuando hay tanto poder e historias que fortalecen el que hacer cinematográfico; Es lenta, predecible, banal, sin guión y hasta ridícula, con escenas que dan vergüenza.
Adrián Cantor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
7 de enero de 2016
21 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
Por la fecha y boom mediático se convierte en una cinta obligatoria especialmente en iglesias e institutos.
Lamentablemente la producción sencilla, las carencias técnicas y la crudeza con que se tratan la propuestas, hacen que espectadores acostumbrados a grandes superproducciones hechas con el único y mas que legítimo objetivo de entretener, perdamos de vista las cualidades de estas pequeña “maravilla”.
Las críticas “Tradicionales” pintan una semblanza de por donde va la historia. No me extenderé en ello. Solamente agregar que un mundo marcado de dolor e hipocresía debe ser mostrado, y mostrado y mostrado para nuevamente ser mostrado con la esperanza de la no repetición (lamentablemente por el completo entramado de entes físicos y espirituales, difícil creer). Efectivamente, los aparatos legales de cada país varían, pero por desgracia en estos temas suelen tener la misma regla, por miedo, “amor”, fe, “ética” de las jerarquías católicas y la burocracia política; si, claro, suelen tardar años en hacerse públicos, y más en un país tan conservador como Estadios Unidos.
No es para nada sensacionalista, sin embargo se queda corta en la fuerza de sus argumentos e intenta escandalizar un tema por desgracia naturalizado en mucha gente, pero que no logra lo que si lo haría un medio de comunicación. Alarmar al mundo, o a parte del mundo que le interesa cambiar la suciedad de él.
Adrián Cantor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 7 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados