arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Alicante
Críticas de Mezten
Ordenadas por:
33 críticas
1 2 3 4 5 6 7 >>
5
14 de julio de 2008
185 de 249 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película en sí me gusta. La he visto ya unas cuantas veces, y me pasa lo mismo que con Resident Evil (la primera, ojo): no se qué tiene que no me canso de verla. No, espera, si lo sé. Es un personaje…

Pero antes de pasar al verdadero objeto de este texto dedicaré una breve critica al resto de elementos del film: Ewan McGregor bien, como siempre. Natalie Portman hace lo que puede, que no es poco, y sale de la trampa bien parada. Liam Neeson, al igual que Johnny Depp, es una bestia interpretativa. Puede soltar el dialogo más tonto del mundo – en esta película lo hace- e imprimirle tanta convicción que te lo crees. Jar Jar Binks: el equivalente fílmico a una patada en los huevos. Cada vez que aparece convierte la película en una basura de Disney; por no saber, no sabe ni hablar, y donde las particularidades de dicción de Yoda cuadraban y generan un cierto respeto, las de este ente amorfo, cuyo fea estampa me recuerda vagamente a Ronaldinho, resultan irritantes; da rabia pensar que Dark Maul no dura más que un film, y que este engendro aguante tres episodios de la saga. En cuanto al guión, es mejorable. Demasiado infantil en las secuencias de Anakin – si, va a ganar el solito la batalla espacial, venga ya; y lo de la carrera, ni Fernando Alonso lo remontaba– e, insisto, directamente una idiotez cuando Jar Jar aparece.

Por cierto, el nombre del planeta Naboo esta pidiendo a gritos un chiste obsceno.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Mezten
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1
27 de junio de 2008
446 de 778 usuarios han encontrado esta crítica útil
Existe un cuento sobre un sastrecillo que se las arregla para engañar a toda la corte real; afirma poseer una tela que es el material más hermoso que existe, pero que es invisible para los estúpidos. Por supuesto, el mismismo Rey acaba demandando sus servicios. Lo que Su Majestad no sabe es que todo es un engaño; no existe tal tejido, pero todos afirman verlo para no pasar por tontos.
Es así como el Monarca acaba paseando desnudos por las calles de su reino. Increíblemente, el hechizo no acaba de romperse; todos afirman ver el traje, pues nadie quiere admitir que no lo ve. Finalmente, es un niño el que se echa a reír y grita: “¡El Rey va desnudo!”. A partir de ahí, todos los habitantes le acompañan en sus risas mientras el pobre Rey huye, rojo como un tomate, a resguardarse en su palacio.
Este cuento es sencillo, encierra una gran sabiduría, y NO ES EL PEDAZO DE MIERDA MÁS ABURRIDO QUE EXISTE. Ese honor le corresponde a la odisea espacial del señor Kubrick.
Señoras y señores:
- Una película puede ser antigua, de efectos especiales desfasados y, al mismo tiempo, intemporal. Véase “El Gran Dictador”.
- Una película puede ser lenta pero intensa y emotiva. Véase “Cadena perpetua”.
- Una película puede versar sobre el lado más profundo del alma, y, al mismo tiempo, contar una gran historia, con mucho argumento y acción. Véase “El Padrino”.
- Una película puede ser perturbadora y difícil de entender y, al mismo tiempo, no carecer de violencia y sexo. Véase “Memento”
- Una película puede ser una obra maestra de la ciencia ficción, crear escuela, y no aburrir hasta a las ovejas. Véase “Blade Runner”.
- Una película puede incluso ser antigua, difícil, de efectos especiales desfasados, perturbadora, lenta y profundizar en la sociedad humana, aún así no aburrir hasta a las ovejas. Véase “Metrópolis”.

“2001: una odisea en el espacio” no es más que un vacío absoluto. No hay nada. Y esa nada la rellenan algunos con sus propias elucubraciones. Si ves – o quieres ver - en una película tus propias inquietudes te parecerá una obra maestra. “El director quiso decir esto y lo otro”, dicen. Pero cuando una película es buena no necesita traducciones. No necesitas que nadie venga a explicártela.
Vosotros la habéis mirado, y no visteis nada. No temáis, os digo. No sois tontos. Es que Stanley Kubrick va desnudo.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Mezten
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
17 de abril de 2009
131 de 151 usuarios han encontrado esta crítica útil
No pensaba escribir ninguna crítica de esta película, pero después de leer algunas de las expuestas en FA me siento obligado.

A todos los que dicen que la escena del velatorio es ridícula y sobreactuada:

Tu hija ha muerto.

Ahora estas en su funeral, así que haces lo más normal: te vuelves hacía la persona más próxima y comentas: “Una muchacha valiente; murió por la causa.” Y a otra cosa, mariposa.

A vosotros querría veros en el aeropuerto, junto a los familiares que esperaban tranquilamente el retorno de alguien, cuando anuncian por megafonía - “La dirección del aeropuerto lamenta muchísimo comunicarles…”- la explosión del avión en pleno vuelo. Sin supervivientes. Os garantizo que nunca volveréis a ver esa secuencia de la película con los mismos ojos.
Ese llanto desatado, esas piernas que fallan, ese dolor que quiere convertirse en ira para no ser dolor…

Es una escena ridícula. Es exagerada. Es humana. Es real.

Toda esta película, en realidad, rebosa humanidad por los cuatro costados. Me rompe ver al padre de la niña, esa persona torpe de palabra, obra y pensamiento, intentando comunicarse con el exterior, sollozando de pura impotencia (… ¿Por qué nadie me hace caso? Mis palabras también son palabras… ¡Soy una persona!). Y el abuelo, que está consumido por la culpa (… él […] de pequeño era listo como el solo […] pero yo nunca estaba en casa, y...), pero convierte esa culpa en cariño, en una puñetera e inagotable paciencia.

Estas personas no es una familia “normal”, como las familias “normales” de la tele, con un conflicto ridículo que solucionan al final del episodio con un gran abrazo. Tampoco intercambian comentarios ingeniosos seguidos de replicas agudas. La mayor parte del tiempo no se expresan con claridad, equivocan sus pasos, y encima lo hacen sin un grandilocuente dramatismo... No, no son como una familia normal. Son como la tuya.

Son personas que cargaban, cada uno, con diez defectos por cada virtud, con mil flaquezas por cada fuerza, con un millón de miedos y dudas por una única y ridícula esperanza.

Y sin embargo, hay que ver como lucharon…
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Mezten
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1
8 de diciembre de 2018
88 de 98 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Erase un film que robaba a las películas buenas para hacer una peli muy mala".

Me imagino que los productores de esta obra vieron El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada, y les pareció grandiosa, pero demasiado constreñida por el rigor histórico. El director Otto Bathurst, en cambio, no ha cometido ese error; de hecho, ha evitado cuidadosamente cualquier referencia a la Edad Media. Y lo digo en serio.

¿Y cómo han logrado construir un relato sobre Robin Hood con semejante premisa?, te preguntarás. Pues la solución que han encontrado es robar escenas sueltas de películas ambientadas en cualquier época... salvo el Medievo.

Para evitar spoilers, me centraré a partir de ahora en el plano estético de la película. Con esa será más que suficiente.

La historia arranca en Nottingham (que luego iremos descubriendo que es un New York vagamente feudal), y nos cuenta como se conocen Robin y Marian. Pues bien: toda la secuencia está inspirada en 50 Sombras de Grey. ¿Te duele leerlo? Pues esto acaba de empezar.

La acción se traslada después a un Oriente Próximo que NO es el de las cruzadas, sino el de unos guerra de Irak en el que los marines llevan arcos que empuñan como si fuesen ametralladoras, se gritan frases como "No te separes de la unidad", los talibanes se mueven como ninjas mientras disparan flechas que silban como balas y revientan paredes de piedra, y los jefes de unidad lazan bengalas para pedir a la retaguardia un bombardeo de las catapultas.

En este tramo de la película aparecen, fugazmente, dos espadas. Y por increíble que parezca, no volveremos a ver ninguna en el resto de la película.

Por cierto, que a los soldados de la fe, en Inglaterra, los denominan "reclutas" ("... está usted reclutado...") antes de marchar a la guerra, "veteranos" cuando vuelven, y "soldados" mientras están allí. La palabra "cruzado" no aparece por ninguna parte, no vaya a ser que el espectador, por despiste, se traslade por un momento a la Edad Media.

De vuelva a Inglaterra nos encontramos con:

Unas minas de carbón (?) que parecen Mordor en un mal día: columnas de fuego, torres que se elevan hasta las estrellas de un cielo oscuro, y gente que pulula harapienta y pálida... menos Marian, que va maquillada como una furcia francesa en todo momento. Allí, entre chabolas de varios pisos, viven los obreros. Y digo "obreros". No "artesanos".

El Sheriff de Nottingham, desde el minuto uno, se nota que está al servicio de Lord Vader. Y por si cabía alguna duda, sus soldados son Stormtroopers. Salvo cuando hay protesta obrera, que entonces llevan - literalmente- porras y escudos de anti disturbios, contra los cuales los manifestantes lanzan cócteles molotov. Espadas no llevan nunca, que eso es una cosa muy feudal, y no pega con la película.

En este punto hay que decir no han sabido cómo lidiar con la aparición Iglesia, que, siendo una institución feudal que pervive hasta nuestras días prácticamente inmutable, podría haberle dado un aire medieval en algún momento. El director lo soluciona haciendo que los sacerdotes hablen como mafiosos, y trayéndose a un personaje de Juego de Tronos (Varys, "La Araña") para que sea el líder del clero local.

Por las noches, los ricos de la ciudad montan orgías salvajes, con alcohol, apuestas en la ruleta, drogas, y tan multi raciales que incluyen a mujeres asiáticas. Las féminas, por cierto, van vestidas para la ocasión. Eso es, unas van de dominatrix, y otras parecen strippers que todavía no se han desnudado del todo. Ojo: no es que en las misas matinales vayan más recatadas.

En todo este ambiente se mueve Robin con una doble vida: por el día es el playboy multimillonario Lord Loslie, y por las noches es un oscuro justiciero enmascarado que lucha contra la corrupción de la ciudad. La Mansión Loslie le sirve de batcueva.

Llama la atención la presencia de muchos hombres y mujeres de raza negra entre las clases suburbanas. Más que nada, porque la cámara les enfoca muchas veces. Cuota cumplida.

No faltan referencias a Matrix y a la saga de videojuegos Assasin´s Creed.

Respecto al argumento, es previsible a más no poder. Y en algún momento hay un intento de discurso épico que resulta totalmente fallido.

Ah, un último detalle: los coches de caballos, cuando cogen velocidad, pueden atravesar paredes. Los caballos salen del trance con alguna abolladura, pero nada más.
Mezten
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
4 de agosto de 2008
89 de 105 usuarios han encontrado esta crítica útil
Todos los que no valoran esta película, todos los que se han reído, todos los que la encuentran casposa, todos los que la encuentran demasiado absurda, fantasiosa,…todos ellos tienen algo en común: nunca han trabajado en una oficina. Yo sí. Y me he partido de risa. Es lo que pasa cuando no conoces a los personajes, sino que los reconoces. Más que una comedia es casi una situación de cámara oculta.
Al margen de la catarsis que supone para el oficinista es cierto que flojea a ratos. No obstante, cuando termina te quedas con la sensación de que valió la pena. Algunos de sus golpes de humor son muy eficaces, y uno en concreto – solo uno, lo admito – es genial.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Mezten
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 7 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados