arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · criticoenserio.blogspot.com
Críticas de Ivovip
Ordenadas por:
88 críticas
1 2 3 4 5 10 18 >>
2
6 de abril de 2009
786 de 835 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tengo 23 años y no me he metido nunca una raya
Tengo 23 años y no me he tomado nunca una pastilla
Tengo 23 años y solo salgo de fiesta los fines de semana
Tengo 23 años y me lo paso como nadie sin necesidad de drogas
Tengo 23 años y nunca he traficado con drogas
Tengo 23 años y nunca he follado con mis amigos mirando
Tengo 23 años y ocupo mi tiempo sacando una carrera y trabajando como una mula
Tengo 23 años y leo libros!! Y a veces hasta estudio
Tengo 23 años y no tengo una tableta de chocolate por abdomen
Tengo 23 años y ninguno de mis amigos tiene esa tableta de chocolate
Tengo 23 años y mis amigas no tienen todas las tetas operadas ni acento de calentorras
Tengo 23 años y no pongo los cuernos a mi novia
Tengo 23 años y disfruto disfrutando de las cosas que hago
Tengo 23 años y mis problemas son diferentes a si la Jenny se ha lido con la Vane porque iban colocadas
Tengo 23 años y creo que ya es una edad consecuente para comprender que esta película es una mierda.

Si no eres como yo puede que encuentres sentido a este despropósito repleto de culos y tetas que se pasean por nuestra pequeña pantalla. Lo único sorprendente es que la hija de Aida hace una interpretación creíble, el resto mejor ni pensarlo. Y si le doy un 2 es porque acabo de ver Dragon Ball y me parece un insulto demasiado grande comparar cualquier película con esa, aunque se trate de Mentiras y gordas
Ivovip
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
28 de enero de 2015
319 de 412 usuarios han encontrado esta crítica útil
Algunas películas trascienden la pantalla porque llegan en el momento justo en el que la sociedad está pidiendo algo concreto y se convierten en un emblema del reflejo de la sociedad hoy en día.

American Sniper ha logrado el mejor estreno en Enero de la historia, segundo mejor mantenimiento de la historia en un film no franquicia do (únicamente por detrás de Avatar), mejor estreno de Clint Eastwood en toda su carrera en Estados Unidos, Reino Unido, Taiwan, Nueva Zelanda, Italia y Perú, seis nominaciones a los Oscar… Y todo esto cuando el consenso general era que las películas ambientadas en la guerra de Irak eran veneno puro para la taquilla. Recuerden que “En tierra hostil” (The Hurt Locker), la oscarizada cinta de Kathryn Bigelow recaudó 17 millones de dólares en USA (la menor recaudación de la historia de las ganadoras al premio de la Academia a mejor película). American Sniper está en su segunda semana rozando los 200 millones de dólares en taquilla.
¿Es realmente tan buena?

La respuesta es no. American Sniper es un film muy correcto y muy conseguido en muchos aspectos (el tratamiento del peso de la guerra en el hombre, la soberbia actuación de Bradley Cooper…), pero su mayor factor es la celebración de un hombre cuyo talento es disparar a matar a gente cuando no están mirando y que además disfruta de su trabajo.

No hay arco moral en la cinta, no hay remordimientos sobre si matar es necesario o hay alguna culpa en el acto de hacerlo. La cinta prácticamente abre con uno de esos discursos en la mesa de un padre a sus hijos que tanto le gusta a Clint Eastwood “en la vida hay corderos, lobos y los que defienden a los corderos de los lobos: los perros pastores”. La historia que trata Eastwood de vender es la de un hombre que se convierte en ese perro pastor defendiendo a su país de los que tratan de invadirlo. El prisma real es otro, los Iraquíes están tratando de defender su suelo mientras los americanos arrasan con él.

El verdadero Chris Kyle, el protagonista de la cinta, escribía en sus memorias que a él no le importaban “una mierda los Iraquíes” y no deja de referirse a ellos como “salvajes”. “Tras la primera muerte, las demás vienen fácilmente (…) no tengo que prepararme mentalmente para ello. Miro por el telescopio, pongo a mi objetivo en la cruceta y mato a mi enemigo antes de que mate a uno de los míos.” Él resumía el sentido de la guerra en esa frase, con lo cual cualquier sentimiento de raciocinio impuesto por la cinta queda empañado por el patriótico.

Y aquí es donde la película entra en terreno peligroso fuera de los Estados Unidos, donde somos mucho más abiertos a ofrecernos a una lectura del tablero mundial. Durante una década los EEUU han condenado la vulneración de los derechos humanos en Cuba mientras mantenían abierta una sede en Guantánamo que los violaba abiertamente. Los americanos gustan y disfrutan de mirar únicamente donde les interesa y donde ellos son los heroes, y por eso American Sniper está convirtiéndose en un fenómeno ya que provee un héroe de celuloide que está encargado no de satirizar y preguntarse acerca del Islam sino de matar musulmanes. “Mata cada hombre que veas. Ese no era el lenguaje oficial, pero sí la idea” escribía Chris Kyle en su libro biográfico.

Escribía George Orwell en su obra Notes on Nacionalism que “Los nacionalistas no solo no desaprueban las atrocidades cometidas por su bando sino que tienen una capacidad remarcable para ni siquiera escucharlas. Si esos hechos eran reprobables o si tan siquiera ocurrieron fueron siempre decididos por predilecciones políticas.”

La controversia que más me interesa llega al descubrir que desde el estreno de la cinta las amenazas a Árabes y musulmanes en América se han triplicado. Radicalizando nuestras opiniones acerca de una comunidad (que mayoritariamente condena por activa y por pasiva cada ataque terrorista) no hace más que radicalizar las opiniones de dicha comunidad, arrastrando a los indefensos a buscar consuelo donde lo encuentran, y si occidente liderado por una doctrina de odio hacia su pueblo no les escucha se moverán en busca de otro refuerzo de opiniones y convicciones.

El arte últimamente se está utilizando como instrumento de poder social y más recientemente como un poder de ofensa política en lugar de convivencia y normalización. Los ejemplos los tenemos recientes: The interview ha desatado iras entre naciones enfrentadas, Charlie Hebdo ha hecho correr ríos de sangre… Tanto de un bando como de otro, se está utilizando el poder de la creación para ejercer una provocación incendiaria que no conlleva a nada bueno salvo a la falta de expiación y autoculpa.

Eastwood despliega sus armas cinematográficas para conseguir este efecto: los Iraquíes nunca son tratados como personajes en la cinta sino como fondo amenazante, ninguno tiene personalidad, tan solo son objetivos. Todos ellos mueren al primer disparo. Los americanos agonizan en escena con borbotones de sangre para que veamos la crueldad y el desgarro. Y en el único momento que un Iraquí sufre es a manos de la crueldad de su propio pueblo.
Kyle, el verdadero Kyle, era un trabajador de clase media que perdió la dirección de su vida cuando vio gente con la que se identificaba siendo asesinada en otras partes del mundo (según la película en los atentados de Kenya y Tanzania contra la embajada americana) y decidió alistarse para asesinarles de vuelta.
¿Les suena familiar?
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ivovip
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
14 de julio de 2015
80 de 82 usuarios han encontrado esta crítica útil
Decimos adiós sólo con palabras,
yo morí más de cien veces,
tú vuelves a ella,
y yo vuelvo…
al negro

Simplemente es un fundido a negro, el retrato de Asif Kapadia sobre la malograda vida de la reina del soul del siglo XXI es un exhaustivo retrato de una joven que con 27 años y dos álbumes ha conseguido convertirse en un icono de la música por derecho propio.
Quizás por las razones equivocadas y no por su verdadero talento único, por su marcada personalidad, por su ángel o su naturalidad y poderío sobre un escenario. Amy Winehouse con 27 años y contra pronóstico (¿jazz comercial a estas alturas? ¿era realmente “comercial”?) se convirtió en el centro de la escena musical y este documental nos lleva exhaustivamente a su corazón, a su naturaleza y a su entorno y a las causas de su fundido a negro.

We only said goodbye with words
I died a hundred times
You go back to her
And I go back to
… black

La primera mitad es la de ver alzarse como el ave Fénix un alma pura encontrando su elemento, un alma frágil, enamoradiza, pasional, arrebatadora, que se bebe la vida a tragos tan grandes que nos arrastra a la tristeza e incomodidad absoluta de ver lo insaciable de su debilidad. Mientras lo ves no puedes parar de buscar culpables mientras escuchas relatos de sus allegados aderezados de su música y sus letras que cobran otro significado ¿víctima de un hogar roto? ¿de un padre más preocupado en amasar dinero que en su propia hija? ¿de un amor que no conviene? ¿de un entorno imposible? ¿de una sociedad que la quería ver convertida en un juguete roto? ¿de dar demasiado de sí misma y hartarse de todo? ¿víctima de sí misma?
El documental no da respuestas o datos que no conociésemos, y aún así entretiene y estremece, cuenta con una claridad expositiva ejemplar y con un talento narrativo conciso, brillante y sumamente objetivo la vida de una leyenda que ha marcado un sello en la industria musical y el imagenio popular.

We only said goodbye with words
I died a hundred times
You go back to her
And I go back to
… black

Por eso la parte final, la del fundido definitivo a negro, la del concierto en Belgrado en la que quieres gritar a la pantalla por ayuda es dolorosa. porque todos lo vimos y nadie hizo nada. Porque a lo mejor no había ya nada que hacer.
Amy es un documental excepcional, que habla y muestra con franqueza los efectos del abuso, el abuso del amor, el abuso de talento, el abuso de pasión, el abuso del vacío, el abuso de las adicciones y en el fondo el abuso de la vida mal entendida. Por eso el fundido final a negro es triste porque en él murió una joven, pero perdimos todos.

We only said goodbye with words
I died a hundred times
You go back to her
And I go back to
… black

Lo mejor: Gustará tanto a los fans como a los seguidores casuales
Lo peor: Es dura y triste

Valoración: 9/10
Ivovip
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
27 de julio de 2010
82 de 97 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hay veces que una tropa de actores se juntan para hacer el gamba y les gusta grabarse y llamarlo película.
En estos niños grandes tenemos unos jugadores de baloncesto que ganaron uno de estos campeonatos escolares que tanto les gustan a los niños americanos. Entonces pasan 20 años y cada uno de ellos se convierte en un estereotipo de comedia diferente.

Con la muerte de su entrenador se juntan todos con sus familias en una casa en el lago donde celebraban sus victorias y se dedican a… bueno a partir de ahí no tengo nada claro.
También coinciden ese fin de semana los del equipo al que ganaron y que le spide la revancha que al principio declinarán y tú pensarán, si vais a jugarlo porque no tenéis muchas más líneas de guión abiertas, jugadlo y dejad de marear.

Las cosas se suceden a ritmo de gag donde el 70% de los chistes no funciona, el 80% de los actores está sobreactuado (mención mayúscula para Salma Hayeck), el 90% es humor de sal gorda y vulgar (tetas, caca, leche materna) y el 100% es una pérdida de tiempo, porque al final solo vemos a una tropa de actores riéndose, que entiéndame eso está bien pero sólo si no fuesen los únicos que lo hacen.
La película no avanza hacia ningún lugar, no tiene una acción que desarrollar y visitan un parque acuático a cámara lenta para justificar los 100 minutos de duración.
Lo único bueno es que no te intentan meter el argumento por ningún sitio y, aunque tenga la típica escena donde todos sacan una lección de vida, no se esfuerzan en crear conflictos para luego resolverlos y se agradece.

Por otro lado hay tal cantidad de actores por metro cuadrado que a veces solo parece una foto de grupo, ya que muchos no son ni personajes sino que hacen bulto.
Absoluta y decididamente intranscendente.
Ivovip
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
24 de junio de 2013
79 de 96 usuarios han encontrado esta crítica útil
Conversación imaginaria entre dos extraños que se quieren y se conocen, aunque no todavía, y tratan de encontrar el sentido a esta cosa llamada vida, amor y cine. Es decir entre Ivo (aka as criticoenserio) y tú (aka Lector)

-Sabes, he tenido algo así como un sueño, una Epifanía que creo que nunca se va a cumplir, un deseo cinematográfico verdaderamente especial
-¿De verdad?
-Lo es. Cierra los ojos, imagina que por un momento siempre has querido encontrar una película de amor, pero de las de verdad, nada de Julias Roberts, ni Hugh Grants ni gente rematadamente guapa que no encuentra el amor y de la que sabes cómo va a terminar aunque nunca te cuentan el final sino el romance. Porque ¿qué pasa tras eso? No siempre se come perdices. Yo busco una película sincera y honesta, natural como la vida en la que apenas no pasa nada pero te vas enamorando y vas soportando la nostalgia y las situaciones agrias y difíciles. Porque la vida normalmente no es fácil
-Sé a lo que e refieres
-Pero desistes, porque la gente ve lo mismo una y otra vez, y ya sabes se hacen secuelas y secuelas sin originalidad y lo más visto en el cine romántico contemporáneo es entre un vampiro y una chica sin sangre. Unicamente de vez en cuando una historia pequeña independiente salta la barrera y te llega a dar en la diana del corazón.
-¿Cómo Antes del Amanecer y Antes del Aterdecer?
-Exacto. Y mira que una de sus partes Julie Dephy lo ha intentado con 2 días en Paris y 2 días en Nueva York, pero les faltaba algo. No era lo mismo. No eran Celine y Jesse
-Pues que haga una tercera parte
-De eso iba mi sueño. De volverme a encontrar a dos personajes que vivían en mi corazón, de preguntarles, “eh, ¿Cómo te va? ¿Al final perdiste el vuelo?” pero las expectativas son tremendas, quiero decir, lo grande de esos finales es que tú terminas creando un universo para ellos. Es como si Sofia Coppola reencontrara a los Bob y Carlotte de Lost In Translation. Una secuela atípica es complicada por el tono, recuperar a personajes verdaderamente definidos y satisfacer las ideas de cada uno
-Y encuadrarlos en lugar mágico
-Exacto, tras Viena y París, ¿dónde los llevamos? Mi sueño fue Griego
-¡Qué bonito!
-Durante un día de final de verano y obviamente con nuevas motivaciones, ya ha habido romance platónico de los que marcan una vida y reencuentro de los que cambian el destino
-¿Y ahora?
-Pues el amor después del amor. La posibilidad de vivir para siempre con alguien, para toda la vida. Porque ese para toda la vida lo fundaron hace años cuando la esperanza de vida era mucho más corta y no significaba tanto tiempo y cuando las personas aguantaban no por amor sino por muchos otros factores. Pero ahora la vida es diferente. Hay compromisos y cosas que hacer alrededor del mundo y todos los problemas de la vida adulta
-Sé lo que dices. A veces el amor no es suficiente para hacerlo sobrevivir
-Y hay diferentes fases...
-¿Y Funcionaba tu sueño?
-Era precioso. Complicado pero precioso. Quiero decir, es profundo, se hablaba de sentimientos, maternidad, paternidad, nostalgia, vejez, muerte, vida, romance, nuevas tecnologías, discusiones, atardeceres, juegos, de las inseguridades...
-De vida
-De vida, pero de una forma tan cotidiana, sincera, ligera pero a la vez reflexiva y profunda. Y aderezada de tomates frescos entre hojas de lechuga, música griega y mares de ensueño bajo una cálida luz y actores en estado de gracia.
-Parece un sueño
-Un sueño precioso

Y como caído del cielo se nos entrega ese sueño con un lazo azul en “Antes del anochecer” (Before Midnight, 2013) una película honesta, sincera, sin trucos y que con un guión maravilloso (que se va a llevar el Oscar sí o sí) nos endulza sin empalagar y nos hace reflexionar en una de las películas más bonitas que he visto en mucho tiempo. Perfectamente interpretada y mejor dirigida y montada consigue lo que parecía imposible y es cerrar con rotundidad la historia de Celine y Jesse que nunca buscan ser prefectos pero tratan de ser felices y nos hacen creer que el mundo es un lugar más bonito si consigues ponerle las dosis necesarias de romanticismo.

Cualquier adjetivo se quedaría corto y dan igual las expectativas porque Before Midnight vivirá en cada sueño y lo llevará a las mayores cimas cinematográficas. Simplemente imprescindible y digna de ver una y otra vez.

Lo mejor: Todo
Lo peor: Perderte este sueño

Valoración: 10/10
Ivovip
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 18 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados