arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de John Doe Movie Reviews
Ordenadas por:
79 críticas
1 2 3 4 5 10 16 >>
8
24 de julio de 2015
85 de 114 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vista ahora mismo en 2D.

Me ha gustado, tiene un aire muy distinto al resto de producciones Marvel, y una comedia que en esta ocasión para nada rechina gracias a la muy buena labor de todos los actores, en especial Paul Rudd, Michael Douglas y Michael Peña.

La cinta se toma su largo tiempo en presentar a todos los protagonistas y es de lo que mas agradezco en esta historia escrita por Edward Wright (que alguien se lo agradezca).

La trama funciona a la perfección, de forma unitaria y sin pretender unirla a la fuerza con otras películas de la Marvel, algo que la dota de personalidad propia.

!!! Al fin se acabaron los finales con rayos cósmicos !!!.

El villano no está mal, me ha gustado sobre todo al comienzo, ya que después tanto su personaje como la historia recurren a lo típico en cintas de este tipo.

Tiene un evidente toque a Iron Man, no tanto como yo creía (villano y el tema del traje), Robocop (escena del baño), Misión imposible (incursión final) o, cágate, Interestellar.

Muy buenos fxs, banda sonora que cumple y con guiño a Avengers, y una fotografía (R. Carpenter) muy cuidada y televisiva; aspecto éste que le da un toque fresco y distinto respecto a otras películas del estudio.

Mi nota: 8, y por encima de Avengers : Era de Megatrón.

Mi canal de videocríticas: https://www.youtube.com/user/JOHNDOEVREVIEWS
John Doe Movie Reviews
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
12 de noviembre de 2015
34 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nunca entenderé tanta alabanza por parte de la crítica especializada para Sam Mendes por su trabajo en Skyfall, pues siempre me ha parecido una película que tiraba de lo visto en los últimos trabajos de Christopher Nolan ("Origen" o "The Dark Knight") y que lucía muy bien en lo visual por la cuidada fotografía de Roger Deakins; pero que lamentablemente carecía de la más mínima emoción si se compara con otras grandes películas en la saga de James Bond, véanse "Casino Royale" con Daniel Craig o "Sólo para sus ojos" con Roger Moore.

Pues nada, a tenor de las buenas críticas y la gran taquilla del Bond 23, Mendes regresa a la dirección; si bien lo único que consigue con la incoherencia y la irregularidad del guión perpetrado para esta producción de más de 245 millones de dólares es un producto de lo más desastroso, el cual, indudablemente, pone punto y final a la carrera cinematográfica de Daniel Craig como agente/espía británico.

La película tiene unos primeros minutos dignos de destacar, gracias a la lograda recreación de la festividad del Día de los Muertos mejicana, y al uso de un preciosista plano secuencia que nos conduce a una trepidante, aunque también disparatada (¿piensa Bond en la gente que puede morir por sus estúpidos actos?) secuencia de acción con helicóptero de por medio.

Los títulos de crédito, con la sensacional y melancólica Writing´s on the walls a cargo de Sam Smith, mantienen la atención del espectador en lo que parece un comienzo de lo más prometedor.

Pero todo sentimiento de euforia se irá diluyendo a medida que el inconsistente guión trata de atar, a las prisas y de manera muy torpe, toda serie de cabos abiertos en las cintas anteriores; no sin antes introducirnos una subtrama que no interesa a nadie y que sólo lastra el ritmo de la película a cada momento.

Ni siquiera la persecución con potentes vehículos por la nocturna ciudad de Roma consigue subir un 1% de adrenalina en el espectador, pues resulta de lo más paupérrima, insulsa y carente de la tensión necesaria para este tipo de secuencias; algo en lo que sí brillaron otros directores como Justin Lin en la saga de "A todo gas" o Paul Greengrass con Jason Bourne.

Daniel Craig está correcto por momentos, sobre todo en las secuencias de acción, pero en los momentos más tranquilos sentimos que el actor está algo aburrido de su personaje y desea que este sea su último trabajo.

Las chicas Bond tampoco son dignas de mención, pues la química entre Seydoux y Craig es -0, y Monica Bellucci sólo hace acto de presencia para saciar la hambruna sexual del protagonista.

El villano interpretado por Christoph Waltz, que hizo un gran trabajo con Tarantino en "Django" o en "Malditos Bastardos", está desaparecido durante buena parte de la trama, algo que lastra la construcción de un rival que esté a la altura del protagonista.

A nivel de acción podemos rescatar la pelea en el tren con el forzudo villano, muy bien rodada y potente, pero lamentablemente es lo único sabroso que podemos llevarnos a la boca durante los más de 140 minutos.

En el aspecto técnico podemos destacar la fotografía de Hoytema ("Her" o "Interstellar") y la composición/mezcla musical que realiza Thomas Newman en la escena del Día de los Muertos.

En resumen, una película con un guión muy flojo e inconsistente que puede llegar a desconcertar al espectador, y una nueva muestra de la incapacidad de Sam Mendes para lograr un producto a la altura del personaje o a la altura de lo que muy bien hiciera Martin Campbell en "Casino Royale" o "Golden Eye".

Espero que por el bien del personaje se de un giro de timón a la saga.

Aquí mi videocomentario:https://www.youtube.com/watch?v=BVe2Y7DfK2Q
Aquí mi canal de videocríticas: https://www.youtube.com/user/JOHNDOEVREVIEWS
John Doe Movie Reviews
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
9 de noviembre de 2014
35 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
Christopher Nolan se apunta al cine de corte espacial con esta película inspirada en el trabajo del físico teórico Kip Thorne, en todo lo que se refiere a los agujeros de gusano y demás, y en la que cuenta con un espectacular elenco de actores, véanse Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Casey Affleck, Michael Caine o Matt Damon.

La cinta nos sitúa en un futuro donde el planeta tierra se encuentra al borde del colapso y en el que conoceremos a la familia encabezada por Cooper, un hombre viudo y que en su día fuera piloto de la NASA, pero que ahora se dedica a cultivar el campo junto a su padre (John Lithgow) y sus dos pequeños hijos.

Pero la vida de esta familia dará un giro de 180º cuando, al tiempo en el que se suceden nuevas y adversas condiciones ambientales en el planeta, Cooper es conducido hacia un clandestino cuartel de la NASA por unas extrañas y “paranormales” coordenadas encontradas por su hija en la casa.

Allí, y nada más llegar, los científicos le propondrán viajar al espacio y adentrarse en un agujero de gusano al objeto de encontrar nuevos planetas donde el ser humano pueda sobrevivir.

El protagonista, pese a la oposición de algunos de sus familiares, se apuntará a una épica aventura que le llevará a distintos planetas y en la que tendrá que utilizar toda su experiencia como piloto para poder cumplir la misión y regresar a la Tierra, tal y como le prometió a su hija.

Bueno, pues a pesar de que nos encontramos con un film con una propuesta argumental muy interesante para cualquier amante de la ciencia ficción, con un reparto de actores excepcional y con un acabado técnico exquisito, he de decir que esta cinta se posiciona como la peor producción de Christopher Nolan hasta la fecha (sí, peor que “Insomnio“) en vista de un conjunto de aspectos, flojos o poco cuidados, que ahora pasaré a enumerar.

El principal “agujero negro” de esta producción es su guión, muy tramposo, que hace aguas por todos lados, con un ritmo narrativo atropellado, demasiado explicativo en su comienzo (algo que ya ha ocurrido en otras cintas de Nolan), con resoluciones cogidas con alfileres y con escenas extremadamente fantasiosas en una película que, en muchos momentos y de forma casi aburrida, pretende abrazarse al puro rigor científico.

En el plano interpretativo tenemos a un McConaughey que, si bien en el tramo final de la película está perfecto, durante buena parte del primer tercio de la cinta me ha parecido que estaba algo sobreactuado y casi tan demacrado como en “Dallas Buyers Club“.

Y si a eso le añadimos el personaje de Anne Hathaway, quien en un principio aparenta ser muy fuerte pero que de buenas a primeras se ve convertida en un verdadero pastel de ñoñerías, y un conjunto de secundarios que no aportan absolutamente nada (Casey Affleck o Topher Grace) o que directamente hacen el ridículo (Michael Caine); pues obtenemos una producción tremendamente decepcionante en relación a los sensacionales trabajos que anteriormente nos había regalado este director.

Eso sí, a nivel técnico y pese a que no me haya convencido la banda sonora a cargo de Hans Zimmer (muy repetitiva y cargante), he de decir que contamos con notables efectos especiales, un trabajado diseño de producción y una sensacional fotografía a cargo de Hoyte van Hoytema (“Her“).

Bueno, pues esto es todo lo que tengo que decir de una película que, como ya es habitual en el género de la ciencia ficción (véase lo que ocurrió con “Prometheus“), dividirá al público entre los que piensen que es una obra maestra y los que consideren que es un verdadero traspiés por parte de este magnífico director.

Lamento decirlo, pero me cuesta mucho aprobar a una película que cuenta con tan buenos mimbres (se le ha metido mucha pasa y con un genial elenco de actores) pero que termina siendo un verdadero despropósito en sus aspecto más fundamentales (el guión y la dirección).

Lo mejor: Fotografía, efectos especiales y diseño de producción.

Lo peor: Todo lo demás.

https://www.youtube.com/user/JOHNDOEVREVIEWS
http://opinioncinefila.wordpress.com/
John Doe Movie Reviews
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
25 de mayo de 2013
37 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
Recalcaría una y mil veces el título de mi opinión sobre “Fast & Furious 6”, pues el único artífice de que esta saga no haya caido en el más absoluto de los olvidos se debe a la labor de un Justin Lin que, por la culpa de los estudios, no será el director de la séptima entrega.

Es una lástima que no hayan esperado a que este director tuviese su tiempo para encargarse de “Fast & Furious 7”, ya que con la quinta y sexta parte ha conseguido reflotar esta saga de películas y un cine de acción que, con permiso Paul Greengrass y su Jason Bourne, ya no transmitía verdaderas emociones al espectador.

Si “Fast Five” fue un disfrute mayúsculo en lo que se refiere a escenas de persecuciones de vehículos, un deleite en la manera de rodar y planificar las secuencias de acción, y un soberbio ejercido de cómo conjuntar a cada uno de los protagonistas sin que ninguno de ellos sobre, esta sexta entrega no se queda atrás y tenemos un producto que es un verdadero orgasmo para los sentidos.

Volvemos a tener alucinantes escenas de carreras, tiros, peleas bien coreografiadas, explosiones y esas geniales dosis cómicas que te sacan más de una sonrisa durante los 130 minutos que dura el film.

Vin Diesel, Paul Walker, Tyrene Gibson, Michelle Rodriguez, Ludakris, Gad Gadot y el resto de protagonistas están perfectos en sus papeles, si bien en esta última entrega tenemos una mayor presencia de un Dwayne Johnson que es una mala bestia.

Si en “Fast Five” teníamos a Joaquin de Almeida (“Peligro Inminente”) interpretando al villano de manera muy convincente, para esta cinta el director elige al actor Luke Evans, quien se come la pantalla en cada una de sus intervenciones y que se aleja del prototipo de villanos, sobreactuados o carentes de presencia, que reinan en cientos de películas de los últimos años.

Evans y sus esbirros, todos ellos perfectos y que dan justo contrapeso al equipo de Vin Diesel, forman un auténtico "Team Destroyer" que se las hará pasar canutas a los protas del film.

Si a todo eso le unimos dos o tres secuencias de acción de lo más fastuosas e increibles (con una pretendida ausencia de lógica y realismo que se da por asumida), vehículos imposibles y unas cuidadas localizaciones en ciudades como Londres, tenemos una cinta que recompensará cada uno de los céntimos que pagaste por tu entrada.

Lo mejor: La dirección de Justin Lin, la planificación de las secuencias de acción, Dwayne Johnson, Luke Evans, los momentos cómicos de Tyrene Gibson y las localizaciones.

Lo peor: Que sólo haya un Justin Lin y que no vuelva en la séptima entrega, pues nada será lo mismo sin él.

Nota: 8
John Doe Movie Reviews
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
4 de septiembre de 2013
27 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hubo un tiempo de mi adolescencia, situado a mediados de los 90, en que disfrutaba como un niño de aquellas megaproducciones de la pareja ”Don” Simpson y Jerry Bruckeimer. Sus films, llenos de golpes, persecuciones, cámaras superlentas, música cañera y donde hasta el actor más viejo y feo se convertía en cuasimodelo publicitario, eran como un pasto virgen para mi y para mis amigos en aquellos míticos viernes de estreno.

Películas como “La Roca“, “Con Air” o “Armageddon” eran como una vuelta a esa acción pura y dura de los años ochenta, sólo que mejor producidas y más vistosas a nivel visual.

En aquellos tiempos el director Michael Bay, que provenía del mundo del videoclip, se fue haciendo un nombre con las mencionadas “La Roca“, “Dos policías rebeldes” o “Armageddon“, pues dichas películas eran el mayor exponente del mejor cine de acción de aquellos años.

Todos recordamos la banda sonora de Hans Zimmer en “La Roca“, el épico final de Bruce Willis en “Armageddon” o el tandem formado por un Will Smith y un Martin Lawrence que bailaban y disparaban al compás de aquel mítico tema titulado “Shy Guy” de Diana King.

Pues bien, Michael Bay continuó cosechando éxitos gracias a películas algo más edulcoradas, vease “Pearl Harbor” o la muy correcta “La Isla“, si bien se fue deshinchando a toda velocidad a raíz de su involucración en la saga de “Transformers“.

Y el motivo de que este director fuera perdiendo casi todo mi interés no se debió a que sus últimos films no tuvieran la acción de sus primeros trabajos, ya que aún teníamos espectaculares persecuciones de coches (“La Isla” o “Transfomers“), y sí el hecho de que los fantásticos personajes de carne y hueso (ese capitán interpretado por Ed Harris en “La Roca“) se habían “transformado” en enormes robots creados por la ILM.

Con cada secuela más se desinflaba mi interés en el Bay director y más apreciaba su mano en producciones como “La matanza de Texas 2003/2004“.

Pues bueno, Michael Bay ha vuelto a las carteleras con esta “Dolor y Dinero” y he de decir que gracias a la misma ha conseguido que este servidor recupere buena parte de mi interés en sus proyectos como director.

Y no es que “Dolor y Dinero” no esté llena de esos tópicos que han adornado la trilogía de “Transformers” o sus recientes producciones, pues en la misma tenemos chicas despampanantes, cual vistoso florero, cómicos y cargantes personajes secundarios, giros de cámara de 360º y muchos deslumbramientos solares. Lo que hace que este film consiga mi aprecio y todo mi interés es el hecho de que esta cinta es el trabajo más honesto de Michael Bay, muy divertido, muy entretenido y con interesantes interpretaciones.

El film es una hilarante locura, un golpe a los sentidos gracias a una poderosa factura visual, y todo ello complementado con las geniales interpretaciones del delirante trío formado por Mark Wahlberg, Dwayne Johnson y Anthony Mackie.

Los tres protagonistas están geniales, si bien destaco a un mazado Wahlberg, que durante 115 minutos consigue hacernos olvidar sus variados descalabros cinematográficos, y a un Dawyne Johnson que demuestra sus enormes dotes en el plano de la comedia.

Junto a este trío también quisiera destacar a secundarios como Rebel Wilson, con esa gordita tan picante y graciosa, a Tony Shalhoub interpretando al típico payasete a lo John Turturro o John Malkovich de la saga de “Transformers“, y a un Ed Harris que en manos de Michael Bay vuelve a convertirse en uno de los aciertos del film (enorme presencia en pantalla y acertado doblaje al castellano).

El film, como digo, es una divertida y desfasada locura, que recordará al genial film de los Cohen (“Quemar después de leer“) y con un argumento supuestamente basado en hechos reales.

En el plano técnico no hay nada que reprochar, pues en toda producción en la que intervenga Michael Bay siempre tendremos magníficos planos, ángulos de cámara imposibles, curradas escenas de acción y más testosterona que la presente en el gimnasio donde se machacan los protagonistas.

Lo mejor: Que sea tan desfasada, loca y divertida, el renacer de Mark Wahlberg, Dawyne Johnson, Ed Harris y el aspecto visual.
Lo peor: Que Michael Bay siga pendiente de Optimus Prime y Megatron.
John Doe Movie Reviews
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 16 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados