arrow
Críticas de Bad Boy Bubby
Ordenadas por:
100 críticas
1 2 3 4 5 10 20 >>
6
17 de enero de 2017
280 de 365 usuarios han encontrado esta crítica útil
Bueno, lamentablemente debo empezar diciendo que esperaba mas. Y es que estaba muy arriba la vara tras leer criticas solamente positivas (y ad extremis) y uno se sumerge esperando salir sacudido hasta la uña de los pies. Esta bien, tal vez a muchos les pase. Pero a mi no.
Ojo, no estoy diciendo que sea una mala película, pero tampoco creo que sea memorable ni que proponga algo nunca antes visto.
Moonlight retrata la vida de Chiron (Mahershala Ali) dividida en tres partes: Infancia, adolescencia y adultez. Posee un ritmo narrativo interesante, por momentos algo cansino pero bien dotado por una apabullante fotografía y una gama de colores muy bien elegidos. Chiron es un afroamericano hijo de una adicta a la metanfetamina que no encuentra refugio en ninguna parte para el abuso que sufre de parte de sus compañeros de escuela y esta madre ausente hasta que conoce a "Blue" y Teresa, dos personajes interesantes cuya historia queda inconclusa o al menos no termina de contornearse. Este es el primer punto flojo de la película, a mi entender.

(sigo en la zona prohibida del spoiler)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Bad Boy Bubby
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
16 de agosto de 2016
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
No estaba en mis planes verla. Que dirija Jodie Foster, que actúen Clooney y Julia Roberts. No. No pensaba verla.
Pero mi hermana la descargo, y por vaya uno a saber que misterioso motivo, le di play, como para ver de que iba.
De repente, cuando ya había transcurrido media hora, me di cuenta de que la estaba viendo. De que realmente la estaba viendo. Inmerso, concentrado. Mierda, dije, me engatusaron. La tengo adentro, y esta buenísima.
Y es que si, arranca muy bien. Gran manejo de los tiempos, prudentemente actuada, diálogos para nada desbaratados. Joder, tío; que esto mola.
Peeeeero, tarde o temprano la iban a arruinar. Cuando no. Todo por el infame de Clooney que harto de hacer un buen papel, o uno digno al menos, tira todo a la mierda y decanta en un personaje flaco, predecible y sin horizonte. La carga moral que el guion le pide lo asfixia. Y así, toda la película se va al tacho.
Las situaciones se estiran como un chicle que ya no tiene gusto, todo toma un ritmo cansino que diluye cualquier interés. Esto ya se ha visto. Y se ha visto mejor realizado.
Una lastima, porque pintaba para ser un thriller bastante simpático, y termino en la banquina como suponía antes de verla. Si pudiera votar la primera mitad quizás le iría bien un 7. Pero la segunda parte no pasa de un 3. Y una película es el conjunto de ideas aunadas, es el concepto general, es la imagen global que busca instalarse en el cerebro, y ese resultado final señores, es un fiasco.
Bad Boy Bubby
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
18 de octubre de 2017
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mucho se ha hablado del mote de "infilmable" que posee la imprescindible novela de Di Benedetto. Mucho se ha dicho y se ha temido, pero aquí esta Lucrecia Martel representando el rol de una de las cineastas más importantes de la actualidad para derribar el mito y extraer lo esencial de aquellas páginas infinitas.
Y es que si bien esta "Zama" de Martel es decididamente propia y casi que independiente del libro que adapta y homenajea, si bien encuentra sus propios códigos y pone el foco donde la realizadora cree conveniente rechazando cualquier atadura de extrema fidelidad, la adaptación de Martel responde muy bien a los términos literarios de la "Zama" de Di Benedetto. Porque captura con suficiencia la atmosfera de tediosa espera, el espiral de decadencia al que es sometido el protagonista y porque no prescinde de ningún capitulo fundamental. Todo está allí, condensado ante su fervorosa dirección.
"Zama" es toda una aventura visual y sonora que pone al espectador contra las cuerdas desde la primera imagen: Un cielo abierto y el rio lamiendo el calzado de un Don Diego de Zama contemplativo.
Una aventura que se eleva hasta la condición de mito con una cadencia muy particular y esbozos de épica incontrolable. Una primer hora que pone las fichas en su lugar y que nos somete a una espera alucinatoria en que personajes y paisajes se funden en un elástico panorama desconcertante y un tramo final que se constituye como un western de dimensiones gigantescas y abrupto en sus planos abiertos y secuencias más breves que se intercalan perfectamente gracias al talento de la directora, a la abrumadora fotografía de Rui Poças (Tabú) y a las capas y capas y capas de sonido manufacturadas por el habitual colaborador de Martel, Guido Berenblum (Picado Fino, Martin Hache, La ciénaga).
La paleta de colores presente en Zama termina por insuflar grandes dosis oníricas que ayudan a comprender el universo ficcional de Lucrecia Martel. El paraíso venido a menos a manos del sufrimiento que atraviesa toda la película.
Este universo que la Martel plantea por medio del enrarecimiento de los ambientes en un implacable modus que apela a ficcionalizar aquella escena, corriendo el foco de cualquier intención híper-realista y motivando desde la mixtura de lenguas y "razas" un compendio de situaciones delirantes (La llama en segundo plano girando alrededor de Zama cuando habla por primera vez con el gobernador) viene a servir de forma algo contradictoria para reforzar la potencia de la cinta en cada una de sus escenas.
Cinco años tardo Lucrecia en dar a luz esta película que sufrió en el medio problemas de producción, de distribución e incluso un conflicto de salud de su realizadora casi como una metáfora del argumento de la novela. La famosa novela de la espera.
El resultado final es una cinta preciosa y obsesiva que recorre la condición humana y atiza golpe tras golpe (mas nunca bajo: De hecho Lucrecia decidió dejar de lado varias escenas de exacerbada crueldad que incluyen casi siempre actos de violencia contra el género femenino entendiendo que el arte es siempre político) desde una voz en off perfectamente dosificada y algunas de las metáforas y alegorías más salvajes que el Cine Nacional haya dado. Un arco argumental que sirve a una narrativa espesa y francamente devastadora a través de un Daniel Giménez Cacho que deambula entre una esperanza caduca y la desolación absoluta nutrido por un guion que pone pocas palabras en su boca pero que le exige unas cuantas miradas que hablan desde lo profundo del alma.
Bad Boy Bubby
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
8 de septiembre de 2016
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lumet elabora un drama familiar con tintes criminalisticos (aunque a veces parece y se supone lo contrario) a partir de un vertiginoso ir y venir en el tiempo que envuelve el punto de inflexión de la historia. Centímetro a centímetro y minuto tras minuto las elocuentes imágenes van moldeando un guion sin fisuras, inapelable; Así es, de vuelta a la solvencia narrativa que lo hizo uno de los Grandes.
Realmente me complace, como fan del maestro Lumet, que con su ultima película haya logrado regalarnos su ultimo atisbo de genialidad, dado que en las ultimas dos décadas cuesta encontrar una película en su filmografia que no decepcione.
Que decir de Philip Seymour Hoffman, uno de mis actores favoritos que acá se muestra una vez mas contundente, hecho a la medida del papel que le toca representar, al igual que Ethan Hawke y el resto de un elenco sobresaliente.
El manejo de la luz, de los ambientes, un Nueva York cosmopolita y reluciente adornan este magno y a la vez intimo conflicto de seres a punto de ser desbordados por sus frustraciones.
Nada mas para agregar, gracias por irte iluminado, Sidney. Acá se te quiere mucho.
Bad Boy Bubby
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
23 de junio de 2017
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Soy fan acérrimo de David Lynch; No veo otra forma de empezar esta critica. Me encanta el mundillo perverso de Blue Velvet, o la sensibilidad mágica de The Straight Story, o el oscuro mundo en blanco y negro de Ereaserhead y ni que hablar de la demencia absoluta de Mulholland Dr. o Inland Empire. Pero no pude con Twin Peaks. Mejor dicho; mi paciencia no pudo con Twin Peaks.
Decidí verla unos meses antes de que salga la tercera, ya saben, para estar a la orden del día y compartir el entusiasmo general por semejante regreso. Y le metí todo el entusiasmo que soy posible de meterle a una serie. Y arranque a full, a razón de cuatro capítulos diarios. Comienza, bien, digamos. Un capitulo piloto que vote con ocho porque sembró una buena serie de incógnitas y una gama de personajes interesantes. Aunque sin querer admitirmelo, algo empezaba a oler mal en alguna que otra escena.
Comprendo que la serie tiene en su espalda 25 años, mas de los que yo llevo en este mundo. Y en su momento, tal vez, habrá resultado revolucionaria para la TV. Pero yo no tengo la culpa de que, por suerte, la televisión haya en los últimos 10 o 15 años dado un salto de calidad abismal y a Twin Peaks le haya tocado envejecer mal.
Porque a cada capitulo, o al 95% mas o menos, le sobran unos 30 minutos. Situaciones que se repiten ya no desde una postura Lyncheana sino desde el mero relleno. Personajes (salvo dos o tres) muy estereotipados y casi siempre muy mal actuados que no evolucionan ni aportan nada en sus apariciones. Un guion que conforme avanza la serie empieza a flaquear y a quedar en evidencia ante cierto oportunismo y desidia. La dirección tiene sus puntos altos, sobre todo al principio, pero como todo en Twin Peaks, termina por irse al tacho. Hay escenas que ruborizan de vergüenza, sobre todo las que llevan a la pantalla la "relación" de Donna y James, mas plausibles en un culebrón mexicano que en una serie pergeñada por el cerebro mas ecléctico del cine estadounidense de los últimos 20 o 30 años.
Lo que a priori es intriga se desvanece en la nada misma: No soy de los que esperaban una serie policial, conozco a Lynch y sabia que esto no era mas que una excusa, pero, ¿para tanto? Lo que en un momento resulta histrionico deja de serlo. Incluso la música de Badalamenti, que me pareció lo mejorcito de la serie en lineas generales, termina por volverse soporífera ante la repetición.
No hay credibilidad en Twin Peaks, y en el caso de que nunca se haya apelado a ella, tampoco hay la magia suficiente como para mantenerla erguida. Insisto; comprendo el contexto, pero no puedo hacerme cargo ni ponerme condescendiente aunque se trate de un director al que admiro tanto como a Lynch. Simplemente no puedo. Como no pude con Twin Peaks, un producto a mi criterio definitivamente contaminado por el formato televisivo, minado de mas errores que aciertos e incapaz de despertar cualquier tipo de empatia.
Lo mejor: Badalamenti, Dale Cooper y el aura malsana del pueblo que se retrata.
Bad Boy Bubby
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 20 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados