arrow
Críticas de Akivasha
Ordenadas por:
4 críticas
9
10 de marzo de 2017
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
No soy una fan de los X-men, de hecho apenas me vi la primera película del 2000 (incluso un par de veces), pero no me he leído absolutamente ningún cómic. ¿Qué quiero decir con esto? Que la nueva película de Lobezno ha logrado enganchar a alguien totalmente novato.
Vi que Marvel ha decidido cambiar la táctica y eso creo que ha sido debido a Deadpool, que ha abierto un nuevo modo de hacer películas que le gusta a la gente. Con esto quiero decir que Logan ya no es la típica película de X-Men, no es X-Men: Lobezno otra vez, es simplemente Logan.

Es el año 2029 y ya no hay mutantes, lo que queda es un mundo tan debastado que se refleja en los protagonistas. Logan (Hugh Jackman) está acabado, ya no es un héroe para nadie, ni siquiera para él mismo. Vive una situación decadente cuidando de un profesor Xavier demente, una visión muy triste que nos hace recordar a aquellas personas mayores a los que esperas ver ya morir, que se sienten confundidas en un mundo que ya no es para ellos. Pero siempre hay un halo de esperanza, una pequeña luz que nos muestra a todos que aún siguen vivos, y esa es la joven Laura (Dafne Keen), que para quién no lo sabe es la mutante X-23 (no es mucho spoiler, hasta yo lo sabía). Sí, difiere mucho del cómic, pero eso es lo que hace especial la película, porque ahora Logan tendrá a su cargo a una niña de 11 años, con todo lo que ello conlleva.

Muchos han estado diciendo que la relación de ellos dos, incluso el vestuario y la imagen, se corresponde a una copia del videojuego The last of us. Es cierto, los ves y puedes ver a Joel y Ellie, protagonistas del juego, pero también podrías ver al padre y el hijo de La carretera. Hay muchas similitudes, pero si te fijas solo en eso te vas a quedar en la superficie.

Logan es una película dura, con una realidad muy cruda y, sobretodo, sangrienta. Pero no vamos a ver algo al estilo Kil Bill, pero sí que van a rodar cabezas. Lo peor es que no solo veremos eso por parte de Logan, que sería lo más normal, sino por parte de una cría donde lo que habla es su ira y no ella. ¿Un mutante que no envejece puede hacerlo? Sí, igual que un ser con la mejor mente del mundo puede perder la cabeza. En el fondo, lo que nos quiere decir es que todos somos humanos, y que a todos los llega el momento. Las heridas de Logan no cicatrizan ha ese ritmo acelerado que siempre habíamos visto, pero eso nos enseña aún más que, tal vez, es hora de retirarse.

La chica hace un buen papel y lo que nos queda al final de la película es que la vida sigue. Y todo se nos muestra en una película de más de dos horas que se me hizo incluso corta, quería saber más, ver qué iba a pasar. Porque aunque tiene algunos momentos -momentazos- de acción, la verdadera historia se centra en las miradas, en lo que no se nos cuenta pero que podemos apreciar. Sí, es todo muy filosófico, pero es que esta nueva entrega ha cambiado todo el concepto que teníamos de mutantes luchando y aventuras extrañas. Logan es mucho más real y si quitásemos las garras de adamantium sería exactamente igual.

P.D: Más críticas en http://butaca71.blogspot.com.es/
Akivasha
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
20 de enero de 2017
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Seoul Station, del mismo director que Train to Busan, es una precuela de animación de la misma... o eso han querido vender, por lo que es la realidad no creo que sea lo mismo ni por asomo.

Todo empieza con esa especie de brote que comenzará a convertir a los habitantes de Seoul en ávidos zombies buscando a sus próximas víctimas. Y si, es la misma ciudad donde comienza en Train to Busan, pero no creo que tenga el mismo origen o al menos no explican nada.

La historia en sí viene de la mano de una chica, que tras romper con su novio va a la estación donde, obviamente, habrá comenzado una plaga y tendrá que huir. La chica es de esas personas que tienen más suerte nadie y acabará sobreviviendo a una tras otra dejando a varios en el camino.
Pero también hay otros personajes en juego, que son el novio de la chica y su padre, que se cruzarán toda la ciudad en su búsqueda, con idéntico resultado que la hija.

Es cierto que a lo mejor los zombies son del estilo, la ambientación... Pero nada que envidiarle a Train to Busan, que es mucho más profunda, aunque sí que trata el mismo tema: mirar por ti o mirar por los demás. Se suceden numerosas escenas donde vemos a algún personaje que prefiere únicamente su bienestar (con trágico resultado) o el que colabora y ayuda (con trágico resultado también). Todo te recuerda a que estás en un apocalípsis y eso lo que hay.

Lo único que me ha gustado y no a la vez ha sido el final. Rompe un poco con el esquema y es algo que me ha dejado un sabor agridulce. Bien porque no me lo esperaba y mal porque a lo mejor no es algo que debería suceder y choca un poco.

Pero creo que el mensaje en las dos películas está claro: En un mundo de monstruos, las personas son los peores.

http://butaca71.blogspot.com.es/
Akivasha
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
10 de marzo de 2017
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película me ha dejado con un buen sabor de boca y lo cierto es que entré al cine sin saber muy bien qué me iba a encontrar. Cuando vi el tráiler me gustó y de hecho que la dirigiese el propio Denzel también influyó mucho porque me gusta cómo trabaja este hombre. Pero la realidad es que ni la sinopsis de la película ni el tráiler me contaban demasiado y fui a ciegas. Fences está basada en una obra teatral y eso lo podemos ver en cada uno de los planos de la película, como si estuviésemos ante un escenario teatral. De hecho, se pueden contar con los dedos de una mano tanto los lugares que visitamos en la película como sus personajes.

La película va mostrándonos, con escenas muy largas y sin apenas cortes, un fragmento de la vida de la familia Maxton. Cada viernes después del trabajo nuestro Troy sale junto a su amigo Bono de camino a casa y podemos escuchar durante largos minutos sus batallas de joven, batallas que van tornándose cada vez más imaginarias debido a la bebida.Toda la película está llena de matices y un montón de metáforas y referencias, que a lo largo del film nos hace reflexionar y darnos cuenta de que, ey, eso puede ser por aquello que mencionaron al principio.

Eso sí, la película va tornándose cada vez más oscura y descubrimos un auténtico infierno con su particular diablo. Pero lo que más podemos apreciar es la diferencia de generaciones, donde un padre solo piensa en trabajar para ganar dinero y poder mantener su casa y su familia, la generación posterior piensa primero en vivir su propia vida antes que en mantener el techo sobre su casa.

Fences es una gran película con grandes interpretaciones, y lo bueno de tener apenas cinco personajes en pantalla, es que las ideas están bastante claras. La historia se sitúa entre los años 40 y queda perfectamente representado cómo era la situación de los negros y sobretodo de la mujer de esa época, para que nos demos cuenta también de todo lo que ha tenido que pasar para llegar a donde estamos ahora.

Para terminar, Fences hace referencia a una valla, la cual van construyendo durante prácticamente toda la película y es una gran metáfora de lo que ocurre con la familia. Porque como dicen en la cinta: una vaya se hace para evitar que entren los de fuera o para evitar que se vayan los que están dentro.

P.D: Más críticas en http://butaca71.blogspot.com.es/
Akivasha
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
14 de marzo de 2017
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hace poco leí en una crítica que Kong no se tomaba en seria a sí misma. No le di importancia... y qué equivocada estaba.

Kong: La Isla Calavera, se aleja de lo que ya conocemos sobre este mono gigantesco. Reinventa la saga, pero de una forma en la que aparecen guiños a sus predecesoras. En este sentido no me parece ni mejor ni peor, aunque si tuviese que decidirme, estoy segura de que es un aire fresco y nos podríamos olvidar del típico viaje de unos cineastas que terminan llevándose a este ser a la ciudad para exponerlo como trofeo.

La historia nos cuenta que dos pseudo-científicos, John Goodman y Corey Hawkins, quieren hacer una expedición a una isla para demostrar que ahí viven seres mitológicos, aunque para ello van a contar con la ayuda de un ejército, un rastreador y una fotógrafa. Y a partir de ahí la película cae en picado. Las puestas de sol al más puro estilo Apocalipsis Now y la sombra proyectada de Kong se harán bastante pesadas, al igual que las incontables canciones que no pararán de sonar cada veinte minutos como si estuviésemos viviendo un videoclip a una cámara lenta demasiado utilizada.

La historia de la chica guapa con la bestia gigante no tiene ningún protagonismo aunque quieran hacer algún que otro guiño, pero es algo que no funciona y parece metido a calzador. ¿Y qué hay en una isla con un mono gigante? Pues más bichos gigantes, que en realidad son bastante impresionantes y me gustaron. Aunque, como siempre, tiene que haber uno que será el némesis de Kong y los protagonistas tendrán que escoger al mal menor para salir con vida de esa isla. Está bien que por una vez no sean dinosaurios, porque entonces la película ya sería Jurasic World 2.

Tendremos la actuación de John C. Reilly que, acostumbrada a verlo siempre en películas de humor, pensé que aquí iba a desentonar, pero no lo hace porque sus momentos son, ya no cómicos, sino ridículos. Quieren dotar de humor a una película que no debería tenerlo, sobretodo porque lo hace de forma muy patética. La parte militar de la cinta está comandada por Samuel L. Jackson haciendo de Samuel L. Jackson, y del equipo, es el que parece que más desentona. Su papel allí es el de un militar que ve en la expedición una forma de no acabar su carrera, por lo cual comienza una vendetta contra Kong que no es ni creíble. De hecho, cualquier terciario hace mejor papel que él, lo cual es una pena.

Los que sí que hacen un buen papel son dos de los protagonistas, Tom Hiddleston y Brie Larson. De hecho, creo que son los únicos que no encajan en la película porque tienen el guión más lógico de todos. Estás en una isla sin contacto con el exterior y descubres que hay un mono gigante que masacra al 70% de la gente que va, pues lo lógico y normal es que busques un modo de salir de allí, que es lo que intenta este pobre hombre. Pero es que nadie le hace caso y al final todo se irá al traste por lo mismo. Y Brie, pues muy correcta, todo bien, pero el hecho de que tengamos que sufrir minuto tras minuto los planos a través del objetivo de la cámara se hace tan tedioso que terminas diciendo: "¿Qué pinta esta aquí?"

Mención especial en esta película a todas las muertes que aparecen que, aunque se alejan del gore y no hay sangre ninguna, son bastante impactantes y te hacen tragar saliva más de una vez. De hecho creo que en ese sentido se pasan. Como conclusión diré que la película no me ha gustado, esperaba mucho más y la forma en la que está llevada a cabo no creo que sea la correcta. El humor sobra, del mismo modo que la insufrible cámara lenta cada dos segundos.
Akivasha
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados