arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Cáceres
Críticas de Espilberg
Ordenadas por:
75 críticas
1 2 3 4 5 10 15 >>
1
28 de diciembre de 2008
189 de 211 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me entero de que Frank Miller dirigirá The Spirit. Buenas vibraciones. El teaser póster diseñado por él me gusta.

Scarlett Johansson, Samuel L. Jackson, Paz Vega y Eva Mendes están en el cásting. Las buenas vibraciones aumentan.

Se filtran decenas de fotos del rodaje. Los horribles trajes de Jackson me tiran de espaldas.

Sale a la luz el teaser trailer. Me gusta.

Sale a la luz el segundo trailer. Pierdo todas las esperanzas.

Sale a la luz el tercer trailer. Mucho mejor, pero ya no espero nada bueno de ella.

Leo la primera crítica. La ponen fatal. No me sorprende.

Voy al cine. He leído críticas que la ponen a parir. Sé a lo que me enfrento. Solo espero reírme de lo mala que es.

Comienza la película. Todo es confusión.

Me encuentro largos monólogos. Muy al estilo Miller. Me gusta.

Hay acción ridícula. Puede salvarse.

Muy simpático el cameo de Miller.

Salen los calvos subnormales, pésimamente doblados. Se me cae el alma a los pies, pero no tengo tiempo de recogerla.

Durante unos segundos la música plagia descaradamente a la de Batman.

No hay acción durante un buen y larguísimo rato.

No me entero de la historia.

Octopus comienza a hablar de los huevos. Y no para durante dos horas. El día que coja la salmonela me reiré.

Los monólogos ya acaban por cansarme.

Hay conversaciones buenas, muy al estilo del cine negro. Pero son largas e insustanciales.

Parece que me he metido en una comedia mala, porque los personajes solo dicen chorradas. Y así durante minutos. Y sigo sin enterarme de la misa la media. Algo tienen en común Spirit y Octopus, pero me da igual.

La chica policía es odiosa.

Octopus es deleznable. Me dan ganas de tirarle un huevo a la cara. Aparece vestido de samurái con la bandera de Japón detrás, mientras uno de sus secuaces se hace un harakiri riéndose, sin morirse, sin dolor.

Y sale un pie saltarín con una cabeza en miniatura. UN PIE CON CABEZA, DANDO SALTITOS. Encontré la felicidad en cuanto Octopus lo trituró.

No paran de hablar. ODIO a esos imbéciles secuaces calvos. Quiero matar a Jackson. Me aburro...

Un flashback de Sand Saref y Spirit adolescentes, novios. Es bonito. Se acabaron las cosas buenas.

Mendes se hace una fotocopia del culo. No me hace gracia. No me gusta. Sigo sin enterarme de nada.

Spirit hace un detestable y bochornoso anuncio para Colgate. Aumentan mis ganas de pegarle una paliza. Me recuerda a la American Express de Batman & Robin. Gabriel Match se ha cavado su propia tumba, odio su actuación y su personaje.

Continúan los aburridos monólogos. Hace casi una hora que nadie se pega con nadie.

Mendes tira a Spirit por una ventana. Su abrigo se engancha a una gárgola. Para escapar se quita el cinturón y, CON LOS PANTALONES BAJADOS, se columpia por las gárgolas con él. Todo un WTF.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Espilberg
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1
24 de julio de 2008
60 de 67 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lejos quedan ya las películas de Tim Burton. Lejos queda ya la Gotham oscura y deprimente. Schumacher llega y rompe con todo lo anterior en Batman Forever, aunque hasta ésta tiene un poco de dignidad y de seriedad.
Pero el guión de esta cuarta parte no tiene nombre. Hasta el de Batman Vuelve, que puse a parir hace un mes, es una obra maestra comparado con éste.
Batman se enfrenta a dos nuevos villanos, Mr. Frío y Hiedra Venenosa, pero cuenta con la ayuda de Robin y de Batgirl. Y ya está. No, no hay más.
Goldsman, que ya nos ofreció sus "magníficas" intervenciones cómicas en el guión de Batman Forever, convierte el guión es una sandez absoluta, repleto de diálogos paupérrimos y situaciones de puro chiste. El ridículo llega a extremos lamentables que harán que te lleves las manos a la cabeza por pura desesperación (ese Mr. Frío con zapatillas de oso...). Pero es que los diálogos... los diálogos... dan asco, náuseas; frases tan "profundas" y "serias" como "¡Una lavandería con servicio a domicilio!", "Lo que importa es el tamaño de tu arma", "¡No vas a enviarme a la nevera!", "¡Ahora mismo te convierto en abono!", "¡Cada muñeca de Hiedra Venenosa viene con un Perdición de regalo!" harán que sientas vergüenza del género humano.
¿Los personajes? Zafios, horribles. Batman, un héroe para el arrastre, y no lo digo por la edad sino por el ridículo y lo innecesario que se vuelve. Robin, aún peor que el niñato macarra de la anterior parte. Batgirl, innecesaria y desastrosa. Mr. Frío, el peor villano de la saga Batman. Hiedra Venenosa (que cambia de nombre de golpe en la versión española), una mujer detestable en todos los sentidos. Perdic... bueno, ¡¿esto es Perdición? ¿Un estúpido imbéciltodo músculos y nada de cerebro? ¡Qué villanos, por Dios! Sólo les falta decir "¡Voy a destruir el mundo! ¡JAJAJAJA!"... Ah, no, que ya lo hacen...
Se intenta dar más protagonismo a Alfred al sufrir este personaje una incurable enfermedad, pero siendo un personaje que no la ha tenido en toda la saga... pues el ¿intento? se cae con todo el equipo. Y Goldsman ni siquiera se esfuerza en crear decentemente el conflicto entre un inexperto Robin y el veterano Batman; a mí, ese "conflicto" me importa una mierda.
De verdad, esto es una tomadura de pelo. Y no me vale que "es un remake de los sesenta". Perdonad, pero los 60 ya pasaron y esa estética ya no funciona en estos años. Solo funciona en su época determinada; por eso el Batman de 1966 es una película estupenda.
Este guión no se toma en serio ni a sí mismo. Junta un montón de ¿chistes? y diálogos vergonzosos junto a situaciones sacadas del surrealismo más patético (qué curioso que los héroes tengan siempre todo lo que necesiten a mano, hasta botas de esquí...) y del lado más hortera de Goldsman (la entrada de Hiedra Venenosa en la fiesta es para llorar). Mi incredulidad aumenta por momentos. Este guión apesta.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Espilberg
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
24 de julio de 2008
31 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
El que digan que Las Crónicas de Narnia: El León, la Bruja y el Armario es mala por ser infantil me sienta como una patada en los mismísimos. Primero, porque el público infantil también tiene derecho a sus películas. Segundo, porque la película adapta PERFECTAMENTE el libro, por lo que la "culpa" sería del escritor C.S. Lewis. Y tercero, porque por eso mismo es un cuento de como cuando éramos niños, con el que podemos disfrutar evadiéndonos de nuestra edad actual. Porque a veces necesitamos volver a nuestra infancia.
No culpo a los que se quejen de su duración o de habernos sido vendida como algo que no es, pero la primera parte de Narnia es, para mí, una excelente película fantástica y una correcta película en general.
Tal vez por el buen nivel de adaptación de la primera parte mis expectativas con ésta eran muy altas: como mínimo debían ofrecer lo mismo que en la primera. Pero me equivoqué.

Esta, lectores y lectoras, es una adaptación que mantiene la misma historia que el libro original y le añade elementos que la enriquecen. Si en el libro apenas había profundidad en el tratamiento de los personajes aquí se consigue, o por lo menos se intenta.
Sin embargo, los cambios que se realizan aquí, aunque logran encajar en el desarrollo de la historia de forma semejante a como suceden en el libro, son a tener en cuenta. A medida que la proyección avanza asisto a cómo la historia, en esencia, se entiende, pero el tratamiento en ocasiones cambia y los sucesos que en ella ocurren me resultan hasta extraños.
Hay nuevas escenas, como esa genial incursión al castillo que no aparecía en el libro y que consigue hacer más compleja la situación. Pero algunos momentos del libro original cambian para ajustarse a esos nuevos elementos, cuando en la primera parte ocurría al revés.
Por eso, si eres lector de esa pequeña pero gratificante saga que es Narnia, asistir a los intentos de Caspian por obtener el trono, tal y como ocurren en el libro. Pero el tratamiento, aunque conserva la fidelidad necesaria, es ligeramente diferente. Por poner un ejemplo, el aprendizaje de Caspian en su infancia a manos del profesor Cornelius desaparece.
Nunca debieron hacer una primera parte tan idéntica a la obra escrita. Por ello, esta segunda parte se veía obligada a ofrecer lo mismo, y no lo hace.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Espilberg
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
17 de agosto de 2008
20 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
... y se pusieron a hablar sobre qué película estrenar en verano:

-Pez Gordo 1: A ver, necesitamos un estreno para el verano que vea mucha gente y que nos de mucha pasta...
-Pez Gordo 2. ¿Qué tal una de superhéroes?
-Pez Gordo 1: ¡Eso es, buena idea! Bueno, ¿qué superhéroe usamos?
-Pez Gordo 2: Pues no sé... están todos cogidos...
-PG 1: Mierda, vamos a tener que crear uno nosotros...

(Durante cinco minutos se quedan pensativos.)

-PG 2: ¿Y si hacemos un superhéroe borracho e irresponsable?
-PG 1: Sí, podría funcionar... pero vamos a tener a un montón de padres quejándose...
-PG 2: Ostras, es verdad... habrá que rebajarla un poco... Bueno, pues que se reforme.
-PG 1: ¿Cómo?
-PG 2: ¡Sí, que acabe convirtiéndose bueno porque... porque alguien le ayuda a cambiar su imagen pública! ¡Un publicista!
-PG 1: ¿Pero porqué se reformaría?
-PG 2. No sé... bueno, ya lo arreglaremos con un plano del héroe pensativo mientras suena una música muy tierna. Sí... el está muy solo, y quiere que la gente le quiera mucho, y puede conseguirlo...
-PG1: ¡Muy bien! ¿Y cómo hacemos para que cambie?
-PG 2: ¿Qué se te ocurre?
-PG 1: Pues... podría ir a la cárcel, porque como es un superhéroe borracho y eso...
-PG 2: ¡Eh, es genial!
-PG 1: Ahí ponemos un par de chistes y todo listo, y...
-PG 2: ¡Oye! Si es un superhéroe capullo, ¿por qué no escapa?
-PG 1: Mierda... bueno, porque como es un héroe y quiere ser otra persona diferente pero no puede, y le van a ayudar, y él quiere cambiar...
-PG 2: Pero el público no se va a tragar eso...
-PG 1: ¡El público se traga todo, no te preocupes!

(Ambos escriben la idea en un folio.)

-PG 1: Pero necesita una chica...
-PG 2: ¡Ya está, la esposa del tipejo ese publicista!
-PG 1: ¡Sí, y creamos un trauma porque él está enamorado de ella pero ella es normal y no puede estar con él...
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Espilberg
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
18 de junio de 2008
27 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tras rodar su magnífica Eduardo Manostijeras, Burton se encargó de la segunda parte de Batman. En esta ocasión el héroe se enfrentaría a dos villanos, el caricaturesco Pingüino y la sensual Catwoman. El tiempo ha convertido a esta película en una cinta de culto, pero ¿merece tanta ovación? En mi opinión, no.

A pesar de que esta sinopsis pueda paracer interesante, en pantalla uno choca de bruces contra la realidad: no es un buen guión.
¿Por qué? Los personajes no son malos: el Pingüino es simplemente un ser vengativo y rencoroso, Catwoman es la sexy villana cuyo aspecto ya ha pasado a ser sinónimo de masoquismo, Shreck es el típico cabrón multimillonario ajeno a la ley, Batman el héroe siempre presente. ¿Entonces?
Si en Batman uno de los fallos es que llegaba a ser ridícula por completo, aquí el problema se agrava. El guión tiene tramas demasiado absurdas (los pingüinos con misiles, el intento de Oswald de ser alcalde, la resurrección de Catwoman, el circo asesino, el absurdo plan de la planta eléctrica, Max Shreck llamando la atención de Oswald con ¡un pescado!...) o sacadas de la manga (¿cómo conoce Batman el plan de los pingüinos suicidas?) que rompen con la seriedad que debería tener un film de este tipo. Cierto es que hay elementos muy curiosos: el plan del Pingüino de secuestrar a los primogénitos de Gotham, la historia de amor entre Batman y Catwoman y su doble personalidad... Por desgracia, no están bien desarrollados; el romance entre Catwoman y Batman es demasiado rápido y confuso, el plan del Pingüino no resulta creíble, la doble personalidad de los personajes es un simple pretexto...
Todo ello junto a vergonzosos diálogos que recalcan pésimamente en la sexualidad y en encontrar una gracia que nunca llega. Y, a pesar de que las premisas inciales de los personajes son atractivas, durante las dos horas de película el débil guión hace acto de presencia. Ya sea por culpa de las flojas tramas donde se ven involucrados, o por los pésimos diálogos que mantienen, o porque sus acciones no tiene lógica alguna o resultan innecesarias para la trama (¿a cuento de qué viene destruir el almacén Shreck si luego vuelve a esrtar como antes?), los protagonistas acaban siendo pasto del libreto.
Pero, por fortuna, finalmente el tinglado se arregla: los minutos finales, aunque no tengan la solidez que deberían porque las bases fallan, resultan preciosos.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Espilberg
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 15 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados