arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de Alvaro Zamora Cubillo
Ordenadas por:
850 críticas
10
31 de diciembre de 2018
68 de 94 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terminando de ver “Green Book” (2018) de Peter Farrelly con Viggo Mortensen, Mahershala Ali, Iqbal Theba, Linda Cardellini, Ricky Muse, David Kallaway, entre otros. Drama basado en hechos reales, que cuenta el viaje literal/externo y metafórico/interior de 2 personas opuestas, tan distintas como imposibles… en una odisea de descubrimientos en una época de grandes confrontaciones y cambios, tan actual como hoy, donde el espectador es el 3° pasajero que experimentará una dura reflexión sobre la esencia humana. El director utiliza la fórmula de “road-buddy-movie” para mostrar a la sociedad, que los cambios sí son posibles, que “se requiere mucho coraje para cambiar el corazón de las personas”, y aquí utiliza los opuestos o los contrastes de manera asombrosa, tan así que la narrativa se hace muy fresca, y uno logra empatizar y entender esos opuestos, donde la lucha es absolutamente absurda. El filme toca muchos temas, como la amistad más allá de las diferencias, la importancia de la cultura, la educación y la tolerancia; al tiempo que recuerda lo trascendental que son los detalles. Técnicamente poseedora de un rigor histórico en cuanto a ambientación y vestuario, lo hace un filme elegante, con encuadres hermosos, no desde lo “estético”, sino desde lo real, con buen gusto en los temas escabrosos sin caer en morbosidades. Este es un filme de actores, por lo que se le debe el Oscar a Viggo, y aquí se comprueba porqué Ali se llevó el Oscar por “Moonlight”, ambos tienen una gran química que realmente es admirable. La comedia viene del contraste, pero el fondo del mensaje es totalmente dramático, un filme muy necesario en estos tiempos, como hace 60 años, que demuestra que no hemos cambiado nada, pero sí que podemos empezar a hacerlo, empezando por nosotros mismos.
RECOMENDADA & OBLIGATORIA
PRONTO como última nota del 2018 en el blog Lecturas Cinematográficas.
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
Alvaro Zamora Cubillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
14 de diciembre de 2017
46 de 63 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terminando de ver “Roman J. Israel, Esq.” (2017) de Dan Gilroy con Denzel Washington, Colin Farrell, Carmen Ejogo, Shelley Hennig, Nazneen Contractor, entre otros. Drama nominado a mejor actor para Washington en Los Premios SAG y Golden Globes, sobre un hombre íntegro, que se vio seducido por el poder; por tanto, es la historia de un idealista que se ve tragado por la crisis. Confieso que hacía tiempo que quería ver una película que hablara sobre la dignidad, sobre la pureza, sobre la decencia, sobre mantenerse en los principios, en la coherencia de ser y actuar, y aquí la encontré, al tiempo que es una película que muestra como la sociedad nos absorbe y nos convierte en otras personas, con tal de ser un ladrillo en la pared. La película es muy rica en situaciones y simbolismos, véase el color; y no es casual que el protagonista sea un abogado que defienda Los Derechos Civiles, un Denzel Washington que aparece en todas las escenas, y crea un personaje memorable, que en otro actor hubiera caído en el ridículo, pues el soberbio cambio físico no es tan impactante como el cambio moral y psicológico que experimenta, y que como Ícaro, voló cerca del Sol y se quemó. Y como contraparte, Colin Farrell que vuelve a demostrar que es un actor que si se planta frente a un actor legendario como Washington, será un “tour de forcé” que hay que ver, pues sale muy bien parado. Una película que llama a reflexionar sobre quiénes somos y cómo actuamos. Si uno no se ve reflejado en Roman, al menos conoce a alguien como él.
RECOMENDADA.
PRONTO una nota en el blog de Lecturas Cinematográficas.
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
Alvaro Zamora Cubillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
1 de mayo de 2018
18 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terminando de ver “Film Stars Don't Die in Liverpool” (2017) de Paul McGuigan con Annette Bening, Jamie Bell, Julie Walters, Vanessa Redgrave, Stephen Graham, Leanne Best, entre otros. Drama basado en las memorias de Peter Turner, y su romance durante los últimos años de vida de la oscarizada actriz Gloria Grahame. El filme tiene muchos aspectos brillantes e interesantes, empezando por la narrativa, que utiliza muy bien el “flashback” y muestra “posibilidades” de narración de los hechos, puntos de vistas y perspectivas de acuerdo a los personajes protagonistas; así como técnicamente, el uso del color, el encuadre, “el cartón piedra” y la iluminación, sin olvidar la dirección de arte, decorados y escenarios, muy de acuerdo con la época; y la hermosa banda sonora, que incluye un tema de José Feliciano digno para el recuerdo, como la escena de baile, totalmente lograda. Pero donde brilla es en los actores: Annette Bening está INMENSA como una actriz “olvidada”, cuando el peso de los años y la maldita enfermedad afecta una mujer llena de vida; y Jamie Bell, en el mejor papel de su vida tras “Billy Elliot”, donde muestra su lado más dramático, sensible y encantador; cada encuadre de la pareja, muestra la química/complicidad más extraordinaria vista jamás en el cine recientemente; sin olvidar el pequeño papel de Vanessa Redgrave. Los silencios, las risas, el pensamiento que grita con las miradas, las ganas de vivir y el amor imposible que no llega a ser eterno, son unos de los temas que Paul McGuigan dirige con maestría, al tiempo que nos expone la vida de Gloria Grahame, una actriz que fue consumida por Hollywood, desechada, y que vale la pena rescatar, pues sus filmes fueron inolvidables. La película tiene mucha fuerza, y nos llama a reflexionar con profundidad sobre el cine que poco conocemos: “Lo malo y lo hermoso”
RECOMENDADA
PRONTO una nota en el blog Lecturas Cinematográficas.
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
Alvaro Zamora Cubillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
8 de enero de 2018
18 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terminando de ver “The Shape Of Water” (2017) de Guillermo del Toro con Sally Hawkins, Doug Jones, Michael Shannon, Octavia Spencer, Richard Jenkins, Michael Stuhlbarg, entre otros. Película de fantasía sobre la relación que entabla una joven y un monstruo. La película ganó El León de Oro/Mejor Película en El Festival de Cine de Venecia, 2 Globos de Oro de 7 nominaciones, y tiene 14 nominaciones a los premios de La Crítica Cinematográfica. No cabe duda que el filme será uno de los nominados en los Premios OSCAR, y cabe la pregunta: ¿Se lo merece? ABSOLUTAMENTE SÍ. Guillermo del Toro, fiel a su género, muestra un TRIBUTO a Hollywood y a los filmes y programas de TV que muchos vimos de pequeños, mezclando historias griegas como Orfeo y Eurídice, mitologías, y literatura como Romeo y Julieta de Shakespeare, así como adapta la trama a los tiempos actuales, como la inclusión, la batalla contra el racismo, la xenofobia, la homofobia, el machismo y la violencia; desde una ambientación más que correcta que refleja todos escenarios como si viéramos miles de peceras o ambientes acuáticos; también logra hacer reflexionar sobre el conflicto humano, entre la ciencia y la política militar. Pero lo que más me llamó la atención es el punto de vista femenino: Del Toro muestra el descubrimiento sexual y posterior realización como mujer de una joven común, una heroína que busca desesperadamente el amor, que no es una “princesa” frágil, sino todo lo contrario, una mujer de poder, y que encuentra lo que busca en uno de los monstruos más hermosos vistos jamás en el cine. Los personajes TODOS son entrañables, en un desarrollo que se cuida en no caer en lo pasteloso, ni en la lágrima fácil, sino más bien, logra extraer del espectador el lado más humano y que probablemente hemos perdido: La empatía y el amor; en especial hacia las personas diferentes y a los seres de diferente especie, por lo que el film también se muestra ambientalista y ecologista. La película es riquísima en lecturas cinematográficas, que un solo visionado no basta para sacarle todo el provecho. La dirección es muy buena, narrada como un cuento, con un gran ritmo que no decae jamás. Los actores, todos tremendos: Sally Hawkins crea un personaje para la historia del cine que bien llega a homenajear al cine mudo, literalmente; Michael Shannon siempre correcto como villano, tan amenazador como efectivo; Octavia Spencer es otro personaje para el recuerdo, la empatía personificada, como Richard Jenkins es la amistad incondicional; sigo pensando que a Michael Stuhlbarg va a llegar el reconocimiento como actor muy pronto, en un personaje que simboliza que las apariencias engañan; y finalmente: Doug Jones como el monstruo, que sin hablar, con su mirada ya nos tiene ganado el corazón. Cuando pensaba que del Toro no iba a tocar el tema religioso, lo logra meter como una de las muchas alegorías y metáforas hermosas que veremos en todo el metraje, que muy sin embargo, no es un filme para menores de edad, debido a los desnudos y a la violencia gráfica, marcas muy propias del director. No nos queda aquello de “Cenizas a las cenizas” sino que “Todos regresaremos al agua” un elemento tan preciado, que se puede ver en todas las escenas; y que del Toro valora como el leitmotiv de su Obra Maestra.
RECOMENDADA
PRONTO una nota en el blog de Lecturas Cinematográficas.
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
Alvaro Zamora Cubillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
31 de enero de 2017
18 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terminando de ver “Last Days In The Desert” (2016) de Rodrigo García Barcha con Ewan McGregor, Tye Sheridan, Ciarán Hinds y Ayelet Zurer. Drama sobre un periodo en el tiempo que Jesús estuvo en el desierto, mientras es tentado; cuyo capítulo narrado en Mt 4, 1-11, y en el pasaje paralelo de Lucas 4:1-13 es re imaginado, y coloca al “Hombre Santo” frente a una familia: Padre, Madre e Hijo, presenciando y participando en momentos de reflexión bastantes silenciosos sobre las relaciones entre ellos en plan alegórico. El hijo de Gabriel García Márquez escribió la historia queriendo darle un punto de vista más humano a esa parte de la mitología cristiana, pero lamentablemente no logra cautivar. Aquí no hay aura cristiana, recogimiento, ni religiosidad, ni el paralelismo al Evangelio de Juan que se espera de un filme de temática, y todo se siente muy frío y distante. Puede que hallan cortes de edición por ahí, que evitaron convertirla en una historia sólida. Aquello de los 40 días de Jesucristo en el desierto antes de comenzar su ministerio, y las expectativas mesiánicas quedaron en sonrojo, vaya a usted a saber realmente cómo fue… Me hubiera gustado más detalles sobre qué sucedió con el hijo; Satanás daba para más juego, ¿Era Satanás o un “Alter Ego/Cristo”, Hombre/Divinidad? Faltó más juego, insisto; y claro está, re imaginar cómo fue ese episodio de convertirse en Jesucristo. Del reparto, creo que esta es la primera vez que vemos a un pelirrojo escoses como Jesús, Ewan McGregor queda muy lejos del personaje y su naturaleza divina, muy europeo, pero es un hecho que actúa bien, sobre todo en los silencios; nada que reprochar a Ciarán Hinds siempre correcto; una silente Ayelet Zurer, y la promesa: Tye Sheridan, un joven actor con mucho futuro, hasta tiene escena roba corazones para la chiquillada adolescente. Queda la muy buena fotografía, de esperar del 3 veces ganador consecutivo del premio OSCAR, Emmanuel Lubezki; y el sonido es tremendamente bueno, te hace sentir el desierto, el ambiente, hasta el viento… El final: El esfuerzo no valió la pena, “El Hijo del Hombre” murió, y todo ha quedado igual.
NO RECOMENDADA.
NO tendrá nota en Lecturas Cinematográficas
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
Alvaro Zamora Cubillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados