arrow
Críticas de Alvaro Zamora Cubillo
Ordenadas por:
430 críticas
1 2 3 4 10 20 86 >>
8
4 de enero de 2017
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terminando de ver “Fences” (2016) de Denzel Washington con Denzel Washington, Viola Davis, Mykelti Williamson, Russell Hornsby, Saniyya Sidney, Stephen Henderson, Jovan Adepo, entre otros. Drama sobre un hombre afroamericano que lucha contra sí mismo y los eventos propios de la época. Tercera película dirigida por el 2 veces ganador del Oscar, que lleva a la pantalla grande, una obra de teatro en la que participó, demostrando muy bien lo mucho que se puede hacer con tan pocos medios, sin efectos especiales, pero con una gran potencia dramática. El director/actor, tan solo usa 3 escenarios, si acaso, para desarrollar un drama intimista, de cosas que le pueden suceder a cualquiera, más allá del tema racial, que trasciende, y para ser de larga duración, cerca de las 2 horas y 30 minutos, no se hace pesada. Es una película de actores, donde Washington la sostiene con aplomo y lucimiento; se evidencia el gran actor que es, con líneas de diálogos interminables, al tiempo que se desata con arrebato; secundado por una gran Viola Davis, que ya es hora de ser reconocida, y un sorprendente Mykelti Williamson, en un papel para aplaudir. Todo ello bajo el lente que nos permite ver, qué es lo que hay al otro lado de la verja: Amor familiar, nostalgia, redención, amistad, infidelidades, perdón, muerte, la vida misma... Nominaciones aseguradas para el Oscar como actores para Washington y Davis, y por qué no: Mejor Director.
RECOMENDADA como estudio de lo que es, y debe ser un actor.
PRONTO en Lecturas Cinematográficas.
https://lecturascinematograficas.blogspot.com/
Alvaro Zamora Cubillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
31 de enero de 2017
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terminando de ver “USS Indianapolis: Men Of Courage” (2016) de Mario Van Peebles con Nicolas Cage, Tom Sizemore, Thomas Jane, Matt Lanter, Brian Presley y Cody Walker entre otros. Película bélica sobre el desastre del buque de guerra homónimo, y lo que significó durante La Segunda Guerra Mundial, su naufragio, el terror vivido por los sobrevivientes en el mar, el rescate, y las consecuencias. La obra combina guerra, algo de comedia y romance, así como “drama de corte” La dirección es bastante atropellada, se nota demasiado que el guión es un homenaje a las víctimas estadounidenses de la catástrofe, sin embargo, buscar tener paz de conciencia y mostrar solidaridad con los japoneses, pues se ve lo que se piensa desde el otro bando; así como lo que significó para el USS Indianapolis, haber entregado partes importantes de la bomba atómica que arrasó Hiroshima, y posteriormente Nagasaki. La edición de la película es desastrosa, con cortes demasiado horribles y evidentes; como la puesta en escena televisiva y teatral, con unos efectos visuales bastante cutres, donde los escualos protagonistas no dieron la talla, pese a tener escenas muy fuertes; así como el reparto dirigido para que nadie más que Nicolas Cage sobresalga, aunque haya historias independientes. Aquí lo que se pretende es hacer un homenaje a los hechos, que fueron terribles, pero ésta no será la película definitiva, pese a tener grandes y mediáticas estrellas, haber sido realizada y financiada por La Armada de EEUU que metió mano en el guión, se siente que se quiso hacer algo bueno y respetuoso.
Por tanto, la doy por RECOMENDADA “bajo su propio riesgo”
Una película que confieso esperé ver desde hace muchos años, por contar una de las historias más desgarradoras del ser humano en tiempos de guerra.
PRONTO la nota en el blog Lecturas Cinematográficas
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
Alvaro Zamora Cubillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
5 de noviembre de 2016
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terminando de ver “Snowden” (2016) de Oliver Stone con Joseph Gordon-Levitt, Shailene Woodley, Melissa Leo, Zachary Quinto, Tom Wilkinson, Rhys Ifans, Nicolas Cage, Logan Marshall-Green, Timothy Olyphant, Scott Eastwood, Joely Richardson, entre otros. Drama sobre la filtración del espionaje global/masivo por parte del Gobierno de EEUU, sacado a la luz pública por Edward Snowden. Cine político de frente a las elecciones presidenciales, muy a tono con el pensamiento demócrata, aunque el director no lo afirme y apoye el “Green Party”; sigue el formato del “thriller” a caballo entre la paranoia, el delirio, la ficción y la realidad, bien podríamos decir, que es la dramatización del oscarizado documental “Citizen Four” (2014), en versión Stone, aunque el director haya afirmado que usó tantos libros como fuentes para escribir el guión. La película tiene un buen ritmo de suspenso, al mejor estilo de filmes de espías, con gadgets y toda la tecnología que hace del filme algo extraño, en cuanto a la realidad. Del reparto, se reunió a una gran cantidad de actores, muchos valores y jóvenes promesas, como Joseph Gordon-Levitt que hizo un enorme trabajo de caracterización vocal, pareciera que es el mismo Snowden que hace el diálogo; que por cierto, la película como panfleto, al final, el mismo Snowden da el obligatorio discurso, con un cierre de créditos que vale la pena ver, a ritmo de Peter Gabriel: ¿Oscar a la mejor canción? Al menos creo será nominada. Los demás actores, tanto del reparto como los simples cameos, cumplen en pantalla. La historia en sí, es ambigua: Stone no toma partido, expone y deja que el espectador decida: ¿Fue real o inventado todo lo visto? Alejándose de la realidad en los escenarios y las situaciones, las licencias dramáticas hacen ver que todo aquello del “Big Brother” de Orwell sea todavía ficción literaria, ¿O se ha superado? Que Snowden haya sido requerido/perseguido por EEUU, es evidencia suficiente. Película RECOMENDADA, pero para mayor credibilidad, tenemos el documental. El furor político de Stone, llega tarde.
NO tendrá nota en Lecturas Cinematográficas
https://lecturascinematograficas.blogspot.com/
Alvaro Zamora Cubillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2
22 de noviembre de 2016
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terminando de ver “Approaching The Unknown” (2016) de Mark Elijah Rosenberg con Mark Strong, Luke Wilson, Sanaa Lathan, Charles Baker, Anders Danielsen Lie, y creo que nadie más. Película de ciencia ficción, que relata la misión de un hombre para colonizar Marte. El debutante director, es también el guionista de una película terriblemente mala. Comenzando por la dirección, que podría ser la hermana bastarda de la obra maestra “The Martian” (2015), pero con la falta absoluta del mínimo rigor científico, sin suspense y sin Marte. Toda la obra es un entuerto insalvable desde el momento que uno de los “astronautas” en La Estación Espacial dice mirando a la ventana, que “con cada amanecer, sueña con regresar a La Tierra”, se supone que no hay “temporalidad” en el espacio… o que de repente, se deja de informar cuanto tiempo ha transcurrido en la historia, y sin agua, ojo a este dato, pues la máquina de “hacer agua” se le hizo mierda, error humano como es de esperar, en que el alopécico protagonista revela una brillante calvicie y un afeitado perfecto, no es hasta que “abandona el curso” cuando le crece la barba, y se muestra demacrado… otro dato es que, entiendo, que no existen constelaciones ni nebulosas entre La Tierra y Marte, eso está más allá del Sistema Solar, que muy raro, en el transcurso, la nave entra en lo que parece un “vórtice”, divagamos… y retoma el rumbo marciano, concluyendo en el “marterrio” si me permiten la combinación terminológica de “Marte/aterrizaje/martirio”, y que el empecinado, vivirá unos minutos y morirá “ipso facto” en Marte al fin y al cabo: Objetivo logrado. Del reparto, Mark Strong sostiene muy mal toda la película, un actor muy bueno en papeles secundarios, que demuestra no dar la talla como protagonista; le acompañan Luke Wilson, más como amigo de tragos que como especialista aeroespacial, vamos que son profesionales; y Sanaa Lathan, el aditivo negro/mujer políticamente correcto de Hollywood, que cobró una millonada por unos segundos. Los efectos especiales, son dignos que cualquier viaje espacial fuera del Sistema Solar, con esas telas brillantes de la abuela Yetta de “La Niñera”, el traje espacial de Gru que le hicieron los Minions, y una banda sonora… ¿Tiene banda sonora? Se agradece que haya durado 90 minutos, yo le hubiera quitado 90 minutos, pero lo más insondable, es que de $1 millón de presupuesto, ha recaudado $10 millones… La mención de Costa Rica en el guión, es otro misterio sin resolver, como el espacio mismo al “acercarse a lo desconocido”
NO RECOMENDADA
NO tendrá nota en Lecturas Cinematográficas.
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
Alvaro Zamora Cubillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
22 de julio de 2017
20 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terminando de ver “Spider-Man: Homecoming” (2017) de Jon Watts con Tom Holland, Robert Downey Jr., Michael Keaton, Marisa Tomei, Jacob Batalon, Zendaya, Jon Favreau, Tony Revolori, Logan Marshall-Green, Donald Glover, Chris Evans, Gwyneth Paltrow, entre otros. Comic basado en el personaje “Spider-Man” de MARVEL; 3º reinicio de la franquicia “Spider-Man”, y 16ª película del universo cinematográfico de MARVEL. La historia tiene lugar tiempo después de los eventos de “Captain America: Civil War” (2016), por lo que Peter Parker debe retomar su vida “ordinaria” al tiempo que lucha contra el crimen como superhéroe, y descubre por sí solo una nueva amenaza: The Vulture. Para entender la película hay que tomar por sentado muchos elementos, o al menos ver el inicio del comic; y al ser esta producción un “reinicio” con nuevo actor, no hay historia del personaje, y de cómo adquirió súper poderes; así que la historia pasa a la acción, donde se agradece en los títulos iniciales, el tema central de la banda sonora original de la serie de TV, que fue un regalo para los que tuvimos la oportunidad de verla en su tiempo. Así las cosas, todo el filme está muy bien montado y “formateado” para el público meta adolescente, con un actor adolescente en situaciones propias de la edad, sin ser demasiado obvio, sin ser demasiado exagerado, hasta natural, y muy acorde con el personaje, un superhéroe adolescente. También se agradece que la trama romántica sea poca, sin ser pastelosa, aunque la actriz Laura Harrier tenga CERO química con Tom Holland; además que se hizo notable la corrección política de Hollywood al ser negra, y contar con un compañero de correrías cómico, en Jacob Batalon como Ned Leeds, que al ser estereotipado por raza, no resulta cansón, y “el villano” a la sombra, Tony Revolori como Flash Thompson, bien pudo ser cortado, así como la trama romántica, pero se entiende que era indispensable para unir el giro final, con el antagonista del filme: Michael Keaton otrora BATMAN, en un papel curioso como villano, que le queda como anillo al dedo sin resultar patético, metido en un traje tan grotesco como la mediocridad del villano que todo lo quiere fácil. Por otra parte, el papel de Robert Downey Jr., como “padre sustituto/superhéroe” de Spider-Man es notable, y hacen una gran química con Holland, tanto que engrandece la película en cada aparición, conste que IRON MAN nunca me gustó, siempre me resultó un superhéroe demasiado pedante. Otro personaje que se agradece, es Happy Hogan, el guardaespaldas y chofer de Stark, cuyas intervenciones también son bienvenidas, y resultan graciosas, todos ellos ante todo, son buenos actores que supieron manejar un papel en un comic que bien pudo ser fatal, por lo mal dibujado, y que alivianan e introducen al personaje, y al actor que empezará a despuntar en Hollywood: TOM HOLLAND, que no solamente hace una buena actuación llena de carisma, simpatía y diversión, sino que no resulta repelente, la cámara lo adora, y hace “normal” a un personaje tan híper-disparatado como Spider-Man: Se preocupa por su mal funcionamiento en el traje, escenas impagables, hasta llora y sale herido y golpeado, donde se muestra convincente y el espectador lo percibe tanto que le resulta empático. Se le valora el trabajo físico y el cómico del actor, sin resultar tonto, o infantil en el desarrollo. Sin embargo, confieso que la película se hizo larga, con cortes de edición en los momentos románticos, y otros de menor importancia argumental, la hubieran hecho más redonda. Y como no podía ser de otra manera, las escenas de acción y efectos especiales cumplen bien el cometido, sin resultar excesivas, pero es la acción del personaje, sus monólogos y su interacción con quienes le rodean, donde el filme se hace más curioso por original y diferente, aunque huela a “Deadpool” en ocasiones. Su relación paterno-filial con Stark, es un ejemplo dramático, con inevitable toque de comedia, importante: “Hay que ganarse el traje”, y aun así, su determinación y voluntad lo hacen salir adelante. Bonito mensaje para un filme de adolescentes. Desde “Ant-Man” (2015) no me había divertido tanto. ¡Se lo ganó!
RECOMENDADA
PRONTO una nota en Lecturas Cinematográficas.
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
Alvaro Zamora Cubillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 86 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados