arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Madrid
Críticas de enrique
Ordenadas por:
2 críticas
7
8 de octubre de 2016
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una segunda madre es una historia de ganadores y perdedores en la histórica batalla del ascensor social. Nada permanece, la sociedad está en permanente movimiento y los actores cambian. Hay sociedades en dinámica progreso o otras en "regreso". Brasil está en el primer grupo.

Como es habitual en los relatos ficticios, los personajes están estereotipados para darle brillo a esta cinta lenta, en ocasiones desconcertante, pero que conforme avanza el guión va hilando una historia más de las muchas que hablan del acomodo frente al deseo y legitimidad de que todos tienen su oportunidad. Son los méritos, las decisiones valientes y personales, las que marcan la diferencia.

Brasil es uno más de los ejemplos de esta sociedad con creciente desigualdad al que nos enfrentamos en el siglo XXI. La desigualdad no es nueva, pero sí lo es el tamaño de las diferencias sociales. La película aporta esperanza porque otra vida es posible para Jessica, joven madre que quiere un futuro distinto para su hijo, distinto de la infancia que ella tuvo con su madre biológica, de la que por separación física, recibió más dinero que cariño en su infancia. Pero Jessica creció fuerte en su dignidad y en su determinación para ser parte del futuro y no repetir el pasado. Se llama así misma no inteligente, sino curiosa y observadora. Una exploradora nata.

Val es una víctima de la "inercia social" que la sitúa como sirvienta hasta que decide, estimulada por el ejemplo de su hija, "lanzarse a la piscina" y emprender una nueva vida con ilusión y esperanza más que con planes concretos. Llama la atención de lo poco que cuesta redirigir tu vida cuando la carga del pasado es tan ligera. Val y Jessica tienen unas pocas pertenencias, están de paso en la "escalera social" donde son sus convicciones las que agilizan su prácticamente seguro ascenso.

La familia acomodada es el prototipo de desintegración que tanto la señora Bárbara como el señor Carlos perciben, pero ni quieren admitir ni enfrentan. Tienen de todo pero falta lo más importante. Están confusos, entre amedrentados y enamorados del ciclón que representa la llegada de Jessica a la casa. Ambos son producto de la molicie y de una vida solitaria que saben que esconde su declive personal, familiar y social.

Fabinho es la "víctima inocente" de esta familia, un chico que esconde la cara bajo su melena, que agacha la cabeza durante buena parte de la película, y que parece que no quiere crecer. No le han enseñado a crecer. Su segunda madre seguramente evita males mayores por el desequilibrio emocional que le produce la ausencia emocional de su primera madre. La primera madre de Jessica también está ausente durante su infancia y es su segunda madre la que posiblemente contribuye a forjar su carácter de luchadora.

Es una historia de segundas madres, pero tanto Val como Bárbara tendrán que asumir su papel de primeras madres. Es una historia de mujeres fuertes donde los hombres ocupan un plano secundario, son una derivada consecuencial.

Siendo una historia de personajes anónimos, es inevitable no verse retratado en uno u otro estereotipo. Surgen reflexiones sobre el tipo de relación con los hijos, los estímulos de la educación, la presencia de los padres en cantidad y calidad de tiempo en momentos claves del crecimiento social de los hijos. Posiblemente llegamos a la conclusión de que si hay algo fundamental que podemos dar es cariño y amor. Generar confianza, seguridad para no tener miedo a intentar salir de la zona de confort, aprender de los errores, y vivir con las consecuencias de las decisiones tomadas.

Es toda una lección de reflexión para padres e hijos en el mundo de hoy. Lamentablemente no todos pueden ser Jessica, pero afortunadamente hay muchas "Jessicas" que demuestran que la determinación y la meritocracia "pueden permitir llegar al cielo de cada uno, sin necesidad de tomarlo por asalto" como algunos proponen.
enrique
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
8 de octubre de 2016
Sé el primero en valorar esta crítica
El primer pensamiento que suscita Whiplash es: hay límites para conseguir el éxito? Hay que aguantar todo y más para conseguir ser excelente, marcar la diferencia, ser único y aportar algo diferencial a la Humanidad? Todos llevamos un sello genético propio, pero está claro que son, en la mayoria de los casos, las condiciones ambientales las que hacen que se desarrolle nuestro potencial latente.

Esta es una película sobre los valores de la persona, pero para mí es sobre todo una reflexión sobre el éxito y el camino hasta la cumbre.

Hay dos figuras centrales, y el resto son satélites que les acompañan en su pugna particular. El estudiante, joven promesa como batería en la escuela de música Shaffer. De otra parte, el temido e icónico director de la orquesta, xxxxx, un prestigioso y durísimo "gestor" que piensa, y como tal lo ejerce, que el camino hacia ser único sólo pasa por romper la norma. Y es curioso, porque en su dirección de la orquesta controla hasta el más mínimo desafino o destiempo en la ejecución de cualquier compás. No hay quien se desvíe sin sufrir la humillación y la repulsa pública del director.

Alguien podría pensar en el director como líder o como enseñante. Si la definición de líder fuera extraer lo mejor de una persona llevandolo a situación límite, aquel punto donde aparece la excelencia, o donde la personalidad se quiebra, podríamos pensar que el director lo es: pero no lo es porque no hay liderazgo allí donde se es seguido por sentimientos de superación de las dificultades límite o egocéntricos de ser el mejor. Eso es una pelea abierta que a través de una receta de resultado incierto seguramente deja más personas en la cuneta que la historia de los nombres recordados.

Si el director fuera enseñante deberíamos entonces pensar en los medios usados y los objetivos alcanzados. La escuela Shaffer es la más prestigiosa del país, y los mejores talentos quieren ser dirigidos por xxxxx, pese a sus métodos extremos de interaccion personal. Es difícil decir que el director no es un buen enseñante, si bien es fácil no estar de acuerdo con sus métodos. Pero quizá la pregunta es: qué hay tras la trastienda de las grandes obras? Porque sólo vemos el resultado, y no podemos por éste saber si el proceso ha sido o no el correcto. Sólo vemos el resultado del proceso.


Surge la reflexión del compromiso con el éxito del sistema educativo americano, de forma que se puede mirar hacia otro lado cuando los resultados son los que se buscan. El instituto Shaffer sólo expulsa al director cuando hay sospechas de suicidio de un antiguo alumno por ansiedad extrema.

Frente al todopoderoso director, está la personalidad obcecada del estudiante xxxx. Su vida se convierte en una obsesión por emular al ídolo de la batería xxxx, abandona una relación sentimental porque anticipa que será un obstáculo en su camino. Sólo empatiza con su padre, un rol acogedor donde los haya, siempre apoyando a su hijo bajo cualquier circunstancia. Una vez más, la duda surge sobre sobre el "proceso": cómo la persona y la humanidad avanzan haciendo cosas distintas de forma distinta y seguramente con una entrega sin reservas. Thomas Alva Edison se negó a admitir fracasos en su invención de la bombilla, sólo 999 formas de no hacerlo correctamente.

La película recuerda dos caminos separados que se unen al final en sorprendente y violenta confluencia. Hay un punto de clímax donde no son adversarios, son aliados en ese momento mágico que convierte en histórico el esfuerzo límite, ese punto donde el talento para llegar es necesario, pero no suficiente para triunfar.

Una cita injustamente ausente de las grandes carteleras, no sólo por la magistral interpretacion de Alex Simmonds, sino por las reflexiones que genera a cualquier asistente sobre los límites en la exigencia educativa de cara a conseguir avances que quedan en el recuerdo.
enrique
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados