arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Alcobendas
Críticas de FJ García
Ordenadas por:
125 críticas
<< 1 2 3 4 10 25 >>
8
25 de marzo de 2011
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Osamu Tezuka es considerado el precursor (por muchos literalmente “el Dios”) del manga y el anime. Desde 1946 ya estaba dando la tabarra con cómics pioneros con cualidades que jamás se habían visto hasta entonces, y más tarde fue uno de los escasísimos mangakas que pudo adaptar él mismo sus propias obras en dibujos animados.

Hasta donde yo sé, el tipo era agnóstico, no adoraba ninguna religión en concreto.
Sus cómics y animaciones, aún con dibujos que en Occidente se percibían como infantiloides, casi siempre narraban historias muy dramáticas, con un fuerte mensaje de amor por la vida, pero en cualquier caso, una de las historias puramente religiosas que creó fue un cómic muy largo (unos 10 tomos), sobre la vida de Budda.

No obstante, sus obras eran tan buenas que el mismísimo Vaticano le encargó que produjese una serie de dibujos animados sobre la Biblia… y esto es lo que nos ocupa ahora. Escribió y dirigió el primer episodio en 1989, e inmediatamente después murió, así que fueron los demás profesionales de su estudio de animación quienes se encargaron de completar los 25 episodios restantes.

Ahora mismo soy ateo, pero de pequeño no lo era, y esta es una de las series que me vi de pequeño una y otra y otra vez, hasta casi desgastar los VHS, y me encantaban. No descubrí que esto era de Osamu Tezuka hasta hace bien poco; yo de pequeño pensaba que esta serie sería francesa o algo, como las de “Érase una vez”.

Casi todos los capítulos tienen personajes diferentes (ya ves, si tienes que cubrir toda la cronología de la Biblia…), pero había un zorrillo, tipo mascota, que era un personaje recurrente muy divertido; mi hermano, mis primos y yo siempre bromeábamos sobre si el zorro era inmortal, o si se trataba de varias reencarnaciones del mismo animal.
Me acuerdo de cuando es desterrado del Edén junto con Adán y Eva por equivocación, o cuando casi se muere cuando la torre de Babel se está viniendo abajo…

Por supuesto que las historias se toman un montón de licencias artísticas, en algunos casos descacharrantes. Especial mención al episodio del Becerro de Oro, en el que los creyentes se ponen a cargarse a los blasfemos con espadas de luz. Épico.
FJ García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
2 de abril de 2011
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
DE QUÉ VA: La séptima película de Star Trek. La primera que no tiene un número romano en el título, y la primera que no tiene a Kirk, Bones y Spock de protagonistas. En su lugar, tenemos a los miembros de la serie de televisión “La Nueva Generación” (que no he visto). Lo interesante de esta película es que mezcla ambas generaciones (la original y la nueva), más o menos, y es la última vez que veremos jamás a William Shatner interpretando al capitán Kirk. (También tienen un cameo Checov y Scotty, pero no Spock. Ése presuntamente aparece en Star Trek 11).

LO MEJOR: Está decentemente rodada. Es un placer ver al capitán Kirk en sus últimos momentos, aunque empiece a estar un poquito fondón. Si hubiera visto “La Nueva Generación”, estaría expectante por ver a los capitanes Kirk y Picard juntos en pantalla. Está gracioso el personaje de Data, y me gustan las escenas que transcurren en Nexus.

LO PEOR: No llega al nivel de Star Trek I-VI ni de lejos. (Hay gente que considera la V como la peor, pero esa a mí no me disgustó…). No está rodada con ningún sentido de la épica (como la 1, 2, 3 y 6) ni con suficiente humor (como la 4 ó 5), salvando al personaje de Data.

Pero lo peor de lo peor es...
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
FJ García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
29 de abril de 2012
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
De la serie de películas del nuevo "Universo Cinematográfico Malverl", esta es la que más se acerca a la espectacularidad de esos cómics de los 60, con un exceso increíble pero bienvenido de acción, humor, épica, fantasmadas y "easter eggs". Nunca antes se había trasladado un concepto de crossover tan bestia de los cómics al cine; lo raro es que lo hayan terminado haciendo y que les haya salido tan jodidísimamente bien.

Tenía miedo de que salieran mal algunas cosas, por ejemplo:
Se podían haber centrado demasiado sin querer en un sólo personaje, pero no, todos y cada uno tienen su momento de intimidad, su conflicto interno personal, y se complementan perfectamente los unos a los otros.
También tenía miedo de que el argumento fuera demasiado complicado, por la cantidad de personajes y potencialmente la cantidad de tramas secundarias que podría haber, pero como he dicho se complementa todo muy bien. Iron Man 2 es peor que ésta, precisamente porque intenta contar 4 ó 5 cosas diferentes a la vez, y no cuaja.
"Los Vengadores" se disfruta mucho si has visto las cinco películas anteriores, y aún más si eres un fanático de los cómics, pero a pesar de la cantidad de detallitos frikis, es también muy autoexplicativa y acogedora para la gente que no haya oído hablar de estos héroes en su vida.
Hay esencialmente un sólo villano: Loki. Aquí nos podríamos encontrar con el problema de "Los Mercenarios", que es demasiado músculo para tan poco villano, y éste no tendría posibilidad alguna de vencer. Le podían coger todos los superhéroes por banda y pegarle tranquilamente una paliza a lo "skin head". Sin embargo, y sin hacer spoilers, el plan de Loki es lo suficientemente bestia como para poner en jaque a todos estos héroes juntos, y al mundo, y se mantiene la tensión hasta el final.

Todo eso ha salido perfecto. Por lo demás, el argumento es, predeciblemente, predecible. Lo cual no rechina con su asombrosa capacidad de entretener. Y aún así, alguna cosilla me ha sorprendido. (ver spoiler)

Es deliciosamente larga (dos horas y 15 minutos). La primera hora es un poco episódica, porque muestran (más o menos) el plan del villano y cómo Nick Furia (Samuel L. Jackson) y su equipo van reuniendo a los respectivos superhéroes, pero hay diálogos divertidos y escenas de acción por doquier.

Lo mejor: La batalla final. Que es larga. Muy larga. Unos tres cuartos de hora de larga por lo menos. Y, deja al Abismo de Helm en ridículo.
Recuerda a Michael Bay, si Michael Bay supiera dirigir escenas de acción.

Lo peor: Me gustó mucho la peli del "Capitán América" porque me recordó el espíritu de serial aventurero de Indiana Jones, pero aquí utilizan al personaje para ensalzar demasiado la bandera estadonuidense, y el "patriotismo pasado de moda".
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
FJ García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
7 de abril de 2011
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
La primera vez que me vi esta genial serie, tuve el placer hacerlo de una sola tacada, durante un maratón nocturno.

Nos la trajo el mismo estudio de animación que creó la también genial pero tónicamente distinta Neon Génesis Evangelion (que me vi más tarde).

El estudio Gainax. Yo, sinceramente, me imagino a todos los dirigentes sentándose en torno a una mesa y diciendo: “Bueno, señores, vamos a hacer la serie más jodidamente genial del planeta. ¿Alguna idea?”

De esa hipotética reunión estoy seguro de que surgieron muchas ideas sobre los ingredientes que debe tener una buena serie, o al menos una serie popular.

Humor, aventura, romance, épica, ritmo, todo en grandes cantidades.

Tiene que gustar a todo el mundo, niños y mayores, por lo que debe ser apta para todos los públicos sin dejar de lado los temas adultos.

Una de las formas de hacerlo, aparte de la inclusión de una violencia que no llegue a la incalificablemente explícita Elfen Lied, es que haya muchas tet... que haya preciosas amazonas pero no desnudos. ¡Mirad a Yoko, juas!

Tiene algunas similitudes con un cómic famosísimo que me encanta, Dragon Ball (insisto: el cómic, no el anime, que me parece demasiado lento). Al igual que en la obra de Akira Toriyama, los responsables de Gurren Lagan se cuidan de que en cada capítulo los personajes aumenten su poder (en Dragon Ball se aumenta de poder cada cierto número de capítulos; ese incremento sin embargi tiene lugar en todos y cada uno de los episodios del anime Guren Lagan), y cada vez las batallas son más espectaculares, y los enemigos más brutales, peligrosos y despiadados. Y tanto protagonistas y antagonistas sufren transformaciones. No exactamente al estilo de Freezer, pero los robots que pilotan los personajes de Gurren Lagann cambian mucho de forma, aumentando su tamaño y su molabilidad, sobre todo hacia el final.

Muchos episodios de Gurren Lagan dan la sensación de ser el clímax de la serie, debido a la espectacularidad de las batallas finales. Pero por imposible que parezca, la historia no dejará de subir de intensidad hasta llegar al mismísimo final.

(Sigo en la sección de spoiler, sin spoilers)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
FJ García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
7 de abril de 2011
10 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta serie ha dado mucho de qué hablar. A primera vista parece que va de mechas (robots gigantes). Si te acercas un poco más, parece que va de un grupo de tres niños que controlan tres mechas y luchan con ellos contra las fuerzas del mal. Y si te enfrascas en la serie, te darás cuenta de que el argumento tiene menos que ver con luchas contra monstruos y más con luchas internas; el plato fuerte se nos sirve en la forma de la personalidad de cada personaje, y en su viaje emocional.

Esto puede defraudar a algunos que se esperan una serie más desenfadada y menos profunda. Yo mismo acababa de ver Tengen Toppa Gurren Lagann, una serie de la misma productora (GAINAX) cuya marca de fábrica es la espectacularidad y el más difícil todavía. Aún sigue siendo mi serie favorita, pues no he visto jamás, ni creo que vaya a ver muchas veces, batallas de tales dimensiones como las que suceden en los últimos episodios, y la evolución tan brutal a la que asistimos hasta llegar a estos.

Evangelion es de otro palo, pero después de verla entiendes claramente por qué es un clásico. Además, sirve perfectamente para repetir una vez más a ese grupo de adultos tan tradicional y orgulloso que los dibujos animados no son sólo para niños. A un niño le resultaría difícil comprender Evangelion. De hecho, hay muchos adultos que no lo comprenden. Los dos últimos capítulos fueron muy polémicos por el cambio de registro y porque, precisamente, tienes que estar atento para captar el mensaje. También por la falta de presupuesto, pero ese es otro tema.

Tanto defraudó a muchos de los fans ese final, que los creadores de la serie decidieron cambiarlo. Así, se estrenó en 1997 el largometraje The End of Evangelion. Los acontecimientos de esta película reemplazan, o complementan, o suceden al mismo tiempo que los dos últimos capítulos de la serie original (El debate continúa)

En cualquier caso, esta serie se ha convertido en una franquicia muy exitosa, se ha adaptado al cómic (un cómic aún inconcluso por cierto), se han vendido muñequitos y se han hecho spin-offs y adaptaciones de toda clase.

El último proyecto relacionado es Evangelion 1.0: You Are (Not) Alone. Es el primer largometraje de una tetralogía (serie de cuatro películas) que en su conjunto se conocen con el nombre de Rebuild of Evangelion. Dirigida por por Hideki Anno, el creador de la serie original, y todo su equipo, es una reimaginación de todos los acontecimientos de la serie.
FJ García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 10 25 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados