arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Logroño
Críticas de Tak
Ordenadas por:
77 críticas
<< 1 2 3 4 10 16 >>
10
3 de julio de 2008
122 de 156 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es tan difícil describir esta película en pocas palabras. De entre los grandes clásicos yo me quedó con tres obras cumbres que han cambiado la Historia del Cine para siempre:

1.- Casablanca
2.- Ciudadano Kane
3.- Street Fighter, la última batalla

Doy gracias porque fuese la útima batalla. Eso significa que no harán más, porque mi cuerpo no sé si soportaría más dolores.

Dolores de tripa por mis risas durante el rato que dura.

Sé que me he perdido chistes de esta película porque entre carcajada y carcajada seguro que sueltan perlas que no aprecio. Es mejor que una de Woody Allen. Me la compré en dvd por 4 € y ha sido la mejor inversión de mi vida. Cada semana me reúno con mis amigos y nos tiramos en el sofá para verla. Y cada semana nos reimos más. Nos sabemos todos los diálogos de memoria (los tres que hay) y no sabemos si la risa tiene límite.

Creemos que no.

Wes Studi está de Óscar, y Kylie... y Van Damme... y el pobre Juliá que seguramente murió después de verla en la sala de montaje. ¡Qué pena, porque era un gran actor!

Souza, has rodado un hito de la historia del cine, acabas de superar a Uwe Boll en la lista de los mejores directores de la historia y tu peli acaba de desbancar a House of the dead como la más brillante adaptación de un videojuego al mundo del cine. Ya sólo te queda por encima Super Mario Bros, pero déjame que vea tu obra maestra dos o tres veces más porque creo que puedes superarla.

House of the dead al menos tenía a Ona Grauer para alegrarme la vista, pero hijo, aquí Kylie sale muy vestida y casi no tiene escenas.

Lo dicho, gracias por tantas y tantas horas de felicidad en mi vida. Después de ¡Qué ruina de función! esta es la película del mundo con la que más me río. ¡Qué pena que esa no fuese su intención! (Si lo fue, estamos ante la gran broma de la historia, y todos hemos picado. Yo pagué por ella para verla en el cine y luego para comprármela).

Souza deberá estar riéndose de todos nosotros desde su sofá.
Tak
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
14 de enero de 2009
88 de 94 usuarios han encontrado esta crítica útil
A Mickey Rourke se le está poniendo cara de actor clásico. Está claro que no es por sus dotes interpretativas (ojo, que no es mal actor, sólo que parece que en un momento determinado de su vida, su profesión no era lo más importante para él). Los excesos como el alcohol y las drogas han marcado su rostro de por vida, y eso le beneficia cuando se mete en la piel de personajes atormentados y de oscuro pasado. Porque les insufla ese aire del perdedor que lo ha tenido todo y al que se le ha escapado lentamente el tiempo, como arena entre los dedos. Posiblemente igual que al propio Mickey.

Digamos que es como si llegado a un punto de su vida, el bueno de Rourke, hubiese decidido redimirse con su propia alma (y tal vez para salvarla) centrándose en lo que realmente siempre fue: actor. Sus apariciones en Sin City, Man on Fire o El Juramento le han devuelto a la palestra y va a dejar un buen puñado de actuaciones en los próximos años. Porque pocas personas en el mundo pueden interpretar de esa manera a Marv y a Randy, aportando las marcas de su propio pasado a personajes que son universales, pero no tan lejanos, al fin y al cabo.

Aquí de manera decadente y sensible el actor nos habla de su propio pasado como boxeador (ya reflejado en la película "Home boy" que era casi una biografía, pero veinte años después).

¿Por qué coño serán tan buenas las películas de personajes en decadencia? Quizás sean nuestros propios miedos los que nos lleven a identificarnos con estos "loosers" de la vida, pero si alguien se merece un Óscar este año al mejor actor principal, me parece que este es el tipo, con un papel hecho a su medida (amarillento por el paso del tiempo, grueso, viejo y arrugado).
Tak
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
2 de abril de 2008
90 de 104 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta es de esas películas que dejan sin respiración. Nunca mejor dicho. La vi en el 89 con 7 años. Y me agarró. Le di guerra a mi madre durante dos meses porque quería alquilarla y siempre estaba ocupada. ¿Qué me llamó la atención de ella? El cartel, claro. Yo qué sabía de cine. A mí me gustaba el poster. En el original está Jean Marc Barr con unas gafas de buceo en la frente y a su lado Rosanna Arquette y Jean Reno. Todos en azul. Debajo de ellos un mar inmenso y un delfin que surge de las profundidades.

Me enamoré de ese cartel y llevo años detrás de él. Era una mezcla de melancolía y belleza que ya entonces reconocí que era bueno. La película me gustó pero no entendí el final. Tuve que verla de nuevo a los 15 años para entenderla. Y en cuanto salió en dvd me la compré y está en mi top ten de películas especiales. Esas que nunca estarán entre las listas de críticos del mundo como las mejores de la historia pero que marcan un antes y un después para la gente.

Cuando acaba esta película eres una persona distinta. Lo explico en el spoiler.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Tak
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
11 de abril de 2008
83 de 98 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sólo diré una cosa: si alguna vez te has enamorado de una chica (da igual de que edad o si nunca llegásteis a estar juntos), si te parecía la más guapa del mundo a pesar de ser consciente de sus imperfecciones y te hacía sentir especial por esos pequeños detalles que no sabes expresar porque nunca os dijistéis grandes frases pero algunos momentos vividos con ella los recordarás toda la vida, esta es tu película.

Llevo meses sin ver a Sarah, pero lo que más me gustaba de ella era que le salían una arruguitas preciosas en los extremos de los ojos cuando sonreía. Nunca se lo dije.

Te lo digo ahora.
Tak
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
12 de febrero de 2009
73 de 78 usuarios han encontrado esta crítica útil
Dolph Lundgren no es mi actor favorito, pero encarnó en su día a mis dos iconos de acción de niño: El Castigador (mi "héroe" de cómic favorito) y este He-man (mi muñeco de Matel favorito). En "The Punisher" como no pagaron los derechos de autor pues ni llevaba la calavera blanca en la camiseta pero (para hacer justicia) el espíritu de esa obra era más fiel al original que la nueva adaptación interpretada por Thomas Jane.

Y aquí en He-man, pues se le oxigenó el pelo para parecer rubio y no es que sea Robert de Niro, pero hay actores que, por físico, son perfectos para ciertos papeles: Schwarzenegger en Conan, Angelina Jolie en Lara Croft o Benito Pocino para hacer de Mortadelo, por poner un ejemplo cañí.

Pero donde de verdad esta peli gana enteros es cuando sale ese gran (desconocido para el gran público) actor llamado Frank Langella que aquí lleva el peso de la película haciendo de Skeletor (Dios, si hasta el nombre suena bien). Cada vez que sale en pantalla, la cosa cobra sentido y, cuando deja de salir, ha dejado tal mal rollo en la secuencia que ese peligro latente se siente durante todo el metraje.

Que salvó la película, vamos, y que me encanta, qué os voy a decir. Nací en el 82 y la vi cuando hay que verla. Mi héroe era He-man, pero me conquistó Skeletor con esa mezcla de maldad y melancolía, comprendiendo que el mal sólo puede existir si hay un bien al otro lado de la balanza.

En un momento dado, Skeletor, con aire Shakespeariano, se mira la palma de la mano lánguidamente una vez que ha capturado a He-man tras años de persecución y dice: "Todo le llega al que sabe esperar". Eso en manos de otro actor y otra película se diría con alegría y entusiasmo. El malo va ganando, pero este es Frank Langella, y él sabe inyectarles sangre a personajes de cartón-piedra (o látex en este caso). En lugar de alegría por la victoria, su voz ronca cae taciturnamente por la garganta sintiendo que su lucha ha perdido sentido, porque si caza a He-man, su existencia deja de tener sentido. Y lo sabe. Y dice lo que tiene que decir, pero en el fondo está deseando que He-man se escape y volver a empezar la batalla.

Porque lo que a Skeletor le gusta es perseguir a He-man, no cogerle, igual que al Joker le divierte más ir detrás de Batman y jugar con él, o como Samuel L. Jackson va detrás de Bruce Willis en El Protegido. Lo divertido es que en el fondo son amigos. Y ninguno puede matar al otro porque, ¿y luego qué?

Por eso cuando acaban los créditos, Skeletor resurge del abismo diciendo "Volveré", al estilo Terminator. Porque él ha podido acabar con He-man, pero no ha querido. Se sabe superior y lo que quiere es divertirse. Y divertirnos también a nosotros. Como dicen en otra crítica: lo peor, que nunca volvió...
Tak
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 10 16 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados