arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Oviedo
Críticas de Esteban
Ordenadas por:
156 críticas
<< 1 9 10 11 20 32 >>
4
8 de febrero de 2006
18 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuando Almodóvar era considerado, allá por la década de los 80, como el rey del petardeo y el cine cutre, se le ocurrió hacer una de sus primeras (y menos logradas) incursiones en el cine denominado como “serio” a través de este pastiche ibérico que trata de mezclar dos temas a priori tan interesantes como el sexo y la muerte, pero que a duras penas logra discurrir de manera fluida a lo largo de su pesadísimo metraje, trastabillando entre lo grotesco y lo ridículo, tanto por su endeble armazón dramático, que no se sabe muy bien de que pie cojea, como por la superficial (y casi autoparódica) revisión que hace de sus planteamientos temáticos más elementales. Desgraciadamente el (descomunal) talento de Almodóvar aún estaba por pulir y el interés de la película, que a pesar de todo tiene algún que otro momento realmente inspirado, se diluye entre un montón de disparates que terminan por resultar molestos e irritantes. El gusto de Almodóvar por entrelazar subtramas y personajes secundarios innecesarios que, más que enriquecer la trama, la estrangulan, y su afición por mezclar géneros sin orden ni concierto, tiene en este film uno de sus más claros (e insatisfactorios) ejemplos.
Es una de las películas más oscuras y perturbadoras de toda la filmografía almodovoriana. Partiendo de la necrofílica relación entre un torero retirado, nostálgico de su pasado como matador, y una abogada obsesionada por el placer de matar, Almodóvar despliega toda un galería de personajes “freaks” a más no poder, una trama que se va haciendo cada vez más absurda e inverosímil a medida que se acerca al desenlace y un gusto un poco cargante por esa estética “kitsch” y hortera que tanto caracteriza al realizador manchego. En fin, una de sus películas más fallidas y menos vistas (afortunadamente para él) que solo recomendaría a los amantes de los argumentos morbosos y rocambolescos.
Esteban
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
15 de enero de 2006
13 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Durante mi infancia nunca tuve la curiosidad de leer los libros de C. S. Lewis, en parte porque no eran demasiado conocidos por estas latitudes. Sin embargo, siempre te queda la duda de haberte perdido algo interesante, similar a las gozosas lecturas de otras novelas de corte parecido como “El Señor de los Anillos”, “La Historia Interminable” y demás obras de la literatura infantil y juvenil del siglo pasado. Afortunadamente la maravillosa Disney ha disipado todas mis inquietudes elaborando este espantoso leño a partir de la novela original de Lewis (la primera de una serie de siete, ni más ni menos). Tras haber visto semejante castaña, todos los remordimientos que alguna vez pude haber albergado se han disipado a una velocidad pasmosa. Y no porque la historia sea mala, aunque tampoco es ninguna maravilla, sino porque es tan insufriblemente infantil y ñoña que hace falta ser muy poco exigente para encontrar entretenidas y emocionantes las tediosas aventurillas de estos cuatro niños redichos y repelentes. A más de uno le vendría muy bien una visita a la fábrica de Willy Wonka para que se le bajasen los humos. Lo propongo para la segunda parte, como un ejercicio de interconexión literaria y fílmica bastante poco frecuente en la historia del cine.
¿Eran realmente necesarias dos horas y media para contar semejante tontería? El comienzo del film adolece de un ritmo a todas luces mortecino y aletargado, queriendo exprimir al máximo una tensión inexistente. Tarda demasiado en entrar en materia, con tantas entradas y salidas del dichoso armario. Si se hubiesen metido los cuatro hermanos de golpe se habrían ahorrado muchos minutos y bostezos.
Una vez dentro tampoco es que la cosa mejore. En realidad, se vuelve más aburrida aún. En la primera mitad puedes albergar la esperanza de que la historia se afiance un poco conforme vaya avanzando la película, pero llegados a la mitad del metraje te das cuenta de que eso ya no lo salva ni el Tato. Lo único que te queda es esperar una batalla que se promete espectacular y emocionante, pero que una vez da comienzo se revela como la lucha épica peor rodada de los últimos tiempos. Creo que una partida de ajedrez televisada es capaz de elevar más el ritmo cardiaco de los espectadores que ese batiburrillo de guerreros saltando y corriendo de un lado a otro sin orden ni concierto.
Los efectos digitales de los bichos, que son muchos y muy variados, cantan bastante la mayoría de las veces, siendo el león Aslan uno de los pocas proezas digitales del film, aunque sin pasarse demasiado.
Eso sí, es una película perfecta para controlar a los niños revoltosos, porque seguro que se duermen. Su recuerdo servirá, además, para aplacarlos en el futuro bajo la amenaza de volver a meterlos en el cine a digerir algo parecido. Van a hacer una segunda parte, así que los padres de niños traviesos e insoportables están de enhorabuena.
Esteban
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
12 de marzo de 2006
11 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Este vuelve a ser un ejemplo más de lo tremendamente contraproducente que resulta visionar una película después de haber leído tantas alabanzas y críticas positivas. Claro, te sientas creyendo que vas a ver un peliculón y luego pasa lo que pasa.
La película tiene aspectos positivos, no seré yo el que lo niegue. Toca asuntos polémicos y de gran interés con mucha inteligencia, sin caer en discursos panfletarios pero ¿significa por eso que es buena? En mi opinión, no. Mala tampoco, desde luego, pero está muy lejos de ser, como muchos apuntan por ahí, la mejor película del año. Sinceramente creo que no pasa de correcta.
Para empezar el filme es aburrido. Muy aburrido. No tiene la más mínima carga emocional, no hay tensión en el ambiente y a duras penas consigues identificarte con unos personajes (completamente planos) que, sinceramente, llegan a importarte bastante poco. Con tanta apatía es bastante lógico que te la sude lo que pueda pasarles.
Clooney aboga por una estética televisiva (hay muchos minutos en la película que forman parte de imágenes de archivo que retratan las comparecencias del senador McCharty) que llega a resultar cansina y poco original. Profusión de planos medios y primeros planos. He leído por ahí que es una especie de Documentos TV dramatizado. No se si llega a tanto pero desde luego produce la misma emoción que ver un reportaje de La 2 sobre la Caza de Brujas.
El discurso de la película (que será todo lo interesante, complejo, universal y certero que uno quiera) funciona más como disección sobre el poder de los medios de comunicación y su capacidad para controlar al público que como crítica a la “política” del senador McCharty, aunque esta también esté presente. Pero todo lo que cuenta la película me parece que ya ha sido abordado anteriormente y con mayor fortuna por otras obras que, a parte de aleccionar, también pretendían entretener al público.
El problema de esta película, al igual que el de ese otro enorme monumento al tedio cinematográfico que es "Syriana", es que los directores están tan preocupados por transmitir un discurso político y/o ideológico determinado que se olvidan de sus personajes, que al fin y al cabo son los que dotan de humanidad a cualquier filme, convirtiéndolos en meras marionetas que se mueven apáticos en medio de ese mensaje que a toda costa se quiere hacer llegar al espectador. El día que aprendan a conjugar ambas cosas conseguirán hacer grandes películas. Por el momento a mí solo me aburren.
Esteban
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1
19 de abril de 2006
9 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Grimosa comedia familiar en la que Dennis Quaid y René Russo deciden casarse de sopetón para juntar en un faro a su numerosísima familia. Ocho hijos por parte de él (rectos, pijitos, serios y guapos) y diez por parte de ella (más bohemios y alternativos). No se sabe muy bien de dónde han sacado semejante tribu de mocosos irritantes, a lo mejor es que los regalan con los packs de yogur y los demás no nos hemos enterado. El caso es que los críos se llevan rematadamente mal, no congenian, fíjate tú que cosa más tremenda y original. ¿Qué pasará al final del filme? No lo voy a contar para no chafarle la guitarra a nadie, pero creedme, tampoco es muy difícil de averiguar.
¿Tiene la película algo más que contarnos? Pues no. Esto es todo. Por el medio hay una sucesión de escenas supuestamente graciosas (y recalco lo de supuestamente) que consisten en ver al padre de familia embadurnado en alguna sustancia pringosa, peleas infantiles (muuuy infantiles) y una bonita colección de coscorrones al más puro estilo de los dibujos animados de la Warner. Falta algún invento de la marca ACME para rematar la faena.
Recomendada para los que creen que la familia unida jamás será vencida.
Esteban
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
30 de mayo de 2006
9 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
La homosexualidad da mucho que hablar. Cada vez más, cuando lo lógico sería que se produjese una involución en ese morboso interés que tiene algunos por meter sus narizotas en la vida privada de la gente. Por todo ello la existencia de películas como CACHORRO es necesaria. Y digo esto porque son obras que tratan de reflejar una realidad que está ahí, que existe, aunque muchos no la quieran ver y tantos otros no la entiendan (como alguien por ahí arriba que se entristece porque el colectivo gay se vea tan determinado por su sexualidad. Bravo, sí señor, a eso le llamo yo no entender un pijo de nada. Sigue así que llegarás alto ¿Y los heterosexuales? ¿No se ven ellos determinados también por su condición sexual?), además sin ningún tipo de autocensura ni concesiones a lo politicamente correcto. Como debe ser, vaya.
Albadalejo intenta retratar con realismo y unas pequeñas dosis de ternura la relación entre un dentista homosexual, promiscuo y de vida un tanto desenfadada (decisión peligrosa la del guionista, habida cuenta de la cantidad de descerebrados que hay por ahí dispuestos a generalizar en cuanto se presenta la ocasión), con su sobrino de 9 años, al que apenas conoce y del que se tendrá que ocupar durante un tiempo indefinido.
Contrariamente a algunas opiniones no creo que Albadalejo intente huir de los tópicos sobre el mundo gay porque algunos forman parte de la realidad homosexual y estúpido sería el querer soslayarlos como si fuesen motivo de vergüenza. Lo que hace es confiar en la inteligencia del espectador medio, ese que sabe que porque un grupo de gays se comporten de una manera determinada no significa que todos los gays del mundo se tengan que comportar igual (de la misma manera que el comportamiento de un grupo de heterosexuales no es extensible al resto). Visto lo visto cometió un error grave porque hay espectadores que no llegan a tanto nivel.
La película se sostiene bastante bien durante los dos primeros actos, pero en el tercero la narración desfallece de manera bastante implacable. En determinado momento da la impresión de que el director no tiene mucho más que contar y se limita a estirar el argumento hasta su desenlace con una sucesión de escenitas de bajo calado dramático, narradas con desgana, que lo único que consiguen es aburrir al espectador y entorpecer una historia que hasta ese momento se caracterizaba por hacer gala de una fluidez narrativa bastante lograda y natural. Todo lo contrario que esos últimos 20 minutos de película, en los que todo se vuelve atropellado, confuso y forzado.
Recomendada para la gente que no tiene por costumbre manifestarse en contra de los derechos y libertades de los demás.
Esteban
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 9 10 11 20 32 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados