arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de La Taverna del Mastí
Ordenadas por:
204 críticas
<< 1 9 10 11 20 41 >>
7
12 de abril de 2015
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Opera prima como director del aclamado actor y realizador estadounidense Clint Eastwood. En ella nos cuenta la historia de un popular locutor de radio (interpretado por el propio Eastwood), el cual empieza a verse acosado por una psicótica fan llamada Evelyn (magistralmente interpretada por Jessica Walter), haciéndole la vida imposible a él y los que le rodean, y desembocando en peligrosas y terribles consecuencias.

Eastwood empezó a apuntar maneras con este primer film, que fue aclamado por la crítica y público, dotándolo de un excelente pulso narrativo, con secuencias de angustioso suspense; una muy buena dirección de actores, sacándoles el máximo a cada uno, desde los estupendos secundarios como Donna Mills que interpreta a Tobie la novia de este, o John Larch que interpreta al puntilloso sargento McCallum, hasta una espectacular Jessica Walter que interpreta a Evelyn; y también un exquisito gusto por la música jazz (huelga decir que de las estupendas canciones que componen su banda sonora, destaca la gran versión que Roberta Flack realizó del tema "The first time ever I saw your face" escrito por el compositor Ewan MacColl para Peggy Seeger en 1957), y el buen cine, ya que se podría decir que esta inquietante película posee reminiscencias al maestro del suspense Hitchcock y a su gran clásico Psicosis, y también al infravalorado clásico de su mentor Don Siegel (que como dato curioso tiene un pequeño papel interpretando al barman Murphy) "El Seductor (The Beguiled)", también de ese mismo año, en el que Eastwood realiza una interpretación muy pareja, pero distinta a los papeles de duro que nos tenía acostumbrados.

En conclusión, pese a tener sus fallos y no ser una película redonda, sí que podemos afirmar que se trata de un peliculón muy recomendable, y sin duda un clásico de culto de Clint Eastwood, leyenda viva de la historia del cine.
La Taverna del Mastí
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
23 de marzo de 2015
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
El amor imposible entre el poeta italiano Dante Alighieri y Beatriz Portinari, a quien inmortalizó en sus sonetos de la 'Vita Nuova' y la obra maestra de la literatura italiana 'La Divina Comedia', nos descubrió una nueva forma de amar: sin egoísmo, sin correspondencia, sin esperanza. Un amor idealizado (conocido popularmente como 'amor cortés'), que le permite seguir viviendo con Beatriz como musa de su obra, ya que cabe decir que Dante y Beatriz apenas se vieron un par de veces en toda su vida. En la película que nos concierne, titulada "Blanca como nieve, roja como la sangre", a través de una historia protagonizada por adolescentes, su director Giacomo Campiotti (responsable del estupendo filme "Moscati: el médico de los pobres" [2007]), plantea un paralelismo evidente entre la historia del poeta supremo italiano y su amor idílico, partiendo de la base que esta vez si se conocen y entablan una especie de relación.

Entre mensajes de móvil, deberes, pósters, canciones, partidos de fútbol, motos, miradas y sonrisas se encuentra Leo, un joven risueño inmerso en el torbellino de la adolescencia. Nuestra joven encarnación de Dante asocia el color blanco a la ausencia y la soledad, y el rojo a la pasión y el amor; el mismo color que tiene el pelo de la chica de sus sueños, Beatrice, aunque no sabe ni cómo acercarse. Pronto descubrirá que ella sufre un gran dolor, ya que padece leucemia, y como bien es sabido, es un cáncer que podríamos decir que básicamente vuelve la sangre "blanca". El joven entabla un amistad especial con Beatriz, y le presta su ayuda para superar la enfermedad; dicho de otro modo, ayuda a la chica "roja" de sus sueños para que no se convierta en "blanco" muerte.

Destaca una premisa la cual ofrece una interesante historia de adolescentes, que se enfrentan a la difícil experiencia de re-definir sus sentimientos en cuanto a amistad y amor, vida y muerte; además de aprender la importancia de cumplir sus sueños, equilibrando de maravilla los momentos dramáticos y cómicos. Asimismo, el joven elenco actoral, compuesto por Filippo Scicchitano que se mete en la piel de Leo, Gaia Weiss como la malograda Beatrice, y Aurora Ruffino que encarna a la mejor amiga de Leo (que en realidad está enamorada de él en secreto 'hasta las trancas'), que sirve como contrapunto perfecto entre ambos personajes; del mismo modo que Luca Argentero, que interpreta al profesor de literatura y ayuda a nuestro Dante a ver los acontecimientos de su vida con 'otra perspectiva'.

En definitiva, "Blanca como la nieve, roja como la sangre" es una película notable, a pesar de que su premisa peque de ser algo previsible; sus buenas intenciones; los valores insuflados; y el retrato realista de las inquietudes y sentimientos de la adolescencia (lejos de internet, palabras altisonantes y sexo)... la convierten en una propuesta más que válida y recomendable.
La Taverna del Mastí
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
9 de febrero de 2015
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Se podría decir que la Segunda Guerra Mundial es un tema bastante recurrente en la historia del cine, ya que es sin duda ha sido la mayor contienda bélica de la Historia, con más de cien millones de militares movilizados y un estado de guerra total, en el que se vieron implicadas la mayor parte de las naciones del mundo, incluidas todas las grandes potencias. Grandes filmes han recreado con más o menos acierto prácticamente todas las fases, desde el comienzo del conflicto en 1939, con la invasión alemana de Polonia, pasando por la expansión de la Alemania Nazi en la Europa Continental, la invasión de la Unión Soviética, el ataque asiático a los Estados Unidos, y terminando en la rendición incondicional alemana en 1945. Sirva como ejemplo "El gran dictador" (Charles Chaplin, 1940), "El puente sobre el río Kwai" (David Lean, 1957), "Das Boot (El submarino)" (Wolfgang Petersen, 1981), "La Lista de Schindler" (Steven Spielberg, 1993), o ésta que nos concierne, titulada "Corazones de Acero", de entre otras muchas.

"Corazones de Acero" nos sitúa en abril de 1945, en el que una brigada de cinco soldados americanos a bordo de un tanque 'el Fury', capitaneados por el veterano sargento Wardaddy, ha de luchar contra un ejército nazi al borde de la desesperación, pues los alemanes sabían que su derrota estaba ya cantada por aquel entonces.

Uno de los puntos fuertes de la película reside en las interpretaciones del elenco actoral, encabezado por un genial Brad Pitt que encarna del sargento al mando del escuadrón, y bien secundado por Shia LaBeouf, Jon Bernthal y el joven Logan Lerman. Para que esa hermandad existente entre los miembros de la dotación del tanque fuera lo más auténtica posible, su director contó con el asesoramiento de dos militares especialistas, que diseñaron un campo de entrenamiento básico para que los cinco actores protagonistas fueran expuestos (a una escala menor) a los elementos que padecieron los soldados: lluvias, barro, viento, y falta de sueño. El hecho de haber pasado por tal proceso logra que el filme tenga un realismo increíble, ya que los actores muestran una compenetración auténtica.

La factura técnica es muy buena, y ayuda a la verosimilitud de la premisa; además, su director David Ayer compone un entramado notable, que se ciñe casi a la perfección a los hechos reales acontecidos en la Segunda Guerra Mundial, tomándose ciertas licencias narrativas; aunque éstas le hacen restar credibilidad al final, pero sin desmerecer el conjunto del filme, que es notable.

En síntesis, "Corazones de Acero" es una gran película bélica, de las mejores realizadas últimamente, que nos ofrece un realismo auténtico, bastante parecido al mostrado en el clásico de Spielberg "Salvar al Soldado Ryan", con un conjunto de buenas interpretaciones, y una premisa que plasma el horror y absurdo de la guerra.
La Taverna del Mastí
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
20 de mayo de 2014
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
El pasado año 2012, tras la cancelación de la cuarta parte de la saga de Spider-Man creada por Sam Raimi, se optó por reiniciar la historia, cambiando totalmente el reparto y el enfoque de la misma. Para llevarla a cabo, la productora fichó al director Marc Webb, que por aquel entonces era responsable de una estupenda comedia romántica independiente titulada "500 Días Juntos"; además de Andrew Gardfield para darle vida a Peter Parker/Spider-Man, y Emma Stone como Gwen Stacy (el primer gran amor del superhéroe en los cómics de la Marvel). La película en cuestión era bastante entretenida, pero inferior a las tres de la trilogía original de Raimi.

Con esta segunda entrega, se puede afirmar que han cambiado las tornas, ya que "The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro" supera a la primera. Me ha gustado bastante la manera que Webb nos introduce en la historia, con el flashback que alude al pasado de los padres de Peter Parker. Tras ese inicio, Webb desarrolla gradualmente la trama, centrándose en la figura de Peter, como afronta las grandes responsabilidades que le acarrea ser Spider-Man; y las consecuencias de sus decisiones, que van calando en la gente que tiene alrededor (su madre y novia Gwen Stacy).

Ese estupendo desarrollo es, de largo, lo mejor de la película; de igual modo se puede destacar la factura técnica, que prácticamente siempre es excelente (en este tipo de propuestas), con unos deslumbrantes efectos especiales, en especial la caracterización del villano Electro (interpretado por el oscarizado actor estadounidense Jamie Foxx).

Por contra es necesario apostillar que la excesiva duración del filme (dos horas y media) juega en su contra; sobre todo en ese trágico final que, aunque no esté mal del todo, se lo podrían haber ahorrado. Y por supuesto huelga decir que Paul Giamatti está completamente desaprovechado, teniendo en cuenta que es un actor formidable, con una nominación a los premios Oscar y dos Globos de Oro. El personaje que interpreta, el villano Rhino, esta desdibujado y se puede considerar su inclusión en el filme como un mero relleno, aunque esté previsto que salga en la futura tercera entrega.

En definitiva, "The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro" es una buena película de superhéroes, rebosante de secuencias de acción, con unos vertiginosos efectos visuales, un villano notable, y un Spider-Man bien definido y con alma.
La Taverna del Mastí
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
14 de abril de 2014
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
El Génesis es el primer libro recogido en el Antiguo Testamento de la Biblia que describe, de una forma simbólica y popular, el origen, la creación del mundo, del hombre y de la vida en general.

A lo largo de la historia del cine, muchos han llevado esta primitiva historia a la gran pantalla, desde la versión de finales de los años veinte (cuando aun el cine mudo estaba en pleno apogeo) del director Michael Curtiz titulada "El arca de Noé" (Noah's Ark, 1928), que mezclaba una breve recreación de la inundación bíblica al estilo de Hollywood con un drama de la Primera Guerra Mundial; hasta los cortos de Disney; multitud de filmes de dibujos animados y diversas variaciones sobre la faceta cómica. Pero ninguna de estas versiones han relatado la historia completa en una vívida epopeya, invitando al público a vivir esos espectaculares acontecimientos a través de la mirada y las emociones de Noé y su familia en su periplo por el miedo, la fe, la destrucción, el triunfo, la calamidad, y la esperanza.

Todo ello viene recogido en Noé ("Noah" en su título original en inglés), una película dirigida por Darren Aronofsky, y protagonizada por un colosal Russell Crowe, que da vida a Noé, el hombre que a petición de Dios, es el encargado de construir una gigantesca arca para salvar la vida animal del gran diluvio universal, que a modo de metáfora, es la forma en que Dios "limpia" la humanidad, de la propia humanidad, corrompida por el pecado original, y su afán de dominar el mundo.

Además de Russell Crowe, destaca la estupenda interpretación de Jennifer Connelly, que demuestra sus tablas, y da aplomo al filme. Huelga decir que ya trabajó junto a Crowe en la oscarizada cinta "Una Mente Maravillosa" (Ron Howard, 2001), atestiguando la buena química que posee con el actor australiano. Asimismo, es destacable también la notable factura técnica, con una espectacular recreación del arca, y una batalla entre los hombres que quieren salvar sus vidas del cataclismo contra los vigilantes (que son unas grandes criaturas hechas de piedra), que a decir verdad, guarda bastantes similitudes a las vistas en la trilogía de "El Señor de los Anillos".

Por contra, tengo que decir que el último tercio del film me ha chirriado bastante, así como Aronofsky se aleja de la épica aventura para centrarse en una especie de "tragedia griega" bastante prescindible, y que a resumidas cuentas, es incongruente. Quizás sea que la película se haya tomado demasiado enserio a si misma; ya que de haber continuado por la senda aventurera, hubiera estado mucho mejor. Del mismo modo se podría afirmar que Anthony Hopkins está totalmente desaprovechado en el rol de Matuzalem (abuelo de Noé), que aparte de no estar bien introducido en la trama, podría haber dado mucho más juego en la historia.

En definitiva, "Noé" es una buena película, con un desarrollo argumental algo irregular, pero con unos efectos especiales bastante logrados y efectistas, y un Russell Crowe realmente genial. Sin lugar a dudas, un filme que, para bien o para mal, no te deja indiferente.
La Taverna del Mastí
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 9 10 11 20 41 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados