arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Voto de Luis Guillermo Cardona:
9
Drama A comienzos del siglo XIX, un científico, el doctor Thomas Stockmann, descubre que el agua de su pueblo está contaminada. Dispuesto a poner en aviso a la comunidad, se encuentra con la oposición de influyentes ciudadanos, entre ellos su propio hermano y alcalde. Éstos están más preocupados por el dinero que costaría desinfectar el agua y la pérdida de clientes en el balneario, que por la salud de la gente. Stockmann será víctima de un ... [+]
15 de mayo de 2018
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
La elección mediante el voto, es un valioso ejercicio de la democracia que permite la participación y el concenso, al tiempo que crea cierta obligatoriedad y sujeción -aunque tan sólo sea de índole moral-, entre aquellos que participan en las elecciones. Cuando el derecho a votar se ejerce a conciencia y en la más plena libertad, y las reglas del juego se siguen con transparencia, la sociedad, las instituciones y la democracia resultan fortalecidas, pero, ¿qué ocurre cuando en unas elecciones los electores resultan engañados, manipulados, comprados… o amenazados? ¿Asegurará el voto -en tales eventualidades- el triunfo de la verdad, de la justicia o del candidato que más conviene a la sociedad? ¿No será, en estos casos, cuando cabe decir que “la mayoría no tiene la razón”?

Un contundente ejercicio de estas cosas, es el que se verá claramente ilustrado en esta polémica película que parte de la obra homónima que, el dramaturgo y poeta noruego, Henrik Ibsen (1828-1906), publicara en 1882 y estrenara en Oslo al año siguiente. El guionista, Alexander Jacobs, se sirvió de la adaptación al inglés que hiciera el también dramaturgo, Arthur Miller, y el inglés George Schaefer, fue encargado de la dirección por el productor y actor Steve McQueen.

“UN ENEMIGO DEL PUEBLO”, es la clase de filme que posee una gran carga ideológica, la cual es necesario digerir muy despacio para no llevarse repentinas sorpresas, porque, para fortuna de la obra y para beneficio de nuestra capacidad intelectual, a los protagonistas -dos hermanos que ejercen como médico y como alcalde de un mismo pueblo en la costa de Noruega- se les da los mejores argumentos para defender, cada uno, lo que considera que es justo, y su antagonismo, puede palparse no sólo desde sus particulares relaciones sociales sino también desde su rivalidad familiar marcada por hechos que pueden provenir desde la infancia -formas de crianza no ilustradas aquí- o que pueden haber comenzado desde que ambos eligieron diversa profesión y comenzaron a luchar por sobresalir.

Thomas Stockmann, es un médico y científico muy apreciado por la comunidad, y su hermano Peter, no sólo es el alcalde democráticamente elegido sino que, es el director del balneario en cuyas aguas se viene curando a la gente de ciertas enfermedades… pero, cuando Tom lanza su contundente demostración de que las aguas están contaminadas y pueden causar a corto plazo una epidemia de tifus, los intereses de ambos hermanos chocarán decididamente y se demostrará, desde entonces, como la democracia puede resquebrajarse y usarse como escudo cuando se tiene poder.

Leer la obra de Ibsen es bien agradable, porque permite reforzar la comprensión de situaciones y diálogos que, en el visionado de la película pueden pasar demasiado rápido, pero, la amplia fidelidad al texto, también nos lleva a sentir que hemos estado viendo un filme que preserva el aroma al celebrado escritor escandinavo.

Steve McQueen, está magnífico en ese rol que lo hace casi irreconocible y donde puede aflorar unas dotes de hombre sereno, sensato e intelectual, prácticamente inéditos en su carrera. Se abona que Schaefer matiza a su personaje tanto como al de su hermano y uno llega a sentir que está ante el más incomprendido de los seres humanos… aunque las palabras de su suegro Morten Kiil, deberíamos masticarlas bien, pero, bien despacio.

El filme resulta tan bien trabajado en sus elementos dramáticos y en su choque ideológico que, cuando llega el abrupto final nos deja estupefactos, porque ya habíamos imaginado muchas cosas que podrían suceder en adelante… ¡y las estábamos esperando!

Charles Durning (Peter), Bibi Anderson (Catherine), Robin Pearson Rose (Petra) y Eric Christmas (Morten Kiil), complementan el satisfactorio reparto.

Título para Latinoamérica: UN ENEMIGO DEL PUEBLO
Luis Guillermo Cardona
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados