arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Madrid
Voto de keizz:
8
7,5
13.933
votos
Sinopsis
En una Canadá ficticia, se aprueba una ley que permite que los padres incapaces de controlar a sus hijos problemáticos les internen en un centro especial. Sin embargo, Diane "Die" Despres, una madre viuda con carácter, decide educar ella misma a su hijo adolescente Steve, que padece ADHD y que puede llegar a resultar violento. Kyla, la vecina de enfrente de su casa, le ofrece su ayuda a Die. La relación entre los tres se hará cada vez ... [+]
8 de enero de 2015
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lo primero que te llama la atención en cuanto empiezas a ver la película, es la utilización del formato 1:1. Ves la pantalla pequeña y cuadrada y te sientes incómodo, como si te faltaran cosas que ver. Eso le da un toque claustrofóbico y pone una cierta distancia con el espectador, una barrera para que no te resulte tan fácil acceder a la película y tengas que poner de tu parte. Pero pronto te olvidas del formato y decides saltar adentro de ese cuadrado en el que tres personas luchan contra la vida y contra sí mismos. Entonces ya no puedes salir de allí, hasta el final.

“Mommy” es una película dura, con algunas escenas que la mente no digiere bien. Te agrede cuando menos te lo esperas, no lo ves venir. Eso hace que pases las dos horas y pico de película en guardia, sabiendo que en cualquier momento te puede venir el golpe.

Tiene una gran intensidad, tanta que alguna vez se vuelve excesiva, lo que da lugar a la exageración, pero en general la intensidad cumple su cometido de mantener al espectador viviendo el film, notando toda la fuerza del mismo.

El canadiense Xavier Dolan, auténtico enfant terrible del cine actual, nos ofrece una película en la que tres personas golpeadas por la vida demuestran esa cualidad tan maravillosa del ser humano que es la capacidad de luchar por salir de las situaciones más desesperadas, por no rendirse jamás por muchas dificultades que nos vayan surgiendo.

“Mommy” sumerge al espectador en una vorágine de sentimientos. La película nos zarandea como si estuviéramos dentro de una lavadora. De vez en cuando se calma, se detiene, parece que todo lo malo ha terminado, hasta te permites el lujo de sonreir, pero de repente la lavadora se pone de nuevo a funcionar y vuelven los golpes, ante los que no tienes defensa. La película te desnuda, te sientes desprotegido, con la sensibilidad a flor de piel, a merced del director que, pese a todo, siempre nos ofrece un tono optimista y esperanzador.

La interpretación del trío protagonista roza la excelencia. Matrícula de honor para Anne Dorval y sobresaliente para sus dos acompañantes. La primera conquista la pantalla. Es una actriz de arrebatadora presencia, que rebosa emotividad en cada plano. Clement resuelve con maestría un papel bastante complicado, y el joven Pilon interpreta con precisión un personaje al que logra que odies y ames, que te provoca indignación y ternura a partes iguales.

En esa montaña rusa emocional a la que nos sube Dolan, pasamos ratos con un nudo en la garganta y a continuación asistimos a escenas en las que la felicidad se desborda como pocas veces se ha visto en la pantalla de cine. Es como si el director pretendiera que viajemos por el cielo y el infierno, como si él tuviese un trastorno de hiperactividad parecido al de su protagonista.

La película nos muestra la explosión de sentimientos de unas vidas cuando las llevas al límite. Y también el efecto que puede causar la conjunción de varias personas que están llenas de cicatrices vitales. Los resultados pueden ser sorprendentemente maravillosos o devastadores.

Me gustó mucho la música, especialmente no se me va de la cabeza el tema “Experience” de Ludovico Einaudi. Pero toda la música en general está muy bien, con canciones que encajan perfectamente con lo que aparece en pantalla, algunas que parecen casi videoclips, como el “Wanderwall” de Oasis o el “On ne change pas” de Celine Dion, enriqueciendo siempre las imágenes.

A estas alturas ya no se puede negar el talento de Dolan. Con una madurez artística impropia de su edad, nos ha regalado una película de relaciones humanas donde el amor y la esperanza bailan abrazados al miedo y la decepción. Una historia preciosa y cruda. Una película necesaria e inolvidable.

Y el final alternativo, genial.

https://keizzine.wordpress.com/
keizz
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados