arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Madrid
Voto de keizz:
6
6,7
24.216
votos
Sinopsis
Nueva York, 1961. Llewyn Davis (Oscar Isaac) es un joven cantante de folk que vive de mala manera en el Greenwich Village. Durante un gélido invierno, con su guitarra a cuestas, sin casa fija y sin apenas dinero lucha por ganarse la vida como músico. Sobrevive cantando en pequeños garitos, pero, sobre todo, gracias a la ayuda de algunos amigos que le prestan su sofá para pasar las frías noches. De repente, decide viajar a Chicago para ... [+]
14 de marzo de 2014
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Posiblemente voy a ser duro al enjuiciar la película. Estoy convencido de que, con el tiempo, pensaré que se me ha ido la mano. Pero, como dije cuando hablé de la última de Woody Allen, a los más grandes hay que exigirles más que a los demás. Por eso voy a ser duro con los Coen. Aunque ellos no se van a enterar nunca, claro.

Me ha decepcionado la película. Supongo que esperaba demasiado. Pero estoy seguro de que, aunque no fuera así, tampoco me parecería gran cosa. Porque no lo es. Es una película muy normalita, que si no fuera firmada por los Coen seguramente pasaría desapercibida. Tiene cosas buenas, por supuesto. La música está bastante bien (para los que nos gusta el folk), la fotografía es asombrosamente buena, y hay señales del cine de los Coen, especialmente en ciertos toques de su genuíno y oscuro sentido del humor. Pero a la película le falta peso, le falta fuerza, no va a ninguna parte, cuenta pocas cosas y no las cuenta bien, o no las cuenta de un modo que enganche.

Lo más llamativo de la película es su estructura. Comienza con la escena final (hablando en términos cronológicos), por lo tanto, la película termina en el principio. No sé si me explico. Tiene, por tanto, una estructura circular, empieza y acaba de la misma manera. El viaje de Llewyn termina en donde empieza, es un viaje a ninguna parte, una mezcla del mito de Sísifo y la Odisea de Homero (ésta última, claramente representada por el nombre del gato: Ulises). Supongo que los Coen tratan de retratar eso, la odisea de un hombre por buscar su lugar, sin encontrarlo. Un perdedor, maltratado por la vida, por la gente, y por sus propios errores. Con un pasado oscuro y un futuro más oscuro todavía. Siempre desubicado. Siempre viajando sin saber adonde.

No está mal el planteamiento. Habría funcionado si se hubiera hecho de otra manera, pero no funciona. O, para ser exactos, no funciona conmigo. No empatizo con Llewyn, no me transmite nada. Si acaso, ciertas ganas de darle dos hostias de vez en cuando. Mira que me suelen gustar los retratos de perdedores, pero este no. De tan perdedor que es, ni eso logra.

No diría que es una mala película, porque eso sería mentir. Pero se queda en pasable. Me imagino que dentro de unos años, cuando hable con alguien sobre los Coen y empecemos a nombrar sus películas, de ésta ni me acordaré. Y el caso es que los primeros diez o veinte minutos me parecen buenos, logran captar mi interés. La escena del bar con la canción “Hang me oh hang me”, luego el gato que se escapa y se lo tiene que llevar en el metro, la llegada a casa de Jim y Jean con el gato, y el militar que tienen allí alojado… en fin, empieza de un modo interesante, pero poco a poco va decreciendo, decreciendo… comienza a languidecer, y hasta aparecen los bostezos, que es lo peor que puede pasar en una película. Eso si, entre bostezo y bostezo, buenas canciones.

A mitad de la película empiezas a sospechar que no va a pasar nada, que el resto del tiempo va a ser más de lo mismo, fracasos de Llewyn, nuevos sofas en los que dormir, etc. y empiezas a desear que haya más escenas de canciones porque esas al menos sí que valen la pena. Y oye, aunque no pase nada, siempre es agradable escuchar buenas canciones.

Y en este punto tengo que decir que Oscar Isaac (el actor que interpreta el papel de Llewyn Davis) es una sorpresa agradable, tanto como actor como en su faceta de cantante. Su trabajo para hacer un personaje patético es muy bueno, lo logra con total solvencia. En cuanto a su interpretación musical, también está más que digno. También me gustan Justin Timberlake y Carey Mulligan, que hacen una actuación cantando junto a Oscar Isaac que recuerda mucho a Peter, Paul & Mary, bastante lograda.

El tono underground de la película, tan característico de los Coen, en esta ocasión no funciona porque la historia es totalmente intrascendente. Además, hay varias subtramas que se abren durante la película y se quedan ahí, sin que se lleguen a cerrar. Es más, sin que se lleguen a retomar. No lo entiendo. Si abres una subtrama, que sea para algo, no para dejarlo ahí y ya está. No se, igual es que no me he enterado muy bien y tengo que volver a verla pero salí con la sensación de que los Coen habían metido cosas ahí a capón, o que habían iniciado subtramas y no se les había ocurrido nada para resolverlas, por lo que habían decidido simplemente abandonarlas.

La relación amor-odio de Llewyn con Jean (Carey Mulligan) daba para mucho más. Desde luego hace gracia la forma en que ella le trata, y la manera en que Llewyn aguanta el chaparrón de insultos y desprecios de ella, bordando el papel de pringao, ese personaje que todos conocemos en la vida real al que parece que no molesta que maltraten y que nos hace llegar a creer que merece ese maltrato, por pringao y sumiso. Pero ya digo, no se entra a fondo en la relación, los Coen lo tratan de puntillas, como casi todo en la película.

Por el contrario hubo una cosa que me pareció muy forzada. Se trata del viaje a Chicago de Llewyn Davis para una audición. Da la impresión de que tenían por ahí un guión con la escena del viaje con John Goodman, no les colaba en ninguna película anterior y lo han metido en esta. Porque, en principio, no venía mucho a cuento. Eso sí, es una de las mejores partes de la película. Pero, como digo, no encaja mucho, da la sensación de haberla metido ahí de un modo forzado.

En resumen, decepción. Creo que hay cuatro o cinco muy buenas escenas. Muy buenas. Pero una película es un todo, no basta con hacer cuatro o cinco buenas escenas, con buenos diálogos y muy bien interpretadas si todo eso no está al servicio de algo. Eso es lo que me falta, los cimientos sobre los que apoyar todo eso. Yo esperaba más. Y la culpa la tienen ellos, por haber hecho películas tan buenas.

http://keizzine.wordpress.com/
keizz
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados