arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Estepona
Voto de Juan Diego:
10
7,8
34.228
votos
Sinopsis
Hong Kong, 1962. Chow, redactor jefe de un diario local, se muda con su mujer a un edificio habitado principalmente por residentes de Shanghai. Allí conoce a Li-zhen, una joven que acaba de instalarse en el mismo edificio con su esposo. Ella es secretaria de una empresa de exportación y su marido está continuamente de viaje de negocios. Como la mujer de Chow también está casi siempre fuera de casa, Li-zhen y Chow pasan cada vez más ... [+]
27 de diciembre de 2011
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Los amores exóticos acaso...?
Como rosa de Oriente me fascinas:
me deleitan la seda, el oro, el raso.
Gautier adoraba a las princesas chinas.

¡Oh bello amor de mil genuflexiones:
torres de kaolín, pies imposibles,
tasas de té, tortugas y dragones,
y verdes arrozales apacibles!

Ámame en chino, en el sonoro chino
de Li-Tai-Pe. Yo igualaré a los sabios
poetas que interpretan el destino;
madrigalizaré junto a tus labios.

Diré que eres más bella que la Luna:
que el tesoro del cielo es menos rico
que el tesoro que vela la importuna
caricia de marfil de tu abanico.

Me he permitido poner en esta crítica un extracto de un poema de Ruben Darío, porque al fin y al cabo es de poesía de lo que voy a hablar en esta critica; o dicho en otras palabras, del director del cine mas poético que existe en estos momentos. Wong Kar Wai es, por encima de todo, un cineasta estético; un poeta de la imagen que en su delirium tremens pinta imágenes de una belleza inigualable, de una sofisticación exquisita; un Prometeo que en su heroico acto de entregarle a los mortales un poco de vida, roba del paraíso, en lugar del fuego, huríes de ojos rasgados y nívea tez, y convence a las náyades, para que en vez de en ríos y fuentes, jueguen en sus películas y les muestren al mundo su belleza oriental.

Los personajes de las películas de Wong Kar Wai y por supuesto de “Deseando Amar”, son seres profundamente sensibles, inteligentes y de fuerte personalidad, sobre todo las mujeres, que no son simples esculturas exóticas de carne y hueso sino que ocupan un lugar importantísimo en sus obras; no están dibujados psicológicamente, lo importante en ellos son sus sentimientos y no los motivos que los llevan a a actuar de una u otra forma; son, en su mayoría, seres despreocupados de la realidad social o política de su país, para ellos lo único importante son sus vidas. Se encuentran insatisfechos con la vida que llevan, abrumados por la certeza de una existencia gris, pero son conscientes de este hecho y de que deben dar un cambio a sus vidas. Aquí es donde entra el leitmotiv del cine de Wong Kar Wai: el amor. <<¡Oh,es el amor! Tendré que ocultarme o huir.>> exclamaba Borges en uno de sus poemas. Sus personajes intentan encontrar la redención en los poderes del amor. Se entregan a un amor sin limites, que acaba siendo devorado por las dificultades de la situación o por sus propios fantasmas que los hacen abandonar y huir, malogrando así sus vidas y viviendo el resto de sus días en la melancolía de lo que pudo ser y no fue.

Esta es una película deliciosa, mágica, triste, desgarradora, sensual, preciosista, lírica, intimista, y profundamente bella y turbadora en cada una de sus imágenes y melodías que contienen toda la fragancia del perfume de oriente; ergo, este es un cine de sensaciones. En definitiva, una obra maestra insuperable, realizada por un director único, con una sensibilidad e imaginación exquisitas. ESTO SÍ ES POESÍA.
Juan Diego
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados