arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Perfectos desconocidos

6,6
25.818
votos
Sinopsis
En una cena entre cuatro parejas, que se conocen de toda la vida, se propone un juego que pondrá sobre la mesa sus peores secretos: leer en voz alta los mensajes, y atender públicamente las llamadas, que reciban en sus móviles durante la cena. Remake del exitoso film italiano "Perfetti sconosciuti" (2016), de Paolo Genovese. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 10 36 >>
14 de diciembre de 2017
12 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Son muchos los llamados, pero pocos los elegidos… La comedia es un género más difícil y esquivo, porque parece sencillo hacer reír, pero se antoja un cometido ingrato y tortuoso cuando se falla en el empeño, ya sea quedándose sin el premio de la ansiada risotada o provocando indecorosos bostezos e incluso sentimientos de vergüenza ajena. Por ello, resulta encomiable el empeño voluntarioso y la insistencia desinhibida de Álex de la Iglesia por la comedia en cualquiera de sus vertientes: el esperpento, la parodia, el enredo, la bufonada, el delirio, etc. Y por bien o regular que lo haga, casi siempre resulta interesante y entretenido, quizás porque conoce como ninguno los más secretos e insondables mecanismos del tinglado.

Y estamos ante un innegable acierto, lleno de fuerza, gracejo, brillantez, agudeza y chispa que contagia la risa y el buen humor casi desde el inicio y que no se permite desfallecer durante su breve, frenético y sabroso metraje. La situación única se vuelve un festín para el espectador, que asiste agradecido a una cascada de carcajadas, sonrisas y muecas de satisfacción que consiguen disimular la mínima enjundia de la trama (que no es sino un pretexto), centrándose en ofrecernos un desternillante catálogo de tópicos, lugares comunes, trivialidades y artificios que funcionan como un engrasado reloj de precisión, sin tiempos muertos ni digresiones, sin olvidarse en ningún momento que sólo pretende hacernos sonreír o troncharnos (según la inclinación y gusto de cada cual) y lo consigue sin falsos disimulos ni remordimientos pedestres.

Aunque se basa en una reciente película italiana, la cinta evoca lo que antaño se denominó la ‘comedia madrileña’, puro estallido de humor castizo y cañí pero no exenta de cierta malicia endiablada, iconoclasta y norteña, sacándole punta a todos sus personajes, por romos o planos que nos pudieran parecer a simple vista. El colmillo retorcido de su director y coguionista nos permite disfrutar de la escabechina blanca y sin aderezos que despliega un inteligente y conciso guión trufado de picardía y aderezado con sorna, aunque la historia sea más simple y banal que el mecanismo de un chupete. El acierto está en centrarse y exacerbar su desaforado ritmo que nos obliga a obviar cualquier reserva que pudiéramos tener.

Para ello cuanta con uno de los mejores repartos corales de la reciente cartelera española, mereciendo destacarse entre todos ellos a Belén Rueda, Ernesto Alterio, Juana Acosta y Dafne Fernández, aunque todos ellos brillan con descarado aplomo y alborozado encanto. El que quizás alguno de nosotros nos podamos ver retratados en lo que se cuenta, añade un extra de astucia, regodeo y picante al manjar. Regocijante.
antonalva
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de diciembre de 2017
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
“Perfectos desconocidos” es la película que nos ofrece a un nuevo Álex de la Iglesia, seguramente sea la cinta menos Álex de la Iglesia desde “Los crímenes de Oxford” (2008), bien porque adapta un guion de Paolo Genovese o porque ha decidido abrir nuevas vías dentro de su cine, pero el caso es que se nos muestra bastante diferente a lo que suele ser habitual en él. Y lo bueno es que, a pesar del cambio, me sigue funcionando a las mil maravillas.
En “Perfectos desconocidos” hay dos permutas muy evidentes. En primer lugar la película se muestra muy comedida visualmente, algo peligroso a priori ya que el aspecto visual es una de las grandes señas de identidad del realizador bilbaino. En ese sentido su nuevo trabajo es muy teatral, siete personajes a medio camino entre el salón y la terraza, no hay más. ¿Demasiada limitación para un león como de la Iglesia?... Y el segundo gran cambio radica en el ritmo, “Perfectos desconocidos” es una comedia negra de cocción lenta, a diferencia del ritmo vertiginoso, casi caótico, al que nos tiene acostumbrados habitualmente. Otro riesgo de buenas a primeras, no dar pausa al espectador es otra de sus marcas de la casa. Y ahora llega el golpe de gracia. Álex de la Iglesia, en un alarde de valor, renuncia a dos de sus indiscutibles sellos y lo bueno es que sigue resultándome tan efectivo como siempre. “Perfectos desconocidos” es un placer absolutamente eficaz. Si diré que yo, personalmente, prefiero al antiguo Álex de la Iglesia, pero me parece muy admirable esas ganas de explorar terreno desconocido.
A nivel de guion “Perfectos desconocidos” mantiene sin problemas los habituales puntos fuertes del director vasco. El cinismo, la mala leche y la naturalidad siguen al pie del cañón en esta historia a medio camino entre, la feroz crítica a esta cultura que le rinde ciega pleitesía al teléfono móvil, y la terapia de pareja. Y tan cierto como que en uno de esos aspectos el film podría haberse desatado mucho más, creo que “Perfectos desconocidos” tenia mimbres para haber alcanzado más cotas de mala leche, incluso podía haber sido más bestia.
En el plano actoral las cosas funcionan de maravillas una vez más, no por algo Álex de la Iglesia es uno de los mejores directores de actores del panorama nacional. Los siete interpretes protagonistas están estupendos, pero he de destacar a dos, Eduard Fernández y Ernesto Alterio. Del primero me lo podía esperar, es uno de los grandes y un todoterreno, pero lo del segundo me ha resultado verdaderamente inesperado.
En resumidas cuentas, ya sé que soy bastante imparcial en relación al cine de Álex de la Iglesia, soy un devoto de su religión, pero “Perfectos desconocidos” me ha resultado muy satisfactoria, con algún que otro debe, pero muy grata. Incluso tiene un desenlace bastante decente dentro de los flojos finales de obra a los que, por desgracia, nos tiene acostumbrados. ¿Qué más se puede pedir?...
Isaac Paskual
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de diciembre de 2017
27 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tanto a los que le haya gustado como a los que no, les insto a ver la original. Será un tiempo bien invertido.

Lo que me parece mas criticable es que teniendo una buena historia previa se decida tomar el camino de la caricatura para mantener la atención del espectador. ¿A que tipo de público va dirigida?. Y la casi unánime buena crítica periodística es vergonzosa.

Lo mejor, la realización de Alex de la Iglesia y la actuación de Eduard Fernández. Lo peor, no hay sutileza en alguna de las relaciones entre los personajes, estropeándole al público el juego en que se basa la película.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
FARRA38
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de diciembre de 2017
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una película divertida y de esas se ven pocas.
Un guión que entretiene y muestra lo poco que nos conocemos y que realmente nunca se conoce a nadie.
No decae en ningún momento y logra mantener interés y diversión todo el tiempo.
Estupendamente interpretada.
Borraria sin embargo el final.
Un acierto
Solidad
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de diciembre de 2017
11 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película funciona, tiene buena guión y un ritmo ágil. Es muy entretenida durante los 90 minutos, que es de lo más primario que se le debe pedir a una película. Pero lo mejor es el reparto, está bien escogido y funciona a la perfección.

El problema es que es un remake que no ofrece nada nuevo respecto al original más allá de la expectativa de acudir a ver el próximo pelotazo de la comedía nacional, en este caso de importación italiana. El 90% del mérito reside en copiar la versión original para luego malograrla con el 10 restante en los cambios. Un remake solo está justificado si es para ofrecer una nueva interpretación de la historia o para renovar un clásico cuya ejecución haya podido quedar desfasada. Algo que no pasa con esta película porque la original es del año 2016 y es un calco de la italiana.

¿Cuál es el fin último de esta película entonces? Ni mas ni menos que crear un producto y hacer caja.

No le veo la justificación artística ni de entretenimiento más allá de las interpretaciones de los actores, que son buenísimas.

Eso por no hablar de la maniobra comercial de vender esto como el nuevo Ocho Apellidos Vascos. Juego al que por cierto se ha prestado la crítica especializada en unanimidad en un acto de amiguísimo muy poco profesional.

En definitiva, recomiendo ver en todo caso la original y no formar parte de esta estafa comercial infame. Seguro que un paseo por el campo es más divertido.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Moli
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 10 36 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados