arrow

Armados y cabreados (God Bless America)

6,5
5.892
votos
Sinopsis
Sin amor, sin trabajo y quizá con una enfermedad terminal, Frank ya no cree en el sueño americano. Sin nada que perder, coge su pistola decidido a terminar con lo peor de la sociedad. Cuenta para ello con un cómplice inusual: una chica de 16 años que comparte su rabia e insatisfacción. Hilarante ataque a todo lo que es sagrado en los Estados Unidos de América. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 5 9 >>
19 de noviembre de 2012
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
"¿Por qué tener una civilización si no nos interesa ser civilizados?"

Con esta frase a modo de resumen podemos describir esta corrosiva y directa película. Digo directa porque va directa a tu cara, como un puñetazo, pero no un puñetazo normal, si no uno con puño americano etiqueta "Made in America".

Frank, el protagonista, es el típico hombre frustrado con el mundo. Odia su ex-mujer, Odia la maldita televisión basura, Odia sus vecinos ruidosos, Odia las mentes vacías con las que tiene que convivir todos los días... Para más inri le diagnostican una enfermedad mortal que le abocan al suicidio, no sin antes acabar merecidamente con la vida de unos cuantos.

Gob Bless America fue visionada este año en el Festival de Sitges 2012 , fue la gran olvidada. Inmerecidamente relegada, añadida junto a 2 películas más en un maratón estadounidense, no tuvo la suerte de tener sesión propia para brillar con toda su fuerza.

Nos encontramos ante una película repleta de crítica social, muy satírica y llena de humor negro que a más de uno le sacara una carcajada. Es como un remake de Bonnie y Clyde mezclado con un libro de Chuck Palahniuk (El Club de la Lucha, Nana, Asfixia) o una BurgerKing donde los ingredientes principales sean Noam Chomsky con mucha sangre, digo... Ketchup.

Recomendada para todas esas mentes inadaptadas, te hará pensar hasta qué punto esta americanizada nuestra sociedad y sobretodo, nuestro país. Y es que todos nos sentiremos identificados con las diversas situaciones que nos deleita: Reality shows a lo Gandía Shore, Mofas en público a lo Risto Mejide, Niñatos en el cine... en definitiva, gente que merece morir, o al menos, morir en la ciencia ficción.

Y es que no veo la hora que salgan imitadores de Frank con su AK-47 y un Ford Mustang a pegar tiros. Si algo echamos en falta en este film es justamente eso, que no esté basado en hechos reales. Recemos todos por nuestras pecaminosas vidas ¡DIOS BENDIGA AMERICA!
Amén.
Sr_Dave
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de mayo de 2013
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aunque intentan vendernos a menudo que los hombres somos libres en realidad existen múltiples factores que nos coartan dicha libertad deviniendo esta en la mayoría de los casos en un mero espejismo. Uno de ellos es arbitrario: el azar. Otros están implantados en nuestra sociedad de las más variopintas formas: trabajo, matrimonio, consumismo... Además funcionan mecanismos manipulativos que buscan en muchas ocasiones dormir a los seres humanos y bloquearlos en un estado donde solo tienen cabida lo banal, lo superficial y la mediocridad lo que suele dar paso a la práctica tan común como deleznable de desahogarse riéndose del supuestamente diferente habitualmente por meras cuestiones de estética o incluso de discapacidad. En este sentido interactúan de manera continuada los llamados mass media con su amplio repertorio de programas de telebasura a la cabeza.

Frank es un hombre que tiene presente muchas de estas cosas. Percibe muchas mentiras a su alrededor y por un lado le irrita ver como la gente que le rodea participa de ellas pero a su vez se siente totalmente aislado y encerrado en si mismo. Así su mente dista mucho de estar estable y habrá de tocar fondo cuando su espejismo particular se venga definitivamente abajo tras dar por fracasado su matrimonio, perder su empleo y recibir unas noticias de su médico que no resultan ser nada esperanzadoras.

No hay salida para Frank salvo tal vez una pistola en la boca que le despida de un mundo por el que se siente traicionado. Pero decide en última instancia darle la vuelta a la situación y por ende a la pistola e iniciar un ajuste de cuentas sin retorno contra todo aquello que considera a la vez causa y efecto tanto de los males latentes en la sociedad como de su estado actual.

En su nuevo periplo no estará solo. Una adolescente se unirá a Frank y ambos emprenderán juntos a tiro limpio su peculiar cruzada. La relación entre ambos es tanto mental como afectiva, muy complementaria, teniendo también cabida una sugerida tensión sexual en la que ella desempeña obviamente el papel de Lolita seductora y Frank por su parte el de hombre maduro firme en su convicción de que nunca estará dispuesto a sobrepasar esa línea.

De principio a fin todo el film está presentado como una especie de fábula que funciona como una sátira estando muy bien equilibradas sus altas dosis de crítica con un humor de tinte muy negro. Por ello empatizar de alguna manera con Frank o al menos comprender sus acciones no resulta del todo descabellado y la sonrisa cómplice o tal vez culpable que suele acompañar al buen humor negro está del todo asegurada.

Atrevida, sugestiva, provocativa, y extremadamente divertida e hilarante God Bless America se postula como una película muy estimulante de rabiosa actualidad que sin embargo ni siquiera llegó a nuestros cines. Pude tener acceso a ella solo mediante su pase en el Festival de Cine de Gijón encuadrada dentro del que suele ser año tras año el ciclo más interesante del festival, el llamado Géneros Mutantes donde bajo la premisa de proyectar películas que subvierten los géneros o los entremezclan hasta diluirlos, se suelen visionar películas tan altamente notables como inaccesibles en los ámbitos comerciales de distribución habituales.
Relax
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de octubre de 2013
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pues sí, España. Porque la película es americana y es normal que la crítica la centre allí, pero vamos, eso lo tenemos aquí en todos los formatos. Y lo triste de todo esto es que leyendo las críticas veo mucho eso de "tremenda critica al estilo americano". Hay que ver, que malos son los americanos.... Pero coño, que aquí tenemos la misma mierda.
A la peli le pierde un poco el dicursito con moralina final y que se dejan unos cuantos colectivos sin masacrar, como los tertulianos políticos y futboleros.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Harto de gafapastas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de febrero de 2014
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Impecable retrato de la sociedad norteamericana (y de sus sociedades satélites) en clave de ácido humorismo, negro y denso como el petróleo crudo flotando en el mar de la indiferencia. "Dios bendiga a los EEUU" es de una complejidad inteligente lo suficientemente despojada de pretensiones intelectuales como para despertar en el espectador distintos grados de reflexión sin afectar su meta de entretenimiento.
A diferencia de otras películas con las que se la suele comparar —Bonnie & Clyde, Thelma & Louise, Un día de furia, Asesinos por naturaleza, entre otras—, los personajes centrales no representan personalidades que hastiadas de sí mismas se arrojan a una catarsis de características psicopáticas, sino más bien todo lo contrario, son individuos hastiados de los demás que buscan eliminar físicamente a todo aquel que "merezca morir", merecimiento éste que alcanza a patriotistas de derecha, pedófilos, homófobos y un largo etcétera que no deja de lado a los niños y jóvenes caprichosos y presumidos.
Uno de sus diálogos, soltado por Frank —el protagonista central— al promediar la proyección, dice textualmente:
—Que se joda Woody Allen y su estupidez de que "el corazón quiere lo que quiere". Aparentemente lo que el corazón de ese "genio" quiere es lo mismo que quiere cualquier otro pedófilo de poca monta: una asiática sin vello púbico.
Lo traigo a cuento porque hace poco, a raíz de una carta abierta de una de las hijas adoptivas de Mr. Allen en la que lo acusa de haber abusado de ella a la edad de 7 años, fui testigo de una de las discusiones más estúpidas e irrelevantes que puedan imaginarse, donde cada uno de los actores (de la discusión) se esforzaba en probar, sin más conocimientos sobre el tema que los obtenidos a través de los medios hegemónicos, la culpabilidad o inocencia de Mr. Allen. La hipótesis es que está sospechado de pederastia agravada por el vínculo, y la causalidad fáctica es que está ciertamente casado con otra de sus "hijas". El incorrecto desplazamiento de las esferas técnicas, judiciales en este caso, hacia la opinión de la gente común, desplazamiento provocado y sustanciado por las corporaciones mediáticas, es la cara más patética y subrepticia del relativismo epistemológico dominante: la instalación del "todo vale" disolutor de la verdad. Se instala así una de las cuestiones centrales que aborda "Dios bendiga a los EEUU", la realidad hace tiempo que dejó de ser algo objetivable para convertirse en el "volcado" de las construcciones televisivas. Y ya es sabido que "a río revuelto, ganancia de pescadores".
La primera mitad de la cinta es sencillamente magistral; en la segunda mitad se observan algunos tropiezos, como si al director lo hubiera asaltado cierta urgencia por terminarla.
Muy buena oportunidad para entretenerse y algo más.
klinki
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de octubre de 2013
7 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
'God Bless America' empieza bien, criticando la bazofia televisiva de la cultura pop. Bazofia global, porque esos realities están extendidos por todo el globo. Bazofia que se programa porque la gente la ve, de eso no hay duda, aunque sólo sean chorradas superficiales y obscenas.

Pero este comienzo sólo sirve de entradilla para justificar que a un tipo maduro se le vaya la pinza y se dedique a matar a todo el que le disgusta, que es de lo que va la peli. Al poco se le una una jovencita díscola para seguir sus pasos ¿Ahora se van a poner de moda las pelis de tipos psicópatas acompañados de chicas que podrían ser sus hijas? Vale que en 'Super' la idea funcionara, pero a mí no termina de convencerme.

Y tiene 16 años ¿Por qué se viste como un personaje de 'La casa de la pradera'?

Pero hay otra cosa que me disgusta: esa transmisión de la idea de que matar es divertido y que no pasa nada. Como si sesgar una vida no fuese una tragedia para toda su familia (aparte del muerto, claro). No sólo es divertido: es emocionante, es elegante, es fascinante.

El final es decepcionante, porque cae en la trampa de realizarse justamente de la forma en que se hace crítica durante toda la película.

En resumen, una película totalmente prescindible que ni el doblaje de Constantino Romero saca a flote.
echulin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 9 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados