arrow
Haz click aquí para copiar la URL

El amor es extraño

6,3
2.604
votos
Sinopsis
Cuando en 2011 se legaliza en Nueva York el matrimonio homosexual, Ben y George, que llevan 39 años juntos, deciden casarse. Poco después, despiden a George sin explicación alguna de la escuela católica donde enseñaba música, y pierden su piso en Chelsea. Una pareja gay de policías acoge a George, y Ben se va a vivir a casa de su sobrino, en Brooklyn. El verse obligados a vivir en casas ajenas, el esfuerzo por ser amables o la ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 >>
14 de noviembre de 2014
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cómo tener un gran potencial en las manos y echarlo a perder por un par de decisiones de guión extrañas. Me explico.

La película parte de un material fantástico: una pareja gay de hombres que se adentran en la tercera edad. Es un soplo de aire fresco ante lo de siempre, es decir, las típicas historias de guapetes jovencitos. Sí, la vida continúa a los cuarenta, cincuenta, sesenta, setenta, etc., y sacar buenas historias de cada etapa de la vida es una cuestión de capacidad de observación y arte. Por otro lado, los dos actores principales dan la talla: la naturalidad y la química con que encarnan a sus personajes es una demostración de talento y tablas. Me los creo totalmente. El resto de los actores también dan lo mejor de sí mismos, y todos componen a una familia perfectamente creíble.

El punto de partida del guión tampoco está nada mal. Una cierta crítica a la hipocresía que se esconde en muchas ocasiones en el corazón de la homofobia ("aceptamos todo mientras no se note"), y una situación que casi todos hemos vivido alguna vez: cómo al principio todos estamos encantados de acoger a alguien en nuestra casa, pero poco a poco se hace más patente que el querer mucho a alguien no significa que puedas convivir con él.

Sin embargo, la peli comete el extraño e inesperado error de introducir personajes y subtramas que aparentemente van a jugar un papel importante, pero que luego se disipan sin que quede claro cuál era su propósito. En la zona spoiler especifico de qué hablo.

Como fallo super garrafal final, en los últimos minutos, el protagonismo de repente pasa de la pareja de George y Ben a un tercer personaje que hasta entonces ha sido, digamos, un secundario importante; y para guinda incluso le dedica largos planos finales a él y otro personaje salido totalmente de la nada, que por no tener no tiene ni nombre. Ejem. ¿Qué pasa con nuestros dos entrañables protagonistas?

Había maneras de reconducir esos personajes y esas subtramas que digo incorporándolos a la historia principal, de forma que la complementaran, o quizás hubieran podido ser eliminados del todo y el conjunto ganaría, pero así, tal cual lo han dejado, parece que el director no se da cuenta de que están enviado al espectador pistas falsas que no van a ningún lado y hacen pensar en varios momentos que la trama va a ir por unos derroteros que finalmente se evaporan. En una peli de misterio estas "trampas" pueden tener su sentido si se hacen bien, pero en un drama-comedia como este, sólo dan la impresión de un desconcertante fallo de guión y de dirección.

Pese a todo le pongo un aprobado, una nota que podía haber sido mucho mejor si estas cosas no hubiesen empañado las fantásticas virtudes que tiene.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Hugo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de noviembre de 2014
18 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Qué queda del amor en una relación de 39 años? ¿Cómo seguir adelante cuando todo parece confabularse en contra y queremos conservar lo construido en esas décadas en común pero el dinero es más escaso y laborioso que la necesidad de estar juntos? ¿A quién recurrir cuando surgen los problemas y cómo afrontar los obstáculos y contrariedades que parecen querernos anular? Cimentar, erigir y nutrir una relación no es tarea sencilla y la solidaridad familiar tiene límites que no conviene sobrepasar. Y los amigos pueden ser los mejores imaginables, pero su apoyo no siempre soluciona problemas ni tan siquiera los alivia. ¡Ay el amor, ese etéreo bien parvo y difuso que todos anhelamos y pocos tenemos la dicha de experimentar en plenitud alborozada!

Ya en su anterior trabajo, “Keep the lights on” (2012), el director Ira Sachs exploró las complejidades y vericuetos del intrincado mundo de la pareja. Lo que entonces eran problemas de fidelidad y abuso de drogas son ahora problemas de dinero y laborales. La diferencia de edad de sus protagonistas en ambas películas (treintañeros en la anterior o sesentones en la actual) apenas es un dato anecdótico que aporta ciertos matices de textura y ternura, pero que no resulta relevante en lo esencial: los conflictos y apuros del amor incierto, a veces inesperado, a veces paciente y constante, pero siempre enmarañado y arbitrario.

En esta cinta acierta en el tono, consiguiendo transmitir el peso y poso de una relación de casi cuarenta años, reflejando el día a día de un amor construido en base al hábito, la costumbre y la deseable cercanía, el afecto del roce y la afinidad de gustos y quehaceres. Se palpa y transmite verdad. Pero el conflicto resulta artificioso y los vericuetos de la trama ni parecen lógicos ni resultan verosímiles, por lo que el conjunto queda descompensado y si bien se ve con simpatía y complicidad, parece demasiado extremo y forzado, demasiado artificioso para convencer.

Los actores protagonistas aportan su aplomo y talento, hay ciertas elipsis muy logradas y un final luminoso y esperanzador pese a lo lúgubre y fatalista del planteamiento. Pero en conjunto sabe a poco, se queda corto: las buenas intenciones y la cordialidad empática no bastan para elaborar una buena película.
antonalva
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de febrero de 2015
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sencillez sin simpleza. Sensibilidad sin sensiblería. Calidez sin candidez.
Un impecable trabajo de dirección, dos actores estupendos y una historia que contar.

Me recuerda esta película a “Dejad paso al mañana”, de Leo McCarey, aunque me gusta más. Aquí los yayos no son dos entrañables y decrépitos ancianitos sino un matrimonio gay entrado en años. Tampoco es que eso importe mucho. Lo que sí importa es que en nuestros días, esporádicamente, se hacen películas igual de buenas o mejores que las del año de la pera. No hay que perder la esperanza.

El amor es extraño y el cine maravilloso.
VALDEMAR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de noviembre de 2014
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pondría mi mano en el fuego, y mira que soy más bien de mantenerla húmeda en cuanto a conjeturas se refiere, para asegurar que el director Ira Sachs no va a encontrar jamás a un par de actores que desarrollen tan bien su interpretación al basarla en la empatía, el amor y el respeto absoluto que sienten un personaje por el otro. Ellos saben que los primeros que deben entender que sus personajes se aman son ellos mismos, que se lo tienen que demostrar entre ellos y no al espectador (esto es muchísimo más complejo de lo que mi explicación en un par de frases puede transmitir) . Fundamentando su interpretación en eso y nada más, esta pareja ofrece desde la primera escena la actuación más sincera que ha dado el cine de este año que por lo menos aquí el que escribe haya visto (seguramente no he visionado algo tan verdadero desde, permítanme, las interpretaciones en 'Amour' de Haneke). Alfred Molina y John Lithgow son. Por favor, al menos una nominación al Oscar para alguno de los dos (¿Molina, maybe?).

'Love is strange' es, inexplicablemente por otro lado, una película demasiado coral. La cuestión no es que sobren actores (bueno, quizá el niño Vlad), el problema es que se les dedica demasiado tiempo en idas y venidas. Primero, porque casi nunca se rasca lo suficiente en ninguno de ellos como para al final saber de dónde viene, qué les pasa realmente (puede que excepto al personaje de Marisa Tomei, quizás la más ágil en mostrar su personaje) y también para intuir hacia dónde quieren moverse. Y segundo, porque mutilan la historia central.

De estructura no está mal diseñada, pero los tiempos y el engranaje de las escenas son demasiados parcos y dan la sensación de que las secuencias, aunque funcionen individualmente, pasan una a otra a trompicones. Y aunque el guión es innegablemente coherente y humano, además de naturalmente contenido para no caer en ningún momento en el melodrama, hubiera agradecido más que la película hubiera terminado en las escaleras del metro (hasta aquí puedo escribir sin spoilers), porque lo que acontece después era una visible obviedad.

Supongo que por todo esto el director no ha querido centrarse un una pareja gay en exclusiva para abrirse a más público, pero yo no puedo parar de plantearme lo siguiente: ¿cómo han podido deslucir tanto una historia tan bella y humana, la de una pareja que lleva 39 años juntos, que a esas alturas se les ha torcido la vida y sólo quieren solucionar las cosas juntos? Esta pregunta me lleva a la siguiente conclusión; un guión más focalizado me hubiera hecho aplaudir y emocionarme en los créditos.

Creo que definen 'amor' como 'extraño' porque cada personaje lo entiende de una manera distinta y muchas veces sin comprensión, pero lo importante que se posa tras ver esta película es la manera tan normal que tienen los dos protagonistas de quererse, por eso ahora lo que más bien me pregunto es; en esta película, ¿el amor es extraño?

Lo mejor: La empatía interpretativa del duo protagonista.

Lo peor: Las ramas del guión.
El malvado Carabel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de marzo de 2015
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si hay algo que transmite la película es el amor que se tienen dos personas que llevan muchos años juntos y tienen que vivir separados, por motivos económicos. Y visto esto, no puede discurrir de forma más "normal". Sin grandes acontecimientos ni grandes dramas, solo el decaimiento típico que puede producirnos a todos esta circunstancia no querida. Se nos cuenta un pasaje de sus vidas donde se enfrentan a los problemas que conlleva no tener intimidad, que es una de las grandes pérdidas de la vida, cuando no se es autosuficiente. Los dos actores principales están sobresalientes. La historia con alguna inconsistencia en algunos secundarios, está bien llevada. Es una historia verosímil y melancólica, que te hace fácil ponerte en su piel.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
apocho
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados