arrow

Rebobine, Por Favor

6,3
18.249
votos
Año
2008
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Comedia. Fantástico | Cine dentro del cine
Sinopsis
Jerry (Jack Black) es un joven que intenta sabotear una planta de electricidad que, según él, es la causa de sus dolores de cabeza. El problema es que el intento de sabotaje causa daños en su cerebro, que, al quedar magnetizado, causa la destrucción de todas las películas de la tienda de un amigo suyo (Mos Def). (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 20 >>
15 de marzo de 2008
99 de 121 usuarios han encontrado esta crítica útil
Al princio cuesta 'meterse' un poco en este film (por la trama, el tono, etc), pero una vez dentro no quieres salir.

Uno de sus puntos fuertes es sus constantes referencias a miles de películas con las de hemos crecido: el póster de Buscando a Eva -¿casualidad? ¿no se acercan los protagonistas al cine como Brendan Fraser al amor?- que preside el videoclub, la loca que necesita ver Paseando a Miss Daisy, y por supuesto, todas las películas que los protagonistas recrean (Jack Black se magnetiza y borra todas las cintas del videoclub de su amigo, hecho que los lleva a volver a filmarlas cámara en mano, de un modo totalmente amateur pero rebosante de originalidad y gracia): Los cazafantasmas, Robocop, El rey león, Regreso al futuro, Hora punta II, 2001: una odisea en el espacio... Es aquí donde todo el talento y la imaginería visual de Gondry alcanza su pleno rendimiento, y donde más disfruté -como un auténtico niño, al igual que el que hace años se deleitaba con los viajes lunares de Méliès-.

Creo que con Be Kind Rewind Gondry no busca mofarse de las películas comerciales (y quizás por eso el film acabe siendo más comercial de lo que el director nos tiene acostumbrados), a todos esos deliciosos films de los 80 y compañía (él mismo es un acérrimo fan de Regreso al futuro), sino a las comercialización impersonal de esas películas (que por otra parte, es lo único que las financia y permite que existan). Parece que diga: las películas como Robocop me encantan, me gustan tanto que quiero homenajerlas, lo que no me gusta es el marketing que las rodea, el mercado que corta el vuelo de todos esos artistas (piensen en el personaje de Sigourney Weaver). Come de la mano que le alimenta, al igual que El club de la lucha. Reivindica el cine como un arte libre desde una multinacional, porque es el único medio que le permite hacerlo a gran escala. Las mismas contradicciones de siempre, la misma vieja dicotomía arte/industria del cine (que a mí me encanta).

Fats Waller era un artista del jazz que hizo de su arte su vida, a pesar de todos los inconvenientes. Michel Gondry es Fats Waller (ese pianista con manos de oro ignorado por la crítica), y Mos Def es Michel Gondry, un Michel Gondry que, apoyándose sobre todo lo que le alimentó en sus inicios, acaba emergiendo como el dios/creador de un mundo imaginario maravilloso, tan maravilloso como ese documental sobre un Fats Waller imaginario que vivió en Passaic, Nueva Jersey.

Y sí: también es una excelente comedia.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Tylercito
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de abril de 2008
74 de 104 usuarios han encontrado esta crítica útil
¡Oh! - dice el gafapastas tras salir del cine - ¡Se han atrevido a parodiar 2001! ¿Horror o maravilla? Debo meditar sobre ello. La verdad es que han citado tantas películas de culto que mis ojos no han podido evitar que saliesen las lágrimas. Su humor intelectual y a la vez suburbano inspirado en el teatro de lo absurdo es refrescante y novedoso. ¿Será la parodia de 2001 la mejor referencia cultural de los últimos 13 años y medio?
¡Guau! - dice el espectador común, tras tirar su bol de palomitas - Tío, es la polla. Todo lo del magnetismo es la leche. ¿Te acuerdas cuándo los rayos? ¡Jajajajaja! ¿Y cuando se pone a mear en la calle? ¡Juas! Es la ostia. Y lo de los cazafantasmas mola un huevo. Es verdad, es verdad, "la ley de Robocop". ¡Jajajajaja!
¡Arrrffff! - dice el cani tras tunear su buga - ¡Mooolaaaa!
¡Quién lo diría! - dice la anciana mientras cojea de vuelta a casa - Era muy bonita, la verdad. Casi se me escapa una lágrima.
¡Uhmf! - dice el crítico, con el bloc en la mano - Esta bastante bien, pero peca de un humor demasiado particular, que no agradará a todo el mundo, aunque reconozco que a mi me ha gustado. Además, es demasiado... como lo diría... complaciente. Bueno, Gondry lo reconoce durante la película, también es verdad. En todo caso, el tono cuasi absurdo de la obra no acaba de mezclar bien con el toque dramático de otros momentos, y estropea la evolución de los personajes. Una buena película pero Gondry no consigue, de nuevo, superar a la magnífica "¡Olvídate de mí!"
¡Ostia! - dice uno, que pasaba por ahí - Pues si todos esos tíos raros que hablan en alto por la calle como yo dicen eso, va a haber que ir a verla. Un segundo, perdone señor - dice el tío, dirigiéndose al crítico. - ¿Es usted crítico?
¡Ajam! - responde este. - Lo soy.
¡Bien! - dice el tipo, sonriente. - Entonces, francamente, su opinión me importa un bledo.

PD: El mono tiene personalidad múltiple, asi que manteneos alerta.
0Gilthas0
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de abril de 2008
34 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
Michel Gondry no deja de sorprenderme, y "Rebobine, por favor" no iba a ser una excepción. Recuerdo cuando vi ya hace algún tiempo su particular "Human Nature", quedé anonadado. Más tarde llegó su brillante "Olvídate de mi", para mi y para muchos otros usuarios, su mejor film.

Ahora Gondry nos quiere volver a sorprender, pero sobretodo quiere que nos riamos, y si puede ser, también que nos emocionemos con un final, un tanto comercial y complaciente. Si en algo destaca este monstruo creativo es en saber darle a sus películas un plus de originalidad y extravagancia que ningún otro director va a desarrollar.

La película tiene un comienzo poco prometedor, parecía una frekada más, pero es a partir de cuando Jerry (Black Jack) queda magnetizado, cuando la película toma forma. Gondry tiene corazón ochentero, y para todos aquellos que también lo tenemos, ver "Rebobine, por favor" es una gozada.

Ver parodiado a Robocop o a los Cazafantasmas no tiene precio. Ver a Jack Black haciendo de Jackie Chan en "Hora Punta" también es para troncharse. Gondry no se corta con nada y podemos disfrutar de parodias de "2001. Una odisea en el espacio", "Paseando a Miss Daisy" o "El Rey León". ¿Que cómo se hace una parodia de una película de dibujos? Vayan al cine a verlo. Con la aparición de Sigourney Weaver en el film, ya sólo me falto ver la parodia de "Alien".

"Rebobine, por favor" es extravagante, particular, graciosa, pero no para todos los públicos. Fui al cine a verla con la gente con la que suelo ir a ver bazofias tipo "Saw" o "Rambo", y uno de ellos ya decía a los diez minutos que era una mierda de película. Yo la recomiendo, es para disfrutarla. Freak, tal vez sí, pero original y bastante graciosa.
Sersolo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de abril de 2008
39 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
Como que no. Que no la suspendo por ese atrevimiento del que pocos directores hacen gala. Esa extravagancia y toque naïf que envuelve todo el metraje. En su conjunto, “Rebobine, por favor” no cumple como comedia. Aburre mucho en determinados momentos y aunque posee ciertos toques de humor son más bien debidos a esa originalidad que al sketch en si.

Gondry parece desangelado sin un Kaufman que aunque queda patente la huella del mejor guionista del momento también es evidente la ausencia de éste a la hora de conseguir un guión redondo. “Rebobine…” es rara de narices. Quizás hay que entrar muy preparado al cine para poder comprender el onírico mundo de Gondry.

Jack Black es un actor buenísimo pero, con la libertad que parece haberle dado el director, cruza ese umbral en el que desfasa.

El final atrapa, pero a estas alturas de la película poco puede importar si a muchos espectadores el resto les pareció una pantomima muy extravagante.
Chagolate con churros
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de febrero de 2010
23 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hoy toca hacer otra declaración de amor, y esta vez la elegida es Rebobine por favor, una declaración de amor de amor a ese cine puramente de entretenimiento y a sus seguidores; al cine de espíritu más ochentero con el que tantas personas han crecido, y otras tantas, como yo, lo hemos vivido a destiempo.

Repleta de guiños, referencias y mucho cachondeo, Rebobine por favor nos cuenta la historia de un videoclub en decadencia: un propietario sin fuerzas para ocuparse de él, un dependiente con gustos anticuados y uno de los escasos clientes que, al intentar sabotear la planta eléctrica que le provoca continuos dolores de cabeza, quedará magnetizado... y con él, todas las cintas del videoclub, borradas. Tras los primeros momentos de alarma, los dos amigos encuentran la solución: rodar sus propias versiones (suecadas) con cuatro perras, porque total, ¿quién se va a dar cuenta?

Delirante premisa, pero funciona a la perfección. ¿Quién no ha hecho versiones de sus películas favoritas en su casa, con la cámara doméstica y los hermanos y amigos como equipo? Ese doble homenaje -al cine de culto y al cine amateur- le sirve a Gondry para dar rienda suelta a su particular mundo, aunque tirando esta vez por un imaginario visual más convencional.

Cazafantasmas, 2001 Una Odisea en el Espacio, Hora Punta 2, Paseando a Miss Daisy, Robocop, King Kong, American Beauty... Homenaje tras homenaje, parodia tras parodia (cutre), la fiebre se va extendiendo a todo el barrio. Inevitablemente, el tono hilarante de los primeros momentos va cambiando hacia otro más nostálgico, agridulce, un poco ñoño y "moral", incluso. La importancia de los protagonistas y del magnífico plantel de secundarios se diluye en un espíritu bienintencionado de equipo: los vecinos unidos jamás serán vencidos.

- ¡Estás intentando besarme!
- ¿Por qué no?
- ¿Por qué no?¿Estás enamorado de mí?
- ¿Y cómo se sabe eso?
- Estás enamorado de alguien si hablas con él mentalmente al menos 20 minutos al día.
- ¿Entonces si hablo con un tío 20 minutos, eso es amor?

Rebobine por favor es una película ideal para ver con amigos, aquellos con los que podías pasar horas en el videoclub eligiendo cual iba a ser la película de la tarde. Si bien no gustará a todo el mundo, yo rompo una lanza por el cine para desconectar, porque anda que no nos ha hecho felices. Lo que cuenta es el cariño.
Naran
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 20 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados