arrow
Haz click aquí para copiar la URL

La caja Kovak

5,4
8.567
votos
Sinopsis
David (Timothy Hutton), un escritor de ciencia-ficción, es invitado a una isla para dar una conferencia. Allí conoce a Silvia (Lucía Jiménez), una turista hispanoamericana. De repente, empiezan a producirse una serie de misteriosos suicidios. Sin embargo, existen indicios que permiten suponer que algo o alguien está induciendo a las víctimas a quitarse la vida. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 13 >>
29 de enero de 2007
47 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil
Daniel Monzón cuenta con una historia bastante buena pero que no sabe aprovechar y que acaba desvariando hasta un nefasto e innecesario final. También aburre en muchos momentos y la película se acaba haciendo larga porque no tiene demasiadas virtudes a destacar y posee un ritmo muy irregular que acaba pasando factura. Eso sí, el guión es de interés y si hubiera estado dirigido mejor, hablaríamos de otra manera de esta película.

Las actuaciones tampoco son el fuerte de la película. Así un pasable David Kelly (el abuelo de la película de Burton del Willy Wonka) compone el papel de un Kovak con algunas similítudes con el malo de "Saw" aunque con las necesarias diferencias. El ganador del oscar ("Gente corriente) y actualmente venido a menos, Timothy Hutton no se encuentra comodo y parece deambular por la película sin aportar nada y Lucía Jiménez está bien, sin más.

Se deja ver pero no es una buena película. Podría haberlo sido pero un Monzón irregular convierte una buena historia en una película demasiado aburrida. Pero bueno, dentro de lo que cabe puede verse gracias a un par de escenas de interés. Por lo menos también sirve para ver que en los últimos tiempos en España no nos llegan solo dramones sobre desgraciados y también hay otro tipo de cine en el que actores extranjeros ya vienen a trabajar aquí a España. Ahora el siguiente es el bueno de Gary Oldman.
Pataliebre
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de enero de 2007
19 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cierto es que si fuera una producción hollywodiense, con toda la promoción y publicidad detrás, sería acogida muchísimo mejor y recaudaría bastante más, cómo ya ha apuntado otro usuario. Ahora, si es española ya le tenemos que encontrar fallos... (si no nos cargamos el filme, ya no estamos contentos, para que?...)

Ciñiéndome a la película, el guión es bastante original y muy cierto (la autoeliminación de personajes cumbre, por parte del gobierno, suministrándoles drogas está dentro de la historia de los USA). Con todo ello, la primera hora y cuarto del filme, sorprende por el misterio, suspense, que desencadena la ola de suicidios sin explicación, con la acertada canción de blommy sunday (se explica la história real que hay detrás de la canción) y diferentes tipos de conspiraciones que hay detrás.

Ciertamente este filme iba a por una excelente nota, pero, y es un pero de peso, se pierde el guión hacia la previsibilidad, viéndose bastantes lagunas argumentales, y hacia la no ficción, dado a que se reconvierte a un juego macabro de cierto personaje. Además, lo peor todavía está por llegar. La conclusión. Es cierto, realmente que fuí a ver la película para variar, de las gran superproducciones comerciales que nos invaden y que con esta película no iba con expectativas; junto que cómo ya he dicho, la primero hora y cuarto engancha, pero la conclusión del filme es de serie B. Toda la razón del misterio, del big brother, del porqué de los asesinatos, es bastante decepcionante, asociado a la mente retorcida de un "ente", seguidor del acomodado escritor.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
isaak
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de enero de 2007
24 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
Daniel Monzón ya ha demostrado ser un tipo hábil, y que se desvía del prototípico cine español para ofrecer películas diferentes y frescas, pero, con ésta su tercera película, ha logrado su narración más sobria y madura, huyendo de los efectismos más tópicos del género y conduciendo al espectador a su antojo por sendas oscuras y absorbentes, poco predecibles y capaces de deparar sorpresas. Es decir, ha expuesto en su nueva película una serie de elementos que, en los tiempos que corren, no son moco de pavo.

Esta vez, ha reunido a un competente elenco de actores de aquí y de más allá de nuestras fronteras y los ha enfrentado a una historia difícil pero sencilla a un mismo tiempo, sin pretensiones de complejidad (pues asume su naturaleza de mera intriga), eso sí, dotada de gran inteligencia y sabio conocimiento de las claves del suspense. Logra de una bella y sorpresivamente inusual Lucía Jiménez y de un correctísimo Timothy Hutton una pareja con cierta química (aquella de las intrigas clásicas de amor contenido), pero realmente quien eclipsa es David Kelly, en un apabullante cambio de rol (aquí el tierno abuelo de Charlie no se intuye ni por el forro) para conformar un personaje inquietante y desquiciado, una suerte de doctor Frankenstein moderno sufridor de una grave psicopatía.

La idea que plantea la película, base y sustento de la trama, es turbadora y escalofriante, ficción pura y dura pero extraña y dolorosamente cercana a la realidad. Una mezcolanza perturbadora y atrayente, al fin y al cabo, que enriquece a la entretenida película.

Por otro lado, el ritmo de la propuesta es estupendo y la historia está narrada con pulso (aunque se eche en falto algo de nervio). El interés que suscita la premisa jamás decae, amenazado (sólo en apariencia) por diversos giros de guión bien manejados. Si a esto le sumamos una parte técnica meritoria (Mallorca luce bonita y la fotografía se preocupa de algo más que confeccionar simples postales turísticas) y una coherente música de la mano de Roque Baños, el resultado es prácticamente infalible. Eso sí. El clímax final en la cueva podría haber sido más terrible, más aterrador, más potente, más opresivo… en definitiva, más aprovechado. Y, quizá, como apunte personal, hubiera preferido una razón menos mecánica a los extraños suicidios. Pero, insisto, tal y como está, es inquietante y turbador el resultado, y otra cosa sólo hace imaginar un film distinto que no se sabe si existirá algún día.

Se percibe elegancia en sus imágenes y en su acabado formal, y algunas escenas logran abrazar lo que se denomina buen cine, el que es capaz de remover sensaciones en el espectador. Aquí hay un estupendo entretenimiento capaz de ahogar la respiración, emocionante, vivo y bien hecho, para disfrutar (con o sin palomitas).
Pableras
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de abril de 2007
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me intrigaba como propuesta, porque había oído hablar muchísimo de la peli (y no demasiado mal), y, en fin, porque el thriller es de mis géneros favoritos... Y también por curiosidad, por ver cómo fraguaba la curiosa mezcla entre Timothy Hutton y Lucía Jiménez.

La cosa es que no fragua demasiado, no. No es que la película sea mala, es que llegado el momento se le escapa de las manos al director, a los actores y al espectador... (conste que en el cine moderno me pasa cada vez más, así que igual soy yo...)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
mortha
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de octubre de 2010
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Daniel Monzón al menos lo intenta: “El corazón del guerrero” fue bastante incomprendida y castigada por ser una producción española, “El robo más grande jamás contado” no acabó de funcionar y “La caja Kovak” parecía ser su mejor película hasta la fecha o al menos la que parecía más completa hasta “Celda 211”. Aquí surge un aparentemente inteligente thriller psicológico donde la ciencia ficción se une a una puesta en escena hitchocockiana a la manera más clásica.

Una Mallorca soleada puede ser más peligrosa que un oscuro callejón a medianoche. Con una premisa tan interesante como el tema de esos misteriosos suicidios podría evolucionar un thriller original y fascinante. O la función que desempeña el tema 'Gloomy Sunday' que llevó a las masas Billie Holiday y la historia real que hay detrás de la misma (se prohibió en emisoras inglesas y norteamericanas porque su escucha se decía incitaba al suicidio).
No creo que funcione del todo ya que esa reflexión sobre la creatividad se ve aplastada por un desarrollo convencional, previsible y avocado a no epatar. Simplemente no tiene un estilo que respalde la propuesta o el elegido no funciona.
Maldito Bastardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 13 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados