arrow

La golfa

7,3
626
votos
Sinopsis
Narra la desdichada vida del cajero de una empresa que se enamora de Lulú. Aunque su amor no es correspondido, él está dispuesto a hacer cualquier cosa por ella. En 1945, Fritz Lang se basó en la misma historia para hacer la película “Perversidad”. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
30 de marzo de 2008
21 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
64/17 (22/03/08) La golfa fue la primera película importante de Jean Renoir y también la primera de la serie de obras maestras que dirigió en los años 30. Basada en un novela de Georges de la Fouchardiere, la cinta sería objeto de un remake del gran Fritz Lang, titulada "Pervesidad" (1945), pero mientras el film de Lang profundiza en las tensiones psicológicas, Renoir nos hunde el barullo y vitalidad de Montmartre. El protagonista es un empleado de mediana edad menospreciado en su trabajo y oprimido por su insoportable esposa, que encuentra una válvula de escape en su afición por la pintura, se obsesiona por una prostituta, Lulú, que obligada por su chulo le saca todo lo que puede. El protagonista, Michel Simón, está espléndido en su papel, resultando a la vez ridículo y digno de lástima. En un argumento tan triste son de agradecer sus elegantes toques de humor, haciendo de este modo que una historia tan dura resulte muy amena de ver. Recomendable para todos los amantes del buen Cine con mayúscula. Fuerza y honor!!!
TOM REGAN
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de mayo de 2013
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Rodada en los estudios Billancourt de París, “La Chienne”, en España “La golfa” es en 1931 la primera gran película sonora de Jean Renoir y una obra precursora de lo que después sería en Francia la escuela del cine negro, pues se trata aquí de un crimen pasional que Renoir sitúa en un contexto social. Adaptación de la novela de Georges de la Fouchardière, se trata de un drama social, una historia de triángulo, él, ella y el otro, la historia de un hombre honesto, cajero en un banco, que vive con su desagradable y despótica mujer, viuda de un militar que desapareció en la guerra y que se enamora de una joven de mala vida explotada por su chulo.

El magistral actor francés Michel Simon interpreta el papel de ese empleado y pintor de domingo en sus ratos libres, ese hombre que vive sometido y atemorizado por su agresiva y frustrada esposa, y que encuentra en esa joven una vía de escape y de salvación a su triste y monótona existencia, un personaje que tiene mucho en común con aquel profesor de “El ángel azul” de Josef von Sternberg, víctima como éste de la perversa mercantilización del sexo y de la frustración del amor.

En al muy conservadora Francia de los años 30 Renoir denuncia en primer lugar la explotación de la mujer, de esa pobre chica obligada a prostituirse por su chulo, pero arremete también contra la otra cara de la moneda de esa sociedad patriarcal de estrecha e hipócrita moralidad, en donde el divorcio era sólo posible en el caso de aportar explícita constancia del adulterio. Renoir arremete aquí con ironía cargada de acidez contra la sacrosanta institución que sigue uniendo a pesar suyo a los dos agriados cónyuges.

Los productores que encargaron esta película a Renoir esperaban, en base a la novela, la adaptación de una obra ligera y mordaz, pero cuando vieron la primera copia se quedaron un poco asustados y quisieron modificar el montaje, por suerte Renoir consiguió imponer su garra y hacer prevalecer su versión íntegra, que tiene la fuerza visual y dramática de un drama humano siempre universal. Todo un clásico de Renoir.
mani
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de diciembre de 2012
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
En esta película, Jean Renoir aún conservaba la poderosa influencia del cine mudo de años precedentes, lo cual se hace notar en el film a través de todas sus secuencias. La elección de actores encaja bien en esa línea, e incluso en algunos acentua su expresividad hasta límites esperpénticos: George Flament ( el chulesco "Dedé").

La entrada del cine sonoro supuso un cambio estructural en el modo de concebir las escenas, omitiendo una gestualidad que alcanzaría su pináculo expresivo en los geniales films de los expresionistas alemanes, y que sería paulatinamente sustituida por una comunicación oral que ya no deterrminaba en el espectador el seguimiento de la narración únicamente por la fuerza del plano fijo y la intensidad expresiva del actor.

Por esos dos planos continuaba fluctuando J. Renoir al rodar ésta película, notablemente lastrada por el primero, que añade "peso"en ciertos momentos, al recargar algunas escenas con un maniqueismo poco creible. Aquí,ciertamente JR aún no poseía la solvencia técnica que alcanzaria años después con "La regla del Juego", o "La Gran Ilusión".

La película mantiene al espectador con la sensación de estar leyendo una novela con demasiados capítulos y en la que imaginamos, casi siempre, el desenlace. Solo al final nos sorprende con las últimas secuencias de film, dando un vuelco inesperado al personaje central (Michel Simón).

Otra característica del director francés es su lirismo, a veces un poco folletinesco, que aflora en ciertas escenas que y iría equilibrando, con tonalidades menos recargadas, en la filmografia de su última etapa francesa.

"La Golfa" es una historia triste, donde el alma humana se despliega en sus variantes más nobles y sórdidas, reflejando la crueldad, la bajeza, el engaño, la pasión desesperada... y esa disyuntiva nos lleva a tomar rápidamente partido por los seres más infelices y desvalidos de la historia. Es la muestra del folletín en su estado más genuino, más puro, donde el espectador no puede llamarse a engaño al seguir la pauta argumental de un film pleno de altibajos pero con momentos de gran brillantez. No he querido omitir el acierto de mostrar en una misma escena como se superponen la vida y la muerte en el desenlace más drmático del film aunque inevitablemente esperado. Tal vez, junto con sus momentos finales, lo mejor de esta película que abriría el camino en años posteriores al bagaje filmico de uno de los maestros más lúcidos e incomprendidos del cine europeo.
Lucman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de febrero de 2015
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Primera película sonora de Renoir y una de las primeras de Francia. Contaba el director en una entrevista. que quiso rodar esta adaptación de la novela del escritor y periodista vienés Georges de La Fourchardiére publicada el año anterior, para dar un vehículo de lucimiento al actor protagonista Michel Simón por el que sentía una gran admiración. Efectivamente Simón se lució aunque personalmente le recuerdo por el inclasificable e inolvidable "Bodou" de "Bodou salvado de las aguas" que encarnaría al año siguiente también a las ordenes de Renoir.
La cinta tuvo problemas. A los productores les pareció de entrada que iba a encarecerse demasiado con las nuevas técnicas sonoras y por otro lado el tema del anarquista Fourchardiére sobre las relaciones a tres bandas, el oficio de prostituta de la protagonista y que el personaje principal estuviera casado y fuera un burgués integrado en el engranaje social, amén de otras connotaciones que entrarían en el campo del spolier, no les hacía ni pizca de gracia. De hecho lo despidieron y tuvieron que volverlo a contratar para poder intentar recuperar algo de la inversión.
Sigue contando Renoir que tuvo que dirigir deprisa y corriendo (6 días) un film rentable ("La purga del bebé") también con Simón para poder sacar adelante esta "perra" (La chianne) que a la postre fue un fracaso comercial.
Pero sirvió para que el director cambiara de registro y comenzará a trabajar un estilo de cine naturalista con tintes poéticos que le daría muchos éxitos en toda la década de los 30.
Así pues "La golfa" es como un borrador de lo que Renoir era capaz de hacer. La cámara ya empieza a moverse con una gran elegancia, el montaje es notable y la fotografía confiere un aire "noir" al París de barrios y gentes trabajadoras. En el fondo subyace a través de la novela de Fourchardiére la dicotomia existencial entre una vida ordenada, aburrida y grisácea y otra donde la libertad impone precios imprevistos y marginación social.
Como curiosidad funesta, nada más acabar el rodaje los otros dos protagonistas trágicos en la cinta, la joven y prometedora actriz de 23 años Janie Marése y Georges Flamant, tuvieron un accidente de automóvil en el que conducía Flamant y en el que murió Marése y arruinó la carrera del actor.
ELZIETE
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de mayo de 2017
Sé el primero en valorar esta crítica
Todo es aún casi primitivo en este Renoir pero, a la vez, es grande. Primero, por la trama, ingeniosa, nada convencional, de mala vida. Después, por la gran interpretación de Michel Simon. Y, además, como sucede en estas películas antiguas, se convierte en un documento de época: ambiente callejero, coches, gente, juicios y prejuicios.
Es cierto que todo titubea, la cámara a veces tropieza, algunos personajes son muy simplistas...pero cuando escribo esto la película tiene cerca de noventa años.
Es notable porque empieza a verse lo que dará de sí el gran Jean Renoir.
yoparam
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados