arrow

La isla del Doctor Moreau

5,3
2.166
votos
Sinopsis
En 1912. Andrew Braddock, un náufrago que ha ido a parar a una isla solitaria del Pacífico, es salvado del ataque de unos extraños animales por un hombre que lo lleva a una preciosa casa situada en el centro de la isla. El dueño de la casa es el doctor Moreau, un científico que vive con una joven. Braddock siente curiosidad por el trabajo del doctor y acaba descubriendo que sus experimentos consisten en dar apariencia y conducta humanas ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 >>
29 de agosto de 2006
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Denostada adaptación por parte del gran público de una de las grandes novelas de Herbert George Wells, que a mi juicio no solamente se deja ver sino que además lleva a la reflexión por su carga filosófica.

El film tiene los ingredientes suficientes para hacer de su visionado un acierto aunque es verdad que se podía haber sacado mucho más. Sobre todo teniendo en cuenta que tenemos una nómina de actores de lo más granado de su tiempo. Michael York, que a mi siempre me pareció mejor actor de lo que la historiografía nos cuenta, una Barbara Carrera, que nadie podrá negar que ha sido una de las mujeres más bellas de aquellos años setenta. Pero sobre todo un fantástico Burt Lancaster que siempre que aparece en pantalla ofrece una lección de cine mostrando una ambigüedad difícil de conseguir por otros colegas de profesión.

El guión no termina de funcionar del todo debido a la poca pericia de los autores, guionistas ocasionales que no conocían la profesión debidamente. Aún así se consigue una extraña mezcla de fantasía y terror que genera interés y desasosiego a la vez.
Es verdad que al director Don Taylor le falta calidad (y medios) para sacar la historia adelante de forma brillante pero es indudable que los directores de su corte como Lee Thompson, Ted Post o Andrew V. McLaglen me siguen entreteniendo cuando veo sus películas aunque pase el tiempo.
En mi opinión la película contiene una excesiva carga antropocéntrica, (no olvidemos que el autor de la novela, Wells, era un humanista convencido en aquel momento miembro de la sociedad fabiana) incluso de corte eclesiástico, digo esto porque hay mensajes claros como que la ciencia no debe hacer todo lo que pueda sino lo que la ética le dicte en conciencia. O que los animales no son ni serán como el hombre ya que este último tiene un plus, aunque este en ocasiones se comporte como un animal.
Si algo tiene esta película es que a nadie le deja indiferente cuando la visiona por primera vez.

Desde luego que esta versión es inalcanzable para ese bodrio de Frankenheimer con Brandon-Kilmer que hizo hace unos años que es mejor olvidar.
Por último me gustaría recomendar a quiénes les guste el tema la magnífica "La isla de las almas perdidas" de Erle C. Kenton, con Charles Laughton y Bela Lugosi que sigue siendo no solamente la mejor versión del clásico de Wells sino una de las tres mejores películas que el cine ha rodado basada en su obra.

Nota: 6,5.
vircenguetorix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de marzo de 2009
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
La isla del doctor Moreau es la segunda adaptación cinematográfica de la novela homónima de ficción escrita por H. G. Wells luego de Island of Lost Souls (1933) y antes de la regular oferta brindada por John Frankenheimer The Island of Dr. Moreau (1996).

Esta película nos introduce fielmente a la idea central del libro: el de experimentar genéticamente con la naturaleza humana y la animal en una especie de juego a ser Dios que da la vida y que impone las normas básicas para el funcionamiento civilizado de las comunidades que respetan las jerarquías.

La cinta nos mete dentro de una historia donde un doctor expulsado por la comunidad de científicos por utilizar métodos que van más allá de lo éticamente tolerable se confina en una isla desierta para realizar macabras experimentaciones. Las mismas buscan transformar a salvajes animales en seres racionales lo más parecidos a los humanos que acepten las normas del “creador” (no andar en cuatro patas, no comer carne, no derramar sangre ni asesinar, etc).

De esta manera vemos cómo se establece un parangón entre Dios y el doctor Moreau, ya que ambos dan la vida e imponen normas de conducta para una sana convivencia y para desterrar lo instintivo y visceral de las bestias.

Bien se podría también interpretar que esta cinta muestra de una manera liviana una versión cinematográfica de la teoría evolutiva del Darwinismo donde se explica que el ser humano desciende del animal.

El filme comienza como una sólida oferta cinematográfica donde la isla perdida en un lugar del mundo y sus fascinantes escenarios naturales cautivan al espectador, además de que la trama del filme sugiere mucha intriga cuando nos vamos metiendo dentro de las sugestivas variantes que se plantean en el relato.

Tenemos a Burt Lancaster como el doctor Moreau y a Michael York como el individuo que cae en sus manos y que deberá contrarrestar tanta locura y tanto delirio científico.

Sin dudas que la cinta se enmarca más como una oscura aventura de supervivencia dentro de un contexto desfavorable que un sólido tratado genetista sobre una teoría evolutiva, donde hay incluso buenos ratos de horror ya que se producen escenas bien fuertes cuando el instinto asesino de las especies animales irrumpen en la conciencia artificial impuesta por las experimentaciones de Moreau.

Aún así, y si bien el filme al final se descompensa y termina siendo un producto acelerado con bastante acción, nunca cae en el malogrado espectáculo circense que nos ofrecía la versión de John Frankenheimer.

SIGO EN SPOILER POR FALTA DE ESPACIO, NO SE DEVELA NADA QUE NO DEBA SABERSE
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Alberto Yaya
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de octubre de 2010
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
La isla de Dr. Moreau es la segunda de las 3 versiones cinematográficas que de la novela homónima de H. G. Wells se han realizado hasta la fecha. Ni la primera, titulada La isla de las almas perdidas (Erle C. Kenton, 1932), ni la última, dirigida por John Frankenheimer en 1996, superan a ésta, aunque ninguna de las 3 logra hacer justicia a la fuente original, una honda reflexión acerca de los límites del genetismo amén de parábola animal sobre las leyes y preceptos humanos. Don Taylor, director de Huida del planeta de los simios, puso al servicio del film el bagaje adquirido en aquella secuela en materia de maquillaje animalista, sin embargo se mostró fallón en la elección de actores y en el encaje de éstos: el personaje de Barbara Carrera, inexistente en el libro, tiene una mera y prescindible función erótico-decorativa, mientras que Burt Lancaster se muestra demasiado contenido en su papel de “mad doctor”.
FERNANDO BERMEJO
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de agosto de 2012
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Había visto esta película de pequeño y posteriormente alguna otra vez pero no había leído el libro así que lo he hecho con la intención de volver a ver las diferentes versiones de nuevo.

En general decimos que "el libro siempre es mejor que la película" pero este no es necesariamente el caso. No es que el libro me haya decepcionado pero es hijo de su época y, dejando de lado el buen hacer habitual de Wells, ha quedado terriblemente perjudicado por el paso del tiempo. El Dr. Moreau de Wells se limita a convertir sus animales en hombres a base de hacerles la cirugía plástica y los hace inteligentes con ayuda de... ¡hipnotismo! A estas alturas seria un absurdo hacer una adaptación "tal cual" de dicho disparate y por otro lado, las nuevas opciones que nos brinda la ciencia con el tema de la manipulación genética puede proveer de otras opciones que Wells no tenía. Con todo ello quiero decir que inevitablemente, a día de hoy, una buena película que adapte la novela forzosamente tendrá que alejarse de esta en ciertos aspectos aún cuando no lo haga en su espíritu. Y desde este punto de vista hay que ver esta versión de 1977.

La película empieza bastante bien y es correcta en su primer tercio pero después empieza a verse contenida, desaprovechada llegando incluso a repetir ciertas escenas. Lancaster está muy bien en su papel aunque igualmente se le nota limitado por un guión que no acaba de aprovecharse. Y en cuanto al personaje de Barbara Carrera debo decir que, aunque igualmente desaprovechado, es un personaje que si bien no aparece explícitamente en la novela esta lo pide a gritos como si fuera algo que Wells quiso pero no se atrevió a meter.

Como ya digo mas arriba estoy convencido de que en cualquier momento alguna adaptación de la historia superara inevitablemente al libro original pero no es esta. A pesar de lo cual no es en absoluto una mala versión. Resulta entretenida en general, aunque se vaya perdiendo un poco a medida que avanza, pero se puede ver y desde luego es muy superior al bodrio de 1996.

Un apunte mas...
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
DNAlien
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de octubre de 2013
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
A pesar del número de "animales" que salen en ella. Bromas aparte, espero que no se moleste ninguno de los participantes, adaptación cinematográfica de la nuevamente inquietante novela homónima de H. G. Wells, siempre visionario, que leí hace algunos años. En esta ocasión, el escritor inglés especula sobre las posibilidades infinitas a la par que aberrantes de la biología. Por ejemplo, ¿que pasaría si alteráramos el desarrollo embrionario del ser humano? Y por supuesto, la manipulación genética. Evidentemente, toda la parte científica patina pues los conocimientos a la altura de 1896, año del libro, eran bastante rudimentarios comparados con los de ahora. Sin embargo, la esencia está ahí.

Lo que en esta ocasión realiza Don Taylor es una versión más o menos fiel a la novela, cosa que se agradece, con alguna modificación no determinante como puede ser la introducción del personaje de María (la escultural Barbara Carrera), sacado de la manga, La película mezcla la aventura con el terror y el suspense, y aunque no es sobresaliente, de hecho se ve venir, luego se hace repetitiva y el final es un despiporre, sí es bastante amena, incluyendo en este apartado la hermosa fauna de esta isla. De todos modos, toda la parte filosófica no acaba de ser explotada. Por ejemplo, si el hombre evoluciona del animal, ¿puede revertirse el proceso? Este toque a lo Lovecraft, desaparece (SPOILER).
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Reaccionario
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados