arrow
Haz click aquí para copiar la URL

The House on Pine Street

Terror. Drama Jennifer y su marido se acaban de mudar a Kansas, su tierra natal. Recién mudados Jennifer empezará a notar que en su nuevo hogar suceden extraños fenómenos paranormales. El problema que solo pasan estando ella sola, por lo que ni su marido ni su madre acaban de creérsela, achacándoselo a un embarazo difícil. Realmente la casa esta maldita o es simplemente la imaginación de Jennifer jugándole una mala pasada. (TerrorWeekend) (FILMAFFINITY) [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 >>
24 de noviembre de 2016
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pasada de moda, previsible, personajes de un solo trazo, argumento sobre explotado a través de una idea poco original, sin acompañarse de giros argumentales.

Está tan vacía de contenido, que no hay por donde cogerla. Es de esos productos de los que hay que escribir para que nadie se lleve a engaño, esperando encontrar otra cosa.
LEUGIM
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de marzo de 2016
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un matrimonio que está a punto de tener un hijo se muda a una casa de ensueño en Kansas. Como es de esperar, extrañas sensaciones y sucesos comienzan a acechar a la joven de la pareja, siendo objeto de multitud de fenómenos paranormales que sólo parece ver ella. El debut en el largometraje de los hermanos Keeling no podía ser más servicial hacia el tópico, estableciendo una esquematización del subgénero de las casas encantadas donde se repasan todos y cada uno de sus manidas singularidades, induciendo además un poso dramático de poco valor para el resultado final . Si bien hay momentos de la narración donde la película se vuelve elegante y estilosa en algunas de sus resoluciones visuales, la sensación de previsibilidad restará todo interés en la historia, sobretodo en los espectadores más expertos en el género.

"The House on Pine Street" pretende infundir horror con un encaje visual anticlimático y sorprender cuando en su juego se citan todo tipo de tópicos (apariciones de imprevisto, la habitación con misterio, los vecinos y sus inquietantes presencias, la sensación de soledad de la joven en su ansiedad maternal...) y evidentes referencias a los clásicos del género, pero sin lograr personalidad ninguna. La poca imaginación en sus resoluciones, así como la ingenua trascendencia que pudieran provocar sus momentos de impacto acaban por dinamitar un film que sólo logra disparar la atención en momentos muy concretos. Su excesivo y alargado tramo final tampoco ayudan a hacer más llevadera esta excesiva ensalada de clichés.

http://elgabinetedelreverendowilson.wordpress.com/
Reverendo Wilson
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de junio de 2016
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Algo falla en esta película de terror, y en principio me cuesta trabajo descubrir qué es.
El film tiene todos los elementos habituales del género, y aunque claramente no cuenta con un gran presupuesto, eso debería dar igual. Ya hemos visto muy buenas películas de terror sin grandes medios.
Los sustos son progresivos. Pasamos de los típicos golpes (denominados “raps” en parapsicología) a unos fenómenos cada vez más fuertes que se lo hacen pasar bastante mal a la embarazada protagonista. Y aunque casi nunca se ven cosas impactantes (excepto al final), eso tampoco debería importar si se hacen las cosas bien.
Todo esto ya lo hemos visto muchas veces en otros títulos del género, y sin embargo en esta ocasión hay algo que falla, o algo que falta. De manera que, en mi humilde opinión, la película no termina de funcionar bien y le falta un “qué sé yo” para ser aceptable.
¿Qué puede ser?
- Tal vez un arranque demasiado lento, en el que vamos conociendo a los escasos personajes pero donde creo que tampoco era necesario alargar tanto la cosa. Mientras conocemos a esta preñada medio amargada, a su marido y a su insufrible madre, pocas cosas interesantes pasan. No hay más que ver lo aburrida que es esa fiesta del principio, en la que un puñado de viejas miran fijamente a la cámara como si eso diera miedo (bueno, puede que sí, que algunas marujas son más temibles que los fantasmas).
- Quizás sea la actuación de la protagonista. Puedo estar tremendamente equivocado, pero tengo la sensación de que no interpreta demasiado bien, con lo cual ya nada es creíble.
- Le falta una buena banda sonora que cree un ambiente de terror en condiciones.
- O puede que sea también la inevitable comparación con otros films del género de los últimos años, con el listón tan alto puesto por directores como el grandioso James Wan. De esta forma, quizás haya estado esperando mayores sustos o un guion más trabajado. Me ha parecido un argumento muy flojo y que no aporta absolutamente nada a un género que la verdad es que está bastante explotado ya. Prácticamente no me ha asustado en ningún momento esta “casa de la calle pino”, que no da miedo como para plantar un pino, precisamente.
- El doblaje no ayuda. Tal y como he puesto en mi título, me ha recordado a “El resplandor” en ese sentido. Voces que no casan con los actores, poca emoción en las escenas más importantes e incluso me ha parecido notar desfase entre el movimiento de la boca y el sonido. ¡Terrible!
- Hay algunas escenas muy absurdas que ponen su grano de arena para que la película no me haya parecido buena. Por ejemplo, un fantasma “tocabarrigas” o eso de que el cartero que le entrega el paquete desaparezca así porque sí. Si es de “Amazon”, no me extraña que hagan las entregas tan rápido.
En fin, para mi gusto es una película fallida que con haber pulido un poquito estos detalles podría haberla salvado perfectamente, porque me considero muy aficionado al terror y normalmente me gustan casi todas, siempre que estén mínimamente bien contadas y bien hechas. No es el caso.
i42poloj
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de febrero de 2016
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
The House on Pine Street (The House on Pine Street, 2015) se trata de una de las prototípicas películas realizadas en esta nueva hornada de terror que parecen mostrar cierta revitalización en un género que empieza a levantarse de la decadencia general en la que se hallaba desde mediados de la década de los años ochenta. Y como no podía ser de otra manera, el filme no proviene de una gran compañía, sino que se trata de un proyecto independiente, dirigido por los hermanos Aaron y Austin Keeling.

La película presenta un interesante argumento que en realidad no destaca en exceso, precisamente por estar relacionado y visto en multitud de otros filmes de género. En esta ocasión las casas encantas, un clásico entre los clásicos, será el marco argumental del filme. No destaca la película por aportar ningún elemento original en este sentido, sino que simplemente se dedica a recoger parte de los grandes mitos en un cóctel que mezcla numerosas películas, eso sí, en general con bastante acierto. No es de extrañar que viendo el filme al espectador se le vengan a la memoria numerosas obras maestras del género.

La película nos presenta a una pareja joven, y además la mujer, absoluta protagonista del filme, está esperando a un hijo. Por motivos profesionales se trasladan a una nueva población, un pequeño pueblo, típicamente norteamericano, donde han adquirido una casa antigua. La película rápidamente desvela su argumento: La casa parece encantada y nuestra protagonista principal tendrá que enfrentarse con lo que parece un espíritu demoníaco que pretende hacer la vida imposible a la familia. Realmente, la gracia de la película no está en el argumento, que como vemos resulta bastante simple y que no evolucionará de manera sorprendente en ningún momento del metraje, sino en la estrategia que tiene el filme para asustar tanto a la protagonista como al espectador. Además, el marco de casas encantadas no se desarrolla con demasiadas novedades, sino que se tira por los caminos más tópicos. Básicamente, el desarrollo consiste en una escalada de tensión que pretende finalizar con un potente clímax. Aunque en realidad, cuando mejor funciona el filme es cuando desarrolla los primeros compases e introduce el misterio, puesto que el final de la película es más bien decepcionante.

El protagonismo absoluto del filme recae sobre Emily Goss, una intérprete joven (a pesar de que en el filme interpreta un personaje un poco más mayor) que hasta el momento no había realizado ningún papel destacable, y que sin embargo cumple perfectamente las múltiples exigencias que se le pide para el papel. La película esconde numerosas reflexiones detrás del personaje y la relación que tiene con su novio, Luke (interpretado por Taylor Bottes). Para empezar, nuestra protagonista está sometida psicológicamente a numerosas presiones, lo que el filme utilizará para explotar la imagen de una mujer femenina atacada totalmente por los nervios, que a la vez nos puede evocar películas como Rosemary’s Baby (La semilla del Diablo, 1968). En la célebre película de Polanski Mia Farrow nos presentaba un personaje dominado completamente por las circunstancias y que se encontraba además totalmente sola delante de los peligros. En el filme que nos atañe nuestra protagonista debe enfrentarse sola ante un fantasma peligroso, un marido irresponsable y un embarazo que parece alargarse hasta el infinito. La película juega de manera consciente con la aparente fragilidad de nuestra protagonista e incluso se puede decir que la primera parte del filme es una tortura continua hacia el personaje principal, lo que sirve como combustible durante gran parte del metraje. Aún así, y a diferencia del filme de Polanski, nuestra heroína tratará de sacar fuerzas de flaqueza y encarar las numerosas amenazas que se ciernen sobre su vida, encarnando en ese momento un rol femenino bastante interesante, puesto que a pesar de su aparente fragilidad decide no cruzarse de brazos.

La grandeza de la película radica en la sencillez con la que consigue sus objetivos, con un savoir faire que recuerda las mejores películas de terror. La puesta en escena sigue la estela de las últimas películas de James Wan en Insidious, jugando especialmente con los efectos teatrales de luz y sombra, con subidas de volumen y sobre todo, con el dentro y fuera de campo. Gran parte de la película utiliza este último recurso cuando nuestra protagonista aparece encuadrada por la cámara, y en el fondo o en fuera de campo se sobreentiende que la presencia fantasmal está cerca, consiguiendo efectos realmente interesantes a pesar de la sencillez con la que cuentan los dos directores.

En definitiva, The House on Pine Street es una película que no inventa nada, sino que al contrario, se pueden rastrear sus múltiples influencias. Sin embargo, para tratarse de una ópera prima la película es una buena carta de presentación y se espera bastante de estos dos directores que con un mayor presupuesto, y sobre todo, un mejor guión, pueden ser capaces en el futuro de alcanzar grandes cotas en el género.

https://neokunst.wordpress.com/2016/02/10/the-house-on-pine-street-2015/
Kyrios
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de mayo de 2015
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Primer film proyectado en el FANT 2015 de Bilbao, la 21 edición del prestigioso festival internacional de cine fantástico y de terror de Bilbao, y dentro de la sesión inaugural.
Se trata del primer largometraje de los jóvenes hermanos Keeling (¡que menuda semana se han pasado en Bilbao!), puro cine independiente de autor (sí de autor, o autores, ya que son dos), que toma el subgénero (sin ningún tono despectivo lo de "subgénero") "de las casas encantadas", un subgénero que no es de mi predilección precisamente, al no haber visto a lo largo de mi vida (y he visto muchas), muchas buenas cintas en este apartado. Cinco o seis buenas, diez o doce entretenidas y bastantes decepciones, la mayoría, francamente.
Pero pasando a lo que nos ocupa, mi comentario sobre "The House of Pine Street", he de decir que no me ha aburrido pese a su larga duración. Es evidente que se podría y debería haber recortado unos veinte minutos, donde casi todos los efectos especiales visuales tienen presencia destacada.
Pero hay que reconocer que no se pierde nunca el interés del argumento, manteniendo en alerta al respetable, que no es poco.
Y sucede lo (casi) inevitable, que su resolución no convence, habiendo evidentes incongruencias que no ayudan a que el espectador abandone la proyección con satisfacción. Bastantes preguntas quedan sin respuesta y, aunque en el cine no se nos debe dar todo mascado, por lo menos se espera que haya coherencia en el desarrollo de la trama, y se agradecería aún más que su finalización fuera clara, cosa que no ocurre en absoluto. Cuando se nos ha dado una convincente explicación, por debajo de las expectativas creadas, pero convincente al fin y al cabo, ete aquí que ocurre algo muy importante que trastoca todo lo planteado. Puedo entender el porqué, pero no queda bien explicado, dando al traste buenos hallazgos ocurridos minutos anteriores.
En definitiva que, por supuesto, espero y deseo que estos jóvenes cineastas consigan el éxito y reconocimiento y que este film consiga una distribución por todo el mundo, pero es indudable que tienen que mejorar. No basta conque el aspecto visual sea intachable y que las interpretaciones de las dos actrices sean excelentes, sobre todo la de Cathe Barnett en el papel de la posesiva madre, hay que intentar que el total, la película entera, no sólo diversos aspectos, sean meritorios.
Constancio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados