arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Las zapatillas rojas

7,7
3.499
votos
Sinopsis
Victoria Page (Moira Shearer) es una joven bailarina aficionada que, en la fiesta de estreno de un ballet de la compañía Lermontov, dirigida por el implacable Boris Lermontov (Anton Walbrook), es introducida por su influyente tía y obtiene una oportunidad para demostrar su valía, empezando por los teatros más modestos de Londres. Al mismo tiempo Julian Craster (Marius Goring) es un joven estudiante de composición, a quien su profesor ha ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 >>
17 de mayo de 2009
44 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es el film más prestigioso del británico Michael Powell (1905-1990) y del húngaro Emeric Pressburger (1902-1988). El guión, de M. Powell y E. Pressburger, con diálogos adicionales de Keith Winter, se inspira libremente en un cuento de Hans Christian Andersen y lejanamente en la vida del bailarín y empresario ruso Sergei P. Diaghilev (1872-1929), fundador de los Ballets Rusos. Se rueda en escenarios reales de Londres (Royal Opera House, The Mercury Theatre), Paris (Opera National de Paris, estación ferrocarril de Lyon), Gers (Villa Leopolda, Francia) y Mónaco (Hotel de Paris, estación ferroviaria de Montecarlo) y en los platós de Pinewood Studios (Buckinghamshire). Nominado a 5 Oscar, gana 2 (dirección artística en color y banda sonora drama). Producido por Michael Powell y Emeric Pressburger para The Archers, se estrena el 6-IX-1948 (RU).

La acción dramática tiene lugar en Mónaco, Londres y Paris, en 1947/48, durante el reinado (1922-1949) de Louis II de Mónaco. El famoso empresario de una compañía de ballet clásico, Boris Lermontov (Walbrook), contrata a una joven bailarina, Victoria “Vicky” Page, y a un joven compositor y director de orquesta, Julian Craster (Goring). Lermontov es frío, solitario, severo, atormentado, arrogante y cruel. Piensa que la dedicación al arte exige que el arista, creador o intérprete, lo sacrifique todo, incluso el amor y la vida. Victoria es encantadora, voluntariosa, ingenua y tiene gran talento para la danza. Julian es joven, posesivo, celoso y frágil.

El film suma drama, romance y musical. La idea central del film viene dada por la concepción de Lermontov sobre la dedicación absoluta del artista al arte, que es la concepción de Powell y Pressburger y la del film. Como alegoría de esta idea se hace uso del ballet inspirado en el cuento “The Red Shoes”, de Andersen, cuya ejecución ocupa 13 minutos de metraje. Explica cómo las zapatillas rojas confeccionadas por el zapatero Grisha Ljuboc (Massine), en virtud de un extraño encantamiento o hechizo, obligan a la muchacha que las calza a bailar sin descanso, día y noche, sola y acompañada, hasta desfallecer. El zapatero, misteriosamente avisado, posiblemente por un personaje diabólico, acude a recoger las zapatillas encantadas, que entregará a otra bailarina.

El tono severo y ambiguo del cuento de Andersen prefigura el de las secuencias de música y ballet, de las escenas de la historia que tiene lugar fuera de los escenarios y del film. Música y drama se entrecruzan con fluidez, coherencia y sin discontinuidades. Los números de ballet se integran innovadoramente en el desarrollo del argumento. La cinta tiene una consistencia, no habitual en los musicales anteriores. Ejerce gran influencia en “Un americano en Paris” (Minnelli, 1951) y en otros musicales de los años 50.

(Sigue en el “spoiler” sin desvelar partes del argumento)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de febrero de 2007
21 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un estudiante acude a una representación de ballet y observa como su obra ha sido plagiada, al mismo tiempo una primeriza bailarina intenta lograr que un magnate del ballet le preste atención. Tanto uno como otro lograrán lo que deseaban pero, al igual que en la historia de las zapatillas rojas,todo triunfo conlleva sacrificios...

Michael Powell y Emeric Pressburger nos muestran en su obra definitiva el éxtasis del arte, el momento de la creación artística como momento mágico e igualmente misterioso, como momento fugaz de nacimiento y muerte, de liberación espiritual. Nos muestran momentos de catarsis artística, momentos de máximo disfrute sensorial del arte en el que se se funden todas las artes

También nos presentan una reflexión sobre la ficción y, como haría también Lola Montes de Ophuls, su relación o confusión con lo real. El poder de abstracción del ser humano que puede llegar a crear bellísimas obras o puede llegar a resultar autodestructivo.

Obra maestra de fotografía pictórica y arrebatado cromatismo, ritmo irregular, ambiente onírico e intensa música.
opera 0
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de mayo de 2006
15 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
La chica que se puso las zapatillas rojas comenzó a bailar con ellas y nunca pudo dejar de hacerlo...

El mundo de la danza se muestra desde dentro, con sus dificultades, dureza y capacidad de sacrificio si se quiere llegar a lo más alto. Craster es el músico de talento, Vicky la joven promesa de la danza y Lermontov el duro y avispado empresario que desprecia a su primera bailarina cuando ésta decide casarse, pues cree que para llegar a ser una gran estrella hay que renunciar a todo y vivir sólo para el baile.
El montaje de "Las zapatillas rojas" simboliza el poder de atracción y destrucción que tiene este mundo.

Gran obra de Powell y Pressburger, cuyo punto culminante es el ballet del título, fascinante y espectacular despliegue técnico y visual, aunque Moira Shearer demuestra a lo largo de la película que su capacidad para interpretar no es la misma que para bailar.
Ennis
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de julio de 2009
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
La ví hace menos de una semana por primera vez y he tenido la suerte de disfrutarla en pantalla grande, para más inri en un cine al aire libre, con birra y pitillo en mano. La única película que había visto antes del prestigioso Michael Powell y de su colega húngaro Emerich Pressburger es "El fotógrafo del pánico". Por cierto no sé por qué nunca se habla de Pressburger, lo poco que sabía (y ahora tampoco sé mucho más) de su obra era mera hagiografía de crítico desnortado. Pero salvando defectos puntuales del guión, que le imprimen cierta lentitud y desigual interés según el momento. Lo que no se le puede negar es un dominio de la técnica e iluminación absolutamente magistral. Ciertos primeros planos de Anton Walbrook quedan para la historia, la escena central del ballet es la mejor que he visto en mi vida (cuando el film en rigor no es un musical) y el manejo del suspense a base de plano-detalle es propio del mismísimo Hitchcock; quien, por cierto no haría sus obras maestras (quitando "Encadenados" ) hasta unos años después. No sólo se le adelantó en eso al maestro, pues rodar con tal technicolor la Costa Azul francesa 7 años antes de que Hitch se pasara por allí para hacer "Atrapa a un ladrón" tampoco está mal.
Por otro lado los actores no están mal; a veces tienen un poco cara de palo y un innegable aspecto inglés, lo que a mi me ha recordado a la antes mencionada "El fotógrafo del pánico"; tal vez sea por eso por lo que también me parecen misteriosos los personajes.
En definitiva, me ha parecido una gran película, hecha con genio y mucho cariño; mucho cariño sobre todo por el mundo del ballet, que deslumbra en la belleza y fuerza de las imágenes.
Imprescindible.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
pinfloi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de enero de 2008
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Obra maestra absoluta.
Hace poco, cuando Jano la comentó, caí en la cuenta de que yo tampoco había disfrutado todavía de esta maravilla, y llevo leyendo y escuchando sobre ella desde los tiempos de Qué Grande Es El Cine. Que el tema central fuera el ballet me echaba para atrás. Error.
A modo de fábula, (incluso la única escena de puro ballet, la interpretación de la obra del título, es pura fantasía, con decorados y efectos de ensueño y una transición escénica poco menos que imposible en un escenario real) la película derrocha fuerza, pasión y romanticismo en la historia del sacrificio de una bailarina por bailar.
El final es verdaderamente memorable, melodramático y romántico hasta la extenuación.
Voy a tener que empezar a prestarle atención a Michael Powell y Emric Pressburger, directores y guionistas de esta delicatessen, por que acabé maravillado. Sólo había tenido la oportunidad de ver El Fotógrafo Del Pánico, de Powell, que aún siendo una película mítica y subyugante, no llegó a fascinarme de esta manera.
Muy recomendable.
Peter Gabriel 77
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados