arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Le llamaban Jeeg Robot

Thriller. Drama. Fantástico Enzo Ceccoti, un convicto, entra en contacto con una sustancia radioactiva. Tras el accidente descubre que tiene una fuerza sobrehumana, por lo que decide utilizar sus poderes para comenzar una carrera criminal. Todo cambia, no obstante, cuando conoce a Alessia, una chica que está convencida de que él es el héroe del manga Jeeg Steel. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 >>
18 de octubre de 2016
20 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un cuarentón onanista que se dedica a robar a los guiris en Roma cae en un río repleto de bidones radiactivos y comienza a tener una fuerza sobrenatural. Ésa es la idea sobre la que se construye este desfase políticamente incorrecto cuyo tráiler tenéis a continuación.

Gabriele Mainetti (su director) nos explicó antes de la proyección que estuvo cinco años buscando financiación para este proyecto sin ningún tipo de resultado. Los productores siempre se mostraron escépticos y temerosos con el tono de la historia y se dedicaron a darle largas con engaños hasta que decidió convertirse en su propio productor.

Lo chiamavano Jeeg Robot se estrenó en cines italianos en febrero de este mismo año y en estos momentos sigue petándolo en la cartelera. Por si fuera poco, arrasó en los premios Donatello de este año con siete estatuillas (mejor ópera prima, actor, actriz, actor secundario, actriz secundaria, montaje, y producción).

Con un una sonrisa irónica, Mainetti le dedicó una peineta a todos esos productores justo antes de que se apagaran las luces del cine Retiro.

Y es que, a pesar de ser una gamberrada incómoda, esta película le habla de tú a tú al público en todos los sentidos. Es una historia parida en la calle y dispuesta para la calle. El secreto quizá es que acerca la típica peli de superhéroes americanas que a todos nos gusta a una realidad más sucia y cercana. Como pasa con Super López.

Si os apetece echar unas risas, si os gustó Kick Ass o Super, y si os mola cualquier peli de Jason Statham repartiendo hostias, ésta es vuestra película.
Fernando Polanco
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de mayo de 2017
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un ladronzuelo cualquiera de los muchos que actúan en Roma se topa accidentalmente con un poder superheroico. Al entrar en contacto con una sustancia química indeterminada, Enzo adquiere una fortaleza física extraordinaria que le permite propinar golpes devastadores y resistir todo tipo de ataques cuerpo a cuerpo contra su persona. La introvertida personalidad del protagonista, reflejada en el viejo piso repleto de natillas y películas pornográficas donde habita, colisionará contra la popularidad que se empieza a labrar cuando la ciudad tiene constancia de que un superhéroe habita entre las calles romanas.

Le llamaban Jeeg Robot (Lo chiamavano Jeeg Robot), película italiana bajo la dirección de Gabriele Mainetti, presenta una curiosa historia que parte de un hecho spidermanesco para mostrarnos la batalla de un hombre con su propio carácter. El título de la cinta hace referencia al protagonista de la serie de animación que a todas horas ve Alessia, joven que quedó trastornada tras el fallecimiento de su madre y con la que Enzo pronto establecerá una curiosa relación, la cual cimentará la base sobre la que se irá construyendo el relato de esta obra.

Si nos quedáramos en la superficie, sería fácil decir que estamos ante una historia ya demasiado trillada: héroe humilde que lucha contra un fuerte villano y de paso intenta ganarse el amor de una chica. Sin embargo, Le llamaban Jeeg Robot no deja de lado ciertos detalles que suponen una variante extra y que convierten a esta película en algo más que un mero cóctel de clichés. Además del propio desarrollo de la trama en su recta final, son las conexiones de la cinta respecto al mundo real, con el pánico a los atentados del ISIS, la influencia de YouTube y las redes sociales o la corrupción como exponentes más claros, las que justifican ese alejamiento del film de una óptica meramente entretenida. Tampoco los personajes son únicamente un estereotipo andante, sino que los protagonistas de la cinta (especialmente el villano) adquieren un toque personal que les confieren un pequeño hilo dramático sobre el que enlazar sus acciones y sus pensamientos.

De esta manera, Le llamaban Jeeg Robot no llega a afirmarse como una película en la que se pueda encontrar una locura parecida a la que se ve en cintas del estilo de Crank y sus derivados. Alejándose de ese estilo adrenalítico que luce en su intenso inicio, la obra de Mainetti alterna acción y humor de una forma ciertamente comedida, sin entrar en terrenos paranormales más allá del que queda establecido con los poderes superheroicos (de hecho, todo lo demás suena bastante creíble), sin ofrecer escenas de violencia injustificada y, realzando todo ello, sin resultar estúpidamente conciliadora en lo referente a las problemáticas del terrorismo y la mafia ni, desde luego, a la romántica unión de los protagonistas. El problema de seguir esta vía es que el film no termina de encontrar un sentido claro que pueda hacerle destacar, puesto que ni se define como un producto palomitero ni como un trabajo visceral, quedándose en un término medio ciertamente interesante pero que probablemente le granjee una trascendencia no demasiado alta.

A pesar de no lograr un gran impacto, Le llamaban Jeeg Robot es un film correcto como mínimo en todas sus facetas, con unos personajes que superan el inicial estereotipo, en un contexto bien relacionado con la realidad social del momento y que resuelve con clase y sin experimentos raros su apartado visual. Un film que encuentra su sitio en ese extenso apartado de películas que no desprecian ni el poder del cine como herramienta de entretenimiento ni su todavía mayor capacidad para retratar, en mayor o menor medida, los hechos y pensamientos que circulan a través de la opinión pública real.


Álvaro Casanova - @Alvcasanova
Crítica para Cine Maldito
Kasanovic
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de mayo de 2017
7 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si te gustan las películas de superhéroes, pero empiezas a ver reiterativo el género, prueba la salsa especial italiana que le aplica Mainetti al género. Con una estética sucia parecida a "Gomorra" (película/serie), Mainetti aprovecha elementos del último cine italiano de éxito y lo aplica al género de superhéroes creando esta rara avis que si se hubiera hecho en EEUU habría revolucionado el género.

Si en EEUU los superhéroes utilizan trajes azules, rojos y blancos para representar ese nacionalismo exacerbado, aquí los personajes representan lo que tantos italianos piensan de sí mismos, que son un pueblo cutre de capa caída azotado por la crisis, pero con sueños de grandeza y éxito (viendo esta película hasta he entendido porque Berlusconi ha sido presidente de Italia por 20 años). Realmente capta ese autoimagen pesimista (como los españoles) que tantas veces tienen de sí mismo. Lo bueno de esto que lo hace sin hacer de menos la historia, rebosando humor negro por los cuatro costado y con un ritmo (que descontando la parte finalísima de la película) le aporta al resultado general un empaque sobresaliente.

Se suele decir que una película de este género es tan buena como su villano, en esta película encontrarás uno que no olvidarás. Algunos lo asemejan a Joker (para bien) porque ha sido un villano con mucha personalidad que ha marcado el género, pero este es mucho más terrenal, próximo y verdaderamente puedes creer que pueda haber gente de este tipo en la realidad. Esta próximidad a mí me lo hace más terrorifico que al agente del caos que no deja de ser un complemento a Batman. Aquí el villano vale por sí mismo, da miedo y realmente no querrías ser su amigo.

Cierto que el villano brilla sobre los demás, pero el resto de actores no le van a la zaga. No estoy seguro, pero he leído que hicieron pleno en el apartado de interpretación en los premios Donatello con mejor actror, mejor actriz y mejor actor secundario. Esto habla del cariño y compromiso puesto en este proyecto. Otro ejemplo de su compromiso y calidad son lo bien que cantan los actores, el protagonista la canción de créditos y el villano en una escena mítica que los que la hayan visto sabrán de lo que hablo. En serio, pocos villanos tan carismáticos hay en el género.

También destacar los efectos especiales que sorprenden por su practicidad salvando la falta de un presupuesto a lo Marvel.

En el fondo Deadpool era irreverente sólo en la forma añadiendo un tono más jocoso, pero "Lo chiamavano Jeeg Robot" es la auténtica obra irreverente del género que tanto se esperaba sea en el fondo como en la forma.

Esta es la manera en que Europa debe afrontar el mercado de superhéroes que domina EEUU, si no se les puede ganar en efectos especiales y presupuesto, esta película demuestra que en ingenio, creación de personajes y aprovechamiento de nuestra realidad e imaginario no tenemos nada que envidiar.

Si tenéis la oportunidad de ir a verla, no falléis, no os arrepentiréis. Y ya si conseguís verla en versión original, insuperable con el acento italiano de los bajos fondos.

A mí me dejó todo loco.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Jonatan
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de diciembre de 2017
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Y si aplicamos la receta del neorrealismo marca Italia, al género de superhéroes?. Esto debió preguntarse Gabriele Minetti (Roma / 41 años), actor, director, compositor, productor. La respuesta es esta agradable sorpresa que constituye su ópera prima en el largo y cuyo referente podría entroncar con "El protegido" (M. Nighy Shyamalan / 2000).
Un delincuente de poca monta de los suburbios de Roma acaba redimiendose y encontrando un sentido a su vida gracias al amor y a los poderes que le confiere el socorrido recurso de los productos radiactivos. Hasta ahí, nada especial ni original. Pero Gabriele aprovecha el entorno marginal, la violencia explícita, un casting de actores muy bien elegido, un estupendo montaje y un ritmo eficaz que nunca decae para suplir la falta de presupuesto y grandes efectos especiales y retrotraernos al personaje de Maciste "made in Italy".

La propuesta va eludiendo el telefilm que bordea a base de giros en la trama y un acertado equilibrio entre la acción y el descubrimiento del protagonista de que la vida no es solo ver porno y comer natillas. La relación con esa muñeca rota a la que da vida con acierto Ilenia Pastoreli funciona y sobre todo es imprescindible un villano carismático, "El Zíngaro", muy logrado que se come la pantalla encarnado por Luca Marinelli. A ambos se les va a echar de menos si las andanzas de este superhéroe romano tuvieran secuelas.

cineziete.wordpress.com
ELZIETE
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de octubre de 2016
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ganadora de 7 David di Donatello (hizo pleno en apartados interpretativos y se llevó tres galardones técnicos) y convertida en fenómeno mediático en Italia, "Lo chiamavano Jeeg Robot" es la gran ópera prima del último cine italiano. Mainetti apela a referentes de la cultura popular, la dialéctica de los superhéroes, la estética manga, la mística de la mafia y las convenciones de distintos géneros (drama social, comedia absurda, romance, thriller, etc.) para ofrecer un "pastiche" a lo grande, un espectáculo de primerísima calidad que pone patas arriba el orden establecido.

Enzo, un hombre de mal vivir, descubre que tiene una fuerza sobrehumana tras exponerse a una substancia radioactiva que corre por las profundidades del río Tiber. Su objetivo es utilizar esas facultades para cometer fechorías, pero el contacto con una mujer obsesionada con la serie televisiva Jeeg Steel y el enfrentamiento con un chico que quiere hacer carrera en el mundo criminal cambiará todos sus esquemas. En la ficción, inspirada a su vez en otras tantas ficciones, el antihéroe se convierte en héroe, y el protagonista tiene la oportunidad de redimirse ante una sociedad caótica, crispada, en crisis, falta de referentes morales.

Mainetti ha realizado una película tan actual como atemporal, tan "italiana" como dotada de un lenguaje universal, tan festiva como reflexiva. El reparto luce en todo momento (Luca Marinelli es un delicioso Joker de los bajos fondos romanos) y su entramado técnico se inserta a la perfección con la austeridad escénica que imprime el director. En definitiva, una joya para atesorar que renueva las bases del tan enquilosado cine italiano.

@CinoscaRarities, Cinoscar & Rarities
http://cachecine.blogspot.com.es/
Xavier Vidal
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados