arrow

La confesión

7,4
788
votos
Sinopsis
El guión de Jorge Semprún se basa en el libro homónimo de Artur London que narra en primera persona las purgas estalinistas de las que fueron víctimas los disidentes del Partido Comunista checoslovaco, entre ellos el propio London. Estas purgas tuvieron lugar en el famoso Proceso de Praga de 1952. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
6 de septiembre de 2009
24 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
En un clima axfisiante con un planteamiento meticuloso Costa-Gavras lleva al cine los sucesos del Proceso de Praga. Esta película es el reflejo de lo que ocurrió al otro lado del Telón de Acero mientras Europa Occidental caminaba titubeante pero confiada hacia un futuro de paz y estabilidad. Países, ciudades, hombres abandonados en nombre de la bipolaridad, del reparto del mundo entre potencias. Es una película escalofriante en muchas ocasiones y como decía axfisiante, uno mismo puede llegar a verse con la soga al cuello, en el frío suelo de una celda y obligado a andar constantemente dentro de un exiguo cuarto oscuro. Sin entender porqué muchos hombres fueron procesados en auténticos procesos-farsa en regímenes incapaces de conseguir ningún tipo de legitimidad ante sus ciudadanos. Nadie podía sentirse seguro al otro lado del Telón de Acero, sobre todo cuando se trataba de un político o algún tipo de personalidad pública. Esta película es el fiel reflejo de ello.
davilochi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de junio de 2011
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
En 1970 Costa-Gavras junto a Jorge Semprún e Yves Montand vuelven a unirse para llevar a la gran pantalla su crítica social. Dos años antes mostraron el terrorismo de estado con "Z" a través de la investigación (en clave de thriller) del asesinato del político pacifista griego Grigoris Lambraquis. Con "La confesión" su foco de atención se trasladó al Bloque del Este denunciando los excesos y purgas del estalinismo. Fue un film valiente y conflictivo que enfrentó con dignidad la verdad silenciada por las organizaciones obreras de la época, iluminadas todavía por la revolución soviética y empeñadas en obstaculizar la crítica y la discrepancia, justificando y decorando la triste realidad del Telón de Acero.

"La Confesión" (L’aveu, 1970) desarrolla las situaciones vividas por una de las víctimas del llamado Proceso de Praga (1952), Artur London, un comunista de los de “toda la vida” (afiliado a las juventudes del partido con 14 años, brigadista en la Guerra Civil Española, combatiente en la Resistencia Francesa…), que en ese momento era viceministro de Relaciones Exteriores de Checoslovaquia (desde 1949) y que fue detenido en 1951, junto a otros catorce altos cargos, bajo la acusación de "conspiración contra el estado" (acusación que más tarde se demostrará falsa). London conoció la tortura de manos de sus propios camaradas en un proceso kafkiano, que la película acierta a reflejar meticulosamente, en el que, a medida que se acentúa su penoso itinerario de humillaciones (sin saber qué es de lo que se le acusa) se irán descubriendo las técnicas de interrogatorio con las que se encauzaban las declaraciones, técnicas que sin necesidad de exponer flagrantes mentiras daban a los hechos la intencionalidad necesaria para incriminar a la víctima.

La tragedia de Artur London nos desvela el método seguido por el estalinismo contra aquellos que consideraba adversarios (en los procesos de Hungría, Polonia, Bulgaria, Praga…), siempre bajo la excusa de la traición. Es el drama de tantos y tantos comunistas de los países del Este que creían en la revolución, que toleraron el dominio soviético porque con la URSS derrotaron al nazismo, pero que acabaron presos del monstruo que no supieron ver venir: el totalitarismo de su lider, Stalin. La tragedia de miles de “enemigos”, “infiltrados”, “espías al servicio de los Estados Unidos o el fascismo”, “saboteadores”, “traidores”, “muertos”, “desaparecidos”…, víctimas de la locura de un tirano que reprodujo en todos los países bajo su influencia (incluida la República Española) el mismo sistema de aniquilación contra sus oponentes que utilizó en la propia URSS desde los años 30.

Como siempre, Costa-Gavras impecable en su denuncia. El tiempo se lo agradece.
Jabi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de enero de 2010
13 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película narra de forma contundente algunas de las purgas que sucedieron, masivamente, al otro lado del telón de acero. En éste sentido la cinta es escalofriante pues te envuelve una especie de asfixia y claustrofobia, que si no lo tenías ya claro, te hace tomar partido de forma inmediata.
Las vejaciones y maltrato al que se ve sometido el protagonista ponen la carne de gallina y nos dice mucho sobre el ser humano, sus obsesiones y su ansia de poder, de controlar a los demás. Te quedas de piedra y te entra un desasosiego al comprobar lo que podemos llegar a hacer las personas, nos colocan dentro de un sistema, nos asignan un objetivo, nos dan vía libre y realizamos autenticas barbaridades.
Desde el punto de vista cinematográfico ya es otra cosa, esta muy bien la denuncia de hechos terribles siguiendo la historia de la novela de Artur London, los capta y los transmite de forma convincente, pero se hace sin duda farragosa y repetitiva, tanto interrogatorio, tanto bombardeo de nombres casi siempre complicados de recordar, tanta reiteración hace que tomemos conciencia de la situación pero resta meritos a la narración y capacidad de concentración al espectador. Entiendo que le sobran ahí bastantes minutos y le faltan quizás mas referencias a la vida personal del protagonista o a como su familia vive el largo cautiverio al que lo someten.
Nos da también una lección de cómo se pueden manipular las situaciones sin decir flagrantes mentiras, la manera de arrancar confesiones bajo la tortura y como se pueden cambiar y tergiversar los hechos para presentarlos de forma opuesta a como en realidad sucedieron.
El trabajo de Ives Montand es intachable y de su mujer también el la vida real Simone Signoret, muy lejos ya de la impresionante belleza de su juventud, también más que correcto.
La película impacta por lo que cuenta y por como lo cuenta, te deja como un poco conmocionado, esto probablemente es un merito, pero a mi en particular me hubiera agradado que no hiciera tanto hincapié en esa parte escabrosa y un poco más de énfasis en la parte humana del personaje y de su entorno.
picais
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de marzo de 2011
13 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Enjundiosa en lo que tiene de docudrama sobre las purgas que asolaron el otro lado del Telón de Acero. Los procesos kafkianos, la tortura, la sinrazón, la burocracia, el afán de poder...
Algo tediosa y repetitiva en lo que tiene de película. Necesitaba un tijeretazo de 15' por lo menos y la supresión de muchos de los nombres que pululan por las tramas. Entiendo que la reiteración en la tortura y en los interrogatorios sirve para subrayar la desesperación del personaje, su viaje a través de la sinrazón gubernamental, pero el espectador que vive cuarenta años más allá del 70 pide más concrección.
Años después, en MISSING, Costa-Gavras daría con la tecla justa que mezcla sin aburrir docudrama, denuncia y entretenimiento didáctico.
Quizá LA CONFESIÓN merecería menos de un siete, tal vez un simple 6, si no fuera por la entrega y el buen hacer de Yves Montand, perfecto, señorial, digno, imponente.
LeonNewman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de julio de 2012
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película que narra el “vía crucis” vivido por Artur London, un individuo perteneciente al partido comunista que es acusado de traición por el partido, debido a esto es capturado y encarcelado, sufre abuso psicológico, físico y mental, todo con tal de que admita la traición y firme su confesión. Todo esto se relata en la Checoslovaquia comunista que se forjó tras la II Guerra Mundial.

El film en un inicio es algo confuso, pero en el momento en que se empiezan a mostrar las diversas formas en como buscan sacarle la información a London, la película se vuelve impecable en enseñar esas extremas condiciones que se dan en los interrogatorios. El personaje -siempre consciente de su inocencia- incluso, hasta llega a dudar de su condición de ser juzgado de forma errónea.

Tal vez se vuelve repetitiva por momentos, pero eso hace involucrar aún más al espectador en esa recia trama y su resultado final. Incluso resulta ser hasta agobiante todo lo que sucede, que finaliza con un juicio multitudinario, donde se muestra que el personaje principal es solo un punto de una maraña de individuos arrestados y enjuiciados. Excelentes actuaciones (soberbio Montand), buena película.
10P24H
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados