arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Sepultado Vivo (TV)

Terror. Thriller Clint Goodman (Tim Matheson) vive feliz sin saber que su mujer Joanna (Jennifer Jason Leigh) mantiene un romance con su ginecólogo. Cansada de su doble vida, Joanna le pide a su amante que le proporcione algo para matar a su marido. La mejor fórmula consiste en administrarle un veneno que no deja huella y cuyos efectos son idénticos a los de un ataque al corazón. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
24 de noviembre de 2010
26 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me gustaría advertir -ante todo- que si bien esta peli lleva por título “Sepultado vivo”, el inhumado en cuestión -y no exagero- no dura ni tres minutos en el hoyo. Os lo comento básicamente porque si lo que esperabais encontrar en esta cinta era una especie de precedente o versión original de la reciente “Buried”, lo tenéis claro, compañeros. Olvidaos, por lo tanto, de atmósferas opresivas, asfixiantes, claustrofóbicas y demás. “Sepultado vivo” es un thriller correctito, sí, pero poco más.

Dicho esto, debo reconocer -sin embargo- que la peli de Darabont tiene su punto. Y lo tiene porque, sin ser nada del otro mundo, te mantiene en vilo hasta el final y ¡qué narices! para ser el típico telefilm hecho con cuatro duros entretiene lo suyo y se puede ver sin pasar más vergüenza ajena de la estrictamente necesaria.

Aprobadillo por los pelos, pues, para una peli que atufa a serie B desde el primer minuto y que, pese a ciertas situaciones y reacciones incuestionablemente graciosas, agradará a los que -como yo mismo- no solemos pedirle peras al olmo.
Taylor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de septiembre de 2008
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Interesante debut con los largometrajes de Frank Darabont, quien desarrolla ya aquí con escaso presupuesto, una cinta opresiva en sus situaciones.
El filme transita por caminos rancios debido a las cruentas traiciones de los seres queridos, esas infidelidades inesperadas que pegan duro porque están llenas de mala leche.
El ambiente en que se desarrolla el filme es malsano, donde los villanos no tienen escrúpulos y están ciegos en su ambición económica que pierden cualquier atisbo de conciencia y lealtad que puedan tener.
Pero además de una película sobre decepciones que calan hondo, también es una cinta sobre la premeditada venganza de quien quiere pagar con la misma moneda el mal recibido. Donde un ser quiere desquite revolviendo en el lugar que más duele, pergeñando una revancha que haga sufrir lo más posible a sus enemigos.
La cinta rebalsa de malas intenciones, de conductas inescrupulosas, de humor negro, de claustrofóbica atmósfera, de tensión psicológica.
Puede que en sus defectos encontremos algunos baches lógicos dentro de un guión que por allí tiene notorias licencias narrativas. Pero a grandes rasgos estamos en presencia de un filme intenso en suspense, bien actuado en los roles protagónicos, y que cumple con creces al ser un thriller sin grandes presupuestos editado directamente para TV, manteniendo la inquietud y el excite gracias a sus macabras variantes que destilan una repugnante morbosidad mortuoria.
Betomovies
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de diciembre de 2009
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sin duda una película para televisión sorprendente, que tal vez visionando en estos dias sea un poco floja y poco sorprendente, pero que en aquellos años dejó un gran impacto. Narra como una mujer planea asesinar a su marido. Escenas muy agobiantes, un suspense genial dirigido por el hoy conocidísimo Darabont son sus mejores cartas. El papel principal de Matheson en su mejor trabajo tampoco pasa desapercibido. El final de la cinta magistral, llega a asustar y tiene un ritmo que no aburre en ningún momento.
pedro
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de abril de 2010
6 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Clint Goodman (Tim Matheson) es un buen hombre provinciano, casado con Joanna (Jennifer Jason Leigh), una hermosa mujer rubia. A ella le ha prometido un buen hogar construido con sus propias manos. Pero Joanna no soporta las buenas costumbres amparadas a la afición al bricolaje de su protector e ingenuo esposo. Así que decide emprender una aventura aparte con Van Owen, el médico local (William Atherton) con la excusa de que sus visitas resolverán la delicada situación que vive la pareja en su dura tarea de crear una familia. Pero las intenciones de tan infiel esposa derivan en una inminente salida del campo para volver a la ciudad, y se ayudará del doctor para cumplir su cometido. No sin antes envenenar a Clint por lo que el testamento de la venta de un negocio y la casa pasará a manos de la viuda. Pero lo que parecía ser un crimen perfecto con mala digestión (o suministro insuficiente de dosis letal) acaba resolviéndose con la resurrección perfecta del engañado marido. De nuevo en el mundo de los vivos y usándose de sus conocimientos de hombre mañoso, el vengador Clint les irá cavando una enorme tumba; una magistral lección de carpintería doméstica de tal magnitud que las sugerencias que nos exponen en los programas de bricomanía son de Jardín de Infancia.

Antes de lanzarse en sus proyectos basados en novelas de Stephen King, Frank Darabont (La Milla Verde; La Niebla) realizó este telefilm que mezcla thriller y terror. Le bastó contar con unos pocos actores (entre ellos, la ya popular Jennifer Jason Leigh) que forman el triángulo fatal de un relato que haría incluso estremecer a Alfred Hitchcock. La secuencia de Clint saliendo de bajo tierra, en plena tempestad, la aprovechó Darabont para imitarla en una escena clave de su posterior y más comentada “Cadena Perpetua” (1994).
Natxo Borràs
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de junio de 2013
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es fácil comprender por qué, Frank Darabont, tuvo su primer experimento fílmico con un thriller: Las primeras puertas que se le abrieron en el cine, fue como asistente de producción en “Noche Infernal” y como colaborador en los guiones de “La Mosca II”, “El terror no tiene forma” y “Pesadilla en Elm Street III”, en cuyos rodajes es bien probable que haya estado presente; y ya andaba hondamente interesado en las novelas de Stephen King, una de las cuales había tomado como base para su primer corto, Dollar baby (1983). Le llega entonces la ocasión de hacer un filme para televisión por cable y su experiencia en el terror y el thriller, lo anima entonces a experimentar en estos terrenos.

Infortunadamente, Darabont contó con un guión demasiado pobre y convencional, y no supo, o no pudo modificarlo, de tal manera que lograra ser una tesis debidamente sustentable. Y el resultado es una historia, con tantos huecos, como los que tiene aquel laberinto de madera que, absurda -y mágicamente- construye en el interior de su casa el protagonista Clint Goodman (Tim Matheson) para atrapar a su esposa Joanna (Jennifer Jason Leigh) y al ginecólogo Cort van Owen, quienes intentaron asesinarlo.

La película parece hecha en un bolión, sin ocasión de revisar rushes, sin asesoría profesional de ningún tipo… y por estas, y otras posibles razones, se escapan cosas tan perceptibles, improcedentes y falsas como las siguientes:

-No hay ninguna sustentación argumental en el personaje de Clint, que valide la fácil inclinación de su esposa hacia el intento de asesinarlo.

-Mucho menos existe una explicación comportamental que justifique la demencial actitud de Joanna y sus instintos criminales. Todo esto es gratuito, sucede porque sí, porque alguien se lo pidió al oído.

-Si se comparara “ENTERRADO VIVO” con “El cartero siempre llama dos veces” -a cuyo argumento tiende a semejarse- se verían las diferencias abismales que existen en la construcción de personajes entre uno y otro filme.

-El embalsamador parece acabado de entrar en el oficio porque, argumentar actos reflejos en una persona muerta, es falso, y alguien conocedor se tendría que haber puesto alerta ante el movimiento de cabeza del supuesto fallecido.

-Con su bisturí, el embalsamador le hace a Clint una herida en el cuello, suficiente como para que se desangre en unos cuantos minutos. Pero no pasa nada con la herida y además desaparece como por encanto cuando Clint sale a cobrar venganza.

-Y para no hacernos largos, ¿Qué clase de sheriff es el que ve una tumba en las condiciones en que quedó la de Clint, y despacha la situación diciendo al sepulturero: “Mire usted y me cuenta después”.

Es con “Cadena perpetua” que, Frank Darabont, comenzaría a demostrar que sí tenía un enorme talento.
Luis Guillermo Cardona
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados