arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Aguas turbias

6,3
182
votos
Sinopsis
Leslie Calven, es la única sobreviviente del ataque de un submarino a un barco de refugiados que huía de la guerra en Europa. Una vez a salvo busca en sus tíos el apoyo y el afecto que necesita para recuperarse psíquica y emocionalmente. Cuando llega a la mansión familiar se encontrará un extraño ambiente y con que el señor Sidney es quien controla el negocio de la plantación. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
27 de marzo de 2011
12 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un naufragio, una superviviente y una familia muy rara. Más rara que un perro verde. Pero los del perro verde tienen motivos para ser raritos. André De Toth fue un artesano de lo más correcto, no destacaba mucho pero tampoco la cagaba. Lo mejor que se puede decir de la peli es que no es inferior a Rebeca. Incluso por momentos es mejor y tiene más tensión y no está mutilada por tiempos muertos tan habituales en el cine del inglés.
RONNIE JAMES DIO (CUENTA BLOQUEADA)
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de noviembre de 2016
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
El que una mujer se despierte de la pesadilla vivida, asustada, voceando, te mete de lleno en el ambiente donde la película quiere llevarte, porque esa mujer ha perdido a sus padres después de naufragar en un barco atacado por un submarino. La angustia del personaje de Leslie exige ese terrible ataque, contado y no visto pero que damos por hecho, porque ella seguirá sufriendo fuertes crisis de ansiedad.

La película seguirá hasta una mansión rodeada de un enigmático pantano que insistirá en los temores de Leslie, y mientras Leslie tenga sus temores, el espectador andará intrigado y la película irá cumpliendo sus cometidos. Además, aparte de los tíos, en la mansión, al mando de los negocios está Thomas Mitchell para intrigar más, y un repelente Elisha Cook Jr, que será un pesado moscardón para Leslie.

Así es fácil suponer que la debilidad de Leslie vaya aumentando. Cualquier persona fuerte como nosotros saldría adelante pero el estado psíquico de una persona con esos antecedentes tan dramáticos cuenta. Todos los tópicos que puedan haber, vistos o no vistos, resultan muy bien expuestos y creíbles porque han sido bien trabajados. Para uno, el tópico más importante es que el doctor que acompaña a Leslie, se enamora de ella. Típico... o tópico..., pero bonito.
floïd blue
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de agosto de 2011
9 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
André de Toth casi siempre supo imprimirle garra a las películas que le tocó dirigir aunque desde luego "Aguas Turbias" no es uno de esos casos. Y es que con un guión tan lleno de tópicos debió resultarle muy dificil. Mujer de frágil salud mental se muda a una misteriosa mansión habitada por extraños personajes, una mezcla entre Rebeca, Sospecha y Luz de gas. Solo hay un momento a mitad de la película donde hay un giro sorprendente que hará que empecemos a ver el film con otros ojos, pero la sensación dura muy poco. Aun así se deja ver.
Luxor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de julio de 2015
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película correctamente planteada y ambientada con una parte inicial que interesa, que transmite tensión e incertidumbre, bien interpretada, con un muy buen casting y una excelente banda sonora de Milkos Rosza

La cuestión es que llegados al punto crucial donde se desvela lo que está realmente pasando, y se desencadena su desenlace, la película cae, resulta precipitada, y las motivaciones de los personajes atropelladas y mal explicadas.

Una pena, da la impresión que había mimbres para más, pero al final se queda en un film simplemente correcto.
zymu
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de enero de 2019
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Otra joya más del director André de Toth, del que también me gustó mucho Ciudad en tinieblas (Crime wave, 1954, con el siempre genial Sterling Haydn); otra joya más del cine negro de los 40 y es la enésima, de una altura similar a todas estas obras maestras a las que estas aguas turbias me ha recordado:

1.- El personaje de la muy bella y angelical Merle Oberón (Leslie Calvin), sin duda me ha traído a la memoria a dos actrices:

A.- Por un lado, lo que le sucede a su personaje Leslie me ha recordado a la simpar Ingrid Bergman en Luz que agoniza (George Cukor, 1944), -ver spoiler uno-, y

B.- Y, por otro lado, Merle Oberón me ha recordado por sus miradas, sus gestos y toda su maravillosa interpretación, en este personaje de Leslie a la siempre genial Barbara Stanwyck -una de mis actrices preferidas-; y esto me ha ocurrido tanto en los momentos de estas aguas turbias en que Leslie sufre un dolor insoportable, por su débil psicología-, como en los breves momentos en que siente alegría, (magnífica la escena del baile con el doctor George Grover (interpretado por Franchot Tone), con todos los niños pequeños del pueblo jugueteando, y con la aparición de nuevos personajes que podrían ser también los malos de la película ¿quién sabe?, pues en el pequeño pueblo de Rossignol en el que todos se aburren, obviamente, todos quieren bailar con la bella y recién llegada Leslie.
Concretamente, en los momentos duros y de dolor, Merle me ha recordado a la Barbara Stanwyck de Voces de muerte (Anatole Litvak, 1948), y Mentira latente (Mitchell Leisen, 1950), en la que Barbara se luce como gran estrella en esa primera escena tirada en el suelo ante una puerta cerrada y abandonada por otra por su novio, el cual le pasa 10 dólares por debajo de la puerta para que simplemente desaparezca para siempre, primera escena ésta tan potente como la de estas Aguas Turbias en la que Leslie, enloquecida, sale de las portadas de los periódicos de sucesos, para en la siguiente escena despertar ante los médicos, tras su correspondiente desmayo.
Y por lo que se refiere a los momentos de alegría y amor, las semejanzas con la multidisciplinar Bárbara Stanwyck vienen de Bola de fuego (Howard Hawks, 1941) o de Tú me perteneces (Wesley Ruggles, 1941).

2.- El siempre genial Elisha Cook Jr. (Cleeve), que aquí es, por un lado ante Leslie un lobo con piel de cordero, también quiere ligarsela obviamente, pero en el fondo, un tipo con muy malas intenciones, agrio, impulsivo, inmoral, enamorado del siempre sucio dinero, y a la vez algo torpe, descerebrado y a las órdenes del también maravilloso Thomas Mitchell (Mr. Sydney), auténtico cerebro de la turbia operación acuática que se nos cuenta.
Pues como iba a decir el fantástico Elisha Cook Jr en estas Aguas turbias me ha recordado a sí mismo en su magnífica intepretación de George Peatty en la inigualable Atraco perfecto (Stanley Kubrick, 1956), si bien en esta última está a las órdenes de su insaciable amante, también ávida de dinero.

3.- El maravilloso y siempre perverso Thomas Mitchell (Mr. Sydney) me ha recordado a la absoluta estrella del firmamento fílmico Judith Anderson en su maravilloso papel de la Sra. Danvers, en la siempre bella, romántica y tormentosa película que es la genial Rebeca (del siempre retorcido y genial Alfred Hitckcock, 1940); ambos Mr. Sydney en estas Aguas turbias y la Sra. Danvers en Rebeca dirigen la casa, plantación o mansión de sus dueños con un oscuro e insano magnetismo, con una escrupulosa y omnipresente reiteración y orden en los horarios, en los hábitos, etc, etc, y con muy malas intenciones, imponiéndose en todo caso a los sustituidos y completamente desplazados señores de la casa, que son respectivamente John Qualen como el tío Norbert Lamont, al que en estas Aguas Turbias dibujan como despistado científico, y el simpar Laurence Olivier como Maxim de Winter, el cual bordó su papel de hombre de mediana edad, adinerado, pero al que su pasado impide enamorarse de nuevo en la obra maestra que es Rebeca.

4.- El matrimonio de los señores Lamont me ha recordado a los también amables y perversos Claude Rains y Leopoldine Konstantin de la bellísima Encadenados (Hitchcock, 1946), -ver spoiler dos-.

Y 5.- El enamorado médico doctor George Grover (interpretado por Franchot Tone) me ha recordado, por su papel -ver spoiler tres- al astuto Mark Halliday (interpretado por Robert Cummings en la magnífica Crimen perfecto (Hitchcock, 1954).

Y como siempre, no falta un vestuario y música maravillosas (siempre grande Miklós Rózsa), una ambiéntación fantástica, con Leslie llegando a un lugar completamente desconocido, en el que rápido comienza a sentir terror, como también ocurre a la protagonista Frances Dee, como Betsy Connell, al comienzo de la también genial y acuática Yo anduve con un zombie (Jacques Tourneur, 1943).
En fin, si todas estas películas antes reseñadas son todas obras maestras, y esta joyita de Aguas Turbias me recuerda tanto a todas ellas, será porque Aguas Turbias también lo es. (¿Quién decía que André de Toth era un mero artesano?, le contestaré que no estoy de acuerdo.)
Y en general, se nota que amo al cine clásico y especialmente el film noir -Gracias José Luis Garci por tu libro Noir, por tus programas de televisión y radio, por ser siempre guía, amigo, un ser al que amo y con razón-
Así que, música maestro, enciendan la televisión, no lean más críticas y, veánla.
Piano y yo, 15 de Enero de 2.019.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Piano y yo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados