arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Almas de metal

6,2
6.173
votos
Sinopsis
En un futuro próximo existe un gigantesco parque de vacaciones dividido en tres zonas: la Roma Imperial, el Oeste americano y la Europa Medieval. Cada una de ellas reproduce con total fidelidad las características de cada época. Existe, además, la posibilidad de que quien pueda permitírse el lujo viva sus propias aventuras en la época elegida. Al parque han ido de vacaciones un par de amigos, Peter Martin (Richard Benjamin) y John Blane ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 8 >>
24 de septiembre de 2006
98 de 113 usuarios han encontrado esta crítica útil
La obra más redonda y probablemente la única que merece ser recordada de Michael Crichton como director. Incluso el mejor guión tan sólo igualado por "La Amenaza de Andrómeda".
El director norteamericano James Cameron plagió muchas escenas e ideas de esta película para crear sus famosos "Terminator". Cualquiera que recuerde a un magnífico Yul Brynner persiguiendo por los pasillos del parque de atracciones a Richard Benjamin lo entenderá.

El secreto de esta película no es otro que el tener una extraordinaria historia. Una historia que cualquier argumentista desearía que se le hubiera ocurrido a él. Y es que cuando un argumento es tan sugerente hasta un director torpe y casi principiante como Crichton sale bien parado.

Y es que se adelanta a su tiempo hablando de la cultura del ocio y de los parques temáticos a los que cada día parece que vamos abocados, además de introducir los temas de la rebelión de las máquinas y el asunto de Gran Hermano. Todo ello a principios de los años setenta.

A pesar de todo la película tiene problemas de presupuesto y eso se nota en muchos momentos. Su historia daba mucho más metraje y las posibilidades que podían haberse desarrollado eran muy sugerentes.

El bajo presupuesto se nota también en una horrible fotografía y una música que te volverá loco ya que no es más que ruido.

Los actores no son tampoco lo mejor que se podía encontrar entonces, aunque por ejemplo un jovencísimo James Brolin raya a buen nivel pero sobre todo las apariciones de Yul Brynner son las más recordadas.

Este western futurista tiene muy buenas escenas de acción donde las peleas y tiroteos a cámara lenta son lógicos teniendo en cuenta que estamos en el año 1973, es decir, en pleno furor Sam Peckinpah y de su forma de filmar.

Que se esté rodando un remake para el año 2007 me alegra y me inquieta a la vez. Por un lado es cierto que esta película exige una versión de dos horas con un buen productor que ponga dinero donde presentar los tres mundos bien desarrollados y con actores de primer nivel. Pero por otro lado es probable viendo el cine de nuestros días que acaben por meter acción, sexo y mucho cemento ocultando lo que es una historia fantástica que no necesita excesivos artificios. Ya veremos el resultado.

“Almas de metal” debido a su buena acogida entre el público (no así la crítica) tuvo una secuela titulada "Mundo futuro" donde la cosa ya no tiene tanta gracia.

Por cierto ¿tú cuál de las tres atracciones escogerías? Yo probablemente la Edad Media que tiene al mismo tiempo un punto épico, erótico, tenebroso y lírico que no tienen las otras dos épocas.

Altamente recomendable.
vircenguetorix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de julio de 2009
42 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ahora que la idea de la rebelión de las máquinas es algo muy recurrente en las películas made in Hollywood, resulta muy interesante ver "Westworld", sin duda el punto de partida para posteriores cintas con la misma temática.

A medio camino entre la comedia, la Ciencia-Ficción y el Western, "Almas de metal" es una película sobria, austera y eficaz, y pese a su evidente falta de recursos presupuestarios, no pierde ni un ápice de interés durante toda la trama.

Podríamos pedir un mayor desarrollo narrativo de las tres zonas que componen el parque temático (La Edad Media y Roma apenas aparecen), pero es más que obvio que el dinero no daba para más.

Probablemente un remake a día de hoy dotaría de una fuerza visual al film que lo haría, si cabe, bastante más espectacular y atractivo.

El dúo protagonista cumple con su papel tragicómico y el inquietante vaquero de negro, interpretado con sobriedad por Yul Brynner, es sin duda el padre de Terminator, con escasos diálogos e inmisericorde comportamiento en la misión para la que ha sido programado.

Recomendable de todas todas, tanto para amantes del Western como de la Ciencia-Ficción.
Hrundi_Bakshi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de enero de 2007
22 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pues no, no es un peliculón pero tiene varios puntos muy buenos, sobretodo en su planteamiento inicial.
Un parque temático para ricachones del futuro donde la atracción es la posibilidad de vivir y gozar en varias épocas (romana, media u oeste).
Para ello habrá una legión de miles de robots de aspecto totalmente humano que sumisamente harán posible todas y cada uno de sus deseos.Por muy bajos que estos sean...
Así uno se convierte en amante de la reina-robot y futuro asesino del Rey-robot, otro en un tirador del oeste ( y nada menos que matando a Yul robot-Brinner , que tiene menos frases en esta peli que el T-800 de Terminator), otro en un emperador romano lleno de vino y mozas que revolotean a su alrededor.... En fin que un Port Aventura pero a lo guapo.
Todo va bien, hasta que un "virus" empieza a infectar los robots, comenzando así su levantamiento. Vamos que Yul Brynner está hasta los huevos que le maten todos los días en duelos al sol. Y claro se rebelan.


Planteamiento curioso e interesante a priori, y más siendo una película de 1973, pero poco y mal explotado, que es lo que hace que, como buena peli "B", se desmadre todo un poco hacia al final del metraje, y aparezcan las incoherencias que hacen que no sea un título digno de recordar por los cinéfilos de todo el mundo.
Seguro que a John Carpenter y a James Cameron les mola e inspiró esta película. Mejor dicho el argumento inicial de la película.
Pide una revisión y mejora del planteamiento original. Y entonces podría ser un bombazo.
Aún así, rara y entretenida.
BRUJKOWSKI
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de mayo de 2013
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Michel Crichton es uno de los escritores de ciencia ficción norteamericanos más famosos del siglo XX. Autor prolífico como pocos, seguramente es conocido por el gran público por las adaptaciones que el director Steven Spielberg hizo de sus novelas sobre dinosaurios, la mítica dupla de “Jurassic Park”. No es casualidad que la obra sea del mismo autor, porque comparte bastantes referencias con Almas de Metal. Sin embargo, Crichton, en vez del papel, se pasa en esta ocasión al celuloide, para dirigir una joya de la ciencia ficción, que además de tener un valor propio, confeccionaría mucha de la ciencia ficción posterior (Y después de verla hay que poner a “Terminator” entre algodones, ciertamente).

Como decía al igual que “Jurassic Park”, almas de metal tiene una idea muy interesante que se desarrolla en nuestra sociedad contemporánea y que ya Crichton empezaba a prefigurar en la película. Quien haya leído el maravilloso libro de David Foster Wallace “Algo Supuestamente divertido que nunca más volveré a hacer” podrá hacer comparaciones entre las dos. El viaje de placer en el futuro de la película, es decir, ya parte de nuestro presente, se desarrolla en unas características muy determinadas. El ser humano se encuentra atrapado en la monotonía de su día a día (la única etapa histórica en que esto sucede) y decide recurrir al viaje como vía expiatoria a sus problemas. Ahora bien, que viaje nos propone la película?. El retrato que realiza la película definiendo los vicios y manías del ser humano en este aspecto es realmente espeluznante en este sentido. Al visitante de Almas de metal, se le propone ni más ni menos que un viaje por la historia en la que se puede configurar un perfecto aterrizaje en épocas históricas (así tenemos tres posibilidades, Roma, La Edad Media y un pueblo de un Western Clásico). No en vano no nos conformamos con las recreaciones que nos evocan un pasado que no existe, recordemos que una de las máximos del turista contemporáneo es la necesidad que tiene este de que le distraigan y le muestren una realidad totalmente alejada no sólo del mundo cotidiano, sino del mismo mundo que visita, así por ejemplo, de igual manera que los turistas que visitan Egipcio se alejan totalmente de la realidad histórica actual del país (yéndose a esa parte mitológica y legendaria, por este motivo existe ese tour por las pirámides que no deja de ser un Disneyland a gran escala) se realiza en la obra. Nuestro público no visita una época histórica realmente, sino que lo que hace es configurarla y modificarla a su antojo, para convertirse en el protagonista indiscutible de su viaje. No hace falta más que fijarnos en el personaje que se autoimpone Sheriff, un hombre reprimido al que seguramente sólo le queda esta opción ficticia para convertirse en un hombre que no es. Por otra parte, también queda bien patente que sexualmente se cumplen con las necesidades de los clientes, que pueden satisfacer sus instintos más básicos con los robots que pueblan por los diferentes territorios. También una de las constantes del viaje por placer es la manía de la planificación y de la seguridad. Sin embargo Crichton juega precisamente a darle la vuelta a todos estos conceptos.

Pero no sólo Crichton realiza una interesante radiografía de estas manías humanas que suceden en nuestro tiempo, sino que realiza una mezcla de géneros tremenda. Obviamente al tratarse de una distopía de tal tamaño, es indiscutible decir que la película se sitúa en parte en el terreno de la ciencia ficción, preguntándose además, el avance propio de la máquina, y como esta acaba evolucionando por encima del hombre, que no puede hacer nada ante el poderío inagotable de la máquina. Pero es que además Crichton también mezcla el género histórico, pero no sólo uno (si bien es cierto que la mayoría del metraje sucede en el pueblo Western) sino que hacia el final de la película, nuestro protagonista principal ira recorriendo todas las épocas históricas en una fuga espectacular. Así pues, Almas de Metal no sólo se anticipa a estas películas que han intentado realizar, sin éxito, una mezcla de géneros (como “Cowboys y aliens”), sino que consigue una unión entre ellos realmente meritoria.

Esta es la tónica de la primera parte de la película, en la que más o menos se presentan estos detalles que irán confluyendo hasta el desenlace final de la película, en que las máquinas se revolucionarán, rompiendo todos los límites. Entonces la película se pasa a la acción, convirtiéndose en un uno contra uno tremendo. Una espectacular lucha por la supervivencia entre hombre y máquina, en la que el director se recrea para mostrarnos un auténtico lujo de escenas. Además el mítico Yul Brynner interpretará el papel de robot indestructible, que intentará por todos los medios destruir a nuestro protagonista humano. Más allá de la espectacular interpretación de Brynner, el personaje robótico al que da vida (nunca mejor dicho) se convertirá en uno de los tópicos de la ciencia ficción posterior, repetido en miles de películas posteriores, sin duda hablo del mito de la máquina indestructible, que cuenta con la ventaja de no sufrir el dolor y perseguir su dolor hasta el final. Una figura que sin duda alguna, recogerá James Cameron, para una década después, realizar su mítica Terminator.

http://neokunst.wordpress.com/2013/05/11/analisis-filmico-almas-de-metal/
Kyrios
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de noviembre de 2010
14 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
La he vuelto a ver hace unos dias, despues de años de ningún visionado, y efectivamente el mito se me rompió, desde la juventud y la niñez algunas películas se mitifican y de mayor cuando crees tener algo mas criterio lo ves de un modo diferente.

Simplemente creo que, aunque resulta original y arriesgada para la época, se adelantó demasiado en el tiempo, sobre todo en el aspecto técnico y (sobre todo) los efectos especiales resultan toscos, espartanos e insuficientes para una premisa, en inicio interesante, pero el conjunto llega a aburrir y resulta irregular, dejando ver claramente que, para su director, la realización de películas no ha sido lo suyo, la narración resulta inconstante, con un prólogo interesante, una media parte floja y una resolución tan obvia como insulsa.

Quizá se ha querido contar mucho en muy poco tiempo y se respira un aire de "tijeretazo" durante toda la película, y la falta de presupuesto también, y todo esto resulta cansino.

Aún así, un clásico de los 70, que pudo haber resultado una película con encanto, si muchos de los factores antes explicados hubiesen cumplido expectativas....y es que me temo que de haberse realizado mucho mas adelante en el tiempo, el resultado hubiera sido mucho mejor,
no resulta relevante, ni podría estar situada entre las mejores películas de Ciencia ficción.

LO MEJOR :- La historia, Yul Brynner.
LO PEOR :- La dirección, los FX , la narración.

UN SALUDO.
JAVIER TOLEDO
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 8 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados