arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Mi calle

6,6
557
votos
Sinopsis
Retrato costumbrista del Madrid de comienzos del siglo XX, centrado en una de sus calles, en la que viven y conviven varias familias de variada posición económica y social. Fue la última película del director Edgar Neville. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
8 de noviembre de 2011
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desde 1906, año marcado por la boda del rey Alfonso XIII con la princesa británica Victoria Eugenia de Battengerg y el atentado que ensangrentó dicho acontecimiento, hasta la década de los cincuenta, una calle madrileña nos abre su identidad castiza de vecinos de todas las condiciones. Marqueses, criadas, artesanos, organilleros, carniceros, burgueses empobrecidos y otros adinerados, las mal vistas chicas de alterne, aspirantes a cupletistas, vendedoras de lotería, taberneros, huerfanillos vagabundos y un perro medio abandonado componen las células vitales de la arteria principal del barrio, que late con el pulso de la ciudad cambiante, moldeada por los eventos de medio siglo en España. Se suceden charlas de sobremesa y cotilleos tocador, galanteos y desengaños, paz y guerra, sueños y esperanzas, penas y alegrías, con esa narración amable y ligeramente socarrona que da un barniz de cuentecito popular adaptado, como los que al ser contados a los niños disimulan sus matices de tragedia y horror, matices oscuros que se suelen ocultar en el fondo de los relatos orales cuya truculencia original es disfrazada.
Porque el aura trágica siempre asoma por una esquina, aunque la cubran con una máscara sonriente y la amenicen con música de organillo que desgrana sus notas cantarinas sobre el semblante de un Madrid chulapo que se hiere y se regenera.
Vivoleyendo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de junio de 2011
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
La historia de una calle madrileña durante 50 años. La última película de Neville y una de las mejores de su filmografía. Resulta una obra derrochadora de todas las cualidades de éste: riqueza costumbrista y de personajes; captación perfecta del ambiente casticista madrileño; un tono de comedia pintoresca y desenfadada; una coralidad de actores en su salsa. Definitivamente, Madrid perteneció, cinematográficamente, a Neville. Es la película mejor fotografiada de su carrera, labor del gran José Fernández Aguayo.
kafka
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de junio de 2009
14 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Bonito y humano retrato de la sociedad española de principios del siglo XX y de su evolución hasta los años cincuenta.
La película narra con cariño y ternura esa vida tan entrañable de los barrios españoles y sus gentes aunque de Madrid se trate pues ciertamente la Madrid de 1906 era muy diferente de la que conocemos ahora, era una Madrid puramente española.
Mi calle utiliza la vida de un barrio como ejemplo de esa vida diaria de los españoles, desde la gran ciudad pasando por las ciudades provinciales hasta los pequeños pueblos y aldeas, Mi calle es un sincero retrato de sus gentes y sus vidas.
Mi calle retrata a esas personas que se dan en cada calle, barrio o ciudad, desde el marqués y rico del barrio hasta los niños vagabundos, desde la cotilla hasta la guapa del barrio, un retrato muy acertado de la vida de esos barrios.
Mi calle muestra los pros y los contras de esas gentes, ese anonimato imposible hasta esa olvidada humanidad de sus gentes, esa humanidad que ya se ha perdido, esas gente de barrio que eran todos una gran familia.
La película retrata a esas gentes con simpleza y grandeza, con amor y rencor para poder mostrar esa vida ya pasada.
La película muestra la evolución de estas gentes en un contexto histórico que tanto cambiará a las siguientes generaciones, una república, monarquía y dictadura y con ello la evolución en la moda, el transporte y el pensar de la gente, mostrando desde la tradición más cerrada unida a la superstición hasta la mujer emancipada y liberal y mostrando a su vez como la evolución hace perder a veces las buenas tradiciones como es esa humanidad sincera de la gente del barrio.
Mezclada con el género documental, Mi calle muestra escenas de la historia de España, desde el atentado al rey hasta la liberación de Madrid siendo un reflejo de la vida en el barrio pues esto se hará notar en sus gentes y en su mentalidad.
Para los medios cinematográficos de la España de esos años, Mi calle muestra el lado más sincero del cine español y sus buenas intenciones, con pocos medios un gran cine, un cine eterno que refleja la mentalidad de una época ya pasada.
Película entrañable de ver pues muestra las tradiciones de una Madrid casi olvidada, con sus ropas, sus cantos y sus gentes tan chulas, una Madrid ya pasada e irrecuperable…
manuel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de mayo de 2016
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Evocador retrato costumbrista en tono de comedia dramática que el propio Neville llegó a calificar como su mejor película. “Mi calle” es su película más libre y poética, pues no sólo era un original cineasta, era también escritor y poeta, que con el paso de los años suena a testamento del autor. Una comedia coral con multitud de personajes de distinto carácter, casi todos entrañables y cercanos, que abarca la primera mitad del siglo XX en el Madrid castizo que siempre amó y recreó con cariño y ternura, el del organillo en la calle de adoquines, el del perro vagabundo rescatado por los niños del barrio, el “tablao flamenco” que no puede faltar en sus películas, la historia de una calle a través de diversas postales vivientes que nos va indicando el transcurso del tiempo y los acontecimientos históricos, políticos y sociales que se van sucediendo.

Una variopinta pléyade de personajes que intercalan charlas de sobremesa y cotilleos de tocador, amores frustrados, galanteos y desengaños, paz y guerra, sueños y esperanzas, todo ello como la vida misma. Todos ellos conviven en esta comedia pintoresca, donde no falta el chotis y el cuplé, bajo una luminosa fotografía, gente de toda condición: nobles marqueses, artistas y aspirantes a pintores, criadas, holgazanes, artesanos, carniceros, burgueses empobrecidos y otros adinerados, las mal vistas chicas de alterne, aspirantes a cupletistas, bodas pomposas, vendedoras de lotería impedidas, taberneros, huerfanillos vagabundos, encarnados por un ramillete de actores prodigiosos que no voy a enumerar, pero que forman parte de la iconografía de nuestro cine.

Y es que, en el cine de Neville se advierte la pasión, el humor, amante de sus castizos orígenes y volcado por ello en el vasto mundo del costumbrismo, el cineasta siempre reivindicó todo lo que sabe a español, pero hundiendo las raíces de su madrileñismo en el aspecto psicológico, sin acomodarse en la superficie de lo típico o lo tópico, una visión novedosa del casticismo que pretendía aunar audacia creativa y tradición sin quedarse únicamente en la anécdota, en el chiste fácil. “Mi calle” tiene mucho de autobiografía, está dedicada a la madrileña calle de Trujillos donde Neville tenía una casa solariega.
Antonio Morales
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de mayo de 2016
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
El punto final en la brillante filmografía del polifacético Edgar Neville es un original retrato diacrónico-costumbrista de una calle de Madrid a lo largo de la primera mitad del siglo XX, donde conviven desde unos marqueses hasta unos raterillos, pasando por diversas clases sociales harto representativas de la capital española.

La visión autobiográfica del autor sobre ese microcosmos urbano sitúa las relaciones entre vecinos por encima de los acontecimientos históricos, solamente vistos a través de algunos insertos de carácter documental.

Un excelente ramillete de estrellas compone el reparto, de protagonismo coral.



"Y mi calle, con su bache, sigue su destino adentrándose con nosotros en el siglo."
CINECLUB
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados