arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Enterrados

Drama Narra la historia de cinco mineros cautivos en una galería a 600 metros de profundidad tras producirse un gran derrumbe en una mina de Asturias.
Críticas ordenadas por:
12 de mayo de 2019
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
El asturiano Luis Trapiello presenta "Enterrados" su debut en el largometraje, tras un único corto en su haber. Una historia, rodada en Asturias, pero que se acerca más al tipo de cine que se hace en los Estados Unidos, ya que busca a toda costa la complicidad del espectador, sacrificando demasiadas cosas para conseguirlo.

Daniel (el argentino Joaquín Furriel), y cuatro compañeros de la mina, se quedan atrapados tras un derrabe a 600 metros de profundidad. Tras el shock inicial, buscarán la manera de salir de su prisión de rocas y carbón, a expensas de que los operarios de rescate logren dar con ellos.

La realización de la puesta en escena dentro de las galerías está muy correctamente realizada, así como la iluminación de dichas tomas, la cual crea una atmósfera de creciente opresión. A ésto se añade el uso del sonido dentro de la mina, como vehículo para intentar introducir al espectador en la tragedia de los protagonistas.

Sin embargo la película cuenta con demasiadas trabas para poder valorarla positivamente. La mayor de ellas es el guión, el cual usa todos los recursos posibles para mantener la tensión del espectador, consiguiendo con ello que la verosimilitud quede tan enterrada como los protagonistas. La labor del actor protagonista, así como de algunos de los secundarios, en especial Paula Prendes, está bastante por debajo de lo deseado, lo cual no ayuda en absoluto al desarrollo de la trama.

El tratamiento de los personajes es bastante deficiente, la mayoría son meros clichés sin apenas desarrollo, los cuales deambulan por una historia, cuyo final busca impactar a costa de echarle toneladas de tierra a lo visto hasta ese momento. Estas deficiencias contrastan con una labor técnica destacable, a la hora de rodar tanto metraje en un escenario tan reducido como es el recreado en el interior de la galería.

Por desgracia, "Enterrados" se encuentra muy lejos del altísimo nivel del cine español actual, aunque no tengo ninguna duda que encontrará su público, entre aquellos que busquen una historia impactante y que les sorprenda en su recta final.

Gabriel Menéndez Piñera
Https://historiasdelceluloide.elcomerecio.es
Celuloide
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de mayo de 2020
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Entiendo que tenga una clara falta de presupuesto, para no poder haber filmado un accidente o un rescate más espectaculares.
Pero de una historia de supervivencia como esta, se podría haber hecho algo más emocionante o dramático, o que por lo menos tuviera un mínimo de entretenimiento.
La película tiene muy buenas intenciones, pero flojo resultado, por una serie de factores que la llevan al desastre.
El montaje y el ritmo fallan estrepitosamente. Tiene, en parte, el mismo fallo que tenía “Kursk”, que es irse con más frecuencia de la cuenta al exterior, fuera del lugar del accidente. Pero aquí es todavía peor, porque lo hacen con flashbacks del personaje principal. El objetivo es la empatía, pero cuando son escenas tan aburridas y vacías, de poco sirve.
Creo que falla también en la dirección de los actores, que no expresan su situación con suficiente intensidad. Si les diéramos unas cervecitas, podrían parecer estar en el salón de su casa, de lo poco que les vemos llorar, enfadarse o simplemente tratar de hacer algo que no sea esperar. Así no hay manera de ponerse en su pellejo ni de disfrutar viendo la película.
Otro fallo más es que hablan casi tan poco como en “Conan el bárbaro”. Nos tenemos que imaginar lo que les pasa por la cabeza, en la mayoría de las ocasiones.
Por cierto, ¿qué tratan de representar al principio, cuando el minero llega frente al espejo y su reflejo no está sincronizado con su cuerpo? Me niego a creer que sea solo un fallo de realización por el truco de cámara. ¿Qué es esto, la televisión de “Annabelle vuelve a casa”?
Pero, como suelo decir muchas veces, todo lo que escriba da igual, porque podemos resumir cómo es en una única palabra: aburrida.
Y eso, en un drama de supervivencia al límite como este, es imperdonable. Y el final tampoco consigue arreglarlo.
i42poloj
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de mayo de 2019
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
La fábula confusa

Enterrados es una película que, desde un primer momento, pretende jugar con el espectador hasta el final. El problema surge cuando el desglose de acontecimientos se torna confuso y empieza a haber ciertas situaciones que no se sostienen coherentemente. El guion flaquea a la hora de intentar buscar esa vertiente fantasiosa que no termina de consolidarse. Hay momentos que consiguen emocionar, pero desgraciadamente, se rompe por incongruencias que se hacen palpables. La unidad de tiempo se rompe en varias ocasiones, acompañados de un exceso de fundidos a negro, da la sensación de no poder encontrar el sentido. Sin embargo, no se puede negar que haya una buena idea primigenia, que, pese a no terminar de convencer, sí transmite el desasosiego de sus protagonistas. El encierro se convierte en un submundo en el que las traiciones, los sentimientos y los viejos fantasmas del pasado hacen acto de presencia.

Estos elementos crean cierta curiosidad, pero el ritmo irregular y la línea narrativa difusa en algunas partes, provocan que no puedan brillar el componente dramático en su totalidad. Otro de los puntos flojos del film es la intención de vender una trama secundaria política, que termina por hacer aguas. El intentar abarcar varios puntos de vistas y desde prismas tan diferenciados, hace que haya demasiados frentes abiertos. El espectador termina por perder el interés en varias partes del film, por el exceso de intento de captación de atención. La lucha incesante de los familiares se ve en ciertas pinceladas, la desesperación de los personajes no se termina de explotar. La conexión emocional está bien definida. Tal vez, hubiera sido mejor decantarse por esta línea. Aun así, es un film que entretiene. No estorba a la vista, pero se ve afectada por un enfoque endeble que provoca un resultado superable.

En pequeñas dosis

A nivel actoral hay un reparto bastante llamativo, en especial, por los nombres que destacan para el gran público: Candela Peña y Paula Prendes. Las dos mujeres forman parte de un reparto coral, que tienen cierta sinergia y hay una química que ayuda al progreso de sus personajes. Pero, hay que destacar la labor de Joaquín Furriel, en quién recaen el mayor peso dramático de Enterrados. Consigue transmitir las múltiples sensaciones que pasan por su mente. Su actuación es la mejor de la película. Opaca al resto de sus compañeros, que, en varias ocasiones, les falta gancho y sangre. La manera de interpretar la evolución, mental y física, de Daniel se realiza desde una crudeza, en la que se puede ver la buena labor de Furriel. No ha dudado en poner toda la carne en el asador y se desvive por hacernos sentir con su personaje. Lo consigue.

Paula Prendes aparece en algunas secuencias, pero su papel es decisivo. La actriz, de distintas producciones de dudosa calidad, muestra una mejora a nivel interpretativo. Pese a no tener grandes escenas, se la ve comedida, más real ante la cámara. No hay un ápice de la sobre-dramatización y el explotado de la sobreactuación. Se puede decir que Prendes realiza una buena interpretación. Por otro lado, Candela Peña no brilla como podría haber hecho, pero la razón no es otra que el planteamiento de su personaje. Se puede ver el carácter y la presencia escénica de Peña, pero esa limitación de guion, provoca que pase sin pena ni gloria. Una lástima desperdiciar su talento interpretativo. Por último, José Antonio Lobato y Manuel Pizarro, cumplen su función. Destaca, sobre todo, Lobato por transmitir esa paternidad y enternecer al público en varias escenas, en especial, durante el desenlace del film. Una sorpresa interesante.

La naturaleza como aliada

El guion irregular de Luis Trapiello no consigue ensombrecer uno de los elementos más fuertes que tiene Enterrados: su propia naturaleza. El poder desarrollar la trama en minas asturianas le otorga el realismo, por lo menos a nivel visual, que le quita el enclave narrativo. Se puede ver el verde de la tierra asturiana y meterse dentro del universo de la tierra. Pero podría haber dado más. Apenas se ve todo el verde que acompaña a Asturias y se ven ciertas pinceladas de la riqueza visual que podría aportar. Hay una inexactitud de dónde está ambientada la acción. Realmente se puede desvelar por la información ofrecida durante su comercialización por la productora, esto provoca cierto despiste, al dar importancia al lugar, pero no especificar cuál es. Una puesta en escena que podría haber sido más explotada, pero que todavía de esta manera, es una aliada a nivel artístico.

Otro de los puntos a favor es la dirección artística del proyecto, no se puede negar que hay bastante talento en la recreación de un propio derrumbamiento. La manera en la que se dibujan a los personajes, da bastante realismo a la acción. Detalles como la suciedad, el desgaste físico, el pelo… Un esfuerzo de maquillaje y del equipo artístico, que ha sabido confeccionarlo de una manera brillante. Hay un trabajo muy profesional en el plano técnico. Gracias a ello, no cae en saco roto el film y se mantiene dentro de una verosimilitud que aporta a nivel cinematográfico. Ha sabido utilizar los elementos de la escena a su favor y no ha sido en vano. Bravo.

Conclusión

Enterrados es una película que tiene una buena idea, pero que no termina de definirse. El intento de querer crear un entramado profundo y a través de un imaginario complejo, terminan por pasarle factura al no tener un buen desarrollo. Unas interpretaciones que acaban encumbrando a Joaquín Furriel, que es el único que brilla en su trabajo artístico. El guion tiene varios vacíos de sentido y eso acaba por dar un resultado mejorable. Un proyecto que podría haber sido más que interesante. Resultado irregular, pero que entretiene. Un buen acabado técnico y un cuidado de la imagen muy bien trabajado. A nivel técnico no se puede negar que se ha realizado un film más que notable. Una oportunidad aprovechada a medio gas.

Escrito por Diego Da Costa
Cinemagavia
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de enero de 2021
Sé el primero en valorar esta crítica
La idea es buena desde el principio pero la película gasta más tiempo en flashbacks recordando las historias personales de cada uno cuando lo que verdaderamente interesa es la historia de supervivencia de estos mineros.
Parecía que en algún momento iba a haber más reminiscencias de supervivencia a lo 'Viven' pero termina siendo una historia más superficial y casi caramelizada.
Seeker
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados