arrow

Marco, de los Apeninos a los Andes (Serie de TV)

5,7
22.649
votos
Año
1976
País
Japón
Director
Reparto
Género
Serie de TV. Animación. Drama. Aventuras. Infantil | Siglo XIX. Infancia
Sinopsis
Serie de TV (1976). 52 episodios. Ambientada a finales del siglo XIX. Marco es un niño que vive en Génova. La grave crisis económica que atraviesa Italia obliga a su madre a emigrar a Argentina. Pero, pasado cierto tiempo, deja de escribir, por lo que Marco, acompañado de su mono Amedio, decide ir a buscarla y traerla de vuelta a Italia. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
14 de octubre de 2006
50 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
También es bueno que los niños lloren de vez en cuando, que se vayan enterando de que la vida no son ondas vitales, ni "digievoluciones", ni chorradas de esas. Cuanto antes lo acepten, antes madurarán. Es una serie que ayuda a criar a personas sensibles.

Muchos padres evitan mostrársela a sus hijos precisamente por considerarla demasiado triste.
Sigan ustedes engañándoles, cómprenles más videojuegos, o manténganles viendo los Teletubbies hasta los trece.
Puede que en realidad lo que no quieran sea gastar buena parte de su tiempo en explicarles a su hijos que ellos no les van a abandonar; algo que, para una infancia sana, tiene que hablarse tarde o temprano –mejor temprano–, como muchas otras cosas.
jastarloa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de enero de 2008
30 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
A pesar de que ha sido criticada por su crueldad y por promover el trabajo infantil, hasta el punto de solicitar su retirada de las pantallas, es precisamente por eso por lo que la serie es más valiosa. En un tiempo de productos edulcorados, tanto para niños como para adultos, esta serie brilla como una joya, llena de matices, de mensajes ocultos, y que al tiempo que consigue entretenernos con la búsqueda de la mamá de Marco y mil aventuras intrascendentes, mantiene el auténtico hilo conductor, que no nos deja ni un momento:
Y de lo que habla Marco es de la Miseria, del hambre, de la pobreza y la muerte. Así, con mayúsculas. El motivo por el que emigra su madre, la pelea diaria de Marco y de su familia, en la que fracasan, es la de sobrevivir en la Italia de la crisis agrícola de fines del SXIX. Sus amigos los titiriteros también se esfuerzan, luchan, dan lo mejor de sí... y fracasan.
Los que tienen suerte y fuerzas viven para emigrar, y sobreviven al proceso. Los que no, se quedan por el camino ...
Yo lo recordaba como un cuentecito para llorar por la mamá perdida pero lo he redescubierto recientemente y ha resultado ser, pasados los cuatro primeros capítulos, un dramón del estilo de "Los Miserables". Utilísimo para que niños (y padres) superprotegidos vean lo que es una crisis económica o, dicho en otros términos, que hay situaciones en las que por mucho que te esfuerces y por muy bien que te portes, la vida puede ser muyyyyyyyyy perra.
Genial.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Jack_Sparrow
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de agosto de 2007
34 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
Otra serie mítica entre las míticas, quizá más mítica por su propia popularidad que por su calidad. Con ello no quiero decir que fuera mala, dios me libre, pero la cosa tampoco estaba para tirar cohetes.

Todo el mundo sabe de qué va, así que no me extenderé: Marco, siempre acompañado por su mono Amelio, busca desesperadamente a su madre, que la muy jodía se dio el piro. No hay más. Lo que generó fue una serie agradable y entretenida, de ésas que se veían por las mañanas con el tazón de Kellog's en la mesa.

Y es que la serie era tan entretenida como, a la larga, frustrante: al final de cada capítulo, Marco veía a su madre en la lejanía (que si subía a un barco, que si a una carroza, que si a una nave espacial...) y nunca la alcanzaba. Siempre igual. Parecía que la madre huía de Marco. Rayos y centellas, los niños de medio mundo debieron fliparlo (entre los que me incluyo).

La serie te dice lo importante que son los padres a la par que te muestra que también puedes vivir sin ellos... ¿no? Da igual... Jajaja. Lo dicho, una serie que nos acompañó, más popular que buena, entretenida y simpática.
Pableras
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de julio de 2011
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Como argentino le presento todos mis respetos y mi profunda admiración hacia este excelente director japonés Isao Takahata, que ha descrito mejor que un criollo las costumbres y los hábitos de los habitantes de mi país a principios del siglo XX, con una historia sencilla vemos a Marcos caminando por la Boca, con casas que recién se empezaban a colorear con las pinturas que sobraban de los barcos, nos hallamos con una familia de actores viajando por las Pampas argentinas, la cual se encuentra en el camino con gauchos rudos y salvajes, con gauchos justicieros y honorables, una Argentina dispar, tal vez como lo es hoy, con personas amables y bien aventuradas que te brindarán hasta lo que no tienen por darte una mano o personas ambiciosas y egoístas que te cerrarán las puertas por miedo a que le pidas algo suyo. Me pongo en el lugar de Takahata y no podría ir a Japón y hacer una historia de ellos 100 años atrás, no me imaginaría sus hábitos, pero él lo hizo cuidando hasta los más mínimos detalles: la caña de azúcar, el interior de los trenes, las caravanas y hasta en cada detalle de los pueblos y ciudades que fue visitando Marco: Bahía Blanca, Rosario, Córdoba, Santiago y Tucumán entre otras.
Isao Takahat un maestro, gracias.
claudiodaniel71
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de octubre de 2008
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
¡Dios!. ¿Pero cómo puede una madre abandonar a su hijo de esa manera?. Pues hala el nene encima se mete de polizón en un barco y se va tras ella, tremenda tragedia. Sólo faltó que el barco se hundiera cual Titanic, no, eso no pasó, pero lo que sí pasó es que una vez en la Argentina cada vez que daba con su pista la madre ya no estaba, de pensarlo me entran ganas de llorar. Sí lloramos mucho por aquellos años en que Marcos inundó nuestra televisión, nuestras libretas, maletas...pues había cromos de Marco, pegatinas de Marco, golosinas con el envoltorio de Marco. Tremendos, pero que tiempos aquellos.
olimpo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados