arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Las nieves del Kilimanjaro

6,9
4.513
votos
Sinopsis
A pesar de haber perdido su trabajo, Michel vive feliz con Marie-Claire desde hace treinta años. Sus hijos y sus nietos los llenan de alegría. Tienen amigos muy cercanos. Están orgullosos de sus actividades sindicales y políticas. Sus conciencias son tan transparentes como sus miradas. Pero ese bienestar salta por los aires cuando dos hombres armados y enmascarados los golpean, los atan y se fugan con sus tarjetas de crédito. (FILMAFFINITY) [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 13 >>
25 de abril de 2012
94 de 146 usuarios han encontrado esta crítica útil
En los telefilmes americanos es frecuente que, durante la primera media hora, se nos muestre la felicidad extrema de un personaje o de una familia; el espectador ya sabe que el arte, aunque sea malo, no se ha inventado para narrar la felicidad (que es una cosa que más bien se vive), e intuye con tino que pronto ocurrirá alguna desgracia. De lo contrario, ¿qué clase de trama sería ésa? Aunque Las nieves del Kilimanjaro intente disfrazarse de película francesa sutil, pequeña, sublime y preciosa, sus procedimientos narrativos son, sin duda, dignos de cualquier mala película: su afán es manipular al espectador de modo burdo, para arrancarle a trompicones algún tipo de empatía.

En la primera escena vemos cómo una empresa portuaria recorta personal para no cerrar. Veinte serán los despedidos a causa del bien común. En vez de analizar a cada empleado, o fijar un criterio de antigüedad, se hace un sorteo. Da lo mismo que uno tenga 62 años y le queden meses para jubilarse; o que alguien padezca una minusvalía; o que haya un inepto entre los empleados: se sortea; y, al que le toque, pues despedido. El protagonista, Michel, que es un sindicalista honesto y bueno, se incluye en el bombo de los posibles despedidos: y le toca. Éste es el absurdo punto de partida, el hecho inverosímil.
A continuación regresa a su casa mirando al infinito, mientras suena una música triste de fondo para que así el espectador –por si acaso está despistado– sepa que hay que ponerse triste. No sabe el pobre Michel cómo decirle a su mujer que está despedido. Pero se lo dice, y añade que quizá fuese de idiotas el haber incluido su nombre. Éste es el momento dramático, tenso, duro, social.
Su mujer le mira, le sonríe, y (como si no hubiera pasado nada), contesta suspirando: “¡Qué duro es vivir con un héroe!”. Éste es el momento tierno, chiquitito, lleno de amor, de humor sano, de ironía sutil y europea, de intimidad y optimismo.

Pues bien: toda la película repite el mismo esquema. Pasa algo inverosímil, se da un momento de tensión dramática, y luego todos son muy buenos, y ríen mucho, y abren una puerta al infinito optimismo. Lo cual resulta, a la larga, increíble e irritante.

En conjunto una película artificial, construida de modo evidente y previsible, que juega sucio para que todos nos emocionemos y riamos por cojones, y que, aunque muchos incautos caigan en su juego, pues para eso está hecho, no es sino una sucesión de diálogos desastrosos, humor simplón, y escenas inverosímiles. Y del final, ni hablamos.

Más ejemplos concretos de por qué la película hace agua, en el spoiler. Y encima en algunos (un lujo) explico por qué el director la cagó con esas escenas.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Javicaysa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de abril de 2012
35 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
Comenta Robert Guédiguian que fue un poema de Victor Hugo titulado "La gente pobre" el que alimentó "Las nieves del Kilimanjaro". El mérito de Robert Guédiguian es haber sido capaz de mostrarnos con total naturalidad como aquellas nieves que en tiempos de Victor Hugo eran perpetuas, ahora se están desmoronando. Y como, a pesar de todo, siguen destilando agua pura.

Robert retrata desde fuera, más como juez que como parte, como se van erosionando algunos de los pilares de nuestra sociedad contemporánea. Retrata el azote del paro en la gente joven (memorable el giro que experimenta la película cuando los sindicalistas son atracados, y desde ese momento son vistos como burgueses por aquellos que realmente no tienen nada). Retrata el conformismo de las clases trabajadoras, incapaces de sacrificar las comodidades adquiridas en su sociedad del "bienestar" (memorable también la escena en la que se muestra a unos hijos incapaces de comprender el sacrificio generoso y desinteresado de sus padres). Retrata el papel de los abuelos en nuestros días, entregados a taponar las heridas que nuestra sociedad provoca en nuestros menores, etc, etc.

Pero Robert también muestra, esta vez desde muy adentro (más como parte que como juez), que a pesar de todo las nieves siguen destilando agua pura. Al igual que Víctor Hugo, Robert cree y apuesta en el hombre, y lo presenta como una víctima de una sociedad que camina hacia un humanismo demasiado materialista. Se esfuerza en empatizar con todos los personajes (por complejas que sean sus circunstancia) y procura sintonizarlos a través de su inteligencia emocional, de sus sentimientos. El delincuente, la madre que abandona a sus hijos, el sindicalista intransigente, todos tienen su porqué. Esa visión esperanzadora nos arrancará algunas lágrimas reconfortantes.

Ahora bien, si el fondo de la historia es profundo y está bien trabajado, tampoco las formas se han descuidado lo más mínimo. No faltan las grúas del puerto en cualquier encuadre con mar de fondo, el mismo mar para los burgueses y para la gente pobre. No faltan las incursiones por las viviendas, comisarías, talleres y calles de barrios humildes por donde discurre la historia. Como tampoco es casual la presencia de un viento racheado e incómodo bajo un cielo gris y plomizo durante buena parte de la peli.

Y todo ello arropado por un reparto que está francamente bien, sin histrionismos ni concesiones gratuitas. Mención especial las interpretaciones de Ariane Ascaride (Marie-Claire) y sobre todo Jean-Pierre Darroussin (Michel), soberbio.

Resumiento, que Robert Guédiguian se ha empeñado en que Las nieves del Kilimanjaro vuelvan a ser perpetuas ... Y eso desde luego es una muy buena noticia !!
LUNERA
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de octubre de 2011
31 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
El despierta-conciencias Robert Guédiguian y su equipo, inmunes al desaliento, siguen convencidos y convenciendo de que el mundo sería bastante mejor si aplicáramos lógicas aplastantes a nuestras vidas, en lugar de seguir esclavos, y sin opinión, de un puñado de manipuladores y mentirosos, aficionados a las especulacones bursátiles, control de información y a lo que ellos denominan grandes y globalizadas políticas.

"Las nieves del Kilimanjaro" nos habla de un sorteo de suicidio laboral; de la sangrante, para algunos, realidad social; de la injusta Justicia; de la impotencia y el dolor por no haber sido capaces de mejorar las cosas; de la desesperada violencia;.....pero también de la amistad eterna; del amor incombustible y de un espejismo, que puede no serlo, vislumbrándose en el horizonte.

No sé si esta 56 Semana de Cine tendrá a bien premiar esta apuesta por un mundo más justo y razonable, pero el trabajo ya está hecho y Guediguian y los suyos deben dormir tranquilos. Yo sí estoy convencido de que, algún día, sus expectativas coincidirán con las de la mayoría y entonces el planeta caerá en manos de todos en lugar de estar bajo las garras de unos pocos.
El socialismo o comunismo reflexivo (llámese como se quiera) no ha muerto, mientra haya una sola persona que crea en él seguirá vivo; afortunadamente quedamos muchos y las esporas están germinando en nuevas cabezas.

¿Porqué los agentes del orden siguen haciendo anotaciones cuando se habla de algún agitador de conciencias?, ¿es malo meter chinas en las botas de siete leguas del bestial capitalismo?, ¿quién se atreve, tras ver "Las nieves del Kilimanjaro", a afirmar que las películas de Guediguian son antiguas?....: ¿los que no las ven?....¿los detractores del cine social?....¿los exterminadores de ideas?......
¡Larga vida a Robert Guediguian!
Sinhué
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de octubre de 2011
27 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
He tenido el placer de ver esta maravillosa película en el festival de cine de Valladolid y el premio del público y la espiga de plata son completamente merecidas. Es una maravilla y un regalo para los ojos, además de venir con moraleja de regalo.

Se puede considerar una crítica feroz hacia la crisis actual y como esta afectando sobretodo a los jóvenes, que son los más perjudicados, además de hablar sobre el mundo que hay después del despido. Lo mejor sin duda son los personajes, perfectamente construidos y los actores, que lo bordan, sobre todo Ariane Ascaride, una actriz que ya había trabajado anteriormente con este director.

Esta película es completamente recomendable, les aconsejo a todos que inviertan una tarde, se acerquen al cine y disfruten de esta joya.
P Nafria
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de abril de 2012
23 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
Dice Guédiguian que "Les pauvres gens" de Víctor Hugo le inspiró. En dicho poema una familia pobre con cinco niños termina acogiendo a dos más que han quedado huérfanos. Y ahí acaba la inspiración. Se trata del gesto de bondad y sacrificio, que busca trasladar a un presente distinto al que quiere dar un trasfondo de clases sociales.

Para lograrlo usa una canción francesa de Pascal Danel -"Les neiges du Kilimandjaro", con letra de Michel Delancray- que no parece guardar relación, pero que encaja si rizando el rizo caemos en que es una referencia poética al abrigo de la muerte, para la que Delancray se inspiró en el relato homónimo de Ernest Hemingway. Relato a su vez en el que un escritor fallece junto al techo de África tras recordar su vida y entender que no ha plasmado en su obra la importancia de la gente verdaderamente interesante -los pobres- dejándose atrapar por las garras de la comodidad de las clases altas.

Realizar esa asociación resulta rebuscado, máxime cuando no es la canción -icono romántico de un fin nostálgico- sino el relato original el que alude al sentido último de las clases. Si la poesía puede entenderse según quién la lee, aquí Guédiuian nos da toda una lección de cómo basar una película en poemas interpretados a su bola, o quizás de cómo vestir de poético algo que difícilmente se asocia a dichas poesías.

Por lo demás, se construye una historia que pretende ser social -por tanto reflejo de la realidad- y se vende como tal al público, cuando lo que vemos es una fábula de escasa credibilidad, por varias situaciones entre las que destacaría la de los dos menores pasando de unas manos a otras de modo poco explicable y forzado. Así que realmente, además de interpretación muy libre de dos textos, el director construye otro "poema" que el espectador debe asumir más con imaginación que como crónica de sucesos.

Lo tangible aparece en la alusión al paro en un mundo de privilegiados y desfavorecidos, y tras una interesante introducción en la que nos muestra a quienes se supone defienden al obrero -los sindicalistas- como otros privilegiados más, tras unas secuencias con el asalto y las pesquisas posteriores, tras el remordimiento de su protagonista, la historia se desvanece y la crítica pierde fuelle debido al vehículo argumental que se hace cada vez más extraño.

En definitiva, un guión con notable intención, pero cuyo raro desarrollo no termina de cuajar, y que además se pierde en escenas de vida cotidiana que no aportan mucho resultando reiterativas; y en las que los actores, salvo por algunos momentos, no insuflan fuerza suficiente. Al autor le recomendaría darse un repaso a "Los lunes al sol" de Fernando León para que tome nota de cómo plasmar una idea semejante con eficacia, fuerza interpretativa e incluso unas gotas de sarcasmo social. Porque lo que casi consigue con sus "nieves del Kilimanjaro" es que el espectador identifique la relación con la canción simplemente por su estribillo: "Dormir, dormir, dormir".
Pedro
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 13 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados