arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Niebla (Haemoo)

6,2
1.965
votos
Sinopsis
Desesperados por la crisis económica y una pesca insuficiente, la tripulación de un pesquero surcoreano se embarca en el negocio de trasladar inmigrantes ilegales de China a Corea. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 >>
22 de septiembre de 2014
27 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
El cine comercial surcoreano se mueve ya por corrientes muy definidas. Lejos estamos de la explosión de primeros de la década pasada donde surgieron obras tan importantes como "Memories of Murder", "Woman in the Beack", "Old Boy", "My Sassy Girl" u "Oasis", pues ya se encuentran en un camino hacia la normalidad: el cine comercial transita por unos sitios muy determinados, al igual que ocurre con el independiente o desarrollado con una finalidad muy concreta: recorrer festivales. Una película como "Haemoo" parecía pues bastante asumida desde un primer momento y sus 30-40 minutos iniciales no dan sorpresa: nos encontramos en un barco pesquero y conocemos a si tripulación, que está a punto de perder su barco debido a que el negocio ha dejado de ser rentable. Para salvar la situación el capitán del barco decide aceptar un encargo: transladar a unos cuantos inmigrantes -ilegales- hasta la costa de su país para recibir a cambio una suma de dinero que le permitiría comprar su barco y poder seguir adelante con su trabajo.

Shim Sung-bo, que debuta con este largometraje (co-escrito y producido por Boon Joon-ho, por cierto), es capaz de escapar de la rutina pasado el tiempo comentado porque demuestra versatilidad. En este primer segmento abusa de la música (remarcados continuos), aboga por la comedia más coreana, en el sentido desafortunado si se me permite decirlo, y parece un poco perdido en una trama que incluso se permite caer en el dramatismo gratuito. La película parecía haberse olvidado de que era coreana, dicho de otra forma. Pero pronto lo recuerda, creando una brecha de forma consciente. Lo que viene después es una verdadera salvajada, y cualquiera que haya visto cine (bestia) de este país podrá entender a lo que me refiero. Su fantástico título internacional, "Sea Fog", funciona a un primer nivel -literal- y a otro puramente metafórico como eso que se cierne sobre el océano y que impide, desde fuera, ver que las cosas no son como parecen.

"Haemoo" cambia pues de registro, de tono y casi, de película. Es otra cosa diferente que sin abandonar la idea/concepto original (la inmigración sigue estando presente, y la intención de salvar ese barco con un trabajo desesperado) amplía horizontes hacia lo visceral. No hay martillos (ya, lo sé, eso puede parecer que la hace 'menos coreana') pero todo tipo de utensilios se pueden utilizar para llegar a un fin en el que desde luego la cosa no va a acabar bien para sus personajes. Decir más es meterme en destripes argumentales y no es mi intención hacer tal cosa, así que simplemente os animo a verla, porque consigue que su giro funcione bien y lleva las cosas todo lo lejos que habríamos querido, incluso incorporando un sentido del humor macabro con un personaje magistral, "Chang-wook". Nombre no azaroso, claro; casi nada de esta película lo es. Todo está ahí por un motivo, y eso es una cualidad que cada vez se hace más rara de ver.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de febrero de 2016
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Qué se puede decir de "Niebla" que no se haya escrito ya? "Niebla" es un drama insoportablemente tenso y hermoso. Una historia de supervivencia (de naturaleza diferente) luchando contra todo y contra todos en el marco de un viejo barco pesquero. No es una película fácil de ver porque la violencia, aunque sin ser explicita, existe en forma de una creciente tensión que coge al espectador por la garganta y comienza a apretar poco a poco hasta dejarlo sin respiración. Uno puede enfrentarse a "Niebla" como si fuese un drama sobre la inmigración, o verla como una hermosa película de amor, o disfrutarla como aventuras en alta mar. Pero a pesar de ser todo eso, es diferente porque los tres géneros están engarzados hasta el punto que es imposible diferenciar donde acaba uno y comienza el otro. Puede que alguno sea innecesario (como la historia de amor) pero tampoco es un inconveniente porque todo acaba encajando. No es una película fácil de ver, primero por ese ritmo e interpretaciones propias del cine asiático tan diferentes del cine europeo o americano al que estamos acostumbrados. A esa dificulta se añade esa gravedad y tensión que llegan a hacerse insoportables. Pero eso, en un entorno increíblemente hermoso y bien rodado, se convierte en una experiencia que te impide desviar la vista de la pantalla. Puede que no os guste o incluso que os violente, pero dadle una oportunidad porque si conectáis con ella os daréis de bruces contra una auténtica maravilla.
El Criticón
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de noviembre de 2015
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Shim Sung-bo se había dado a conocer como el escritor de la ya película de culto Memories of murder. Era un thriller atípico a lo que Hollywood nos tiene acostumbrado; con un ritmo pausado, algunos elementos de comedia y con un final más cercano a la realidad que la ficción. También hacía una visión de la Corea de los años 80 y una crítica hacia los órganos de poder. Ahora avanza casi 20 años y sitúa Haemoo en la ciudad costera de Yeosu en 1998, momento en el que Corea del Sur está metida de lleno en una grave crisis financiera (la llamada crisis del FMI) y la pesca, entre muchos negocios, ya no daba beneficios. En este contexto, el nuevo director surcoreano no se corta en mostrar la penosa situación en la que se encuentran todos los que dedican al negocio marino.

A Kang Chul-Joo le invitan a que venda su barco, que se ha quedado viejo y desfasado, pero se resiste porque para él es más que un medio de transporte; es lo único que tiene que puede decir que es suyo. Ni siquiera su mujer, la cual regenta un restaurante que se lleva dinero a mansalva, es capaz de estarse quieta cuando él no está. Incluso la pilla manteniendo relaciones sexuales con otra persona. Pero lamentablemente la grave crisis económica le impide abandonarla. De este modo, va a pedir trabajo a un amigo suyo, quien le ofrece una oportunidad única de ganar más dinero que con la pesca pero que, sin embargo, va mucho más allá de lo que la ley permite. Transportar inmigrantes ilegales provenientes de China a la costa surcoreana no es tan fácil como parece. Un simple error y estará acabado para siempre. Le acompaña su tripulación, la que ha sido su familia durante tanto tiempo. Ellos también sufren las penurias económicas a las que está sometida el país. Casi todos viven en el barco al no disponer de un hogar propio.

Haemoo es un película que destaca por la mezcla de géneros de la que dispone. Al igual que en Memories of murder, oscila entre el drama social con una clara denuncia hacia la corrupción y la pobreza hasta el thriller psicológico, pasando por la comedia y el drama romántico. A su vez, está dividida en dos partes bien diferenciadas: En la primera, hace una radiografía de la sociedad coreana centrándose en los pescadores y su entorno para luego después pasarse a la intriga que viene desencadenada, en parte, por una historia de amor surgida entre un miembro del barco y una inmigrante. Como puente entre las dos orillas, utilizará la niebla a la que hace referencia el título. En medio del mar, una neblina cubre todo el barco haciendo imposible ver a dos metros más allá. Debido a un devastador accidente que pasa en el interior del barco, los componentes irán cayendo en la locura y desconfiando el uno del otro. La atmósfera se vuelve oscura y turbia, y la embarcación se convierte en una cárcel humana de la que es imposible escapar. El orden patente en la primera mitad desaparece completamente y se da paso a los excesos y a la anarquía. Los tripulantes son bestias humanas llenas de violencias capaces de hacer lo peor para sobrevivir. Shim Sung-bo sorprende a los mandos de la dirección realizando una narración hipnótica y bien contada, y sabiendo hacer la transición de un estilo a otro con una fluidez exquisita. Desde el lirismo de los primeros planos hasta las secuencias de acción espectaculares y violentas.

Quizás se le puede achacar el tono cómico que tiene la película, sobre todo en la primera parte, y que no acaba de encajar con ella. Esas secuencias chistosas vienen de la mano de algunos personajes excéntricos que suponen un gran contraste frente a la seriedad del protagonista y el tratamiento de la historia. El romance sirve como motor de impulso definitivo para que el film dé un último vuelco que ya había sido realizado por el accidente. La niebla actuará como representación de la actitud de los personajes, los cuales serán incapaces de mirar más allá de ellos. Tras una conclusión efectiva y metafórica, Shim Sung-bo falla en mostrar un epílogo innecesario que arruina el final enigmático y que le quedaba de perlas a la película. Algo impropio de alguien que se había caracterizado por ser un gran guionista. No obstante, Haemoo es una sorprendente obra esquizofrénica y que deja un gran sabor de boca.

http://www.cineautorweb.com/2015/11/22/niebla/
cinedeautor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de enero de 2015
9 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Emprende presentándonos a los personajes de un barco pesquero sin estrella, centrándose en su capitán, hasta dejarnos claro que la única solución a las deudas de los bancos (tanto monetarios como de peces) es cambiar de carga: utilizar la bodega de la nave para franquear ilegalmente chinos hasta Corea del Sur. Muy espectacularmente realizada —hablamos de una producción coreana—, la película empieza a lo Ken Loach para, en un momento dado y tras un trágico y fortuito suceso, dar paso al rosario de la aurora. El problema es que las risas empezaban a ocupar la sala y no creo que el realizador buscara tal fin. Lo que el año anterior fue Un toque de violencia paso en esta edición a la abundancia. Lo pasé fenomenal, y eso es muy positivo, pero no me creí lo que ocurría. Todo era excesivo. Cine social, sí. Cine romántico, también. Incluso cine de aventuras marítimas. Pero claro, con sus desmembraciones, sus asesinos de ojos tan rasgados como desorbitados y sus dos mil ciento cincuenta y tres litros de sangre. Brutal en el sentido más… no sé. Brutal.

www.apositivar.com
A POSITIVAR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de junio de 2016
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuando te pones en manos de traficantes de personas, puedes imaginarte que no son las mejores personas del mundo. Sabes que si ocurre algún problema, no tienes a quien recurrir porque estás en sus manos por completo. Esta película va de eso, de cómo cuando los problemas comienzan, cada cual mira por su propio interés, y las personas se convierten en animales.

Quizás haya un esceso de gore, para mi gusto. El dramatismo asiático no es el mismo al que estamos acostumbrados los occidentales, por lo que la película pierde un poco de intensidad. Aún así, es una buena película con escenas fuertes, y una historia sobre la que merece la pena meditar.
echulin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados