arrow

Harry el sucio

7,3
56.217
votos
Sinopsis
Harry Callahan (Clint Eastwood) es un duro policía que se ha criado en la calles de San Francisco. Sus compañeros le llaman Harry el Sucio por sus particulares métodos de lucha contra el crimen y porque siempre se encarga de los trabajos más desagradables. Cuando un francotirador que se hace llamar 'Scorpio' asesina a una mujer desde una azotea y promete matar a más personas si la ciudad no le paga 100.000 dólares, el inspector Callahan ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 18 >>
27 de junio de 2006
71 de 76 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ha habido muchas películas de acción con policías de armas tomar como La jungla de cristal o Arma letal, y ninguna de ellas se libra de sufrir comparaciones con la que inició este nuevo género de acción policiaco. Muchas películas han intentado seguir su estela, y el propio John Wayne, que rechazó este papel, intentó enmendarlo con ese engendro que es Brannigan, pero ninguna conserva ese atractivo que tiene la cinta de Siegel. Aunque también hay cintas del mismo corte que intentan mostrar al policía más intimo, al honrado, como Sérpico, Harry el sucio se ha quedado en el subconsciente colectivo como la mejor muestra del cine policíaco nacido en los 70.

Quizás sin ser un prodigio de guión, ni una historia que contase algo nuevo, Don Siegel se encarga de que la película no caiga en la monotonía de mostrar una escena de acción tras otra, anulando por completo la personalidad de Harry Callahan. Retrata a un hombre que se toma la justicia por su mano, un tipo solitario cuya nula vida personal hace que se implique sobremanera en su trabajo, persiguiendo incansablemente a todo aquél que rompa la ley. Pero es irónico que, siendo alguien que en teoría debe defender dicha ley, sea quien más cerca esté de quebrantarla. Es un interesante debate el que propone la película, ya que no retrata a un policía honrado jefe de familia, si no a un tipo asqueado que odia al resto del mundo sin un motivo aparente. Y ahí entronca con la personalidad de Scorpio. Ambos son tal para cual, ya que Scorpio es un ser lleno de odio, que asesina por odio, como un cobarde, y que intentará por todos los medios acabar con Callahan. Pero lo que les diferencia a uno y a otro es que Harry es un personaje honrado, y hará lo que sea para detener al demente francotirador. Clint Eastwood encarnó al personaje con su carisma habitual, de una manera que todos le reconocemos sólo con ver su silueta. Es probablemente la película que le lanzó al estrellato, y gracias a la cual pudo rodar sus pequeños proyectos.

Don Siegel narra la historia con un brío imprescindible en este tipo de película, sin ningún alarde de falso lirismo, contando la historia con sencillez, propio del director, uno de esos artesanos poco reconocidos, pero con un buen puñado de películas en su haber. San Francisco se volvió a convertir en un personaje viviente dentro de la trama, al igual que ocurría en Vértigo, aunque esta es una San Francisco sucia, llena de maleantes, y Siegel la muestra acompañado de la música jazzy del gran Lalo Schiffrin, que en algunos momentos tiene algún toque herrmanniano en los momentos de tensión. Clásico imperecedero.
Tony Montana
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de octubre de 2009
46 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
No es fácil encontrar en la historia del cine norteamericano un personaje que haya tenido tanta importancia como el de Harry Callahan, podemos decir que es uno de los pilares del cine de acción tal y como lo entendemos hoy. Es decir, el personaje supera en sí a la propia película siendo secundaria con respecto al “héroe”. Además en esta época es donde definitivamente la televisión termina por imponer sus modos al cine, porque cuando se habla de secuelas, -que aunque ya existían antes, fueron en los setenta cuando vino el boom- no son más que una especie de proyección de los episodios de televisión. El espectador no acepta que se acabe el relato con un guión de principio, nudo y fin, lo importante ahora es acompañar al personaje en sus correrías durante años.

Dicho esto, “Harry el sucio” de Don Siegel es una obra de muy escaso valor argumental, la película está pensada para Eastwood y en crear un prototipo, objetivos que logra sobradamente. Disfrutaremos de sus frases socarronas, a veces incluso brillantes, porque aunque tipos del corte de Harry Callahan hemos visto unos cuantos, que sean más chulos que este ya es más difícil.

La historia apenas merece la pena comentarla, es un típico alegato de esos que niegan el valor del sistema penal y encumbran a los hombres que realmente hacen la ley, que son por supuesto los tipos duros. Es una especie de inversión de “El hombre que mató a Liberty Balance”, y que luego el cine de acción ha incorporado como su primer elemento narrativo: El hombre que tiene que responder por sí mismo a los acosos de otros porque la justicia no estará en el momento oportuno para salvarle. Made in América.

Curiosamente siendo una de las películas más del montón de Siegel, es sin ningún género de dudas de sus obras más famosas. Y es que los iconos no son sólo religiosos.
vircenguetorix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de agosto de 2008
35 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Film policiaco influyente y controvertido, es uno de los más representativos de los años 70. Realizado por Don Siegel, lo escriben Harry Julian Fink, Rita M. Fink y Dean Reisner, con la colaboración no acreditada de John Milius y Terrence Malik. Desarrolla un argumento de Harry Julian Fink y Rita M. Fink, inspirado en hechos reales. Se rueda en exteriores y escenarios reales de San Francisco (Bank of America Building, City Hall, Hall of Justice, Kezar Stadium...) y en los platós de Universal Studios (Universal City, CA). Producido por Don Siegel para la Universal, se estrena el 22-XII-1971 (NYC).

La acción dramática tiene lugar en San Francisco, a lo lago de varios días, en 1971. El inspector de homicidios Harry Callahan (Eastwood) recibe el encargo de perseguir y detener a Escorpión (Robinson), un asesino psicópata que ha sembrado el pánico en la ciudad. Callahan es duro, implacable, solitario, poco inteligente y violento. Con pocos estudios, se ha formado en las calles de la ciudad. Amargado por la muerte de su esposa en accidente de circulación, se comporta como un desarraigado: no tiene amigos, no mantiene relaciones sociales, vive encerrado en si mismo, a penas habla y cuando lo hace es exageradamente lacónico y ácidamente irónico. Odia al mundo que le rodea, cree que el sistema judicial castiga a los ciudadanos honrados y protege al criminal, carece de valores y principios, vive al margen de todo código moral o ético, tiene comportamientos contradictorios, está convencido de que la violencia sólo se combate con más violencia y busca la justicia por su cuenta. Sus compañeros le llaman "Harry el sucio" por sus métodos de trabajo y porque siempre le encargan las misiones que nadie quiere, como la de Escorpión.

El film combina acción, crimen, drama, misterio y thriller. Marca la 4ª colaboración de Eastwood con Siegel, amigo y mentor suyo. Enfrenta a un superpolicía atípico y a un extraño superpsicópata, con puntos en común: ambos tienen inclinaciones voyeuristas, son introvertidos y callados, se sienten incomprendidos, son aficionados a las armas de fuego, son expertos tiradores, etc. A Callahan le es más fácil que a otros policías comprender al asesino, acercarse a él, intuir sus reacciones y prever sus pasos. El argumento se inspira en el llamado "asesino del zodíaco", que mató a 6 personas en el norte de California entre 1966 y 1969 y adquirió gran notoriedad. Callahan y Escorpión son dos personajes irreales, inverosímiles, exagerados y desorbitados.

Bien dirigido por Siegel, el film tiene un magnífico ritmo narrativo y una soberbia visualidad. Inserta acertados giros que mantienen el interés del público. El relato está impregnado del sabor de los años 70 y luce la confusión ideológica que los caracterizaron tras los profundos cambios sociales de los 60. Es admirable el clima de sutil ambigüedad que preside la figura del protagonista, de su antagonista, de los cargos públicos y de la acción.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de diciembre de 2007
26 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Harry el sucio es la tercera colaboración entre Clint Eastwood y el director Don Siegel, fruto de la gran relación laboral que mantuvieron.
En Harry el Sucio Eastwood interpreta a un inspector de policía con su propia jerarquía de valores, ajena al bien ( la Ley) y al mal (representada en el asesino psicópata Scorpio), pues como el mismo dice odia a todo el mundo, sin embargo no vacila a la hora de ir en contra de lo que considera injusto, en este caso Scorpio, una auténtica amenaza para la ciudad de San Francisco que no duda en matar a una persona diariamente si no se le abona la cantidad de dinero que exige.

Es una película entretenida, bien rodada por Don Siegel, todo un experto en cine de acción, con su propio sello de identidad no exento de calidad, e igualmente interpretada por Clint Eastwood, al que el papel le viene como un guante, pero para ambos, no son sus mejores obras.
“Harry el Sucio” adolece de un malo a la altura de Eastwood, y eso que no es su trabajo más pulido (por ello hicieron varias secuelas), y el resto del reparto tampoco es digno de mención.

Los diálogos, en algunos momentos se ven muy forzados, como un intento constante de reflejar el pasotismo y asqueo que Harry le profesa a la sociedad en la que vive.

La BSO es muy buena, y casa perfectamente con la estética setentera del film.

En conclusión, se deja ver, pero muy lejos del nivel cinematográfico de “Fuga de Alcatraz” en 1979, su último trabajo juntos.
Malemute Kid
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de mayo de 2008
22 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para acabar con los criminales de baja estofa como “Scorpio”. Se necesita otro ser de igual aversión hacia la humanidad. Alguien que entienda su mente criminal, “un espécimen” parecido. Alguien que acabe con este tipo de cucarachas. Alguien como Harry el sucio.

“No siento amor por la humanidad, y la única ley que entiendo es la de mi revolver; para acabar con las patéticas vidas de escorias asesinas que pululan en San Francisco.
Si ellos sienten placer en el acto de asesinar, yo siento mas placer a la hora de exterminarlos. Porque no son de mi nivel. Sucios gusanos que no merecen vivir.
Me gusta la soledad, porque los humanos no son de fiar, siempre fallan. Yo no fallo. Porque si así fuera, no seria tan bueno en mi trabajo.
Detesto la vida terrenal y solo disfruto de mi trabajo de “limpia” en la ciudad; el día que ya no pueda hacer este servicio. Mi nombre pasara a formar parte de una leyenda que unos olvidaran y otros imitaran. ¡Bah! Esto es solo basura. Me aburren las historias de héroes y antihéroes… me largo, porque tengo trabajo.
Las cucarachas salen al atardecer”.

Harry “el sucio”
RAMON ROCEL
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 18 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados