arrow

Lo que queda del día

7,6
15.846
votos
Año
1993
País
Reino Unido
Director
Reparto
Género
Drama. Romance | Años 40
Sinopsis
En 1958, Stevens (Anthony Hopkins), un perfecto mayordomo, viaja por Inglaterra. Ahora trabaja para un millonario americano (Cristopher Reeve) que es el nuevo propietario de Darlington Hall, mansión que vivió su etapa de mayor esplendor veinte años antes, cuando su dueño, un aristócrata británico, reunía en su casa a los personajes más influyentes de los años 30, una época crucial para el futuro de Europa. Esta circunstancia permitió a ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 16 >>
6 de mayo de 2007
126 de 133 usuarios han encontrado esta crítica útil
Stevens es el mejor mayordomo que un señor podría tener. Entregado en cuerpo y alma a su trabajo. Es perfeccionista, pulcro, honesto, leal... y un paralítico emocional. Un hombre que no se permite pasiones. Que se ha prohibido a sí mismo jugar a la ruleta rusa que es el amor. Que no sabe, no quiere o no puede desaquilatarse el corazón. Pero el amor cuando llega lo hace sin pedir permiso. Y todo se complica tremendamente porque se enamora de otra incapaz como él. Entre ambos comienza una guerra fría, tensa e intensa, de pasión soterrada y verdades inconfesas, de la que ambos saldrán victoriosos o derrotados. No hay más opción.

"Lo que queda del día" es el retrato del tiempo perdido. De las ilusiones reprimidas condenadas a pudrirse. De la esperanza sostenida. Porque nunca es tarde.

Un notable alto para la Thompson. Un diez para Hopkins y otro diez para mí, por encontrármela de casualidad y quedarme a verla. Y que gustazo volver a ver a Reeve aunque sólo sea un ratito.
Khaledia
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de noviembre de 2005
61 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película que más sentimientos transmite indirectamente de todas las que he visto. Hopkins está inconmensurable, sin un solo momento de sobreactuación, junto a una espléndida Emma Thompson que forma su pareja atípicamente perfecta. Juntos se transmiten sentimientos con una mirada (o su desviación), una palabra, una crítica (por leve o banal que sea)...
Es una de las pocas películas que me ha dejado con ganas de llorar sin manipularme en ningún momento. No hay escenas de especial sensiblería, pero sí de amor, ese sentimiento que el Sr. Stevens (Hopkins) se niega a asumir, algo que percibimos al principio de la película y que cada vez le cuesta más sostener, mientras la Srta. Kenton (Thompson) le lanza indirectas (algunas bastante directas) intentando que respete lo que sienten el uno por el otro. Con escenas de verdadero amor contenido (la del libro es sublime), y otras de un resentimiento imposible de entender si no se importaran tanto mutuamente (cuando vuelve la Srta. Kenton por la noche).
Por otra parte, la ambientación es magnífica, la banda sonora de Richard Robbins perfecta para la ocasión, con una sensación de tiempo perdido idónea para el filme, y la fotografía de una notable calidad.
En resumen, la película que mejor refleja el amor de todas las que he visto (junto con 'El Fin del Romance' de Neil Jordan).
Jorge
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de octubre de 2005
34 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Soberbia película de la escuela británica protagonizado por dos de los mejores actores del momento, que mejoran, si cabe, el inmejorable guión.

Junto a Sentido y Sensibilidad son las mejores películas de Emma Thompson, a mi entender. La genial Emma se ve superada con creces por Anthony Hopkins en este inigualable duelo de titanes de la pantalla. Anthony nos demuestra lo que es interpretar, muchas veces sin necesidad de diálogos.

Es probablemente la película, de las que he visto, que mejor refleja lo que es no atreverse a amar, el tener miedo a entregarse, el aferrarse a la rutina, al trabajo. Aquello que podía haber sido y no fue...

Y, por otro lado, también borda la triste realidad del amor, esa que no dejan ver las películas. Cuando todos esperamos que sea ella la que dé el paso definitivo y no lo llega a dar, o quizás sí, bueno definitivamente sí para las costumbres de la época...

Soberbia, aunque me repita...
Joaquin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de octubre de 2006
31 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
Maravillosa película del refinado y elegante James Ivory. Pocos directores han sabido como él retratar la vida y las costumbres de los burgueses y aristócratas británicos de la primeras décadas del siglo XX. Además, contar con actores como Anthony Hopkins, Emma Thompson o James Fox garantiza una alta calidad interpretativa. Por cierto, quisiera destacar la actuación de Hopkins, uno de los mejores actores de la historia del cine. La capacidad de expresarlo todo con la mirada de este genio de la pantalla pone la piel gallina, sea cual sea el sentimiento que nos quiere transmitir, pero siempre sin aspavientos, con infinita sobriedad y credibilidad.
La historia de amor que nos plantea este film es una de las más bellas que he visto en mi vida, aunque sea triste y descorazonadora. La incapacidad del mayordomo para expresar su devoción por el ama de llaves está más allá de cualquier explicación, hay que ver la película y sentirla, sufrirla.
En definitiva, una preciosa y triste película que me hace llorar y emocionarme cada vez que la veo. Espero no ser el único.
jano
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de diciembre de 2009
29 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para decirlo en términos actuales: "estoy en crisis"... Estoy cansada, agotada, triste, agobiada y sola. Diría que me están creciendo los enanos, pero hasta ellos me han abandonado, así que no vamos a echarle la culpa a los "liliputs". Simplemente estoy pasando por una de esas rachas que la vida se pone cuesta arriba, y coincide con que, por esos días, tú no puedes con tu alma... ¿Que a ti qué te cuento? ¡Hombre, ya sé que vengo aquí a hablar de películas, pero era para ponerte en antecedentes! ¡No te enfades, que estoy muy sensible!... En fin, que yo acostumbro, para "jalearme" un poquito y darme un poco de "alegría macarena", a distraerme con mis películas de sofá... ¿Ves como al final iba a hablar de cine?: es que no tienes paciencia... Las películas de sofá (nocturnas, alevosas y relajantes) son esas historias curativas, terapéuticas y reconfortantes que me pongo al final de un día duro para irme a la cama con una disposición bien distinta a como me levanté. "Lo que queda del día" es, para mi, la película dulce y tranquila que mi estrés y mis problemas de cada día necesitan para olvidar y descansar. Y Anthony Hopkins... Para muchas personas, es un caníbal exquisito, culto, elegante y tan inteligente y distinguido que se le perdonan sus gustos, sustos y disgustos culinarios. Pero yo miro sus ojos transparentes y misteriosos y veo a un caballero inglés, pulcro, sensible, tímido, atento, maravilloso y especial que me está esperando, al final del día, para preguntarme qué tal ha ido todo, para escucharme, para llevarme hasta el sofá y arroparme, mientras me trae una taza de cacao caliente y me dice que no me preocupe por nada, que el día se ha acabado y mañana será otro, pero ahora se ha pasado todo y solo queda el mejor rato, el de descansar y estar en paz... Porque, en realidad, solo vivimos para eso: para esperar esos momentos y disfrutarlos cuando llegan. El resto del día es mentira, ficción, problemas, angustia y prisa. No es importante. El día empieza cuando acaba, ni más ni menos. Lo que queda del día es lo mejor.

¿Qué no he hablado de la película? Ya lo sé, ya... Pero me encuentro mejor que hace un rato, y eso es lo importante, ¿no? "lo que queda" de las cosas...
paki
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 16 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados