arrow
Haz click aquí para copiar la URL

The Day He Arrives

Comedia. Drama. Romance Sungjoon, director de cine, se dirige a Seúl para visitar a un viejo amigo que vive en el área de Buckhon. Como su viejo camarada no responde a sus llamadas, Sungjoon se dedica a deambular por la ciudad, lo que le permite reencontrarse con su ex-novia y un actor que abandonó la interpretación para dedicarse a sus negocios en Vietnam, así como intercambiar opiniones con algunos aspirantes a estrellas del séptimo arte, la propietaria de ... [+]
Críticas ordenadas por:
11 de enero de 2012
26 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
La verdad es que no hay duda de que es interesante la propuesta. La fotografía y el montaje me han parecido sublimes, y las interpretaciones muy buenas (con dos mujeres bellísimas)

Me quedo con este monólogo en el ecuador de la película, creo que ofrece la clave interpretativa: "No hay razón. Los hechos azarosos de nuestras vidas ocurren sin razón, seleccionamos algunos y armamos un esquema de pensamiento uniendo todos esos puntos que llamamos "razones". Por ejemplo, digamos que tiro este copa por accidente. ¿Por qué tenía yo el brazo justamente aquí?, ¿por qué lo moví para este lado? Hay incontables coincidencias operando detrás de esta acción, pero nosotros sólo pensamos en el resultado. Hacemos una razón de mi torpeza. Yo sería la razón, pero en realidad no es así".

Exactamente esta es la labor del director de cine, o de cualquier artista que se precie: la construcción de un discurso que genera sus propias dinámicas y lógicas, es decir, su propia realidad De hecho esto es lo que sufre el protagonista en un ejercicio de metacine que, además, se pone aún más de manifiesto en el final de las fotografías, donde el protagonista sufre la disciplina que impone a sus propios actores en sus películas, poniendo de manifiesto lo artificial del discurso cinematográfico. Pero precisamente ahí está el milagro del cine, en su capacidad para producir realidad mediante la imagen y el discurso -aunque la sucesión de una serie de imágenes ya es de por sí discurso-, que puede ser enfocado de acuerdo con los caprichos del director. Es una película que abraza con fuerza el giro lingüístico y explota sus posibilidades, que muestra como la vida no responde a una realidad, sino a realidades, tanto potenciales como fácticas, individuales como colectivas...
davilochi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de agosto de 2012
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
A medio camino entre Woody Allen y Grounghog day, esta película ofrece algo verdaderamente difícil de contar y sin embargo lo hace de una manera inteligente, tierna y sencilla, lo suficiente para que parezca a simple vista que existe un pequeño bucle en el que se ha perdido la narración, pero realmente no es así.
Existe un momento en la película que da sentido a toda la narración porque argumenta lo que parece ser la línea maestra de la misma. Las cosas no ocurren por razones, por fuertes que estas parezcan, es el ser humano el que a base de indicios cree encontrar un sentido a todos esos pequeños hechos cotidianos insertándolos en nuestro todo con sentido. Tampoco es que esto sea demasiado original, Hume allá por el siglo XVIII ya expresaba sus dudas al principio de causalidad sospechando que nosotros rellenábamos la vida más de lo debido, al menos más de lo debido científicamente.
Lo meritorio de Hong Sang-soo es que ha sorteado la dificultad de narrar algo como eso de una forma sobresaliente. Las palabras son las que montan las imágenes de la narración, si alteramos alguna de ellas, alteraremos, por tanto, la narración. El poder del discurso también es una idea antigua, Nietzsche aseguraba con toda razón que ellas, las palabras, arman nuestra valores, inauguran nuestras formas de pensamiento, basta con modificarlas para que se altere por completo nuestra estructura mental y moral.
Y eso es, así de simple, lo que ofrece esta producción, una suerte de reflexión en torno a lo que las palabras son para el cine y para la vida.
Se hace con sumo cuidado, y con relucientes toques de un humor muy inteligente acompañado de un cuarteto de actores muy meritorio.
nudodobleblogspotcom
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de marzo de 2012
10 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hong Sang-soo hace de sus diálogos y de las relaciones personales una religión inmaculada.

No nos paramos frente a un film suyo viendo "que" nos propone sino, más bien, "cómo" lo propone. Sabemos que estaremos frente a guiones jugosos, entretenidos y plagados de detalles. Sabemos que habrá personajes coloridos, fracasos múltiples y alcohol. Ya he comentado su cercanía fílmica con Woody Allen y como era de esperar, también podemos observar lo mismo en The Day He Arrives.
Un hombre (director de cine, ¿cuándo no?) que viaja a otra ciudad para reencontrarse con un amigo. Al llegar a la ciudad pierde contacto con el amigo, por lo que se dedica a recorrer las calles donde se reencontrará con varios personajes de su pasado.

Diálogos entretenidos, situaciones conflictivas y desencuentros/encuentros que no llegan a tales.

Una película más en la carrera del prolífico director que nos propone más de lo mismo y aún así, nos sentamos gustosos a disfrutar de un manjar al que nuestro paladar parece ya estar acostumbrado.
Serginhio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de julio de 2012
10 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Curiosa película que debería haberme gustado. Me explico. Me encantan esas películas en las que vemos historias que se entremezclan, en las que los personajes se cruzan una y otra vez, en las que se cuentan las cosas desde diferentes puntos de vista, en las que se muestran hechos cotidianos. Eso es lo que me esperaba cuando empecé a ver esta película, pero a medida que transcurre y avanza la historia, cada vez voy entendiendo menos, y las variaciones sobre la ¿misma? escena empiezan a aburrirme. Al final no he entendido nada, y para mi el arte tiene que transmitir y esta me ha parecido un ejercicio de estilo.
Lo mejor: ese Seul en un precioso blanco y negro, con sus calles, sus gentes.
Lo peor: no entendí que quería transmitir, me he quedado como si no me dejasen jugar.
La escena: ese Seúl frío y lluvioso.
lughnasad
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de octubre de 2011
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desde hace un tiempo Hong Sang-soo es uno de los fijos de cada año. El realizador coreano, cual Woody Allen asiático, filma sus películas como quien respira, plantea dilemas morales a través de unos personajes que ya pertenecen a si mismo y al mismo tiempo nos divierte con su sutil sentido del humor. "The Day He Arrives" es su añadido de 2011 a una filmografía estimable y valiosa, un film que plantea varias posibilidades en un espacio de tiempo reducido y que vuelve a presentar como eje a varias personas relacionadas con el mundo del cine: un director, un actor, etc.

Así, seguimos las conversaciones de un grupo de personas relacionadas con el medio, los intereses amorosos que se van formando, etcétera. Con un ritmo ágil, vamos entrando en este mundo que nos propone el realizador y durante sus escasísimos 79 minutos aceptamos ese juego como si charlásemos con varios colegas mientras tomamos algo en la barra de un bar. El estilo naturalista de HHS funciona así como un reloj y al mismo tiempo, entretiene y deja caer una reflexión sobre las casualidades y el por qué de ciertas cosas. Total, otra buena película de un director que no encajará entre los gustos de todo el mundo (pues su estilo es totalmente europeo, reposado) pero que desde luego vale mucho la pena.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados