arrow

Orphan Black (Serie de TV)

7,2
5.308
votos
Sinopsis
Serie de TV (2013-Actualidad). Sarah (Tatiana Maslany) es una mujer huérfana que es testigo del suicidio de una chica que es idéntica a ella. Sarah decidirá asumir su identidad, cuenta bancaria, hogar y demás… sólo para encontrarse en medio de una tremenda conspiración con clones de por medio. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 >>
13 de mayo de 2013
31 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
Olvídese de “Utopia” y su perfección fotográfica a lo novela gráfica y banda sonora molona calculadas para epatar a los más escépticos. Olvídense de los anunciados carros catódicos de combate proporcionados por “The Americans” y “House of Cards”… que fortalecerán las pantallas de legiones de seriéfilos. Recuerden, eso sí y por un momento antes de olvidarla de nuevo, a la cancelada “Ringer” con Sarah Michelle Gellar… Imagínese que un par de guionistas revuelven, revientan y mutan una historia de dobles idénticos y de robos de identidades en una en una espiral repleta de conspiraciones, acción, impecable ritmo, secretos, cliffhangers, thriller, humor, drama, erotismo, ciencia ficción con estética cyber-punk a confirmar y, por supuesto,… ¡clones! Graeme Manson fue uno de los autores del guión una película de culto como “Cube” y John Fawcett originó con su historia otra de las películas queridas del los seguidores del género: “Ginger Snaps”. Juntos han creado con la ayuda de BBC America “Orphan Black”, que sin comerlo ni beberlo se ha elevado a una de las ficciones más entretenidas y relevantes vistas en tiempo.

Desde un inicio, que podría desembocar a que toda la serie fuera un sueño (o pesadilla), el sofisticado y genial pastiche explota con la primera de las revelaciones que recibirá su protagonista, una huérfana ladrona siempre metida en turbios y delictivos asuntos. Ver como un clon tuyo se suicida delante tuyo no se ve todos los días. Tampoco que adoptes, por necesidades económicas de vida o muerte y para poder recuperar a tu hija, su identidad y acabes descubriendo que era una policía investigada por asuntos internos. El carrusel neo-hitchcockiano está servido y todo se va enredando capítulo a capítulo, bordeando el ridículo y la credibilidad en muchas ocasiones, alcanzando clímax socarrones cargados de humor negro o duplicados con acento y peluca dignos de un sketch de “La hora chanante”. Las cajas chinas se van abriendo capítulo a capítulo y el caleidoscópico argumental está servido. “Orphan Black” se decanta por la ciencia ficción como colchoneta y red para frenar el lanzamiento desde ese trampolín llamado absurdo.

Estamos ante un juego de clones que cabalga entre el ridículo impostado y un recital de ilógicas propuestas y cliffhangers asociados a un entretenimiento mayor, complejo y finalmente inteligente. Tatiana Maslany se desinhibe entre acentos, pelucas y gestos y parece absoluta merecedora de una nominación al Emmy por su interpretación. “Orphan Black” es una ficción que va creciendo en cada capítulo y convirtiéndose en un letal pasatiempo por encima de las distancias de planteamientos absurdos y la cuerda floja de lo burlesco. La serie de BBC America ha sabido concebir el espectáculo a través del suspense y trazados hitchcockianos sin olvidar el thriller contemporáneo y la sofisticación de tanteos hacia la ciencia ficción. Todo un acierto para la serie que aspira a ser lo más revelador y sorprendente del 2013.

Si no la quieres ver al menos recomiéndasela a algunos de tus clones.
Maldito Bastardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de agosto de 2015
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hoy en día nos encontramos con una realidad bastante diferente a la que teníamos hace unos años atrás, menos años de los que parece. Es prácticamente imposible no encontrar un gran abanico en cuanto a variedad de series. El término "serie" hace muchos años considerado de segunda en el mundo cinematográfico es hoy en día uno de los dulces más tentadores para actores de gran prestigio, que ven como las series se están convirtiendo, incluso me atrevería a decir relevando el cine al segundo puesto. En la actualidad estas producciones se están convirtiendo en referencia cultural de nuestras vidas y están dando un salto cualitativo y cuantitativo de calidad.
Para aquellos que pertenezcan a mi grupo en el que el cine no tiene nada que hacer al lado de las series, he de deciros estamos equivocados. Nunca me he enganchado a una serie. Jamás. Pero entiendo todo el mundillo ese, series que están de actualidad, Juego de tronos, House of Cards, Orange is the new black... Series que son buenas, que son elogiadas por la critica y que se han convertido en algo más que un producto audiovisual.
Lo siento pero he pecado en mi amor fanático por el cine, lo confieso. Eso sí que no las vea no quiere decir que nos las considere, obviando muchas excepciones, grandes excepciones como Los Soprano entre otras muchas, la calidad y el valor que están adquiriendo en la actualidad hace que mi cambio de opino esté también justificado.
Tendría que tener decenas de páginas para hablar de este tema, pero si hoy escribo estas lineas es para hablar de la serie en cuestión, Orphan Black.
No es justo que una serie como esta sea ignorada en este y la mayoría de países. ¿Es que es canadiense, y les daña el orgullo a los americanos?¿Es que no tiene caras "conocidas"? o ¿Es que no hay protagonistas cañones que están todo el día con culebrones amorosos? No sé, me hago esas preguntas inocentemente, sin ningún tipo de intención de que sean ellas mismas preguntas y respuestas.
Esto no es una "serie" al uso, lo considero un ensayo audiovisual, reúne todos los ingredientes de una ficción pero esconde temas morales, es en sí filosofía, y todo eso obviando el respeto y la naturalidad con la que se tratan temas como la sexualidad, la identidad, la violencia, la familia. No pone etiquetas, las cosas no son ni blancas ni negras. Ofrece una gama de sentimientos, sensaciones y estados. Es pura vida.
Siento deciros a aquellos que esperan rotas cañones, aquí no los hay, son otro tipo de cañones. Cañones interpretativos, con una desconocida y autentica revelación TATIANA MASLANY. He visto cientos de películas, pero jamás he visto una simbiosis entre personajes y actriz tan inmensa como esta.
También mencionar al resto del reparto, actores muy involucrados con lo que hacen y eso se respira en cada plano.
La ambientación oscura y a su vez intimista que nos invita a reflexionar mientras nos dejamos llevar por su ritmo penetrante.

Son muchas las series que invaden todos los canales, series de todo tipo, muchas de ellas muy buenas, pero que se basan en la multitud, en lo popular, en lo que la masa quiere. Estaría bien que descansaremos un poco de siempre lo mismo, y fijasemos nuestra atención aunque sea en los 5 primeros minutos de esta obra maestra.
Sunshine
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de noviembre de 2015
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me veo obligado a reescribir mi crítica sobre la serie, porque está claro para mí que es una serie que empieza muy bien, pero que no sabe mantener el nivel.
Me recuerda terriblemente a series como Héroes o Prison break. Personajes que cambian de bando sin sentido, personajes que aparecen y desaparecen:
Una pena que su "monitor" tan pronto esté en un bando como en otro, de no saber nada de clones, a resultar que es agente doble (¿o ya triple?) de otra organización que tiene clones masculinos, igual que los policías, que, más que ejercer su labor, parecen dedicarse a vagar sin rumbo por toda la segunda y tercera temporadas.

Como digo, una pena, y es que Tatiana Maslany se merece un monumento por la variedad de matices que da a sus personajes.Desde la mujer luchadora, a la ama de casa neurótica aburrida y alcohólica, pasando por la pija malvada, hasta la asesina del corazón de oro. ¡Y hasta interpreta a un transexual! Aunque la verdad que ese personaje no está a su altura y resulta ridícula con la perilla. (ays estos guionistas...)
Reconozco que la serie engancha y mantiene siempre la intriga, pero tampoco se puede negar los agujeros de guión que van apareciendo con el paso de las temporadas. Difícil mantener el nivel. Aún as´si sigue siendo una serie por encima de la media y que merece la pena ver.

Mención especial para el apartado técnico, la naturalidad con la que primero tres y después hasta 4 clones están compartiendo escena.
Rufus T Firefly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de abril de 2014
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
El año pasado descubrí una pequeña joya sci-fy canadiense, que quizás pasara algo desapercibida, pero que mayormente cosechó buenas críticas de la prensa especializada y que, contra todo pronóstico, consiguió ser renovada. Estoy hablando de "Orphan Black".

Una de las grandes bazas de la serie es su actriz protagonista, la hasta la fecha poco conocida y camaleónica Tatiana Maslany, que realiza un verdadero tour de force interpretativo, llegando a caracterizar a un montón de personajes distintos con diferentes registros, con diferentes acentos y, lo mejor de todo, resultando convincente y brillante en todos ellos. Así la podemos ver en su vertiente más cómica, interpretando a Alison Hendrix (una ama de casa maruja frustrada), en su vertiente más nerd, interpretando a Cosima Niehaus (una graduada en desarrollo evolutivo), en su vertiente más loca y psicópata, interpretando a Helena (una fanática asesina profesional ucraniana) y en su vertiente más sofisticada, interpretando a Rachel Duncan (una ejecutiva de la Dyad Institution). En la primera temporada sólo tuvimos el gusto de conocer a estos clones, pero seguro que la segunda temporada nos reserva más personajes con los que Maslany podrá seguir demostrándonos lo mucho que vale, dado que lo hace con la sufciente maestría como para que lleguemos a creer que nos encontramos ante personas distintas, con vidas y personalidades completamente opuestas, que sólo parecen tener en común una cosa: un mismo rostro. Incluso en algún momento interpreta a uno de los clones haciéndose pasar por otro; vamos, que la chica tiene un verdadero don para la interpretación. También tengo que hacer una mención especial a la variedad de acentos y a las múltiples pelucas que luce Maslany para interpretar a todos estos personajes, que son estupendas, y que me han hecho recordar una serie que también creó su propia mitología: "Alias".

Otro as de la serie es Felix, o Fee como le llama Sarah (interpretado por Jordan Gavaris), el inseparable amigo de Sarah. Crecieron juntos en el mismo centro de acogida y desde entonces siempre se han tenido el uno al otro para sacarse las castañas del fuego y ayudarse en todo lo que han podido. Felix es descarado, deslenguado, sarcástico, extravagante, manipulador, libertino y, por todo ello, resulta sumamente divertido a la par que ferozmentye leal a Sarah y a sus gemelitas huérfanas. Además es evidente la clara química existente entre Maslany y Garvaris, una química que traspasa la pantalla y hace que percibamos su relación y su estrecho vínculo afectivo como algo totalmente creíble.

La serie toca temas que ya han sido tratados en diversas ocasiones, pero que no por ello resultan menos interesantes. El tema de la doble identidad fue tratado, sin ir más lejos, por la mediocre "Ringer". Todos los fans de "Buffy" que se tragaron "Ringer" por su actriz protagonista (yo tuve que dejarla hacia la mitad, porque era verdaderamente infumable, con sus vergonzosos diálogos y sus espantosas escenas grabadas sobre descaradas pantallas verdes, que hacían que las de "Once Upon a Time" parecieran incluso reales) tendrán su recompensa viendo "Orphan Black", que podríamos decir que es su versión mejorada. En ella se tratan temas interesantes como cuan diferente puede resultar una misma persona si se cría en un entorno o en otro, o el peligro de llevar la ciencia a niveles a los que no debería llegar.

El clon Alison (la encantadora e hilarante "desperate housewife") nos ha ofrecido los mejores momentos cómicos y es sin duda uno de mis clones favoritos. Esa ama de casa desquiciada, una fantástica mezcla de Gabby, Bree, Lynette y Susan. Se trata de una neurótica empedernida, que practica el yoga y la meditación para hacer frente a sus múltiples trastornos (es adicta a las pastillas, tiene una peligrosa afición a las armas y nunca le dice que no a una buena copa de Chardonnay). Me encanta cuando se pone guerrera porque la situación lo requiere.

Se trata de una serie bien escrita que, aún y con toda la complejidad de sus tramas y subtramas, nunca pierde el norte, muestra un pulso firme y siempre mantiene un ritmo adrenalínico, que no permite que te aburras ni un solo momento. La serie es una buena mezcla de varios ingredientes: tiene ciencia ficción, acción, humor e intriga. La serie está creando su propia mitología, al igual que hicieron otras series como "Alias" con todo el tema de Rambaldi. Con "Alias" también coincide en el tema de las chicas guerreras (¡cómo me gusta ver a estas superheroínas pegar patadas, saltar por los aires y ser mucho más letales que los hombres!). En mi opinión, la serie tiene ese inexplicable factor X que a otras series del mismo género les ha faltado (veáse "Dollhouse" o incluso la en mi opinión sobrevalorada "Fringe").

Ahora nos queda por ver qué nos depara esta segunda temporada, que por el momento ha recibido alabadoras reviews por parte de la crítica especializada.
dovith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de mayo de 2014
7 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es una serie sorprendentemente buena. A pesar de que a muchos potenciales espectadores les pueda echar para atrás que sea canadiense, mi consejo es que no se la pierdan, porque es de lo mejor que se ha hecho en mucho, mucho, mucho tiempo.
Me la recomendó un amigo y me despertó bastante curiosidad, que se vio acrecentada por la temática de la serie y por su ambientación espectacular. Pero el verdadero motor de esta serie es Tatiana Maslany. Sin ella "Orphan Black" no podría haberse realizado, es increíble ver como matiza cada personaje de distinta manera, con distintos acentos, miradas y gestos, es un trabajo espectacular y muy poco reconocido.

Cada capítulo que pasa me engancha más y más, los giros inesperados alimentan una trama llena de misterio y suspense, no se la pierdan.

Mi nota: 10
I love Norton
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados